Usar las plantas correctas puede reducir la contaminación interior y ahorrar energía

plantas de interior

Las plantas reducen la contaminación. La gente en los países industrializados pasa más del 80% de su vida en el interior, cada vez más en edificios herméticos. Estas estructuras requieren menos energía para calefacción, ventilación y aire acondicionado, pero pueden ser peligrosas para la salud humana si partículas y gases potencialmente tóxicos, incluyendo monóxido de carbono, ozono y compuestos orgánicos volátiles, de fuentes tales como muebles, pinturas, alfombras, etc. y el equipo de oficina se acumula. Las plantas absorben toxinas y pueden mejorar la calidad del aire interior, pero sorprendentemente se sabe muy poco sobre qué plantas son mejores para el trabajo y cómo podemos hacer que las plantas rindan mejor en el interior.

En una revisión publicada el 19 de abril en Trends in Plant Science , Frederico Brilli, fisiólogo de plantas del Consejo Nacional de Investigación del Instituto de Italia para la Protección Vegetal Sostenible, y sus colegas concluyen que un mejor conocimiento de la fisiología de las plantas, junto con la integración del sensor inteligente -las tecnologías de limpieza de aire controlada, podrían mejorar la calidad del aire interior de una manera rentable y sostenible.

Las plantas mejoran la calidad del aire a través de varios mecanismos: absorben dióxido de carbono y liberan oxígeno mediante fotosíntesis, aumentan la humedad al traspasar el vapor de agua a través de poros microscópicos y pueden absorber contaminantes pasivamente en las superficies externas de las hojas y en el sistema raíz-suelo de la planta . Pero las plantas generalmente se seleccionan para uso en interiores, no por sus capacidades de purificación de aire, sino por su apariencia y capacidad de supervivencia, al tiempo que requieren poco mantenimiento. “Para la mayoría de nosotros, las plantas son solo un elemento decorativo, algo estético, pero también son otra cosa”, dice Brilli.

Sorprendentemente, se han realizado pocas investigaciones para cuantificar los efectos de diferentes especies de plantas en la calidad del aire interior. La NASA realizó un trabajo pionero en la década de 1980, pero se basaron en un enfoque experimental simple; aún no se han realizado estudios con métodos y modelos de investigación modernos y más sofisticados. Se necesita más investigación para identificar las características de las especies de plantas de mayor rendimiento en ambientes interiores, incluyendo su morfología (es decir, forma y tamaño de la hoja), anatomía y fisiología (es decir, tasa de asimilación de CO2). Según Brilli, tales estudios podrían mostrar cómo “optimizar el uso de plantas en el interior, en términos de cuántas plantas por metro cuadrado necesitamos para reducir la contaminación del aire a un cierto nivel”.

También se necesita investigación para comprender los microbiomas de las plantas: las poblaciones de microorganismos (bacterias y hongos) que viven con las plantas tanto en el suelo como en las superficies de las hojas. Este microbioma participa en la eliminación de contaminantes transportados por el aire, pero la contribución de diferentes especies microbianas para eliminar contaminantes es actualmente desconocida. Algunos microbiomas también pueden tener efectos negativos en la salud humana , como desencadenar alergias y problemas de inflamación pulmonar, por lo que será importante saber cómo identificarlos y evitarlos.

Brilli y sus colegas no imaginan que las plantas reemplacen los modernos sistemas de calefacción, ventilación y aire acondicionado, pero argumentan que la integración de las plantas con redes de sensores inteligentes y otras tecnologías computarizadas podría hacer que se redijese la contaminación que la limpieza del aire sea más rentable y sostenible. Según Brilli, “los fisiólogos de las plantas deberían trabajar con los arquitectos para mejorar el verde en el interior”.

Más información: Trends in Plant Science , Brilli et al .: “Plantas para la mejora sostenible de la calidad del aire interior” http://www.cell.com/trends/plant-science/fulltext/S1360-1385(18)30046-3DOI: 10.1016 / j.tplants.2018.03.004

 

Nueva técnica para detectar la contaminación del aire interior por moho

Contenido relacionado

Lo que esconden las pinturas convencionales Lo que esconden las pinturas convencionales Según la Federación de las Industrias de Pinturas, tintas, colas y adhesivos francesa (FIPEC), existen ...
La exposición nocturna a la luz podría llevarte a ... Antes de que existiera la luz electrica, la gente se despertaba con la salida del sol y se acostaba cuando quedabamos a oscuras. Hoy en día todo es mu...
Electropolución culpable de los problemas de sueño... La electropolución es un problema de nuestro tiempo que puede afectar seriamente nuestra salud. El sueño es indispensable para recuperar nuestras f...
Los retardantes de llama HBCD no podrán ser más pr... Los retardantes de llama HBCD no podrán ser más producidos o utilizados. Esta decisión fue tomada por los representantes de más de 160 países a fines ...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *