TRIBE, un videojuego que te enseña buenos hábitos energéticos en los edificios públicos

TRIBE es un videojuego de aprendizaje en el que los jugadores tendrán que mejorar la eficiencia energética de los edificios actuando sobre el comportamiento de sus usuarios. El objetivo final de esta iniciativa es contribuir a un cambio en los hábitos energéticos de los jugadores, promoviendo, un uso más racional de la energía, la electricidad, o el agua.

TRIBE es uno de los resultados del proyecto de investigación Training Behaviours Towards Energy Efficiency, financiado por la Comisión Europea en el programa Horizon 2020, y que coordina el centro de investigación español CIRCE. Adicionalmente el proyecto ha desarrollado una guía de 250 medidas de eficiencia energética, y un pack de herramientas para ayudar a las administraciones públicas en la gestión energética de sus edificios.

En cuanto al videojuego, ya se encuentra disponible para su descarga gratuita tanto para dispositivos Android como Apple. Toda la información sobre el mismo se puede consultar en la página web www.tribe2020.eu y en sus redes sociales.

La misión de los jugadores será la de reducir el consumo de energía de los edificios y las emisiones de CO2 asociadas, para lo que se valdrán de múltiples métodos. Tendrán el control sobre todos los consumos del edificio, como los equipos de iluminación, calefacción o ventilación, pudiendo encenderlos y apagarlos a su antojo o sustituirlos por otros más eficientes. También tendrán a su alcance el listado de 250 medidas de eficiencia energética mencionado, que podrán aplicar en sus edificios.

Sin embargo, en esta tarea tendrán que hacer frente al mayor de los retos: conseguir que los propios usuarios de los edificios cambien su comportamiento hacia uno más responsable en términos de energía, sin que su confort térmico y bienestar se vean perjudicados.

Los jugadores podrán ir observando el impacto de cada una de sus acciones, tanto en el estado de ánimo de estos usuarios como en su propio bolsillo, ya que ahorrando energía ahorrarán dinero. Además, conforme el usuario vaya mejorando su nivel de eficiencia, conseguirá acceso a nuevos equipos, medidas de ahorro de energía, edificios, etc.

Uno de los valores más destacables del videojuego reside en que su funcionamiento se basa en datos reales, ya que el motor de simulación se alimenta de la información real recogida en cinco edificios piloto que participan en el proyecto como demostradores. Se trata de dos edificios de oficinas, un colegio, una universidad y un bloque de viviendas, A través de una extensa campaña de monitorización con herramientas TICs, y de estudios psico-sociales en todos ellos, se ha definido el perfil de los usuarios y el impacto que las distintas medidas de eficiencia energética pueden ocasionar en estos edificios.

Con todo ello, el videojuego pretende concienciar sobre la importancia de hacer un uso eficiente de la energía, mostrando a los jugadores que sus propias acciones cotidianas influyen en el comportamiento energético de los edificios y que todos tenemos la posibilidad de hacer más por el medioambiente.

Contenido relacionado

RUKANTU vivienda sustentable Un grupo de estudiantes y profesionales de diversas disciplinas han desarrollado  un sistema de vivienda modular ecológica y sustentable. Han part...
La sede de SENER en Cataluña consigue la certifica... Green Building Council España (GBCe) ha concedido al edificio de SENER en Cerdanyola del Vallès (Barcelona), sede de la división en Cataluña del g...
Ecohouse construye una vivienda ecológica y pasiva... Ecohouse, empresa dedicada a la construcción ecológica, está construyendo una innovadora vivienda en la provincia de Zaragoza. Una casa donde apenas s...
Comparación de sistemas de certificación de calida... Todo edificio necesita recursos (energía, agua, materiales, etc.) para ser construido y funcionar, y genera residuos (emisiones de CO2, materiales sob...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *