Un paseo por Torri Superiore

TorriFrenteEn una charla con Massimo Candela, Presidente de la “Associazione Culturale Torri Superiore”, se exploran algunos aspectos de la vida en comunidad y el proceso de construcción de la ecoaldea donde lo más importante, desde el principio, ha sido el “factor humano”.

Llevaba tiempo queriendo visitar este lugar recóndito de mi Italia natal, tan famoso en el ámbito del movimiento de ecoaldeas y también porque algunos de sus miembros están relacionados con la Academia Italiana de Permacultura. Así que el pasado agosto, junto a mi familia realicé una breve, pero muy interesante, visita a Torri, durante la cual pude hablar con Massimo Candela y conocí de cerca el modus vivendi de una ecoaldea típicamente mediterránea.

Pasamos en Torri 3 días estupendos, disfrutando de sus comidas y vinos, de su magnifico paraje natural, de baños en un río de aguas cristalinas, de la compañía de personas de distintas nacionalidades y por supuesto de sus simpáticos aldeanos.

El proyecto

El proyecto de Torri como ecoaldea empieza a delinearse a partir de 1996 cuando, al ser invitados a una conferencia sobre medicinas alternativas y biomedicina de un ayuntamiento cercano, entran en contacto con la Red Global de Ecoaldeas, rápidamente comprendieron que había mucha gente alrededor del mundo que estaba metida en experiencias muy similares. Pasado algún tiempo les ofrecieron llevar la Secretaría europea del GEN.

Inicialmente fueron Asociación Cultural para la recuperación de patrimonio arquitectónico, desarrollando alternativas para otras formas de vida en entornos marginales; trabajar con el concepto de comunidad fue de forma natural, se introdujeron sistemas para trabajar con tecnologías de bajo impacto, rehabilitar con materiales naturales, producción de los propios alimentos. Massimo comenta “así pues, la parte ecológica tuvo una entrada natural en nuestro proyecto.”

Torri Superiore es un proyecto de ecoaldea que se desarrolla en un entorno típicamente mediterráneo, implica trabajar sobre aldeas ya construidas y para rehabilitar, donde no existe flujo económico, aún hay una fuerte despoblación y resulta complicado crear empleo. Torri tiene estas características, llevado a cabo gracias al trabajo de gente joven, a través de organizaciones de voluntariado internacional, con un estilo de vida comunitaria. “Hay una gran necesidad de escapar de la estructura clásica de la familia, de las relaciones laborales en la ciudad. Y hay una gran necesidad de socialización, que es la regla número 1 para poder vivir en una comunidad, que a pesar de tener sus dificultades ayuda a tener una socialización de alto nivel”. 

 

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *