Viviendas antisísmicas de tierra, reglas para el diseño, sistemas estructurales favorables

eb-e03-09En el “Forschungslabor für Experimentelles Bauen” (FEB; Instituto de Investigación de Construcciones Experimentales) de la Universidad de Kassel, Alemania, fueron estudiados los efectos de seismos de alta intensidad en viviendas de tierra de un piso y fueron construidas cinco viviendas prototipo en México, Guatemala, Ecuador, Bolivia y Chile.

El resultado de estos proyectos de investigación, es la percepción de que no es la tierra como material de construcción, que conduce a daños durante un seismo, sino errores en el diseño estructural o una mala ejecución de obra.

La ponencia describe los típicos errores que conducen a daños o colapsos después de seismos de alta intensidad en viviendas rurales analizadas en Guatemala, Argentina y Chile. Se dan reglas de diseño para optimizar plantas, vanos para puertas y ventanas y uniones críticas. Se muestran además, soluciones estructurales exitosamente analizadas para muros de tapial reforzados con bambú, cúpulas y bóvedas pretensadas y sistemas dúctiles con muros de elementos textiles rellenos con tierra y techos estructuralmente aislados.

El barro como material de construcción ha perdido credibilidad debido a que gran parte de las viviendas nuevas construidas en tierra no resistieron terremotos recientes, y debido al prejuicio de ser considerado como “material de los pobres”.

En Mendoza, Argentina, por ejemplo, está prohibido construir viviendas con adobes, a pesar que más del 80 % de la población rural, alrededor de la ciudad, sigue construyendo sus viviendas con dicho material. Por otra parte en Mendoza, muchos casos de viviendas de ladrillos cocidos o bloques de mortero, se derrumbaron de igual manera que las viviendas construidas con adobes.

En la ciudad se pueden ver viviendas antiguas construidas con muros de tapial, que resistieron todos los seismos de los siglos pasados.

Las investigaciones

El resumen de las investigaciones llevadas a cabo en diferentes regiones de los Andes demuestra que: No es la tierra como material de construcción la causa de los daños en un seismo, sino un diseño estructural no adaptado al sismo o una obra mal ejecutada.

 

Contenido relacionado

Una vivienda que surge del paisaje Esta casa surge de la propia tierra, en las montañas de León, llena de asombrosos detalles de colores y formas. Esta vivienda destaca entre las dem...
Geobiología y Bioconstrucción. 2ª parte Con toda probabilidad la realidad del estudio geobiológico cuando lo hacemos actualmente  no tiene nada que ver con la capacidad de percepción biosens...
Casa Faralló: adaptación al entorno Realizamos una primera visita a la parcela en un gran día de primavera en el que descubrimos el enclave del Barranco de Infierno, en La Vall de Laguar...
Modernidad, comodidad y Bioconstrucción Una definición de Laia hace referencia a una sencilla y hermosa herramienta con la que los hombres y mujeres del País Vasco labraron codo con codo su ...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *