El uso excesivo del teléfono móvil afecta al sueño de los jóvenes

radiación móvilLos adultos jóvenes que hacen un uso muy intenso de teléfonos móviles y ordenadores  tienen un riesgo mayor de sufrir trastornos del sueño, estrés y síntomas de afectación de su salud mental.

Sara Thomée y sus colegas de la Academia Sahlgrenska, de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, han llevado a cabo cuatro diferentes estudios que incluyen la realización de cuestionarios a 4.100 jóvenes de 20-24 años y entrevistas a 32 jóvenes usuarios intensivos de este tipo de tecnología. Estos estudios revelan que el uso intensivo de los teléfonos móviles y ordenadores pueden vincularse al estrés, trastornos del sueño y síntomas depresivos.

Los datos obtenidos revelan que el uso intensivo del móvil está vinculado a un aumento en los problemas para dormir en los hombres y un aumento en los síntomas depresivos en hombres y mujeres. Utilizar regularmente el ordenador por la noche se asocia no sólo a problemas de sueño sino también con el estrés y los síntomas depresivos tanto en hombres como en mujeres. Utilizar intensivamente el móvil y el ordenador por la noche aumenta los riesgos de padecer estos problemas.

Sara Thomée, investigadora principal del estudio, señala que es necesario promover un uso más saludable  de estas tecnologías por parte de los jóvenes, es decir, hacer descansos, tomando tiempo para recuperarse después de un uso intensivo, y poner límites en la disponibilidad.

http://www.sciencedaily.com/releases/2012/06/120611134233.htm

University of Gothenburg (2012, June 11). ICT and mental health in young adults. Effects of computer and mobile phone use  on stress, sleep disturbances and symptoms of depression.

Zona blanca Zona cero

La invasión de tecnologías agresivas en el hábitat residencial, genera múltiples patologías de etiología medioambiental y crea la necesidad de establecer espacios con Polución Cero. Los afectados necesitan un entorno para poder vivir.

Somos sensibles al entorno, natural o artificial, que nos rodea, y nuestra salud depende de la calidad ambiental, si dormimos mal y nos despertamos cansados y confusos cada mañana, sin causa objetiva, posiblemente estamos en un entorno nocivo, con factores ambientales perjudiciales para la salud, es decir, tenemos el enemigo en casa.

Como impartimos, ya en 1997, en un postgrado que tuve el honor de coordinar en la Universidad Politécnica de Barcelona, la existencia de domopatías en nuestro dormitorio o puesto de trabajo puede afectar a la salud, especialmente al sistema inmunitario y al equilibrio neurológico.

En particular la polución electromagnética de alta frecuencia de la telefonía móvil ha llevado a muchos afectados de Electrosensibilidad (o électro-hypersensibilité, EHS), hay personas que tienen que emigrar de las ciudades para buscar “zonas blancas” (ya existentes en Suecia, Canadá y Francia), e incluso a algunos les lleva a vivir bajo tierra, en una bodega, o incluso en una cueva, para poder dormir y superar la sintomatología del síndrome de las microondas.
Según datos de Francia (Next-Up, Dr. Roger Santini) la EHS afecta ya al 14% de la población, aunque sólo 3-4% lo manifiesta, y globalmente se puede prever que el 50% de la población será electrosensible en veinte años. En Francia esta alarma social se concreta en la creación del primer “Ecovillage Zone blanche-zone santé” (Ecovilla zona blanca-zona salud), destinado a la recuperación de las personas electrohipersensibles (electro-hypersensibilité EHS).
Por otro lado, surge la preocupación por la contaminación química ambiental, se asocian vecinos para protestar por el ruido de las discotecas y los aeropuertos, y surgen entidades que denuncian la intoxicación crónica por el mercurio, presente en las amalgamas y vacunas, y cada vez más en el pescado.

Respondiendo a una demanda creciente de los afectados, el grupo de expertos de Domosalud está estudiando una normativa que determina qué es una ZONA BLANCA – ZONA CERO, y proponer su reconocimiento ante la Administración.

El “no muy saludable” lado de la modernidad

La vida cada vez más artificial que llevamos, consecuencia de la necesidad de tener actividades encadenadas al compás del tiempo, nos conduce a llenarnos de artefactos electrónicos. Relojes con batería y teléfonos móviles son artefactos “necesarios” e “indispensables” para el “Homo Tecnologicus”actual. Sin embargo, surge una gran incógnita: ¿Será posible que estos artefactos tengan un impacto en nuestra salud?

Las células del cuerpo humano están previstas para funcionar como un ente eléctrico que trabaja en un campo magnético de baja amplitud (el de la Tierra), e interactúan constantemente con diversas fuentes electromagnéticas naturales. No obstante, nuestra civilización (cada vez más tecnológica) se ve también inmersa en un universo de fuerzas electro-magnéticas artificiales invisibles de una intensidad nunca antes vista hasta ahora. Estos campos eléctricos, magnéticos y/o electromagnéticos, a pesar de ser producidos por artefactos “externos” a nosotros ¿podrían interferir con nuestras actividades biológicas internas?

Existen muchas investigaciones científicas acerca de los impactos celulares de esta nueva forma de contaminación: el electrosmog. En efecto, las fuerzas electromagnéticas repercuten sobre varios sistemas fisiológicos: así se puede observar, clínicamente (y con mayor frecuencia en la población actual) un incremento de síntomas como cefalea (70%), dificultad de concentración (56%), trastornos del sueño, astenia, mareo (20%) y hasta infertilidad, gran parte de ellos relacionados estadísticamente con el uso de las nuevas tecnologías.

Sin embargo, estas pruebas científicas sólo muestran las lesiones celulares, es decir orgánicas resultantes, siendo que éstas constituyen la etapa final de la interacción entre dos mundos: el orgánico versus el invisible. En ese campo de observación, la biofísica ofrece herramientas de medición para evaluar cuán importante puede ser ese trastorno progresivo e irreversible del frágil equilibrio dinámico de la vida.

Apantallado de una Línea de Alta Tensión

Las nuevas técnicas de apantallado electromagnético evitarán casos de leucemia o linfoma infantil, como el de la niña afectada por una Línea de Alta Tensión de 132 KV en Granada.

Miles de niños pueden estar afectados por Líneas de Alta Tensión (LAT), pues el riesgo de leucemia infantil, reconocido por la OMS, no es una mera hipótesis. Esto lo hemos verificado, en el año 2000, en Sant Jordi de Cercs (Berga), donde dos niños de preescolar mueren de leucemia. La Escuela de Sant Salvador y las viviendas están afectadas por campos eléctricos y magnéticos de una LAT de 220 KV de FECSA ENHER.

Hoy tenemos un caso similar en Granada, la niña L. de 5 años afectada de linfoma, cuya casa está a 24 m de una LAT. El padre nos solicita evaluar el impacto ambiental y las opciones técnicas para proteger la vivienda de la contaminación electromagnética (CEM).

Se trata de una línea eléctrica de transporte en alta tensión, propiedad de Sevillana ENDESA. La línea consta de un circuito trifásico de Alta Tensión, más tierra, montado sobre torres metálicas a 15 m de altura aproximadamente. La línea eléctrica (LAT) tiene una tensión nominal de servicio de 132 KV (132.000 voltios), con intensidad de carga nominal de 600 amperios (A).

EE.UU. llama a prepararse para «la tormenta solar del siglo»

El Congreso de Estados Unidos ha hecho un llamamiento a los ciudadanos para que desarrollen un plan de emergencias de cara a estar preparados para «la tormenta solar del siglo». Además, en una resolución parlamentaria, actualmente en trámite, se ha pedido a las comunidades locales que se doten de los recursos necesarios para abastecer a la población de un mínimo de energía, alimento y agua.

Del mismo modo, la resolución, a la que ha tenido acceso Europa Press, destaca la importancia de una prevención adecuada ante este tipo de fenómenos por parte de las comunidades de vecinos, ya que se necesita coordinación entre los diferentes agentes.

El texto también cita los distintos informes previos elaborados por Protección Civil de Estados Unidos (FEMA), en los que se informa sobre la forma de actuar ante estos eventos, así como los informes del regulador eléctrico estadounidense (NERC) y los del Departamento de Seguridad Nacional del Gobierno.

Desde España el Observatorio del Clima Espacial (http://www.facebook.com/ClimaEspacial) ha recordado que, a pesar de la contundencia de algunos apartados, esta resolución trata de potenciar unas buenas prácticas preventivas entre el público, así como definir la amenaza. De este modo, los ciudadanos «pueden estar preparados».

En este sentido, el observatorio ha apuntado que, aunque «con mucho menor calado», el Parlamento español también está tramitando desde hace meses una resolución, a propuesta del PSOE, para prevenir las consecuencias de una tormenta solar extrema.

Además, en Alemania, Francia, Reino Unido y otros países europeos se están tomando «importantes medidas en la misma línea preventiva», ha apuntado.

Este mes la NASA alertaba de que, en 2013, el Sol llegará a una etapa de su ciclo natural durante la cual los grandes eventos, como llamaradas y tormentas solares son más probables.

Fuente Europa Press

Los riesgos de la exposición a los campos electromagnéticos

Los riesgos de la exposición a los campos electromagnéticos producidos por la telefonía móvil son una realidad que algunos quieren ocultar.

El uso de teléfonos celulares ha tenido un desarrollo explosivo en los últimos años y en un par de décadas el número de celulares será mayor que el número de habitantes del planeta.

En solo 20 años la densidad de potencia de los campos electromagnéticos en algunas ciudades ha aumentado 100 veces lo que implica que los efectos biológicos en los seres vivientes expuestos también deberían haber aumentado 100 veces.

La posibilidad de comunicarnos en todo momento y lugar es muy apreciado por todos nosotros pero ha surgido una creciente preocupación sobre los efectos biológicos adversos que podría causar la exposición a la radiación y el impacto que tendrían sobre la salud.

Es muy importante que la población sepa cuales pueden ser los riesgos y como evitarlos o disminuirlos para poder tomar las medidas necesarias.

Cuando nos exponemos a un campo electromagnético una parte de la radiación es reflejada, otra parte nos atraviesa y otra parte es absorbida.

Si existe absorción de energía se puede suponer que existe algún efecto físico o biológico. Pero la existencia de un efecto biológico no quiere decir que se afecta la salud. Nuestro organismo dispone de mecanismos de protección a diversos niveles que pueden controlar los efectos que se producen.

Los efectos que se producen en nuestro cuerpo derivan de dos mecanismos básicos: La producción y orientación de cargas eléctricas y la inducción de corrientes eléctricas.

Algunos efectos biológicos que se pueden observar y medir son:

  • Alteración del pasaje de Calcio por la membrana celular
  • Cambios en la permeabilidad de la membrana hemato-encefálica (que rodea el cerebro)
  • Pérdida de la capacidad citotóxica (destruir células invasoras) de los linfocitos.
  • Cambios en la actividad enzimática intracelular, lo que puede afectar la correcta reparación del daño en el ADN
  • Cambios en las ondas del Electro-Encéfalo-Grama

Antes de tratar los efectos sobre la salud hay que considerar que existen dos tipos de efectos, los efectos inmediatos o agudos que se pueden medir en forma rápida y los efectos a largo plazo para los que se requiere de un cierto tiempo…!!!. Sabemos que hace ya casi 100 años el Dr. Roffo, y otros científicos en el mundo, observaban en sus experimentos efectos cancerígenos de los productos del cigarrillo pero debieron pasar muchas décadas para que esto pudiera ser demostrado.

El proceso de desarrollo de un cáncer ocurre en tres etapas, una primera etapa de inducción, donde aparecen algunas células modificadas, una segunda etapa denominada período de latencia donde estas células modificadas permanecen como dormidas y un tercer período de promoción del cáncer donde las células mutadas se multiplican y se dispersan y aparecen las manifestaciones clínicas conocidas. La etapa intermedia o período de latencia, en el caso de los tumores sólidos, puede tener una duración de 15 a 30 años, razón por la cual se explica que los estudios epidemiológicos deben ser necesariamente muy largos.

campos electromagnéticos

Radiación recibida por los móviles

Efectos sobre la salud

  1. Está debidamente probada la asociación entre la exposición a los campos electromagnéticos (CEM) de baja frecuencia (aparatos y redes eléctricas) y la aparición de efectos sobre la salud (leucemia) y debido a esta asociación la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) decide clasificar a los CEM de baja frecuencia como “posible carcinogénico”.
  2. Con posterioridad al trabajo de investigación del IARC se publican otros estudios realizados en el personal expuesto en los ferrocarriles suizos, noruegos y suecos con las mismas conclusiones que el estudio del IARC.
  3. Pero no es suficiente con que haya una asociación; para demostrar que los campos electromagnéticos de baja frecuencia eran responsables de la leucemia (causalidad) era necesario determinar si había algún mecanismo biológico de cancero-génesis que explicara la situación y se decide entonces realizar el proyecto REFLEX. El objetivo del proyecto REFLEX era encontrar mecanismos biológicos provocados por los campos electromagnéticos que permitieran explicar la aparición de leucemia u otros tipos de cáncer.
  4. El proyecto REFLEX se llevó a cabo simultáneamente en 12 institutos de investigación y universidades europeas exponiéndose a los campos electromagnéticos (CEM) a diferentes tipos de  células y tejidos humanos y de animales y sus resultados fueron concluyentes, tanto los campos electromagnéticos de baja frecuencia como los campos electromagnéticos de radio frecuencia producen daño genético a niveles de exposición inferiores a los límites recomendados por el ICNIRP.
  5. El daño genético es muy variado y se observan efectos equivalentes a los producidos por las radiaciones ionizantes, tales como las aberraciones cromosómicas, la rotura simple y doble de las cadenas de ADN y la aparición de células bi-nucleadas y micro núcleos así como cambios en la expresión de los genes.
  6. Es importante señalar que todos estos efectos se produjeron en campos electromagnéticos que se encontraban debajo de los límites establecidos por las autoridades competentes. O sea se trata de los niveles de radiación a los que podemos estar expuestos durante todas nuestras vidas.
  7. Una muy importante conclusión del proyecto REFLEX es que muchos tejidos eran sensibles solamente a CEM discontinuos lo que permite explicar la existencia de estudios positivos y estudios negativos en la literatura científica.

Se debe señalar que los resultados del proyecto REFLEX son obtenidos en células y tejidos humanos y de animales (estudios in Vitro) pero no sobre seres vivos por lo que sus conclusiones no permiten indicar que hay efectos sobre la salud pero si que: ”están dadas todas las condiciones para que los efectos patológicos puedan ocurrir en forma efectiva”.

Estudios epidemiológicos: para determinar en forma efectiva la relación entre el uso del teléfono celular y los riesgos para la salud se requiere realizar estudios epidemiológicos con las limitaciones señaladas anteriormente en lo que respecta a los tiempos necesarios.

El estudio epidemiológico de mayor relevancia  fue realizado por investigadores de 13 países de la comunidad europea y se denominó: el proyecto INTERPHONE

Este proyecto coordinado por la OMS y solventado por las empresas telefónicas, tenía por objetivo determinar la relación entre el uso del teléfono celular y algunos tumores cerebrales…

Se realizó durante 8 años y sus resultados se retrasaron más de dos años debido a las controversias entre diferentes investigadores y a la resistencia de algunos grupos para que la información obtenida se hiciera pública. Recién el año pasado debido al reclamo del Parlamento Europeo, los resultados del estudio fueron dados a conocer públicamente.

Los resultados indicaron que con el uso inferior a 10 años no se presentan cambios en la frecuencia normal de los tumores cerebrales.

Los grupos de estudio

En los grupos de estudio que usaron los celulares en forma más intensa por períodos más prolongados (10 a 15 años) el resultado más destacado del Proyecto INTERPHONE es un aumento importante del riesgo de glioma (40%) y de meningioma cerebral (15%) en el grupo de mayor exposición (siendo aun más elevada la relación en las personas que habían señalado la utilización habitual del celular del lado en que aparece el tumor-ipsolateralidad).

Se debe aclarar que en la época en que se realizaron los estudios el “uso intenso” del teléfono celular correspondía a media hora por día..!!! y que el estudio no incluyó a los chicos que reciben en su cerebro 5 o 6 veces más energía que un adulto en condiciones semejantes debido a la densidad de los tejidos y su estructura ósea.

De todas formas, a pesar de estas observaciones, existen aun controversias sobre que los resultados sean debidos al uso del celular y no a otras causas no especificadas. Por esta razón la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) decide clasificar a los CEM de radio frecuencia como “posible carcinogénico”.

El director de la Agencia Internacional de Investigaciones para el Cáncer (IARC) Dr Christopher Wild, afirma que: “en base a las observaciones realizadas en los grupos de mayor exposición del Proyecto Interphone y el creciente uso de celulares, en particular por los jóvenes, ameritan una investigación adicional del riesgo de cáncer en los usuarios de los celulares, incluyendo en los estudios a los niños que no fueron incluidos en el estudio INTERPONE…

La mejor forma de resolver todas las controversias científicas y poder proteger a la gente es destinando suficientes recursos a la investigación y eso es lo que hacen los países europeos para realizar estudios experimentales in vitro y estudios epidemiológicos en usuarios de celulares,..

En nuestro país, a pesar de que la telefonía celular genera cifras astronómicas de ganancias y se gastan recursos enormes en propaganda en todos los medios, no se destinan recursos para mejorar el conocimiento de los efectos sobre la salud de la población. Pareciera que lo mejor es no saber más o no investigar o no averiguar…

En el ínterin y hasta tanto se disponga de mayor información, se recomienda fuertemente aplicar el “principio de precaución” que indica no usar los celulares en forma injustificada y tratar de lograr que las exposiciones, en particular en los niños sean tan bajas como sea posible.

 

Recomendaciones

En algunos países europeos como Inglaterra y Francia se prohíbe, por ejemplo, el uso de w-fi en las escuelas hasta tanto se determine la inocuidad de exposiciones a frecuencias que aun no han sido objeto de estudios suficientes.

El Parlamento Europeo por resolución del 2/ abril/ 2009, sobre los campos electromagnéticos que ha sido aprobada por una amplísima mayoría del  96% de los votos (559 eurodiputados a favor y 22 en contra). A resuelto lo siguiente:

Pide que se investigue activamente sobre los posibles riesgos para la salud y se llegue a soluciones que anulen o reduzcan la pulsación y la modulación de la amplitud de las frecuencias que se usan para la transmisión;

Que se elabore una guía de las opciones tecnológicas disponibles y eficaces para reducir la exposición de los CEM;

Que se evalúe la posibilidad de utilizar los fondos de las Redes Transeuropeas de energía para estudiar los efectos de los CEM en frecuencias especialmente bajas y en particular en las líneas de distribución de energía eléctrica;

Que inicie un programa ambicioso de compatibilidad electromagnética entre las ondas creadas artificialmente y las emitidas naturalmente por el cuerpo humano, que pueda determinar si las radiaciones electromagnéticas tienen consecuencias negativas para la salud humana;

Que, sobre la base de los conocimientos actuales, recomienda para los niños un uso razonable del teléfono móvil y un uso preferente del teléfono fijo;

Sugiere que se use la financiación comunitaria para una campaña general de sensibilización de los jóvenes europeos en materia de buenas prácticas en el uso del teléfono móvil como, por ejemplo, usar dispositivos de manos libres, realizar llamadas cortas, apagar los teléfonos cuando no se utilicen (por ejemplo, durante las clases) y usar el teléfono móvil sólo en zonas con buena cobertura;

Pide a la Comisión Internacional de Protección contra las Radiaciones No Ionizantes (ICNIRP) y a la Organización Mundial de la Salud (OMS) que se muestren más transparentes y abiertas al diálogo con todas las partes interesadas a la hora de fijar normas;

Denuncia las campañas de comercialización de algunos operadores de telefonía particularmente agresivas con ocasión de las celebraciones navideñas y otras fechas señaladas, como la venta de teléfonos móviles destinados exclusivamente a los niños o las ofertas de “minutos libres” dirigidas a los adolescentes;

En el país existen los organismos de control y personas expertas a nivel internacional pero, a diferencia de los países avanzados, no se cuenta aun con un proyecto nacional integrado y una estructura organizativa que agrupe a los especialistas y las autoridades competentes.

La Comisión de estudio de los efectos de las radiaciones no ionizantes (CIPERNI) dependiente del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación está preparando un comunicado para informar a la población y varias propuestas para lograr que las exposiciones se mantengan tan bajas como sea razonablemente posible.

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires y otros organismos nacionales e internacionales recomiendan algunas prácticas para disminuir los riesgos.

11 recomendaciones para el uso del celular

  1. No autorice a los niños de menos de 12 años a utilizar un celular salvo en caso de emergencia.
  2. En el momento de comunicarse y antes de que se produzca la conexión, trate de mantener el teléfono lejos del cuerpo (la intensidad  del campo baja cuatro veces a 10 cm., y 50 veces a 1 m de distancia).
  3. Utilice el modo “altavoz”, o un kit manos libres equipado de un tubo de aire en sus últimos 20 cm, o un auricular Bluetooth
  4. Manténgase a más de un metro de distancia de una persona que se esté comunicando por móvil, y evite utilizar el celular en lugares públicos como el subte, el tren, un ascensor o el autobús, donde el celular debe aumentar la potencia al máximo y usted expone pasivamente a las personas próximas.
  5. Evite lo más posible llevar encima un celular, incluso en modo de espera. No dejarlo cerca de su cuerpo por la noche (bajo la almohada o sobre la mesita de noche) y particularmente las mujeres embarazadas -.
  6. Si usted debe llevarlo encima, asegúrese que el lado “teclado” esté dirigido hacia su cuerpo y el lado “antena” (energía máxima del campo) hacia el exterior.
  7. Utilice el celular sólo para establecer el contacto o para conversaciones de algunos minutos (los efectos biológicos están directamente relacionados con la duración de la exposición). Es preferible devolver la llamada luego desde un teléfono fijo de línea  (y no de un inalámbrico)
  8. Cuando usted utilice su celular, cambie del lado izquierdo al derecho regularmente, y antes de poner el teléfono móvil contra la oreja, espere a que ya se haya descolgado (baja mucho  la potencia).
  9. Evite utilizar el celular cuando la intensidad de la señal sea débil, o durante desplazamientos rápidos como en coche o en tren (hay un aumento máximo y automático de la potencia en el momento de los intentos de conexión con una nueva antena fija o con una antena distante)
  10. Comuníquese por SMS (mensajes de texto) preferiblemente a por teléfono (limita la duración de la exposición y la proximidad al cuerpo).
  11. Escoja un aparato con el SAR (“Tasa de Absorción Específica”) lo más bajo posible con relación a sus necesidades.

 

Dr. Rodolfo Touzet
Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA)
Sociedad Argentina de Radioprotección (SAR)
Asociación Internacional de Protección contra las Radiaciones (IRPA)

Fuente: http://www.cienciaenlavidriera.com.ar/


 

Te puede interesar:

El uso excesivo del teléfono móvil afecta al sueño de los jóvenes

La miseria de la democracia en el estado de la telefonía móvil

El blindaje electromagnético ante la telefonía móvil, es deducible de impuestos según la sentencia de Colonia

El Tribunal Fiscal de Colonia, en una sentencia de fecha 11 de noviembre de 2010, ha considerado deducible del impuesto sobre la renta los costes de la protección de la propiedad privada ante la exposición de la telefonía celular.

El demandante sufrió migrañas y tinnitus durante tres años, y un médico le diagnosticó electrosensibilidad.

Consultada una compañía de ingeniería y biología ambiental (Baubiologie), se aconsejó el blindaje electromagnético del piso recién adquirido, con el equipamiento de una envoltura exterior de la vivienda con escudo de radiofrecuencias (RF filter).

El demandante presentó en su declaración de impuestos gastos por un monto de 17.075 € para la instalación del blindaje de alta frecuencia, para proteger su piso ante las señales de radio, televisión y móvil.

La Agencia Tributaria lo había rechazado, pero la sentencia del Tribunal Fiscal de Colonia considera la deducción fiscal como gastos médicos inevitables, y una vez realizado el blindaje RF los síntomas desaparecieron abruptamente.

Fuente: Tribunal Fiscal de Colonia

http://www.rechtsindex.de/steuerrecht/2155-mobilfunkstrahlung-abschirmung-von-elektrosmog-steuerlich-absetzbar

 

Enfermedades ambientales el 7 de mayo en el Ramón y Cajal


El próximo lunes 7 de mayo de 2012, de 9:30 a 20:00 horas se celebrará, en el salón de actos del Hospital Universitario Ramón y Cajal (Madrid), la primera edición de la Jornada LA SANIDAD FRENTE A LAS ENFERMEDADES AMBIENTALES en la que profesionales cuidadosamente seleccionados presentarán la actualidad en diferentes facetas de estas patologías: riesgos ambientales y laborales, políticas de prevención y actuaciones en la sanidad española y en instituciones europeas…, todo ello relacionado con la fibromialgia, el síndrome de fatiga crónica, exposición del personal sanitario a radiaciones no ionizantes, exposición a tóxicos ambientales… En resumen, un amplio abanico informativo enmarcado en la semana del Día Internacional de la Fibromialgia.

La Jornada está dirigida a personal sanitario y otros profesionales con especial interés en estas patologías. Se ha solicitado acreditación del evento a la Agencia Lain Entralgo. Las solicitudes de inscripción se remitirán a nombre de Luz Herrero, al siguiente correo electrónico: lherrerob.hrc@salud.madrid.org realizándose reserva de plaza que se formalizará una vez abonada la correspondiente inscripción. Gracias al patrocinio obtenido recientemente podemos becar 100 inscripciones a un importe de 50 € cada una, por lo que, quien esté interesado en asistir a este evento, deberá contactar a la mayor brevedad indicando su interés en realizar su inscripción bajo esta modalidad. Este importe incluye material, almuerzo y café. Fecha final de admisión: día 4 de mayo de 2012. Información adicional en programa adjunto.

El Instituto Ramón y Cajal de Investigación Sanitaria-IRYCIS y la Fundación para la Salud Geoambiental, organizadores de este acto.

Más info: www.saludgeoambiental.org

Construyen un cilindro invisible al campo magnético

Investigadores de la UAB, con la colaboración de un equipo experimental de la Academia de Ciencias de Eslovaquia, han construido un cilindro invisible al campo magnético que hace imposible detectar lo que se esconde en su interior. El dispositivo se ha realizado con materiales superconductores y ferromagnéticos disponibles en el mercado. El descubrimiento se publica mañana en la revista Science.

Un cilindro de material superconductor de alta temperatura, que se puede refrigerar fácilmente con nitrógeno líquido, recubierto de una aleación de hierro, níquel y cromo. Esta es la fórmula, sencilla y accesible, para construir una auténtica capa de invisibilidad.

Se trata de invisibilidad al campo magnético, un paso hacia la invisibilidad a la luz (la luz es una onda de campo magnético y de campo eléctrico), que nunca nadie había conseguido con tanta simplicidad, con tanta exactitud en los cálculos teóricos, ni con tanta contundencia en los resultados en el laboratorio.

Los investigadores de la Universitat Autònoma de Barcelona, encabezados por el profesor del Departamento de Física Àlvar Sánchez, encontraron la fórmula matemática para diseñar el dispositivo. Un cilindro descrito por una ecuación extraordinariamente simple que permitía, teóricamente, que el dispositivo fuera absolutamente indetectable con campos magnéticos desde el exterior, y que todo lo que rodeara estuviera también completamente aislado de estos campos.

Con esta ecuación en las manos, los científicos de la UAB contactaron con un laboratorio especializado en la medida precisa de campos magnéticos, en el Instituto de Ingeniería Eléctrica de la Academia de las Ciencias de Eslovaquia, en Bratislava, para construir el dispositivo. Sólo unos meses después, los resultados experimentales han sido contundentes. El cilindro es completamente invisible a los campos magnéticos, hace invisible cualquier objeto que se sitúe en su interior y lo aísla completamente los campos exteriores.

La capa superconductora del cilindro evita que el campo magnético llegue a su interior, pero por sí misma distorsiona el campo exterior y hace que el cilindro sea detectable. Para evitarlo, la capa exterior ferromagnética, de la aleación de hierro, níquel y cromo, hace el efecto contrario. Atrae las líneas de campo magnético compensando exactamente la distorsión que crea el superconductor, pero sin que el campo llegue al interior. El efecto global es un campo magnético completamente nulo en el interior del cilindro y absolutamente ninguna distorsión del campo magnético en el exterior.

«Hasta hace diez años la invisibilidad era ciencia-ficción, pero desde hace una década ha pasado a formar parte del ámbito de la ciencia, y nuestra investigación es un paso en la dirección correcta en esta carrera para conseguirla», afirma Àlvar Sánchez.

Los campos magnéticos son fundamentales para la producción de energía eléctrica-el 99% de la energía que consumimos se genera gracias a ellos dentro de las turbinas de centrales eléctricas-, para el diseño de los motores de todo tipo de dispositivos mecánicos, y por los nuevos avances en dispositivos como las memorias de ordenadores y teléfonos móviles. Por ello, su control es un hito importante para el desarrollo tecnológico. Se sabe cómo generar el campo magnético, pero anularlo en determinadas zonas del espacio de manera controlada es un reto científico y tecnológico, y el dispositivo desarrollado por los científicos de la UAB abre esta posibilidad.

Los resultados de esta investigación también abren las puertas a posibles aplicaciones médicas. En el futuro, dispositivos similares al diseñado por los investigadores de la UAB podrían servir para apantallar un marcapasos o un implante coclear en un paciente que deba someterse a una resonancia magnética a un hospital. La investigación podría tener también aplicaciones en seguridad, dado que a partir de ella se podrán diseñar medidas de seguridad más fiables en dispositivos basados en detectores de metales por campos magnéticos.

La investigación, publicada hoy en la revista Science, ha sido liderada por los investigadores del Grupo de Electromagnetismo del Departamento de Física de la UAB Àlvar Sánchez (corresponding author del artículo) Carles Navau y Jordi Prat; y ha contado con la colaboración experimental de los científicos Fedor Gömöry, Mykola Solovyov y Ján Souci, del Institute of Electrical Engineering de la Slovak Academy of Sciences (Eslovaquia).

Fuente: www.uab.es

El Tribunal Constitucional declara inconstitucionales varios apartados de la normativa que regula las telecomunicaciones de Castilla la Mancha

El pasado sábado 11 de febrero, se publicó en el BOE una sentencia del Tribunal Constitucional por la que se resuelve un recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno central en 2002 (presidido entonces por José María Aznar) contra varios preceptos de la Ley de las Cortes de Castilla-La Mancha de 2001, que procedía a la reordenación de las instalaciones de radiocomunicación en esta Comunidad Autónoma.

Según esta sentencia, se establece que aspectos como la potencia de emisión de las estaciones base de telefonía son competencia estatal.

El Tribunal Constitucional establece nulo por inconstitucional el inciso del artículo 7 que exigía a los operadores incorporar las mejoras tecnológicas que vayan apareciendo y contribuyan a reducir los niveles de emisión de los sistemas radiantes, así como el apartado 2 del artículo 19, que consideraba responsables de infracción grave a las operadoras si no incorporaban dichas mejoras.

Sin embargo, sí se consideran constitucionales las competencias de las Comunidades Autónomas relacionadas con la ordenación territorial y urbana, así como con la salud y el medio ambiente, siempre y cuando no afecte, incida o altere las características técnicas de la red, las condiciones de prestación del servicio y de explotación de la red, ni modifique las condiciones de gestión del espacio radioeléctrico, pues, en caso contrario, se estaría invadiendo la competencia estatal en materia de telecomunicaciones.

Má info: aquí

Vía: Fundación para la Salud Geoambiental