Tamera, Biotipo de Sanación. Portugal

10408083_308642785994177_5733651417212649798_nEste es un proyecto de investigación que se basa en la búsqueda de un modelo para alcanzar una sociedad libre del miedo, del odio y de la violencia, donde los seres humanos puedan desarrollarse en plenitud.

Nace el año 1995, al sur de Portugal, a partir de un proyecto iniciado en Alemania alrededor del año 1978. Hoy en sus 136 Has. alberga aproximadamente a 170 habitantes.

Podríamos enumerar muchísimas cosas sobre este vanguardista y visionario proyecto, pero quizás lo que más nos llamó la atención y que queremos destacar, es que se trata de un colectivo abierto, no solo a recibir visitantes, sino que a cumplir una misión de paz y colaboración en lugares donde hay conflictos reales y permanentes, como son la Franja de Gaza, el apoyo a una comunidad en Colombia que ha sufrido constantemente producto de las guerrillas, el trabajo desarrollado en una favela de Sao Paulo, la labor que hacen en Kenya a través del centro de permacultura, o el grupo de paz en Chiapas México, todo bajo la visión sobre el cambio de paradigma que Tamera, sustentado por uno de sus fundadores, Dieter Duhm, han llevado adelante.

Dentro de otro de los ejes fundamentales de su trabajo se encuentra el desarrollo de tecnologías apropiadas a escala humana, las cuales se están transformando en una posibilidad de desarrollo y exportación como modelo para pequeñas villas que no superen las 40 personas, en que los pilares por alcanzar son la soberanía alimentaria, independencia energética y la provisión de agua, con la idea de crear un patrón sostenible de subsistencia. Es así como nace la Aldea Solar, una villa experimental que busca ser 100% sustentable. Actualmente en ella podemos encontrar desde un digestor de biogás producido por los desechos orgánicos de la cocina, una cocina solar que llega en pocos segundos a superar los 100° C de temperatura y producen su propia electricidad mediante el calentamiento de tubos que contienen aceite vegetal, entre otras iniciativas alimentarias y de manejo del agua que son realmente destacable.

Bueno y Tamera es también agua. Es imposible quedar indiferente ante el trabajo que han desarrollado en la sanación del terreno donde están insertos. Mediante la creación de piscinas de retención de agua a partir del año 2007, las cuales hoy en día suman 30, han logrado elevar el nivel del acuífero, modificar y mejorar el paisaje, armonizándolo y dándole vida con solo 500 milímetros de lluvia al año.

Por último queremos mencionar la escuela Terra Nova, un espacio abierto que tiene como objetivo difundir conocimiento fundamental para la creación de un futuro sin guerra, en toda su dimensión ecológica, tecnológica y social. Cada mes se envía una Unidad de Estudio a todos los participantes sobre un determinado aspecto de la investigación para la paz. Así se reúnen regularmente para entrar en estos temas, explorando, desafiando y profundizando los conocimientos de las diferentes áreas de investigación.

Para saber más sobre Tamera pueden ingresar a:http://www.tamera.org/index.html

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *