Bruselas acogerá el lanzamiento del Día Europeo de Comunidades Sostenibles

El próximo viernes, 22 de septiembre, responsables políticos y representantes de las miles de iniciativas dirigidas por la comunidad sobre el cambio climático y la sostenibilidad en Europa se reunirán en Bruselas (Bélgica) para lanzar el primer Día Europeo de Comunidades Sostenibles (EDSC) que se celebra al día siguiente.

La conferencia tiene como objetivo involucrar a los responsables de la política de la Unión Europea (UE) y las partes interesadas en Bruselas demostrando cómo las iniciativas dirigidas por la comunidad sobre el cambio climático y la sostenibilidad tienen un papel vital en el logro de los objetivos climáticos. El potencial de la acción dirigida por la comunidad es significativo y el CESE se complace en colaborar con ECOLISE para promover la acción local en materia de sostenibilidad. El evento también contribuirá a la semana de acción que celebra la adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Para celebrar el Día Europeo de las Comunidades Sostenibles el 23 de septiembre, las comunidades de toda Europa presentarán sus esfuerzos pioneros para crear nuevos modelos de vida sostenible. Ecovillages, iniciativas de transición, proyectos de permacultura, el movimiento agroecológico y muchos otros abrirán sus puertas e invitarán al público a observar, discutir e inspirarse en una amplia gama de proyectos que abarcan desde energía comunitaria hasta alimentación local, movilidad sostenible, gestión de recursos y mucho más.

Desarrollo del acto

Durante la conferencia en el CESE, habrá un video en vivo con los organizadores mostrando una selección de estos eventos a escala europea. La información más reciente de la red ECOLISE se compartirá con los participantes en la conferencia, incluidos los hallazgos de la investigación sobre el estado, los impactos y los retos de las iniciativas comunitarias en Europa para lograr objetivos climáticos, preservar los recursos naturales y la biodiversidad y crear una sociedad más justa y equitativa .

Los participantes en el evento de lanzamiento del Día Europeo de las Comunidades Sostenibles incluirán a los responsables políticos de la UE, como la Comisión Europea, los miembros del Parlamento Europeo, los miembros del CESE, los representantes gubernamentales y los líderes comunitarios, incluidos los miembros de ECOLISE, las organizaciones asociadas y las ONG.

Para ver el programa, aquí. Para registrarse, aquí.

Jornadas de Transición Ciudadana en Francia

El 15 de octubre se clausuró la tercera edición de las Jornadas de Transición en Francia con mesas redondas sobre democracia en la Sorbona de París.

Unas 50.000 personas se han decidido a nadar contra corriente, 10.000 más que el año anterior, demostrando que aumenta el compromiso por el cambio ecológico, social y humano.

Durante seis semanas se han celebrado más de 300 actos por todo el país organizados por el Colectivo por una Transición Ciudadana, abarcando temas variados como agricultura ecológica, acceso digno a la alimentación, energías renovables, comercio equitable, financiación participativa y ética, trabajo, justicia, cultura de la paz, educación ciudadana  basada en la cooperación, salud, reciclaje, etc. Read more

Rob Hopkins y La hora de la Transición

El tren de la transición procedente de GranBretaña hace escala en La REcyclerie, la antigua estación de Ornano en la Porte de Clignancourt al norte de París y convertida hoy en granja urbana-café-taller para ofrecernos una charla titulada “ La hora de la Transición“, organizada por UP-Café, movimiento social por el cambio.

La_REcyclerie1

La_REcyclerie2

La_REcyclerie3

A bordo llega un pasajero de primera categoría Rob Hopkins, cargado de relatos de su viaje durante estos últimos años por rincones en crisis que vuelven a resurgir gracias a la colaboración ciudadana, al apoyo a la economía local, a la agricultura en común y al reconocimiento de los valores sociales. Trae en su equipaje numerosos ejemplos y en el bolsillo billetes de moneda local con la foto de David Bowie. Empieza por lo buena que sabe la cerveza local, por si hay sed en el camino.

La_REcyclerie7

Nos cuenta cómo un pueblo disminuyó el tráfico por iniciativa propia de sus habitantes, sin esperar medidas del ayuntamiento y como los cajones para plantar verduras sirven de punto de encuentro entre los vecinos en una calle de Bruselas, donde antes nadie se paraba a charlar por ser un punto de prostitución. Cerca de Pasadena en California se reparan aparatos por técnicos voluntarios de la NASA ,!gratis! o casi, a cambio hay que sentarse y contar una historia. También habla de España, de Zarzalejos y del grato recuerdo de su visita al Mercado de la Esperanza en Santander, lleno de productos locales.

La_REcyclerie6

La_REcyclerie5

La_REcyclerie4

Rob Hopkins participa en la película “Demain“ (Mañana) de la popular actriz francesa y directora Mélanie Laurent y Cyril Dion, cofundador junto a Pierre Rahbi de Colibris, en la que cuentan experiencias de pioneros en agricultura, energía, economía, democracia, educación, con el fin de aportar salidas al mundo de mañana. “Demain” consiguió el premio César 2015 como mejor documental y se ha ganado la simpatía de los 800.000 espectadores que han pasado este invierno a verla. Sigue en cartelera.

demain

La REcyclerie comenzó a calentar motores en 2014 girando sus actividades en torno a las “3 erres“: reducir, reciclar y reutilizar, y apoyando a numerosos proyectos solidarios y culturales. Alberga además a la asociación encargada de la animación y a la empresa gerente del restaurante. Con motivo de la Eurocopa y bajo el lema “La Europa de los posibles, aportando soluciones“ este año dedican cada mes actividades a un país de Europa. Este mes en el panel de llegadas Gran Bretaña, España en junio y Francia en julio.

La_REcyclerie8

“Colapso por Encargo” de David Holmgren

reucirimpacto
Como muchos otros, yo he argumentado que la emergencia de economías familiares y comunitarias, ya en proliferación en las sombras de la economía global, pueden crear y sostener diferentes maneras de bienestar que pueden compensar, al menos parcialmente, la inevitable contracción en las economías centradas en los combustibles fósiles (las cuales están fracasando abiertamente en su capacidad para sostener el contrato social en países como Grecia y Egipto). Cuando la economía oficial de la Unión Soviética colapsó a principios de los '90, fue precisamente la economía informal la que amortiguó el impacto social. Las estrategias permaculturales se enfocan en la provisión de las necesidades básicas a nivel doméstico y comunitario para incrementar la resiliencia, reducir la huella ecológica y permitir la contracción de la economía discrecional. En principio, una contracción mayor en el consumo energético es posible ya que una gran proporción del consumo es para usos no-esenciales por parte de más de mil millones de personas pertenecientes a la clase media. Una contracción de esa naturaleza tiene el potencial de detener las emisiones de gases de efecto invernadero (GGE), aunque esto no ha sido seriamente discutido o debatido por aquellos que están actualmente trabajando en acciones globales para la transición rápida a través de procesos planeados y coordinados. Por supuesto que es más complicado ya que la provisión de necesidades fundamentales, como el agua, la comida, etc. son parte del mismo sistema altamente integrado que satisface los deseos no esenciales."

En diciembre pasado (2013) David Holmgren sacudió al mundo de la permacultura y de Transición con su provocador ensayo titulado Colapso por encargo (Crash on Demand en inglés).

En este minucioso ensayo, Holmgren retoma los temas del pico petrolero y el cambio climático como principales factores que darían forma al futuro de la humanidad (y junto a ella el futuro de muchas otras especies).

Apoyado en los escenarios introducidos en su último libro (Escenarios Futuros, 2007) y su anterior ensayo Dinero contra energía fósil: la batalla por el control del mundo (2009) Holmgren nos plantea un reto: apoyar a la caída inminente del sistema (principalmente financiero) como último recurso para frenar el cambio climático y sus efectos devastadores.

Escrito para un público principalmente permacultor, el ensayo asume la familiaridad del lector con obras previas del mismo Holmgren, así como con los conceptos del pico petrolero y el cambio climático.

El ensayo de Holmgren ha sido y continúa siendo ampliamente discutido en los círculos permacultores y de Transición (véase enlace a blogs en inglés que discuten el mencionado artículo)

Esta traducción fue posible gracias al esfuerzo conjunto iniciado por Silvia Di Blasio, activista social, bloguera, traductora, consultora e instructora de Permacultura, en colaboración con Daniel Méndez (compañero de Silvia) y Hernán del Vecchio (amigo biólogo especializado en plantas).

El documento final fue revisado por permacultores latinos de México y Argentina, todos muy familiarizados con el trabajo de Holmgren, a saber: Holger Hieronimi (tierramor.org – México), Ricardo Romero (Cooperativa Las Cañadas – México), Gustavo Ramírez (Asociación Gaia – Argentina) and Juan Lagomarsino & Vanesa Viudes (Ecopráctica – Argentina).

Descargar aquí:
Colapso_por_Encargo_David_Holmgren

El documento también puede descargarse de forma gratuita desde la página de David Holmgren (http://holmgren.com.au), y el blog de Silvia Di Blasio: silviadiblasio.wordpress.com óliveasifothersmatter.wordpress.com/

Véase también:
La esencia de la Permacultura (descarga libre)


Fuente: Tierramor.org

In Transition 1.0 (vídeo)

In Transition 1.0 es el primer registro fílmico sobre el Movimiento de Transición. Fue realizado directamente por quienes están involucrados en esta innovadora visión, y refleja el deseo de compartir con todo el mundo las respuestas creativas de sus comunidades ante un panorama que cada vez tendrá menos energía disponible y más problemas económicos y ambientales que resolver.

Barcelona en transició en Biocultura

papel para final

pdficonoVer plano de situación

pdficonoVer programa de actividades

El Espacio Transición llega por 2º año consecutivo a Biocultura Barcelona.

Un espacio coordinado por EcoHabitar y Transición Sostenible que desde el jueves 25 al domingo 28 de abril 2013 nos acercará a lo último del mundo de la transición.

El programa de este año se caracteriza por su variedad y enfoque participativo y sus objetivos son conectar a las personas y diferentes grupos, así como dar a conocer el movimiento de transición, mostrar alternativas y potenciar el cambio socioambiental que ya estamos viviendo.

Entre la gran diversidad de actividades realizaremos:

  • Talleres sobre monedas complementarias, transición.
  • Dragon Dreaming o creatividad.
  • Charlas-debates sobre el movimiento de transición, permacultura o de la economía a la ecología.
  • Estrenos de documentales como: La voz del viento, El despertar de la Tierra, Illes de Futur, InTransiton 2.0. y Living without Money. Presentaciones de colectivos: Transición Sostenible, Permacultura Barcelona, La Repera, Noarderias o Aurea Social y algunas más.

Un espacio además, en el que se daran cita grandes expertos de todos estos ambitos.

El espacio Transición se consolida este segundo año, os esperamos durante 4 dias que estaran llenos de sorpresas, aventuras diversión y mucha, mucha transición.

Jóvenes en transición

Almost-at-the-top-of-the-mountainParece tratarse de un dilema del tipo el vaso medio lleno o medio vacío. Por un lado se podría decir que ya hemos alcanzado un número de puntos de inflexión y sin retorno, varias miles de especies han y siguen desapareciendo, gran parte de los casquetes polares se han derretido, muchas ciudades europeas e islas del pacífico están quedando bajo las aguas, la tierra fértil cede indefectiblemente al avance del desierto, el mar está lleno de plástico y los eventos climáticos son cada vez más dañinos y brutales…

También hemos agotado la mayoría de los combustibles de fácil acceso, y un cuarto del planeta aún vive con menos de un dólar al día.

Por otro lado, nunca hemos visto tantas innovaciones sociales dedicadas a la tarea de intentar solucionar los desafíos de nuestra época. Avaaz es un ejemplo importante de ello; una comunidad de activistas en línea que tiene más de 16 millones de miembros y logra en horas lo que a las ONG les ha llevado años conseguir.

Han puesto sobre el tapete millones de emergencias humanitarias en cuestión de días, han ayudado a lograr una nueva legislación anticorrupción en Brasil y brindado un impulso masivo y global a cientos de campañas a lo largo del mundo. Otro ejemplo es Airbnb, un sistema funcional y ágil de alquiler temporal de viviendas compartidas, interconectado con Facebook, actualmente opera en 127 países, y ha convertido a millones de propietarios en micro emprendedores, al mismo tiempo que ha ayudado a transformar los espacios infra-utilizados de vivienda en algo útil y rentable, con el valor social de una gran comunidad de anfitriones y visitantes.

Tiempos de Transición

transicion2colorEstamos asistiendo a un fenómeno que está tomando una dimensión cada vez más amplia en respuesta a los retos del Pico del Petróleo y del Cambio Climático: los “hijos gemelos” de los hidrocarburos. Se trata de las iniciativas positivas y constructivas que muchas personas, alrededor del mundo, están empezando a tomar para transformar aquello que la gran mayoría ve aun como un problema en una solución, bajo el nombre de Transition Towns (Pueblos en Transición).

Vivimos en una época desde luego muy interesante. Una época en la que somos testigos del progresivo deterioro de nuestro planeta debido a la escalada de la actividad industrial y tecnológica humana de los últimos 200 años, gracias a la posibilidad de disponer de la energía barata y de alta calidad del petróleo1 y, al tiempo, del deterioro de gran parte de las instituciones sociales tradicionales, que han permitido a la humanidad perdurar hasta hoy en día, en relativa armonía con el planeta. Al mismo tiempo estamos asistiendo a un despertar cada vez mayor de una conciencia, también a nivel planetario, que pide un cambio de rumbo de la sociedad e incluso un cambio de paradigma. El concepto de Pueblos en Transición, debe su origen a la coyuntura entre el fenómeno del Cambio Climático y la llegada del Pico Global del Petróleo2. En efecto, la convergencia entre el Cambio Climático y el Pico Global del Petróleo constituye, posiblemente, el reto más grande al que la humanidad haya tenido que enfrentarse hasta el momento. Nuestra sociedad moderna es totalmente dependiente de la economía globalizada, que a su vez es totalmente dependiente del petróleo barato. Tal como había sido previsto por los geólogos independientes del ASPO3, el precio del petróleo está subiendo hasta limites impensados hasta hace pocos meses, hasta superar reciéntemente el techo de los US$130/barril. Los expertos sitúan el pico global de producción del petróleo entre 2008 y 2010 con un encarecimiento del barril por encima de los US$150-200 dentro de pocos meses, cuyas consecuencias inmediatas serían el aumento de los precios de prácticamente todo tipo de género que no se produzca localmente. Un estudio reciente hecho en los EE.UU., conocido como el “Informe Hirsch”, concluyó que un “programa de choque” para prepararse para la vida después del pico, necesitaría de una preparación de cómo mínimo 10 años (pero 20 sería lo deseable) para tener alguna esperanza de éxito. Pero no es lo que los gobiernos están promocionando, especialmente si miramos los programas electorales de los partidos mayoritarios durante las últimas elecciones españolas, donde ni siquiera figura la preocupación sobre el Cambio Climático y los datos relativos al Pico Global del Petróleo son ampliamente ignorados por la prensa.

¿El Pico Global del Petróleo como estímulo para un cambio de paradigma?

Dada la situación, estoy convencido de que es tarea propia de las comunidades locales tomar una posición de liderazgo para abordar este tema. Si queremos mitigar a tiempo los efectos del Pico del Global Petróleo, tenemos que actuar ahora, y lo bueno es que muchas de las soluciones que se han pensado para mitigar los efectos del Cambio Climático también servirían para responder a las amenazas del Pico de Producción del Petróleo y viceversa. En la “jerga” del diseño permacultural, este tipo de actuación se enmarcaría en lo que se conoce como “Diseñar para la Catástrofe”: diseñar las infraestructuras, visibles e invisibles, para prevenir y paliar los posibles efectos de eventos catastróficos.

entrevistado“Por otra parte, -explica Rob Hopkins, iniciador del Movimiento de los Pueblos en Transiciónlas herramientas que los activistas ambientales hemos usado en los últimos 30-50 años (protestar/hacer manifestaciones/presionar), son inadecuadas e insuficientes para con la escala del reto que tenemos delante. Nunca hemos conseguido que la cultura dominante  tome algún compromiso al respecto, así que estamos considerando nuevas maneras de hacerlo. Pero el Pico Global del Petróleo es una herramienta mucho más poderosa para comprometer a las personas a reflexionar sobre estos asuntos que el Cambio Climático, porque las personas se interesan más, instintivamente, por lo que entra dentro en su coche que por lo que sale de su tubo de escape”.

El modelo propugnado por Rob, es un ejemplo real y concreto sobre cómo pensar globalmente y actuar localmente. Es un enfoque diferente del que propone la Red Global de Ecoaldeas, por ejemplo, en cuanto se intenta encontrar soluciones allí donde la mayoría de la gente vive y seguirá viviendo, con mucha probabilidad durante lo que queda de siglo: en los grandes y pequeños núcleos urbanos.

El Informe Kinsale 20214

Rob ha sido profesor de permacultura durante más de 10 años, abriendo el primer curso de diseño de permacultura de 2 años de duración en el Kinsale Further Education College, cerca de la ciudad de Cork, en Irlanda. Explica Rob que, durante esta estancia, después de aprender sobre la cuestión del Pico Global del Petróleo: “empecé a plantearme cómo aplicar los principios de diseño de la permacultura a asentamientos enteros y ciudades….Cómo podríamos empezar a considerar los diferentes elementos de una comunidad dentro de un proceso compartido de diseño y de búsqueda de una visión…y especialmente, cómo diseñar la transición de manera que todo el mundo se sintiese implicado, como si de un viaje común se tratara, como algo positivo. Mucha literatura medioambiental y sobre el pico de petróleo es muy fatalista y cargada de datos técnicos y la reacción de la mayoría es de pasar de ella. ¿Cómo podemos diseñar caminos para el declive energético, que hagan sentir viva, positiva a la gente en este proceso de transformación de la sociedad?”

Esto le llevó a idear el enfoque EDAP5: Plan de Acción ante el Declive Energético, en el que se trabaja de manera positiva con una comunidad, para buscar una visión de cómo ven su pueblo a 20-30 años vista, para luego volver a empezar teniendo presente esta visión. El primer proyecto piloto de este enfoque se realizó para el pueblo de Kinsale, de 2300 habitantes en 2005, con el soporte del ayuntamiento. Constituyó el proyecto de fin de curso de los estudiantes del curso de permacultura de 2 años y trataba de averiguar cómo Kinsale podría “navegar” en estos tiempos de incertidumbre, proponiendo una visión clara de cómo puede ser un futuro de baja disponibilidad energética e identificando una hoja de ruta a seguir para conseguirlo. Consideraron que en 2021 Kinsale dispondría de la mitad del actual combustible fósil y que esto tendría efectos sobre todos los aspectos de la vida del pueblo. El informe cubre la mayoría de aspectos de la vida de Kinsale, tales como la alimentación, la juventud y la comunidad, la educación, la vivienda, la economía y la sostenibilidad, la salud, el turismo, el transporte, los residuos y la energía.

¿Qué es una Iniciativa para la Transición?

El esfuerzo para llevar a cabo el informe Kinsale 2021, llevó a Rob a apuntarse a un programa de doctorado en la universidad de Plymouth, e instalarse en el pueblo de Totnes, en Devon, para investigar de manera más rigurosa cómo hacer que este enfoque fuese aplicable en otros lugares y especialmente para asentamientos humanos más grandes, intentando aplicarlo en primer lugar al mismo pueblo de Totnes de 8500 habitantes. Nace así en 2006, la primera “Iniciativa para la Transición”: Transition Town Totnes. Estas iniciativas representan la evolución del primer enfoque EDAP. “Una Iniciativa para la Transición es una comunidad que está dando rienda suelta a su genio colectivo latente, para mirar al Pico de Producción del Petróleo y al Cambio Climático directamente a los ojos y descubrir e implementar maneras de responder a la gran pregunta: ¿cómo reducir drásticamente las emisiones de carbono (para mitigar los efectos del Cambio Climático) y cómo hacer aumentar de manera significativa, la capacidad de recuperación/reacción (para mitigar los efectos del Pico de Producción del Petróleo), para todos aquellos aspectos de la vida que esta comunidad tiene que tener en cuenta para sostenerse y prosperar?”

Un Pueblo en Transición  reconoce cuatro puntos: En primer lugar  que la llegada  de una manera de vivir con un consumo energético drásticamente inferior es inevitable y que es mejor planificarlo que dejarse coger por sorpresa. Segundo, que en la actualidad nuestras comunidades no tienen la capacidad de reaccionar para manejar los graves choques energéticos que nos llegarán a raíz del Pico Global del Petróleo. Tercero, que tenemos que actuar por nuestra cuenta y tenemos que hacerlo ahora. Y por último, que  dando rienda suelta a la genialidad de la comunidad local, para diseñar creativamente nuestro declive energético, podremos construir maneras de vivir más conectadas, más enriquecedoras y que no dañen el planeta.

Aguantar los choques

Uno de los conceptos claves de las Iniciativas para la Transición, a parte de reducir la huella de carbono, es el concepto de preparar un pueblo/ciudad/barrio/etc. para aumentar su capacidad de resistir y recuperarse frente a los choques externos, como puede ser la escasez repentina de alimentos disponibles o el fuerte aumento de los precios de los bienes de primera necesidad. En el pasado, antes de la era de petróleo barato, la mayoría de ciudades ya tenían esta capacidad, puesto que gran parte de las materias de primera necesidad, como los alimentos y la ropa, se producía en las mismas ciudades o en sus alrededores. Pero hoy en día esto ya no es así. Es interesante notar el ejemplo de Cuba, que tuvo que reconstruir su capacidad de reacción de golpe, cuando el suministro de petróleo procedente del bloque soviético vino a menos,  poniendo en marcha grandes programas de agricultura urbana en La Habana y en el resto de la isla6.

Las Iniciativas para la Transición  alientan la recuperación de la capacidad de reacción comunitaria, haciendo hincapié sobre la historia pasada del lugar, descubriendo cuales eran las peculiaridades que hacían este lugar único, mirando como cualquier actividad relevante puede mantenerse funcionando también en tiempos de crisis, disminuyendo su dependencia de los combustibles fósiles, instaurando sistemas económicos y monetarios complementarios y aumentando la importancia de la agricultura urbana. Se han desarrollado, además, una serie de indicadores de la capacidad de reacción (ver recuadro), para poder reconocer fácilmente si se está procediendo en la dirección correcta.

banco semilas¿Cómo poner en marcha una Iniciativa para la Transición en tu ciudad/pueblo/barrio/isla?

El grupo de trabajo liderado por Rob Hopkins en Totnes, sugiere dar los siguientes pasos7:

1) Formar un grupo directivo. Diseñando su desaparición desde el principio para llevar el proyecto adelante durante fase inicial, haciendo así que el éxito del trabajo esté por encima de los individuos.

2) Sensibilizar. En esta fase se trata de identificar los aliados clave, construir las redes de apoyo y preparar la comunidad para el lanzamiento de la iniciativa: pasar películas, organizar mesas redondas con expertos, intervenir en las radios locales, etc.

3) Poner los cimientos. Conectar con los grupos de activistas existentes y otros grupos, asegurándoles que  la Iniciativa para la Transición está diseñada para incorporar sus esfuerzos previos y para recibir sus futuros aportes mirando al futuro con nuevos ojos.

4) Organizar el lanzamiento. Esta etapa es muy importante y representa un hito en la maduración del proyecto, colocándolo a la atención de la comunidad más amplia, preparando el terreno para los pasos siguientes y celebrando el deseo de la comunidad de empezar a actuar.

5) Formación de grupos de trabajo. Para poder desarrollar un plan EDAP es necesario conectar con la inteligencia colectiva de la comunidad y para ello es conveniente formar pequeños grupos de trabajo que se centren en diferentes aspectos del proceso, tal como: alimentación, transporte, energía, residuos, agua, etc. Cada uno de estos grupos trata de determinar la mejor manera de construir la capacidad de reacción y reducir la huella de carbono dentro de su ámbito.

6) Utilizar el método Open Space8 para llevar los encuentros de las Iniciativas para la Transición.

7) Desarrollar manifestaciones prácticas y visibles del proyecto. Desde el principio el proyecto tiene que demostrar un progreso visible dentro de la comunidad. Esto hará mejorar la opinión de las demás personas sobre el proyecto y también sus ganas de participar en él.

8) Facilitar la “Gran Capacitación”. Crear las oportunidades para volver a aprender toda una serie de habilidades, que nuestros abuelos tenían por sentadas: como reparar objetos, cocinar, cultivar, construir con materiales naturales, hacer el pan, preparar tintes, etc.

9) Crear un puente con la administración local. Por muy bien que hayáis trabajado y creado fantásticos proyectos y hayáis realizado un maravilloso plan EDAP, no vais a progresar mucho si no habéis cultivado una relación positiva y productiva con la administración local.

10) Honrar a los mayores. Es muy importante involucrar a todas aquellas personas que eran jóvenes en las época entre 1930 y 1960, y recuerdan directamente la transición a la era del petróleo barato, no tanto para tener que volver hacía atrás sino para aprender de ellas qué implicaba vivir en una sociedad diferente y aumentar las conexiones con el lugar en que estamos desarrollando la iniciativa de transición.

11) No forzar los resultados. No tener una visión rígida del resultado final sino actuar de facilitadores, para que la comunidad diseñe su propia transición. Si se mantiene el foco en aumentar la capacidad de reacción y reducir la huella de carbono, la inteligencia colectiva de la  comunidad dará con las soluciones más factibles y creativas.

12) Crear un Plan para el Declive Energético (el EDAP). Para ello es necesario reunir el trabajo realizado por todos los grupos temáticos sobre como reducir la huella de carbono y aumentar la capacidad de reacción en cada ámbito estudiado.

Además, el grupo promotor de la iniciativa, la Transition Network, pide que cualquier grupo que aspire a oficializarse como Iniciativa de Transición deba autovalorarse con respeto a un conjunto adicional de criterios9 con la idea de que estos grupos pioneros se encuentren en las mejores condiciones para poder empezar a desarrollar su labor.

Conclusiones

En la actualidad existen 64, entre pueblos, ciudades, barrios e islas que han formalizado su adhesión a la Transition Network, la gran mayoría de ellos en UK e Irlanda, y unas pocas en Nuevas Zelanda y Australia, existen unas 700 comunidades más, distribuidas por distintos países de todo el planeta, que lo están considerando seriamente, incluidas algunas en la península ibérica10.

En la actualidad, en Totnes hay 10 grupos de trabajo sobre los temas considerados importantes a la hora de construir un plan EDAP, surgidos de las personas que atendieron a los eventos de sensibilización y 20 proyectos11 en marcha, como por ejemplo:

  • Un proyecto de moneda complementaria (la Libra de Totnes) ya aceptada en muchos negocios locales.
  • Plantación de nogales y otros árboles productivos por todo el pueblo.
  • La producción de una Guía de la Comida Local, juntando tiendas que se abastecen de productos locales y productores de comida local así como un calendario de la comida local disponible en cada temporada.
  • Un proyecto para promocionar la eficiencia energètica en el pueblo, tanto en los hogares como en el entorno laboral, tiendas etc.

Se ha publicado también un manual que explica en detalle como empezar y llevar a cabo un proceso para poner en marcha una Iniciativa de Transición12.

Los Pueblos en Transición no son las únicas iniciativas de este tipo. En EE.UU. el Post Carbon Institute, un instituto de investigación para asistir directamente a los ayuntamientos que quieren “relocalizarse”, ha lanzado una iniciativa similar conocida como las  “Post Carbon Cities”13.

El poder del enfoque de las Iniciativas para la Transición es que está cogiendo amablemente las personas de las manos y diciéndoles: “Venga, podemos superarlo, podemos hacer la transición y puede ser fantástico”. 0

Referencias

1 Ver EcoHabitar Nº 12, para una discusión sobre cuestiones energéticas relacionadas con los combustibles  fósiles.
2 Ver EcoHabitar Nº 11, para una reseña de los posibles escenarios energéticos a raíz del pico de petróleo y gas.
3 ASPO: Association for the Study of Peak Oil & Gas, http://www.peakoil.net
4 Es posible bajar el informe “Kinsale 2021” en castellano desde: http://decreixement.net/images/kinsale%20castellano.pdf
5 EDAP  viene de Energy Descent Action Planning
6 http://www.powerofcommunity.org/cm/index.php  Ver página web: “El poder de la Comunidad, Como Cuba Sobrevivió al Pico del Petróleo”, Produjeron el DVD que cuenta como Cuba superó el “periodo especial” gracias, en parte, a la ayuda de un grupo de permacultores australianos.
7 http://transitiontowns.org/TransitionNetwork/TransitionNetwork#primer. Guía de la “Red de los  Pueblos en Transición” para explicar el proceso de formación de una Iniciativa de Transición.
8 La tecnología Open Space es una manera sencilla de hacer encuentros productivos, desde 5 hasta más de 2000 personas, y una manera poderosa de llevar cualquier tipo de organización, en la práctica cotidiana y un cambio extraordinario http://www.openspaceworld.org/
9  http://transitiontowns.org/TransitionNetwork/Criteria, criterios oficiales para dar de alta una Iniciativa para la Transición en la Transition Network.
10 http://transitiontowns.org/TransitionNetwork/TransitionCommunities, Listado de comunidades adheridas a la Red de las Iniciativas de Transición y http://transitiontowns.org/TransitionNetwork/Mulling, Iniciativas de Transición en que se encuentran los pueblos, ciudades, barrios e islas que están considerando adherirse a la Red. En la península ibérica, hay 9 entre pueblos y ciudades que están en el proceso de convertirse en un Pueblo en Transición. Ver también la web http://comunidadsinpetroleo.com para actualizaciones sobre las iniciativas de transición en la península e islas. En esta web existe también una traducción al castellano
http://comunidadsinpetroleo.com/TNESP/index.html, de la portada de la web
http://transitionnetwork.org
11  http://totnes.transitionnetwork.org es la web de la primera iniciativa de pueblos en transición, el pueblo de Totnes en el sur de Inglaterra. http://totnes.transitionnetwork.org/Central/Projects_list listado de proyectos en marcha de Totnes
12  The Transition Handbook, Rob Hopkins, Green Books, 2008
13  http://postcarboncities.net/ Las Ciudades Después del Carbono. El Post Carbon Institute ha publicado el libro “Post Carbon Cities: Planning for Energy and Climate Uncertainty”, dirigido a las autoridades locales y que explica qué pueden hacer los tomadores de decisiones para responder a los retos del Cambio Climático y del Pico de Global del Petróleo.

Transition Sidney: del sueño a la realidad

transición sidneyUn grupo de personas en Sidney se han remangado y están plantando verduras, hierbas y árboles frutales en sus jardines,  balcones, y hasta en las aceras.  Lo están haciendo sin fertilizantes artificiales, ni pesticidas, diseñando mini ecosistemas de bajo mantenimiento y pensando a largo plazo.

Son los transicionistas, y saben que la permacultura tiene ahora más sentido que nunca. Transition Sydney está formado por personas que entienden que hay que hacer algo práctico de cara al impacto que tendrá sobre nuestras vidas el cambio climático, el agotamiento de los hidrocarburos, el colapso del comercio global y los  sistemas financieros. Y hay que hacerlo ya.
Transition Sydney
La idea es trabajar juntos, dentro de tu vecindario plantando comida, compostando, reduciendo el consumo energético y conectando con tu comunidad. Transition Sydney es un eje, catalizador, socio, y centro de recursos para las iniciativas de transición de diferentes barrios y zonas de Sidney, una ciudad de 4.200,000 habitantes. Hay que tener en cuenta que aunque las iniciativas de transición alentadas sean del centro, Sidney depende de toda la bio-región de Sidney (3.625,008 hectareas) como fuente de energía, alimentos y agua.Es evidente, por el trabajo de estas iniciativas  que la comida tiene que estar plantada cerca de la casa. Hay que reducir, y si es posible eliminar, el transporte desde la fuente de alimentación hasta nosotros. Esto es a lo que llaman la relocalización. Construir comunidades robustas, que se autoabastecen. La visión de Transición es la de un futuro mejor, de aquí surge el entusiasmo que mueve a la gente. Con el convencimiento de que solo nosotros, colectivamente, lo podemos hacer.
Como se formó Transition Sydney
El primer encuentro de Transition Sydney tuvo lugar una tarde de marzo en el 2008 cuando tres desconocidos entre sí: Peter Driscoll, Ruth Wallsgrove, y Andrew Harvey quedaron para tomar algo después de trabajar. Cuenta Ruth como cada uno por su cuenta, interesados en Transición, habían escrito a Totnes Transition Town en Inglaterra. Al poco Totnes les puso en contacto entre ellos. El motivo de sus esfuerzos desde entonces ha sido asistir a las iniciativas de transición de la bioregión de Sidney. Ruth dice que la oportunidad de mejora yace en las ciudades, pero que nosotros tenemos que desatarla.

La transición hacia las “ecociudades”

En un pueblo de 7.000 almas, entre las bucólicas colinas de Devon, se está cociendo desde hace siete años una revolución pausada y silenciosa. Cualquiera que llegue por primera vez a Totnes, no notará posiblemente la diferencia: los coches siguen circulando entre los caserones de piedra y –como los propios vecinos advierten– «aún no tenemos a las cabras pastando en los tejados verdes».

Remontando High Street, sin embargo, uno empieza a notar que algo está ocurriendo realmente en Totnes… En plena crisis, aquí tenemos la explosión de pujantes comercios locales. Muchos de ellos admiten el pago con la divisa autóctona, la libra de Totnes. Los 40 cafés locales han hecho piña para evitar la apertura de cadenas multinacionales. Y los vecinos han sido capaces de organizarse, calle a calle, para llenar los tejadosde paneles solares.

La semilla del cambio se plantó hace tiempo en Totnes. Hace casi un siglo, Dorothy y Leonard Elmhirst levantaron muy cerca su utopía rural, en lo que hoy es el Dartington Hall y el Schumacher College. El pueblo fue siempre uno de los puntales del pensamiento progresista y de la busca de otros estilos de vida. Pero el auténtico catalizador ha sido el movimiento de la Transición, que nació aquí en 2005 y que se ha propagado ya por 34 países con su mensaje de regeneración energética, económica y social.

«El sistema con el que funcionamos ha entrado en un callejón sin salida», advierte Rob Hopkins, permacultor y cofundador del movimiento, que decidió trasplantar a Totnes el experimento tras los primeros pasos en Kinsale (Irlanda).

«La era del crecimiento ilimitado y el petróleo barato ha tocado a su fin. Y el problema es que no tenemos a mano una alternativa».

«Con la Red de Transición estamos intentando crearla con un abanico de ideas e iniciativas desde lo local», advierte Hopkins. «No tenemos las soluciones, pero las estamos buscando. El objetivo es crear comunidades resilientes en cualquier parte del mundo. Cada país y cada cultura lo está adaptando a su manera y con sus propios ingredientes».

Planes de descenso energético. Cooperativas de energía solar.Monedas complementarias. Apoyo a la emprendiduría social. Impulso de la agricultura urbana… El movimiento que nació como Transition Towns, como respuesta a los retos del cambio climático y del pico del petróleo, se ha adaptado a los tiempos que corren y a la necesidad de respuestas ante la crisis.

Reconomy Project, el proyecto para regenerar la economía, es precisamente el reclamo de la conferencia anual que se celebra este fin de semana en Londres y a la que asisten los miembros de los más de 200 grupos británicos de transición, más 60 representantes del movimiento en otros países, entre ellos España.

Juan del Río, gestor y formador ambiental, cofundador de Transición Sostenible, ha disertado en Londres sobre el papel del movimiento «en tiempos de austeridad». «Hay un gran interés y una lógica preocupación por todo lo que está pasando en el sur de Europa», admite Del Río. «Lo cierto es que en España están surgiendo muchas iniciativas ante la crisis, de cooperativas integrales a redes de intercambio y monedas sociales. La Transición aspira a ser el puente entre estas islas, el catalizador que necesitamos para estar conectados y poner las ideas en acción».

En España hay ya entre 25 y 30 grupos de transición, de Barcelona a Madrid, de Valencia a Bilbao, de Coín a Vilanova i la Geltrú. La primavera pasada se celebró el primer encuentro nacional en Zarzalejo (Madrid), y con el impulso de la portuguesa Filipa Pimentel –que coordina desde Bruselas todos los hubs repartidos por el mundo– la nueva transición ibérica está tomando fuerza y forma.

«Transición es una palabra positiva para nosotros, por todo lo que implica de cambio y apertura», sostiene Juan del Río. «Está claro que en el sur de Europa necesitamos pasar a la acción con respuestas desde lo económico. Pero tenemos que hacer al mismo tiempo un esfuerzo de transición personal. Quienes buscamos alternativas hemos estado muy desunidos hasta la fecha: hay que aceptar que las diferencias son nuestra fuente de diversidad».

Una reciente película, Transition 2.0, da cuenta del efecto multiplicador del movimiento, de Nueva Zelanda a India, pasando por Japón, Brasil o Italia (donde el ayuntamiento de Monteveglio ha adoptado públicamente la primera «resolución de transición»).

En Gran Bretaña, el movimiento ha saltado de los pueblos a las grandes ciudades: en Londres existen ya 40 grupos de transición, conectando los grandes barrios y promoviendo iniciativas de eficiencia energética, autonomía alimentaria o dinero local, como la emblemática libra de Brixton. Una ciudad de medio millón de habitantes, Bristol, ha dado un gran impulso al movimiento este año con la adopción de su propia divisa electrónica y complementaria que aspira a reactivar la economía local.

«Experimentamos haciendo: no esperamos a que nadie nos dé permiso », advierte Ben Brangwyn, cofundador del movimiento. «No tenemos una receta mágica para el cambio, y hemos comprobado que la misma fórmula no funciona en todas las partes del mundo. Pero la red se está propagando cada vez más rápido. Del intercambio de experiencias está surgiendo un poder transformador que antes no teníamos».

Rob Hopkins, cofundador de Transition Towns, ha acuñado un lema infalible para pasar a la acción: «Si esperamos a que actúen los Gobiernos, será demasiado tarde. Si tomamos la iniciativa individualmente, será demasiado poco. Pero si actuamos en comunidades, probablemente será suficiente y a tiempo». Hopkins reconoce que la transición a un nuevo modelo económico y energético debería haber comenzado hace tres décadas, «pero aún estamos a tiempo de evitar el colapso actuando desde lo local y construyendo economías resilientes». «Soy un gran creyente en el potencial del ser humano», asegura.

Carlos Fresneda


Aquí podéis descargar el artículo original “Transición hacia las ecociudades – Carlos Fresneda, públicado en el periódico “el mundo”, edición en papel, el 1 de octubre del 2012.