Seminario de diseño interior IEB

Los espacios y los edificios deben ser configurados no sólo bajo la perspectiva de salubridad y bienestar ligada a la eficiencia energética y a la ausencia de sustancias o radiaciones perjudiciales, sino también deben ser espacios bellos y acondicionados con los materiales correctos. La estética “gestaltung”, el diseño amable y respetuoso, acorde con nuestro bienestar y la ecología del espacio son necesidades humanas fundamentales.

Dado el creciente interés en Alemania por formarse en esta especialidad, el IEB ofrece la base de los aspectos creativos de la biología del hábitat, así como los aspectos teóricos y prácticos de la construcción de espacios, experimentando desde la práctica, “manchándose”, tocando materiales y aprendiendo a manejarlos. Esto lleva al desarrollo de competencias para ofrecer un asesoramiento en Baubiologie en el acondicionamiento y configuración de espacios, un trato seguro sobre dudas creativas y asegurando la confianza en las propias capacidades del asesor.

Para la realización de este seminario contaran con dos especialistas del sector que ofrecen esta formación desde hace muchos años en el IBN, durante cuatro días de seminario, con un máximo de 20 Personas. Se hará especial hincapié en el trabajo práctico en el exterior, centrando la formación en:

  • Colores en un contexto holístico
  • Base de Feng Shui adaptado a Europa
  • Sentir las formas y los espacios

seminario2

Más información: http://www.baubiologie.es/quienes-somos/actividades-ieb

El arte de la colocación

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERAEl origen de Feng Shui se remonta al siglo III, cuando se escribe el primer libro al respecto. Lo escribió Guo Pu, quien era un erudito observador de los astros. 

Este libro estuvo plenamente orientado a la construcción de las casas Yin (tumbas), ya que para entonces la suerte y el destino de las futuras generaciones dependería de la buena ubicación y orientación donde estuvieran enterrados los restos de sus ancestros.

El Feng Shui se practicó en todas las dinastías y se adecuó con el paso del tiempo, a las casas Yang (casas de los vivos), y con esto se desarrollaron varias técnicas, todas con el fin de estudiar el entorno y con ello decidir cuál era el mejor sitio para la construcción de las casas y edificios imperiales.

Elegir el sitio donde se concentra la energía ha sido tema de estudio de observadores y astrólogos, y continúa siendo objeto de los análisis del Feng Shui. Practicantes y profesores trabajan hoy en día para preservar esta doctrina, que fue prohibida en China durante la revolución cultural, cuando los grandes maestros tuvieron que emigrar a otros países como Malasia, Singapur, Corea o Hong Kong que para entonces ya era colonia británica. Maestros como Raymond Lo, Howard Choy, Yap Cheng Hai, Joseph Yu entre otros, han traído estos conocimientos a occidente venciendo la barrera del idioma original de esta doctrina.

En la actualidad se habla mucho de la parte menos significativa del Feng Shui, de las curas y de los objetos que ligados a una intención se convertirían en símbolos de prosperidad o de salud, pero se ha dejado de lado la parte de mayor impacto y relevancia de la práctica, la que fue menester de astrólogos y eruditos convertir en teoría.

Un despacho de arquitectura con vocación sanadora

El pasado 18 de septiembre se inauguró en Pineda de Mar (Barcelona) el Centre Espai Natural CEN, centro holístico de Arquitectura, Arte y Crecimiento personal, que tiene como objetivo principal crear, crecer y construir desde la conciencia, la armonía, el bienestar, consiguiendo espacios armónicos que ayuden al equilibrio personal.

La arquitecta Laura Barbera es la impulsora del Centre Espai Natural CEN. Laura Barbera es arquitecta holística y consciente, Interiorista y Armonizadora de espacios. Es una italiana, nacida en Torino, que desde hace 15 años vive y trabaja en Cataluña, donde ha desarrollado su vocación por la arquitectura más allá de la propia construcción, ofreciendo, no sólo un lugar donde vivir, sino un hogar sano y armónico, creado con pasión y amor.

Para Barbera, la Arquitectura holística y consciente y el Interiorismo Armónico consisten en construir, reformar y reciclar espacios integrando enseñanzas tan antiguas como la Geometría Sagrada, la Geobiología, la Radiestesia, la Arquitectura tradicional, la Bioconstrucción y el Feng-shui, entre otras. Uniendo estas enseñanzas con las nuevas tecnologías que han caracterizado los siglos XX y XXI se consigue dar a las personas mayor bienestar y salud y  hacer de su casa un hogar sagrado.

Centre Espai Natural CEN quiere ser un lugar de referencia donde aprender a construir con consciencia, siendo, al mismo tiempo, un espacio de crecimiento interior. Será un lugar desde el que crear nuevos espacios, basados en una arquitectura sostenible y ecológica, y desde el que cultivar el “espacio interior” de las personas.

 

Centre Espai Natuaral CEN

El acto inaugural del pasado día 18 de septiembre contó con una meditación guiada por Anna Masabeu “Nyima Chokyi” Maestra Budista, psicoterapeuta, especialista en Geobiología, Feng-shui y Reiki sincrético. Con esta Meditación se pretendía establecer las bases para un camino armónico y lleno de equilibrio del Centro. Esta meditación ha sido la primera actividad de las que se realizaran mensualmente.

Además de los proyectos de arquitectura e interiorismo de Laura Barbera, Centre Espai Natural CEN, quiere ser un lugar de colaboración entre profesionales de diferentes áreas, creando sinergias y favoreciendo el desarrollo de una nueva forma de hacer arquitectura. Será también un espacio abierto a otro tipo de actividades como meditaciones, cursos y talleres temáticos de fin de semana (geobiología, feng-shui, recuperación de la vista, cocina vegetariana, autoconstrucción, geometría sagrada, reiki sincrético, entre otros).

Centre Espai Natural CEN:           

C/Pelai, 3, 1 -1
08397 Pineda de Mar (Barcelona)
Telf.: 687 055 42
espainaturalment@gmail.com

Terremoto en Girona

Un pequeño gran terremoto ha sacudido nuestro mundillo de la Bioconstrucción y sería un error pasar por encima sin siquiera un comentario porque seguro que tenemos algo que aprender todos.

A los hechos: a raíz de la queja de un alumno de la Universitat de Girona sobre un posgrado de Bioconstrucción, Geobiología, Geometría Sagrada y Feng- Shui, entre otras cosas; se monta la de Dios es Cristo  en las redes sociales y a través de una fuerte presión social consiguen que se retire. Aquí el link:
www.cerebrosnolavados.blogspot.com/2011/11/universitat-de-girona-abraza-la.html

Los que algún día habéis leído algún artículo mío sabéis que yo llevo muchos años intentando que no se mezclen las cosas y que la bioconstrucción debe ser lo que siempre ha sido: un adobe, una piedra, corcho y cal; y desmarcarse de lo demás. A pesar de eso, no me alegro por lo que ha pasado por dos razones:
Por un lado porque conozco a casi todas las personas implicadas y me unen vínculos de amistad en mayor o menor grado. Y no son vendepócimas.

La otra es que creo que el estudiante tiene derecho a decir que la Universidad no es el sitio ni un posgrado la forma (el argumento del precio me parece que está fuera de lugar y que distorsiona el debate).

Del mismo modo que no quiero que a mis hijos les den religión en la escuela y mucho menos que se ponga nota a la religiosidad de alguien (cómo se mide?); entiendo que no se pueden dar créditos por asistir a una charla de Feng-Shui. En la Universidad puedes enseñar quienes fueron y qué escribieron los poetas del 27, pero no puedes enseñar a tener sensibilidad para leer poesía, ni gusto para la música ni paladar para los vinos. Porque son cosas subjetivas y no medibles. Como no se puede medir la alegría o la tristeza y eso no quiere decir que no existan. He buscado por internet una respuesta de G. Barbeta para colgar aquí el link como contrapeso al otro y no he encontrado nada. Desde aquí le invito a él y a todos los que tengáis algo ponderado que compartir a que lo hagáis. A ver si de esta crisis podemos aprender algo todos.

Tiempo de encuentro para una nueva visión colectiva

El año lunar 2012 se inicia el 23 de enero, y está simbolizado por el hexagrama Fuego-Cielo, que también ha sido acompañado por la imagen Gente en concordia, un tiempo de reunión, donde es mejor la realización colectiva… es por eso, que el Cielo ha estado preparando los últimos años un tejido cósmico por donde fluyen latidos de origen lejano y ancestral, que van al encuentro de reconfigurar la vida, de dotarla de nuevas y más grandes dimensiones.

El 2012 es también un mito, el final del tiempo, el cierre de un ciclo largo de milenios, y la transición a un tiempo donde todas las posibilidades de existir y habitar la vida se abren para reinventarse colectivamente…

Es por eso, que en Feng Shui, el concepto espacio se engrandece abandonando la idea de casa-armonizada por la de casa-planeta y jardín cósmico… pasaremos a entender que el espacio es la suma del conjunto de expresiones de vida micro y macro por habitar sueños y proyectos de corazón.

¿Miedo hacia el 2012?

Este tiempo de tránsito que vivimos, era conocido por los Mayas toltecas como El fin del tiempo como lo conocemos, y señala el final de un ciclo largo planetario y galáctico, la última etapa de una manera de ser y estar en la vida, y la emergencia de otra diferente…

Esta percepción sobre los ciclos largos de tiempo, no sólo se encuentra en la cultura tolteca-maya; hay relatos cronológicos similares  que recogen esta misma percepción del tiempo como en el ciclo Kali Yuga hindú, en los ciclos Sumerios y en el calendario de piedra del antiguo Egipto. Los Hopis, los Maoris y los Zulu señalan esta bisagra entre ciclos como tiempo de purificación; los Incas le llaman ‘la Era de conocernos interiormente nuevamente’; los calendarios Pueblo y Cherokee, terminan exactamente el año 2012; para los Aztecas, es  el tiempo del Sexto Sol; los Dogon esperan el retorno de una estrella azul y las profecías Tibetanas de las enseñanzas Kalachakra hablan también de la llegada de La Era dorada.

Energéticamente, las redes cósmicas o dragones si lo queremos ver en una metáfora antigua y mítica, generan gran cantidad de movimiento y flujos energéticos que activan un sistema nervioso cósmico. Estos hiperenlaces interconexionan conciencia y redes de vida como nunca antes de había visto, y por lo tanto, nos hace reencontrarnos en una conciencia más global, más transpersonal.

Paralelamente, el poder de la intención, es decir, la capacidad para afectar al mundo y tranformarlo, también crece y se magnifica, tanto en el sentido de usarla con mayor conocimiento, conciencia y corazón, pero también funciona en el sentido inverso, cuando la intención se focaliza en los miedos, la confrontación y la inconsciencia.

Estamos ante una brecha entre un tiempo que termina y otro que nace, donde las posibilidades creativas son extraordianarias…

Es el tiempo de materializar tus sueños y los impulsos de tu corazón en el sentido en que la naturaleza nos propone: hiperenlázate y vuela en una visión más amplia de lo que nos ocurre.

Los autores de este artículo, José Manuel Chica y Blanca Valle, pertenecen al Taller del Hábitat.