Baso eskola o la escuela en el bosque

La escuela en el bosque parece una tendencia.  Desde hace años, las tendencias pedagógicas nórdicas abogan por la incorporación del bosque como espacio de aprendizaje, juego y conocimiento de nuestra naturaleza. El espacio que nos ofrece la finca de robles centenarios de que dispone Fundación Kutxa Ekogunea- Arteaga es especialmente adecuado para esta propuesta ecológica y pedagógicamente pionera.

Su construcción

La empresa constructora Ecohouse, con un diseño del arquitecto navarro Iñaki Urkia, construye esta escuela que se  ha adaptado a la topografía del terreno y se ve como refugios de madera en el bosque.

Las cubiertas son vegetales para que se mantenga bien con las hojas que se caen de los árboles en otoño, dándole encanto y mimetismo al lugar.

 

Se han utilizado dos sistemas constructivos en madera. Baso eskola 1 con tronco macizo laminado y baso eskola 2 con panel contralaminado.

Se han utilizado aislamientos naturales y reciclados, celulosa y fibra de madera.

El sistema de calefacción de las dos escuelas es de biomasa.

Los edificios cuentan con unos grandes miradores acristalados orientados al sur que permiten calentar los edificios de forma pasiva con el sol de invierno que pasa a través de los árboles sin hojas. En cambio en verano los edificios quedarán sombreados por los aleros y las hojas verdes de los robles.

El funcionamiento bioclimático es sencillo y pasivo, para ello la ventilación del edifico es cruzada.

Los retretes son secos, con compostaje debajo, que permite ver a los niños el ciclo de la materia orgánica en la naturaleza. Las aguas grises se depuran en una balsa con plantas acuáticas que garanticen la emisión al terreno del agua limpia.

Proyecto: Iñaki Urkía

Construye: Ecohouse


Te puede interesar:

Escuela en Uganda con materiales tradicionales

Materiales locales para una escuela infantil en Brasil