Vivienda ecológica de madera, piedra y lana de oveja

Vivienda ecológica

Con esta Vivienda ecológica de madera, piedra y lana de oveja, ubicada en Gistaín, en el Pirineo oscense, el estudio Edra Arquitectura km 0, ubicado en Ayerbe (Huesca) se consolida como uno de los estudios de arquitectura de España especializados en arquitectura sostenible más renombrados. Su fundadora, la arquitecta Àngels Castellarnau, ha recibido esta mañana en Zaragoza por segundo año consecutivo el Accésit de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Premio de Arquitectura Fernando García Mercadal.

Castellarnau, especialista en arquitectura sostenible en España, y experta en construcción en tierra, ha creado con su rehabilitación una “casa pasiva”, respetuosa con el medio ambiente, utilizando materiales naturales de Pirineo como madera, lana de oveja y piedra. El resultado, una casa contemporánea y sostenible realizada con materiales de proximidad, naturales, utilizando tecnología de construcción puntera y contando con profesionales de la zona a los que han formado en la técnica necesaria.

La arquitecta se mostraba esta mañana, al recibir el premio, agradecida con el jurado por reconocer su trabajo, “que refleja que se pueden llevar a cabo proyectos con sostenibilidad ambiental, social y económica”. También daba las gracias a su cliente, “una pareja de Valencia enamorada del Pirineo, por apostar por la sostenibilidad y confiar en mi propuesta”. Y por último, al equipo de trabajo que ha desarrollado el proyecto, “porque tanto la empresa constructora,  Construcciones Bruned, como sus gremios, son compañías locales que se han adaptado para acometer una obra diferente que requería una hipertecnificación en temas de construcción sostenible y lo han resuelto con una calidad brillante. Por eso este proyecto implica también sostenibilidad social, porque sembramos conocimiento técnico para construir reduciendo el impacto ambiental, y eso revierte en la zona”.

Una vivienda ecológica

Siguiendo los criterios de “casa pasiva” de la arquitectura bioclimática, que busca minimizar el consumo energético, la borda de Gistaín, de tres plantas, se vació por completo y se construyó una “caja vivienda” de madera del Pirineo que se colocó en su interior.  El preciso diseño bioclimático realizado permite un aislamiento óptimo a la vez que gestiona la entrada de luz, con aprovechamiento máximo de la iluminación natural, y la ventilación natural y forzada. La lana de oveja en la parte interior de los muros de piedra existentes permite optimizar el aislamiento. El proyecto incluye un sistema de control higrotérmico natural, complementado con una calefacción de biomasa y un sistema aerotérmico pionero de recuperación de calor. Se han evitado determinados plásticos, poliestirenos, materiales contaminantes y sistemas constructivos para reducir las emisiones de CO2 en casi un 40 %.

La arquitecta ya recibió este mismo premio el año pasado por su casa de tapial en Ayerbe, un proyecto único de arquitectura bioclimática llevada al máximo, que también resultó galardonado en 2016 con el Terra Award (Premio Internacional de Arquitectura Contemporánea en Tierra Cruda), y en 2017 con los

Premios de Construcción Sostenible de Castilla y León, galardones de referencia en el sector a nivel nacional, en la categoría de residencial unifamiliar.

Àngels Castellarnau lleva más de diez años investigando, recuperando, reinterpretando y difundiendo la arquitectura tradicional, renovando las técnicas y depurando los sistemas constructivos utilizados en cada zona. Sus proyectos siempre buscan además recuperar el vínculo del hombre con el territorio, interviniendo también con huertos, campos de olivos o viñedos.

Castellarnau, con su equipo de Edra Arquitectura Km 0, está inmersa en dos interesantes proyectos, pioneros en tierra en España, que están a construyéndose en la actualidad en Aragón. Un hotel bioclimático de cinco estrellas en la turística zona del Matarraña (Teruel), de tapial, que prevé finalizar en primavera de 2019, autosostenible, con un sistema fotovoltaico para autocons

umo de energía, con recuperación de aguas, y con casi emisiones 0. Y una vivienda unifamiliar en Almudévar construida con tapial, madera y paja. Fuera de Aragón, en Collbató (Barcelona) está empezando la rehabilitación y ampliación de una masía del siglo XIX, que será utilizada como casa rural, con bloques de tierra comprimida (BTC), que a su vez contará con un muro trombe.

Àngels Castellarnau ha creado, Junto con la arquitecta palentina Pilar Díez, la plataforma “Made in tierra Spain”. Además de organizar talleres y conferencias sobre arquitectura en tierra, con esta plataforma se responsabilizan de comisariar en España la exposición internacional itineranteArquitectura en tierra de hoy” del Premio Terra Award, que exhibe las obras de los 40 finalistas de la edición de 2016. La exposición será exhibida en distintas ciudades españolas, empezando este mes de octubre en Castilla y León, acompañada de actividades paralelas que fomenten la difusión de la arquitectura respetuosa con el medio ambiente. Además, el proyecto de tapial de Ayerbe protagoniza el cartel de la versión alemana de esta exposición itinerante y la arquitecta ha sido invitada a Stuttgart para participar en una mesa redonda de inauguración a mediados de este mes.

Edra Arquitectura km 0 forma parte de Edra Cultura y Natura junto con la empresa vinícola Edra Bodega, abordando proyectos que aúnan agricultura y arquitectura con criterios ecológicos.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *