Un auténtico espacio vital

hollegha1La casa de Ana y Jürgen, construida en 2012 en Miraflores de la Sierra, es una cooperación entre el estudio madrileño Hollegha Arquitectos y la empresa alemana Baufritz, y un ejemplo de arquitectura sostenible y sana. La composición de sus materiales garantiza la ausencia de sustancias nocivas en el ambiente de la vivienda y sus elementos están producidos bajo riguroso control medioambiental.

La “biología de la construcción” es una ciencia que ha surgido de la necesidad de analizar las 4 paredes que nos rodean, e identificar los factores que pueden tener influencias negativas tanto sobre nuestra salud como sobre el medio ambiente.

La lista es larga y variada: humedades, emanaciones, campos electromagnéticos, contaminación, gestión de recursos y energía… Hacer una casa “limpia”, ecológica, sana, respetuosa que a la vez ofrezca todas las comodidades propias de nuestro estilo de vida, no es tarea fácil. De hecho, requiere muchísima dedicación por la cantidad de factores a tener en cuenta y las continuas actualizaciones en el sector.

Nosotros, como estudio de arquitectura, tratamos cada proyecto individualmente para responder a sus necesidades concretas. Para poder ofrecer construcciones con garantía ecológica contamos con un vínculo con la empresa alemana Baufritz, que lleva varias décadas investigando e innovando en este sector y que ofrece un sistema de construcción pensado hasta el último detalle y con libertad de diseño casi ilimitada.

Historia de un pionero de la construcción ecológica

Fundada en 1896 como carpintería artesanal, Baufritz cambió su enfoque en los años 70 para dedicarse exclusivamente a la producción de viviendas ecológicas. El motivo fue personal: la esposa del dueño había enfermado de cáncer y buscaron la raíz de su enfermedad en el hecho de haber estado expuesta durante muchos años a pegamentos, barnices y otras sustancias químicas utilizadas en el taller.

Hoy en día, con un volumen de producción de unas 250 casas al año, están representados en varios países europeos, mientras su sede y el núcleo de fabricación sigue siendo el pueblo de Baviera donde empezaron. La primera vivienda para la península ibérica se construyó en 2012. Con sus elementos producidos en Alemania, fue montada en Miraflores de la Sierra (Madrid) en apenas unos días.

hollegha2

La construcción con paneles fabricados en taller, garantiza la calidad de cada uno de sus componentes.

¿Cómo y por qué trabajar con el modelo Baufritz?

Las casas, diseñadas individualmente por los arquitectos colaboradores de Baufritz, se fabrican en taller. Los grandes paneles, conteniendo todos sus elementos arquitectónicos, se llevan a su destino listos para ensamblar unos con otros y solo pendientes de su acabado final y de las conexiones de las instalaciones.

Este procedimiento, de fácil ejecución por tratarse de construcciones de madera, permite ejercer un control completo sobre todos los factores y materiales que intervienen en la construcción, algo que de otro modo sería imposible y en muchos casos de construcciones ecológicas es la causa de un nivel de calidad no garantizado. Además, las instalaciones de producción de Baufritz son ejemplares a nivel de gestión de materia prima y de gasto energético, de reducción de desplazamientos tanto de material como de personal, y son, de hecho, el único productor del sector con el certificado EMAS (Eco-Management and Audit Scheme) de la Unión Europea. Una casa Baufritz neutraliza un mínimo de 40 toneladas de CO2, una cantidad que equivale a las emisiones de un turismo medio en 200.000 km de recorrido (1).

Respaldados por un equipo de más de 20 biólogos especializados en diferentes ámbitos de la construcción, la empresa somete a continuos controles y procesos de desarrollo a sus productos, y ejecuta mediciones rutinarias de niveles de sustancias nocivas en fábrica y en obra.

Se ha convertido en una referencia no sólo para personas con conciencia ecológica, sino también para personas con problemas de salud o que simplemente quieren ejercer su derecho a una vivienda saludable y con ausencia garantizada de sustancias nocivas en su ambiente. Parte del servicio es realizar una medición de la calidad del aire dentro de la vivienda una vez terminada la construcción. Para ello se utiliza un aparato llamado cariñosamente “nariz electrónica”, aunque se distingue de una nariz en un punto clave: detecta justamente las sustancias nocivas que no huelen y por eso podrían pasar desapercibidas.

La construcción respetuosa con el medio ambiente no siempre es a la vez una construcción respetuosa con el organismo humano. En el afán de minimizar el consumo energético, a veces se utilizan métodos que perjudican al habitante: espacios demasiado herméticos en conjunto con la utilización de materiales sintéticos, pueden ser la causa de un ambiente tóxico en nuestras viviendas. Son cada vez más las personas que buscan un entorno que las proteja y que mejore su calidad de vida. En muchos casos son personas con enfermedades crónicas o cáncer. En otros son alérgicos, e incluso personas con sensibilidad química múltiple (SQM).


BaufritzLa composición del “muro integral” es resultado de más de 30 años de investigación y ha sido puesta a prueba en cientos de edificios:

1- Acabado interior (18 mm).
2- Espacio para instalaciones eléctricas (30 mm).
3- Pantalla contra ondas electromagnéticas Xund (12 mm).
4- Capa protectora de papel técnico.
5- Aislamiento térmico biológico Hoiz (24 cm).
6- Capa hermética al viento (16 mm). 7- Espacio de ventilación.
8- Fachada de madera.
9- Bajante de aguas pluviales.


La experiencia de un proyecto hecho con este sistema: la vivienda en Miraflores

Mientras en lo que Baufritz llama su “sastrería de casas” se preparaba cada pieza de la futura vivienda que se había diseñado según las necesidades espaciales y los deseos formales de sus futuros habitantes, Ana y Jürgen, en el terreno de construcción se hormigonó una plataforma base, armada no de metal sino de fibra sintética (Sika Fiber M48) para evitar la aparición de campos magnéticos, y aislado del suelo mediante una lámina impermeabilizante (Sisalex 871) que actúa de barrera contra gases como el metano y el radón. La casa fue trasladada a su destino en varios camiones que transportaban los cerramientos exteriores, tabiques, forjados, porches y la escalera interior listos para ser ensamblado in situ. Antes de montarlos, se colocó una capa aislante impermeable (Knauf Katja Sprint) sobre la base de hormigón.

El “muro integral” es un sandwich de 37 cm de espesor, con entramado estructural de madera. Las características de la madera la convierten en un excelente material de construcción en cualquier zona climática. En el caso de Miraflores se puso una fachada ventilada de madera, tratada con resinas naturales para protegerla contra la intemperie. Es importante no cerrar los poros para que el muro mantenga la capacidad de “respirar”. El núcleo interior está formado por montantes estructurales de madera maciza de 24 x 4,8 cm y 62,5 cm de distancia a ejes, y aislamiento térmico ecológico (Hoiz). Una placa de yeso natural y carbono con toma de tierra (Xund) forma una barrera muy eficaz contra las ondas electromagnéticas del ambiente y actúa de protección contra el fuego. El acabado interior, en este caso, es de pintura.

hollega4

La chimenea, abierta hacia el comedor y el salón, separa visualmente los dos ambientes.

Hollegha6

Gran parte de los muebles se eligieron de las series de Team 7 y Voglauer, otros dos fabricantes ejemplares en sostenibilidad y ecología.

Hollegha4

En el interior de la casa se prestó mucha atención a la selección de materiales, la calidad espacial y la iluminación.

Una vez montada la casa, todas las instalaciones eléctricas se introducen en un espacio hueco de 30 mm que se encuentra directamente detrás de la capa de acabado interior. Este sistema permite efectuar cambios posteriores con facilidad.

La casa está equipada con un sistema de ventilación natural controlada que filtra polen y contaminación y reduce la pérdida de energía por diferencias de temperatura.

Se instaló suelo radiante en toda la superficie, combinando placas solares y bomba de calor aire-agua como fuentes de calor, más una chimenea-estufa de cerámica que crea un ambiente cálido y acogedor en el salón.

Toda la casa es extremadamente luminosa y busca la conexión visual con el exterior en todo momento. Hasta la bañera tiene un mirador hacia el jardín. En la planta baja, un espacio salón-comedor de más de 50 m2 se abre hacia la montaña en la fachada principal y conecta con el porche en el lateral. Un despacho, orientado al noreste y a la zona tranquila del jardín, ofrece una posibilidad de retiro. Los 3 dormitorios en la planta alta, el principal equipado con vestidor, un espacioso baño y sauna, dan a un espacio biblioteca, abierto hacia la escalera y con grandes ventanales.

hollegha3

Se ha conservado el máximo posible de los árboles naturales del terreno.

La vivienda tiene 265 m2 construidos sobre una parcela de 1.080 m2 que linda con un terreno rústico de dominio público en una franja de 40 m, lo que permite una vista directa a las montañas cercanas. Este factor y la proporción de la parcela fueron decisivos para la orientación de la casa, que en este caso no pudo respetar el esquema sur-norte recomendado.

La piscina se instaló con sistema de depuración biológica que imita el ecosistema acuático natural, realizado por la empresa Quarta Natura. Se trata de un ecosistema artificializado, creado y mantenido por el hombre, dado que se pretende mantenerlo en un punto determinado de su evolución natural. Consiste en un vaso de regeneración y un vaso de filtración que están en continuo intercambio con el vaso de baño.

El suelo radiante de la piscina está conectado con las placas solares para absorber picos de producción y así alargar la temporada de baño. Las ventajas de una piscina biológica son evidentes: una vez instalada, su coste de mantenimiento es prácticamente cero y el agua se mantiene limpia sin necesidad de aditivos químicos.

Para limpiar el agua potable de impurezas como metales o sustancias químicas, se instaló un sistema de filtración a base de cartuchos de carbón activado (Carbonit Quadro) que garantiza su total absorción y funciona sin ningún gasto energético, ya que necesita únicamente la presión del agua. Adicionalmente, se puso un revitalizador de agua, un sistema elaborado por el austriaco Johann Grander para mejorar la calidad y las propiedades del agua.

Hoy, Ana y Jürgen llevan más de año y medio viviendo en su casa. “La experiencia ha sido muy positiva. Nuestras exigencias y nuestras expectativas fueron altas, y se han cumplido”, dicen. Su casa es un proyecto piloto en España y su relación con Baufritz sigue siendo estrecha, por lo que han decidido poner su experiencia a disposición de todas las personas interesadas en esta propuesta de arquitectura sana y ecológica. Quien lo desee, puede contactar con ellos a través de Hollegha Arquitectos. 


Características energéticas del edificio

El terreno corresponde a la zona climática E1 que requiere una transmitancia igual o menor a U=0,57W/m2K según CTE. En la realidad, el edificio cuenta con un coeficiente de transmitancia de U=0,20W/m2K para el cerramiento exterior, U=0,50W/m2K para ventanas, U=0,29W/m2K para suelos y U=0,12W/m2K para la cubierta.

Baufritz ofrece cerramientos exteriores de hasta U=0,11W/m2K, lo que corresponde a una casa pasiva.


Hollegha5Aislamiento “cradle to cradle”

El aislamiento térmico Hoiz, compuesto por las propias virutas de madera sobrantes del proceso de fabricación de los paneles constructivos, obtuvo la certificación “cradle to cradle” (100 % reconvertible en materia prima) como primer material aislante a nivel mundial. Para proteger la madera contra incendios, insectos y hongos, se utilizan sustancias ecológicas como suero y soda alcalina. En la producción del aislamiento Hoiz, se emplea solo un 5 % de la energía que sería necesaria para la producción de espuma de poliestireno. Su coeficiente de transmitancia es de U=0,049W/m2K. Otra gran ventaja es que, al contrario de otros aislantes, está abierto a la difusión de vapor.


Campos magnéticos y electromagnéticos

Tanto los campos magnéticos que aparecen cerca de elementos metálicos, como las ondas electromagnéticas emitidas por aparatos electrónicos y antenas, tienen una influencia negativa sobre nuestro organismo y pueden ser la causa de molestias crónicas como el insomnio.

Para evitar los primeros, se sustituye el acero del hormigón armado por fibras. Cuando hay elementos constructivos de metal, se puede aplicar el método de la desmagnetización para neutralizarlos antes de su colocación.

La placa de yeso natural laminado Xund, desarrollada por Baufritz, actúa como pantalla con una eficacia de hasta 99 % contra las ondas electromagnéticas del ambiente exterior. Contiene una fina capa de carbono y se coloca con toma de tierra. Es un dato sorprendente que el 1 % restante de las ondas es suficiente para un uso normal de telefonía móvil dentro de la casa. Para Ana y Jürgen fue un detalle de suma importancia que todo el cableado fuese blindado y que el cuadro eléctrico dispusiera de desconectadores de corriente por zonas. También desistieron de instalar dispositivos inalámbricos, en cambio pusieron domótica por cable.

A_01 fuente IBN_e

Comparación de la densidad de los flujos magnéticos a 55 cm sobre una losa de hormigón con a) armado de hierro y b) armado de fibra. Fuente: IBN (Instituto de Biología de la Construcción y Ecología Neubeuern).


(1) Los árboles, y la vegetación en general, por su capacidad fotosintética, retiran CO2 de la atmósfera, almacenándolo y actuando así como sumideros. Cuando la materia prima de la que está hecho un producto ha absorbido en su crecimiento más CO2 del que es liberado en el proceso de producción, se habla de un balance de CO2 positivo.

Brigitte Hollegha es arquitecta y socia del estudio madrileño Hollegha arquitectos.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *