Viviendas adaptadas al clima de las islas Aleutianas


A primeros de mayo tuvo lugar en la ciudad norteamericana de Portland (Oregon) la entrega de premios de la Competición Internacional “Living Aleutian Home Design Competition” ideado para promover la construcción de una vivienda experimental en la Isla de Atka (Islas Aleutianas, Alaska, EEUU). El primer premio lo obtuvo el grupo de jóvenes arquitectos españoles conformado por Julio Rodríguez Pareja, Nacho Román Santiago y Daniel Martínez Díaz (Taller Abierto).

De entre más de cien propuestas de todo el mundo, cabría destacar la participación de la arquitectura española, quedando finalistas otros dos equipos españoles, 2SIS Arquitectes (Girona), Studio 24 (Madrid).

El concurso fue convocado por las organizaciones Aleutian Housing Authority , Cascadia Green Building Council e International Living Future Institute, con el fin de encontrar un diseño de casa capaz de responder de manera eficiente al problema de la vivienda en un lugar tan especial desde el punto de vista geográfico y climático como es la Isla de Atka. La situación, el tamaño, y las actuales infraestructuras de la isla, hacen de este lugar un motivo de reflexión especialmente interesante acerca de la construcción de viviendas, teniendo en cuenta la dificultad del transporte de material y la carencia de materias primas in situ.

Basándose en estas premisas, el proyecto elegido propuesto por el estudio madrileño Taller Abierto desarrollaría un modelo de vivienda, que además de dar respuesta a los requerimientos funcionales previstos por el concurso, basara su diseño formal en las condiciones climatológicas y geológicas de Atka. Su forma en sección responde a un perfil aerodinámico, y su construcción se fundamenta en un sistema de elementos prefabricados ensamblados fácilmente transportables. La vivienda se nutre energéticamente del viento, el agua de lluvia y el calor de la tierra, favoreciendo así la necesaria sostenibilidad del proyecto. No en vano las Islas Aleutianas son conocidas como la cuna de los vientos.

Si bien el exterior de la vivienda adopta una condición material metálica severa, capaz de responder a las duras condiciones climatológicas, el interior se cualifica por la confortabilidad cálida que aporta una estructura y acabados de madera.

Se prevé en un futuro próximo que se den los primeros pasos para su construcción por parte de las autoridades Aleutianas, cabiendo incluso la posibilidad de que el prototipo sea repetido en diferentes localizaciones dentro de este singular marco geográfico, comprobándose así en lugares distintos su adaptabilidad al medio.
Mas info: www.tallerabierto.es

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *