Tiempo de encuentro para una nueva visión colectiva

El año lunar 2012 se inicia el 23 de enero, y está simbolizado por el hexagrama Fuego-Cielo, que también ha sido acompañado por la imagen Gente en concordia, un tiempo de reunión, donde es mejor la realización colectiva… es por eso, que el Cielo ha estado preparando los últimos años un tejido cósmico por donde fluyen latidos de origen lejano y ancestral, que van al encuentro de reconfigurar la vida, de dotarla de nuevas y más grandes dimensiones.

El 2012 es también un mito, el final del tiempo, el cierre de un ciclo largo de milenios, y la transición a un tiempo donde todas las posibilidades de existir y habitar la vida se abren para reinventarse colectivamente…

Es por eso, que en Feng Shui, el concepto espacio se engrandece abandonando la idea de casa-armonizada por la de casa-planeta y jardín cósmico… pasaremos a entender que el espacio es la suma del conjunto de expresiones de vida micro y macro por habitar sueños y proyectos de corazón.

¿Miedo hacia el 2012?

Este tiempo de tránsito que vivimos, era conocido por los Mayas toltecas como El fin del tiempo como lo conocemos, y señala el final de un ciclo largo planetario y galáctico, la última etapa de una manera de ser y estar en la vida, y la emergencia de otra diferente…

Esta percepción sobre los ciclos largos de tiempo, no sólo se encuentra en la cultura tolteca-maya; hay relatos cronológicos similares  que recogen esta misma percepción del tiempo como en el ciclo Kali Yuga hindú, en los ciclos Sumerios y en el calendario de piedra del antiguo Egipto. Los Hopis, los Maoris y los Zulu señalan esta bisagra entre ciclos como tiempo de purificación; los Incas le llaman ‘la Era de conocernos interiormente nuevamente’; los calendarios Pueblo y Cherokee, terminan exactamente el año 2012; para los Aztecas, es  el tiempo del Sexto Sol; los Dogon esperan el retorno de una estrella azul y las profecías Tibetanas de las enseñanzas Kalachakra hablan también de la llegada de La Era dorada.

Energéticamente, las redes cósmicas o dragones si lo queremos ver en una metáfora antigua y mítica, generan gran cantidad de movimiento y flujos energéticos que activan un sistema nervioso cósmico. Estos hiperenlaces interconexionan conciencia y redes de vida como nunca antes de había visto, y por lo tanto, nos hace reencontrarnos en una conciencia más global, más transpersonal.

Paralelamente, el poder de la intención, es decir, la capacidad para afectar al mundo y tranformarlo, también crece y se magnifica, tanto en el sentido de usarla con mayor conocimiento, conciencia y corazón, pero también funciona en el sentido inverso, cuando la intención se focaliza en los miedos, la confrontación y la inconsciencia.

Estamos ante una brecha entre un tiempo que termina y otro que nace, donde las posibilidades creativas son extraordianarias…

Es el tiempo de materializar tus sueños y los impulsos de tu corazón en el sentido en que la naturaleza nos propone: hiperenlázate y vuela en una visión más amplia de lo que nos ocurre.

Los autores de este artículo, José Manuel Chica y Blanca Valle, pertenecen al Taller del Hábitat.

bool(true)

One thought on “Tiempo de encuentro para una nueva visión colectiva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *