Madrid alternativo

huertaVivimos una crisis alimentaria y ecológica que se manifiesta a través del denominado “mal de las vacas locas”, los pollos con dioxinas, el mercurio y otros contaminantes de los peces o la invasión química tóxica de nuestros cuerpos con la multitud de tratamientos sintéticos (fertilizantes, plaguicidas, conservantes, saborizantes, etc.) que se utilizan sobre frutas y verduras en la agricultura industrial o en alimentos preparados. Además, hace unos meses ha comenzado la comercialización de productos transgénicos bajo etiquetado (no para todos). Estas amenazas directas contra la misma vida están llevando a multitud de personas a autogestionar su alimentación.

No es sólo una apuesta por la salud y la ecología, significa también la construcción de unas maneras de relacionarnos enfrentadas a la teoría y práctica del capitalismo globalizador. Numerosas familias madrileñas se han constituido en cooperativas de consumo biológico autogestionadas. Frente a la complejidad de los intercambios comerciales de la sociedad de consumo; la sencillez de la relación directa productor-consumidor. Si se globaliza la producción; relocalización económica. Crece el antagonismo cantidad-calidad.

Eficacia en la sencillez

“Es tan sencillo como que, cada familia perteneciente a la cooperativa, los martes hace el pedido de la semana siguiente y adelanta el dinero. La base de frutas y verduras las cultiva un grupo de agricultores de la Vera (Cáceres) que se desplazan a Madrid para servir a los grupos. Otros artículos los recibimos en Mercamadrid. A cada persona le toca, de manera rotativa, realizar alguna gestión; eso se decide en la asamblea de la cooperativa, que se hace una vez al mes”, explica Paco, de La Dragona, cooperativa de Ecologistas en Acción.

En la actualidad, las cooperativas de consumo autogestionado de Madrid se reparten entre la Coordinadora de Grupos de Consumo Agroecológico de Madrid, que comprende colectivos como el citado La Dragona, A Salto de Mata, Ecosol, varios proyectos de la Red Autogestionda de Consumo (RAC, antes Grupos Autogestionados de Konsumo GAK´s), Hortaleza, la del Centro de Asesoría y Estudios Sociales (CAES), Subiendo al Sur, El Cantueso o Redes. Grupos como La Eskalera Karakola, un centro social okupado en el barrio de Lavapiés o La Nave de los Locos no están en la Coordinadora. Otro proyecto de gran tamaño es el del colectivo Bajo el Asfalto está la Huerta (BAH).

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *