“Tapial” muro de tierra apisonada en el Priorat

tapialSara Pérez, la actual propietaria de Mas Martinet, sigue los pasos de su familia en referencia a la innovación y a la creatividad. La familia Pérez Ovejero inicia el proyecto de Mas Martinet en el año 1981. En el 86 se realiza la primera producción de vino. Antaño la innovación se trató en la revalorización del vino elaborado en el Priorat mediante la pasión, la sensibilidad y un estudio  minucioso sobre el microclima, el tipo de suelo, las variedades de uva, etc. Hoy sigue siendo referencia, tanto por sus vinos y formas de trabajar como por sus apuestas de futuro, entre ellas encontramos una apuesta decidida hacia la bioconstrucción.

En verano de 2013 en la bodega Mas Martinet se empiezan una serie de obras que pretenden mejorar sus instalaciones y edificios con el fin de mejorar su actividad. La bodega principal fue construida sin ningún criterio de bioconstrucción. La compone una estructura de hormigón prefabricada, muros de 30 cm de siporex y un tejado inclinado a dos aguas con las mismas piezas y con acabado de teja árabe. La primera intervención ha consistido en la mejora del aislamiento y la inercia térmica del edificio. Para ello se ha realizado un muro de tapial de tierra en las fachadas exteriores orientadas al sur y al oeste y una cubierta ventilada mediante una estructura de cables que soporta un brezo natural. Con estas actuaciones, los arquitectos Pere Llimargas y Mireia Torras, del despacho de Olot Pas 14 Arquitectures, pretenden, no solamente mejorar el ambiente interior donde se elabora el vino, sino también conectarlo de nuevo con el entorno y la tierra donde crece la vid.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *