Nuevos objetivos de uso de renovables y eficiencia energética

El Parlamento aprobó el martes elevar la cuota de uso de energías renovables en la UE hasta el 32% del total en 2030 y un objetivo indicativo de eficiencia energética para ese año del 32.5%.

La Cámara respaldó el acuerdo informal alcanzado en junio con el Consejo sobre eficiencia energética (434 votos a favor, 104 en contra y 37 abstenciones), renovables (495 votos positivos, 68 negativos y 61 abstenciones) y gobernanza de la Unión energética (475 frente a 100, con 33 abstenciones), tres textos legislativos que forman parte del paquete de energías limpias.

Los objetivos de eficiencia energética y renovables serán revisados antes de 2023, pero sólo podrán endurecerse y no rebajarse.

Abaratar la factura energética y fomentar el autoconsumo

Gracias al fomento de la eficiencia, los ciudadanos verán cómo bajan sus facturas. Además, Europa podrá reducir su dependencia del petróleo y el gas importado, mejorar la calidad del aire y proteger el medio ambiente.

Los países estarán obligados a introducir medidas específicas para atajar la pobreza energética. Asimismo, se permitirá a los particulares la producción de energía para cubrir su consumo, así como almacenar y vender lo que no necesiten.

Hacia la segunda generación de biocombustibles

Los biocombustibles de segunda generación pueden jugar un papel clave en la reducción de la huella de carbono del sector del transporte. Además, al menos el 14% del combustible usado para transporte deberá proceder de fuentes renovables en 2030.

Los biocarburantes de primera generación con un alto riesgo de “cambio indirecto en el uso de la tierra” (ILUC, es decir, cuando la tierra pasa del uso no agrícola -como pastizales y bosques- a la producción de alimentos, lo que aumenta las emisiones de CO2) no se tendrán en cuenta para los objetivos de uso de renovables a partir de 2030. Desde 2019, la contribución de los biocarburantes de primera generación a estos objetivos se irá reduciendo gradualmente hasta quedar fuera en 2030.

Nueva estructura de gobierno para la Unión energética

Cada Estado miembro deberá presentar planes a diez años sobre energía y clima, detallando objetivos nacionales, políticas y medidas en este ámbito, antes del 31 de diciembre de 2019, y cada diez años a partir de esa fecha.

Declaraciones de los ponentes

El ponente sobre renovables, José Blanco (S&D, España), señaló: “Desincentivamos la inversión en nueva producción de biocombustibles elaborados a partir de alimentos y piensos e impulsamos los biocarburantes más avanzados. También hemos logrado reforzar el autoconsumo y producción como un derecho, y ha quedado clara la voluntad del Parlamento de prohibir los gravámenes o cargos al autoconsumo como norma general”

El ponente sobre eficiencia energética, Miroslav Poche (S&D, República Checa) dijo: “El incremento de la eficiencia energética beneficia a todos los europeos. Reducirá las facturas, y repercutirá en la competitividad de la industria, rebajando los costes y estimulando la inversión”.

Próximos pasos

Una vez adoptados formalmente por el Consejo, los textos legislativos entrarán en vigor 20 días después de su publicación en el Diario Oficial de la UE. El reglamento sobre gobernanza se aplicará directamente en todos los Estados miembros, mientras que los países tendrán 18 meses para trasladar a la legislación nacional las otras dos directivas

 

California a punto de obligar a la instalación de paneles solares en los nuevos edificios

De ser aprobada la medida entraría en vigencia para 2020 y sería el primero estado en adoptar una medida de estas proporciones. El estado norteamericano tiene una población de 39.5 millones de personas.

Si la Comisión Energética de California (Estados Unidos) vota SÍ el día de hoy, todas las edificaciones nuevas que se construyan, deberán, obligatoriamente, tener paneles solares.

Según The Independent, alrededor del 20% de las viviendas familiares se construyen con capacidad solar incorporada, pero si la norma se aprueba, la proporción aumentará drásticamente, sobre todo a partir de 2020, que es cuando entraría en vigor.

“California está a punto de dar un gran salto en los estándares energéticos”, ha dicho Bob Raymer, director técnico de la California Building Industry Association, a The Mercury News.

Según el medio sobre tecnología Slash Gear, la energía solar no ha despegado en los mercados de consumidores por dos razones. Una, el alto costo (que con las décadas se ha ido reduciendo) y otra, la falta de un empujón como el de California.

La medida solo se aplicaría para las construcciones que tengan tres o más pisos, y además de la implementación más amplia de la energía solar obligatoria en Estados Unidos, las nuevas directrices también exigirían una mayor dependencia de la electricidad con respecto al gas natural y un mayor almacenamiento en baterías.

La medida no nació de la noche a la mañana. Hace una década, la Comisión Energética de California venía hablando de mejorar la eficiencia energética de las construcciones residenciales para que “los nuevos hogares, tanto casas como edificios, puedan ser cero energía neta en 2020 para residencias y para 2030 para edificios comerciales”. Es decir, que todos los hogares produzcan suficiente energía solar para autoabastecerse y prescindir de la electricidad y el gas que usan.

Según los cálculos de The Independent, el nuevo estándar energético haría que los costos de construcción suban unos 30.000 dólares, pero si la medida sobre el nuevo sistema de energía solar sobrevive, los dueños de un hogar ahorrarían 60.000 dólares.

A pesar de esto, estos costos adicionales fueron criticados por el constructor de viviendas y consultor de diseño Bill Watt, quien dijo que los precios de la vivienda quedarían fuera del alcance de muchos. “¿Por qué no hacer una pausa por un momento, centrarse en los problemas de la asequibilidad y la vivienda, y luego dar la vuelta?”, dijo a ese medio británico.

Solar Power Authority hizo el cálculo de cuánto cuesta instalar suficientes paneles solares fotovoltaicos (PV) en una casa o edificio de negocios para la generación propia de energía eléctrica. “En los Estados Unidos, una regla general es que la casa promedio consume electricidad a razón de 1 kW por hora (kWh). Hay aproximadamente 730 horas en cada mes, y el precio promedio de un kWh de electricidad es de $ 0,10. Entonces, una factura mensual promedio sería de alrededor de $73 por 730 kWh de electricidad“.

Slash Gear señala que algunos expertos piensan que, aunque suene ideal, la medida no es viable porque si bien la energía solar podría ser suficiente en el día, no así en la noche. Ahí es cuando algunas plantas a gas tendrán que alimentarse para abastecer la demanda, lo que a su vez aumentaría aún más las emisiones de carbono.

California se convertiría en el primer estado de Estados Unidos que hace obligatoria la energía solar, pero no son los primeros en el mundo. Incluso en ese país hay ciudades, como South Miami (en Florida) que impulsaron la medida que empieza a regir en septiembre, y la ciudad de San Francisco, en el ojo público por impulsar ambiciosas demandas contra grandes petroleras por su contribución al cambio climático, estaría estudiando implementar la misma medida.

Antes que los ODS no den ni para la foto

Uno de los riesgos que estamos a punto de traspasar en el plano internacional es que la Agenda 2030, impulsada por la ONU en el año 2015, aprobada por los 193 estados que la conforman y concretada a través de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), no dé ni para la foto. A pesar del ruido con el que fueron lanzados y del más que interesante proceso de elaboración participada a lo largo de varios años, lo cierto es que antes de que vayan a cumplir su tercer aniversario han quedado abocados a la irrelevancia.

Lo que estaba llamado a ser un cambio de paradigma mundial y una mejora con respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) no pasa de ser un apartado de los programas de cooperación al desarrollo en la agenda de los gobiernos (en el mejor de los casos). No se contempla como una guía general prioritaria a todas las políticas, internas y externas, de un Estado sino como un apéndice a los programas de desarrollo internacional ya en marcha. Mientras, el tiempo pasa y no sólo se acerca la fecha de cumplimento de la Agenda (el mentado 2030) sino que para algunos de los objetivos, en especial los relacionados con el cambio climático, dejar algo para mañana puede significar dejarlo para cuando ya sea demasiado tarde.

El encuentro que se celebró el pasado 9 de abril en el Congreso de los Diputados abundaba de algún modo en esta realidad. A pesar de la Proposición No de Ley aprobada (PNL) el pasado diciembre por todos los grupos de la Cámara y del Grupo de Alto Nivel creado por el Gobierno para la creación de indicadores y prioridades para España, sigue sin destinarse un presupuesto digno de tan relevante agenda y sigue sin abordarse la imprescindible perspectiva de la coherencia de políticas para el desarrollo (que las políticas públicas de distintas áreas no sean incompatibles entre sí ni con los objetivos de desarrollo, ni más ni menos).

Ante este panorama, urge que la ciudadanía consciente se empodere y asuma todo lo que pueda llevar a cabo de esta agenda mientras no deja de exigir a sus gobiernos el cumplimiento de aquello que firmaron el 27 de septiembre de 2015. No son pocas las tareas marcadas desde los 17 ODS que desde la ciudadanía, organizada o sin organizar, y desde las empresas, tradicionales o de la economía social y solidaria, pueden comenzar a ejecutarse. Este ejercicio, además, servirá a los Gobiernos incumplidores como el espejo en el que mirar su inactividad ante un cambio de modelo acuciante frente a los retos que nos plantea nuestro planeta finito.

Algo importante para dar este paso es procurar entender la agenda como un todo interrelacionado, no como 17 puntos independientes entre sí. Precisamente uno de los avances más interesantes de los ODS con respecto a los ODM es esta interdependencia de objetivos que hace que trabajarlos como si fueran compartimentos estancos no tenga demasiado sentido. Por eso no se trata tanto de elegir el objetivo que más se acerque a nuestros intereses o a los de nuestra organización como de ver cómo transversalizamos los 17 puntos en la cultura de nuestro colectivo.

Por concretarlo en un ejemplo, en la empresa de no lucro ecooo podría pensarse que, al dedicarnos a la promoción y el desarrollo de un nuevo modelo energético, nuestro objetivo de desarrollo sostenible sería el número 7 -ese que se refiere a “garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todas y todos”– y que con esto ya habríamos cumplido con nuestra parte de la Agenda 2030. Pero lo cierto es que se puede -y se debe- ir más allá.

Así, el propio modelo de empresa de ecooo, inserto dentro de la economía social y solidaria, respondería al objetivo número 8 (“promover el crecimiento económico sostenido, inclusivo y sostenible, el empleo pleno y productivo y el trabajo decente para todas y todos”) y, con una plantilla formada mayoritariamente con mujeres con reparto de los puestos de responsabilidad, también al número 5 (“lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas”). Nuestra sede de Lavapiés, con una arquitectura bioclimática así como un sostén energético proveniente de fuentes renovables, estaría dando respuesta al mismo tiempo al objetivo número 9, referido a la innovación en infraestructuras e industria.

Atendiendo a la razón de ser de la empresa, aparte del ya citado objetivo número 7 y al también evidente número 13 (“adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos”), se estaría incidiendo de manera clara en el número 3 (“garantizar una vida sana y promover el bienestar para todas y todos en todas las edades”), el cual hace mención específica en sus metas a los problemas de salud derivados de la contaminación ambiental.

Algunos proyectos concretos desarrollados por ecooo se enmarcan de manera coherente con las problemáticas formuladas en los otros objetivos. De este modo, un proyecto como Enciende Refugio, el cual pretende atender desde el fomento de las energías renovables a las causas que generan los millones de desplazamientos forzosos en todo el mundo debido a nuestro modelo energético extractivista, poco democrático y contaminante, aportaría soluciones a la cuestiones planteadas en los objetivos 2 (“poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible”), 6 (“garantizar la disponibilidad de agua y su gestión sostenible y el saneamiento para todas y todos”), 15 (“gestionar sosteniblemente los bosques, luchar contra la desertificación, detener e invertir la degradación de las tierras y detener la pérdida de biodiversidad”) y 16 (“promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas”).

Otro proyecto concreto de ecooo, Orgullo Solar, enfocado en el apoyo al colectivo LGTBi+, daría respuesta al objetivo número 10 (“reducir la desigualdad en y entre los países”) y nuestro proyecto de desarrollo de la eficiencia energética desde el municipalismo, el conocido como ecooolocal, daría respuesta al número 11 (“lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles”). La pata del ecooolocal que se desarrolla en los colegios, el proyecto 50/50, respondería también a alguna de las metas del objetivo número 4 (“garantizar una educación inclusiva, equitativa y de calidad y promover oportunidades de aprendizaje durante toda la vida para todas y todos”).

Por último, la Oleada Solar, la gran apuesta de ecooo del pasado año 2017 por el autoconsumo fotovoltaico y que actualmente está cumpliendo su segunda edición, afrontaría de manera clara los retos planteados en el objetivo número 12 (“garantizar modalidades de consumo y producción sostenibles”).

Todo esto no es más que un ejemplo claro de cómo desde nuestro día a día podemos tomar las riendas de esta agenda tan mejorable como imprescindible para asegurar el futuro del planeta y la justicia social en el mismo. No deberíamos conformarnos, por tanto, con propuestas de mínimos que algunas veces sólo sirven para que grandes multinacionales laven parte de su imagen a costa de los ODS.

Es tiempo del protagonismo ciudadano frente a la inacción de los gobiernos de cara a los grandes retos que el planeta nos está lanzando para hoy mismo. Es tiempo de responder y de hacerlo con convicción y coherencia. Quizá sea la hora de ir encarando los Objetivos de Desarrollo Sostenible como si fueran los Objetivos de la Ciudadanía Empoderada. No sea más que porque, de aquí a que pasen un par de años más, puede que ya no den ni para la foto.

Miguel Ángel Vázquez
(Departamento de comunicación de ecooo)

El proyecto Enciende Refugio llega al Parlamento Europeo para incidir en cómo el actual modelo energético desplaza forzosamente a millones de personas cada año

La empresa de no lucro ecooo, especializada en transición energética ciudadana, ha presentado esta mañana, en el Parlamento Europeo, el proyecto ‘Enciende Refugio”, de la mano de Laura Ramos y Vanessa Álvarez. Un acto, ante eurodiputadas y eurodiputados de diferentes grupos políticos, que ha sido posible gracias a la implicación y facilitación del MEP Florent Marcellesi y su equipo. La iniciativa ‘Enciende Refugio”, puesta en marcha por ecooo, junto a la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR), pone el foco sobre el “alarmante crecimiento” de los desplazamientos forzosos debido al actual modelo energético, al tiempo que ofrece a la ciudadanía herramientas para que ésta sea partícipe y protagonista de la transición energética, invirtiendo éticamente, desde 100€, en una planta de energía solar fotovoltaica, como explicaba Laura Ramos en el Parlamento.

Una presentación en la que se ha puesto de manifiesto como el actual modelo ecosocial y económico conduce al ecocidio y a que, desde 2008, cada año 21’5 millones de personas tengan que abandonar sus hogares, dentro de su país o al extranjero, por causas relacionadas con el clima (cifras de ACNUR).

Destacaba Vanessa Álvares que la energía que consumimos no es inocua, está estrechamente relacionada con la forma en la que la producimos así como con las lógicas económicas con las que operan las organizaciones que la gestionan o aquellas que extraen recursos o realizan infraestructuras energéticas. Lógicas que anteponen los intereses empresariales al derecho de las personas a vivir dignamente en sus territorios”.

Un modelo energético responsable del cambio climático pero también de numerosos conflictos bélicos derivados de la pugna por materias primas energéticas, el desplazamiento de comunidades locales por la construcción de infraestructuras energéticas por parte de grandes multinacionales o la contaminación ambiental generada tanto por la quema de combustibles fósiles como por la gestión de residuos nucleares,

Pero este análisis, en palabras de Vanessa Álvarez, no puede ser completo si no se tiene en cuenta un enfoque de género e interseccional. Desde ecooo han destacado en la presentación que son las mujeres las que sufren con mayor virulencia las desigualdades, las discriminaciones y la feminización de la pobreza (según la ONU, el 70% de las personas empobrecidas en el mundo son mujeres), muy especialmente en los países del Sur global. En los conflictos los cuerpos de las mujeres son convertidos en campos de batalla tanto en el país de origen, durante el tránsito como en el país de acogida o refugio. Conflictos generados por los intereses de grandes corporaciones transnacionales, oligopolios energéticos, cuya máxima es la concentración de la riqueza en manos de unos pocos y donde se obvian las consecuencias de esta sobreexplotación definida como externalidades. Las empresas transnacionales actúan con total impunidad en los territorios del Sur global, donde los DDHH son sistemáticamente violados. La relación que las mujeres tienen con la energía y sus usos así cómo la falta de acceso a ésta condiciona la vida de muchas, principalmente, y una vez más, en el Sur global pero también en el Norte empobrecido, donde las cifras de pobreza energética aumentan año tras año.

Desde ecooo inciden en la necesidad de participar en el cambio de modelo energético desde todas las esferas, desde lo individual a lo colectivo, a nivel particular, empresarial e institucional. Una transición hacia un nuevo modelo energético sustentado por energías renovables, distribuido, descentralizado, justo, equitativo, inclusivo, democrático, representativo, participativo, emancipador y en manos de las personas; un nuevo modelo energético en el que la energía sea considerada un derecho básico, la vida se sitúe en el centro y que minimice los impactos en nuestros cuerpos, en el de todos los seres que cohabitamos el planeta y en los otros territorios.

Apagar la energía que desplaza para utilizar aquella basada en recursos autóctonos, que no genere grave contaminación ambiental ni grandes infraestructuras y libere, por tanto, al mundo de tensiones innecesarias, protegiendo el derecho de todas las personas a vivir en un entorno seguro y sostenible.

Una inversión ética, rentable y responsable

La iniciativa de ecooo y CEAR consiste en invitar a la sociedad a realizar una inversión “tan rentable como responsable”, con participaciones a partir de 100€, en la financiación de una instalación fotovoltaica comunitaria. De esta forma, las personas participantes se convertirán en productoras de energía renovable, su inversión les reportará ingresos durante 23 años con un 4’5% de rentabilidad, al tiempo que un 9% de los beneficios que se obtengan con la venta de electricidad servirán para apoyar la labor de CEAR en la acogida de personas refugiadas que son víctimas directas del actual modelo energético.

La planta fotovoltaica que será socializada a través de las participaciones obtenidas con “Enciende Refugio” está ubicada en la localidad madrileña de Loeches y cuenta con una potencia nominal de 20 kW. Su estimación de energía producida es de 32.400 kW al año, lo que supone una estimación de emisiones evitadas de 26 toneladas de CO2 al año.

Enciende el interruptor ético. Enciende Refugio

encienderefugio.org

`Oleada Solar´, abre a la participación la segunda compra colectiva de instalaciones fotovoltaicas para el hogar tras el éxito de su primera edición

La  Oleada Solar es un proyecto que fomenta y facilita el autoconsumo energético en los hogares desde los valores de la economía social y solidaria, rompiendo la inacción, activando a la ciudadanía y generando una gran comunidad diversa y comprometida con el entorno y la sostenibilidad ambiental.

Tras el éxito de la primera Oleada Solar, en la que se alcanzó el reto de unir a 100 hogares de toda España (en concreto de 14 Comunidades Autónomas) a la campaña, nueve meses después llega la segunda edición de esta iniciativa, impulsada por la empresa de no lucro ecooo revolución solar y que cuenta con alianzas locales en Sabadell, La Palma, Tenerife y Gran Canaria, reafirmando la máxima “la energía positiva es contagiosa”.

Bajo la fórmula de compra colectiva y participativa, la segunda Oleada Solar ofrece la posibilidad de unir, en 45 días de campaña, a otros 100 hogares. Una compra colectiva de 100 instalaciones fotovoltaicas que permitirá reducir el precio final en un 30% y generarán, cada una de ellas, en apenas 10m2 de superficie del tejado, energía suficiente para abastecer buena parte del consumo diurno de la vivienda durante los próximos 30 años.

Gracias a la colaboración entre Triodos Bank, banco ético que promueve el impacto positivo del dinero, y ecooo, para promover el autoconsumo de energía solar fotovoltaica en los hogares, las personas que lo deseen podrán optar, en la segunda Oleada Solar, a la financiación de su instalación desde 70€ al mes y disfrutar de una instalación con paneles fotovoltaicos de alta calidad y de fabricación europea, pero sobre todo uniéndose a un proyecto que nace desde los valores de la economía social y solidaria, la economía al servicio de las personas, para impulsar un nuevo modelo energético sustentado por renovables y basado en la cooperación, la equidad, el compromiso con el planeta y los seres que lo co-habitamos y que genere riqueza y bienestar para todas y todos. Una apuesta por la calidad, por hacer mínima la huella de carbono y por la colaboración frente a la competencia.

La fortaleza de la Oleada Solar reside, precisamente, en la unión de las personas y en los lazos existentes entre ellas, conformando un tejido de redes que se retroalimentan con la ilusión y desde el empoderamiento, conformando una gran comunidad. Y en esta comunidad la que ha permitido la construcción de una red de instaladores locales constituida por 50 empresas y más de 200 profesionales, que desde sus municipios, sus barrios, están generando empleo local, tejido social y riqueza, avanzando hacia un nuevo modelo energético descentralizado y descarbonizado.


Una comunidad que ya supo contagiar de solidaridad y responsabilidad los beneficios individuales de apostar por la autoproducción de energía solar fotovoltaica, a través del Generador Solar Solidario. Se destinaron una parte de los beneficios a la instalación de una planta de autoconsumo en El Refugio del Burrito, entidad que resultó ganadora, tras un proceso abierto a toda la ciudadanía, y en el que se encontraban también otras tres entidades sociales, del Generador Solidario. Y, en esta segunda Oleada Solar también se contará con un nuevo Generador Solar Solidario.

La primera Oleada Solar demostró el valioso poder de la ciudadanía para impulsar el cambio de modelo energético, aprovechando los beneficios del autoconsumo y apoyándose en la fuerza de la acción colectiva, incrementando en un 35% el número de viviendas con autoconsumo en España, en apenas medio año, y alcanzado el 70% en el caso de la Comunidad de Madrid. La segunda Oleada Solar quiere continuar narrando esta historia de éxito colectivo y compartido en comunidad.

Muchos agentes locales, resilientes y conectados que se abren paso, derribando todas las barreras que encuentran, desde la unión, la creatividad y el sentido común para impulsar toda una revolución energética ciudadana.
Para más información y entrevistas:

Laura Ramos de Blas
lauraramos@ecooo.es
+34 627 952 997

Web: oleadasolar.org

Proyecto solar de Autoconsumo Multifamiliar en Manhattan con 9.671 paneles

La isla de Manhattan, en Nueva York, contará en 2019 con la mayor instalación fotovoltaica de autoconsumo multirresidencial privada de Estados Unidos. El Proyecto Solar StuyTown, presentado el 8 de noviembre, consiste en un sistema de energía solar de 3,8 MW y 9.671 paneles que ocuparán unas 8,90 hectáreas y producirán energía suficiente para abastecer a más de 1.000 apartamentos anualmente.

StuyTown, es el complejo de apartamentos de alquiler más grande de Estados Unidos, con más de 11.200 viviendas multifamiliares en 56 edificios en unas 32,37 hectáreas en la zona este de Manhattan. Alberga a más de 27.000 neoyorquinos y representa el 1,7% de la población de Manhattan.

StuyTown Project Solar from StuyTown on Vimeo.

En StuyTown, se va a realizar un proyecto para abastecer de energía a más de 1.000 apartamentos anualmente de Manhattan (Nueva York). Se trata de la mayor instalación fotovoltaica de autoconsumo multirresidencial privada de Estados Unidos. El proyecto consiste en un sistema de energía solar de 3,8 MW y 9.671 paneles fotovoltaicos que ocuparán una superficie de unas 8,90 hectáreas en las azoteas de los edificios de la ciudad.

Una vez completado, la iniciativa StuyTown habrá triplicado la capacidad de generación de energía solar de Manhattan. La compañía de energía renovable, Onyx Renewable Partners, será la encargada de desarrollar la instalación del proyecto, que se espera que comience este invierno y se complete durante 2019.

Se espera que el proyecto reduzca aproximadamente 63.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono, comparable con retirar 12.000 automóviles de la circulación durante un año.

StuyTown es el primer edificio multifamiliar en Nueva York que ha recibido una certificación ENERGY STAR, obtenida durante tres años consecutivos por sus sofisticadas tecnologías de administración de energía. Otras iniciativas sostenibles en la propiedad incluyen la instalación de iluminación LED, intercambiadores de agua caliente de alta eficiencia, persianas para reducir la pérdida de calor y válvulas de regulación de agua doméstica, así como la incorporación de un sistema centralizado de edificios para controlar la calefacción y gestionar todas sus iniciativas sostenibles.

El proyecto ha sido presentado por las empresas Blackstone, a través de los fondos que administra en nombre de sus inversores inmobiliarios, e Ivanhoé Cambridge, una filial inmobiliaria de Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ). El proyecto será administrado por StuyTown Property Services (SPS), la empresa de administración de propiedades de Stuyvesant Town y Peter Cooper Village.

Evolución de StuyTown

StuyTown lidera la posición en viviendas multifamiliares ecológicas, modernizando edificios y apartamentos para obtener la máxima eficiencia energética. Desde la introducción del compostaje hasta mejoras en iluminación, monitorización interna y más, StuyTown ha realizado importantes inversiones en los últimos 5 años para reducir la huella de carbono.

Desde 2011, ha habido una reducción del 6,8% en las emisiones de carbono, lo que significa un ahorro de más de 19 millones de euros en energía fósil. Esto es más o menos el mismo ahorro que 3.000 conductores que deciden ir en bicicleta o tomar el tren durante todo un año, o plantar un bosque de 400.000 árboles.

 

Actuaciones para la Sostenibilidad en StuyTown.

Una de las mejoras más eficientes ha sido la optimización del sistema de gestión de edificios en toda la propiedad, que permite a los ingenieros in situ supervisar y ajustar continuamente la calefacción, la refrigeración, la salida del garaje y más. Solo estos cambios han contribuido con más de 800.000 KWH de ahorro eléctrico, lo que equivale a 60 hogares que desconectan la electricidad durante todo un año.

La iluminación de todo el conjunto se ha actualizado, pasando de bombillas fluorescentes a LED. Este simple cambio resulta un ahorro eléctrico de más de 6 millones de KWH cada año. En 2016 también se han instalado lamas en los huecos de las escaleras y los elevadores para evitar la pérdida de calor durante el invierno. Además, la instalación de unidades combinadas de calor y energía (CHP) en la propiedad ayuda a subsidiar el agua caliente con electricidad, lo que permite a StuyTown producir estos servicios a un precio más económico.

La trituración de papel se realiza in situ cuatro veces al año, lo que brinda a los residentes acceso a un conveniente reciclaje a granel. Este programa trimestral produce más de diez toneladas de documentos triturados y reciclados de forma segura cada año.

Finalmente, StuyTown ha trabajado estrechamente con DSNY para introducir el compostaje en toda la propiedad. Cada edificio está equipado con un contenedor de compostaje que se vacía tres veces por semana. Más de 5 toneladas de compost se producen generalmente cada 2-3 días, lo que ayuda a que la ciudad de Nueva York reduzca el desperdicio de vertederos y alimente las plantaciones en toda la ciudad.

Por todas estas razones y más, StuyTown ha recibido la certificación ENERGY STAR durante 3 años consecutivos, convirtiéndola en la primera propiedad multifamiliar en Nueva York en recibir esta distinción.


Imágenes: https://www.stuytown.com

La Oleda Solar celebra sus 100 instalaciones fotovoltaicas para autoconsumo con una gran fiesta en Madrid

En abril de este año, ecooo revolución solar, la empresa de no lucro que promueve y desarrolla proyectos a favor de un nuevo modelo energético sostenible y en manos de las personas desde los criterios de la economía social y solidaria, lanzaba su mayor proyecto de autoconsumo: la Oleada Solar. Siete meses después ha reunido en su sede de Lavapiés a todos los participantes y diversos colectivos amigos para celebrar el éxito contundente de la propuesta. En total más de un centenar de personas festejaron que otro modelo energético es posible y que el autoconsumo solar ha aumentado un 35% en nuestro país gracias al impulso de la Oleada.

La Oleada Solar es un proyecto que pretende fomentar y facilitar el autoconsumo energético desde la activación ciudadana, los valores del trabajo en comunidad y desde la economía social y solidaria. Para ello se buscó durante 45 días unir a 100 hogares repartidos por todo el territorio estatal para que formaran la primera comunidad de hogares con energía positiva que sirviera de impulso para el autoconsumo doméstico. La manera de concretarlo fue a través de una campaña en la que se realizó una compra colectiva de instalaciones solares fotovoltaicas para el hogar. Al alcanzar las 100 solicitudes de hogares solares se lograba reducir el precio de la instalación un 30% obteniendo además unos beneficios que fueron destinados a la implementación de un generador solar solidario en El Refugio del Burrito, una ONG elegida por la propia comunidad.

Entre los grandes logros de la Oleada Solar está el haber generado una red de instaladores de paneles fotovoltaicos formada por 50 empresas de todo el país con más de 200 trabajadores formados en total o haber aumentado en un 35% el número de viviendas con autoconsumo en nuestro país en apenas medio año, subiendo el porcentaje hasta el 70%, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid.

Por todos estos motivos, el pasado sábado 2 de diciembre se celebró por todo alto la clausura de esta primera Oleada Solar y el éxito incontestable del proyecto. A la fiesta, con una gala central conducida de manera coral por todo el equipo de ecooo, asistieron representantes de las grandes organizaciones ecologistas de nuestro país así como de las que trabajan por un nuevo modelo energético sostenible y en manos de las personas. Acudieron a la cita las caras visibles de SEO Bird Life, Amigos de la Tierra, Greenpeace, Ecologistas en Acción, WWF, Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, Som Energia y el Movimiento Ibérico Antinuclear.

Con motivo de homenajear a las personas que forman esta pionera comunidad de hogares solares, el acto contó con la presentación de los datos de la Oleada, testimonios de los protagonistas, saludos desde distintos colectivos y la música en directo de Colectivo Estímulo.

La fiesta fue un necesario reconocimiento a las personas que se han atrevido a ser pioneras en nuestro país de un futuro energético más limpio, sostenible y democrático. Una fiesta que dejó a todas las personas asistentes el buen sabor de boca y la expectativa más que probable de una segunda Oleada Solar.

Más info: http://ecooo.es/

El hidrógeno, una buena energía alternativa que despeja dudas

El camino hacia la revolución energética ya está en marcha. El afloramiento de diferentes tipos de energía, basadas a su vez en diversas fuentes de extracción, ha generado una nueva cultura en la que el consumo sostenible y medioambientalmente respetuoso es, además de una demanda ciudadana, una obligación normativa.

Sin embargo, la complejidad técnica del sector energético puede dificultar su entendimiento. Con el fin de aclarar algunos conceptos y desterrar falsos mitos, La Asociación Española del Hidrógeno (AeH2) despeja algunas dudas con respecto al hidrógeno:

  • ¿Cómo y de dónde se extrae la energía del hidrógeno?

El hidrógeno es un elemento químico presente, de manera libre en la naturaleza, muy ligero y con una gran cantidad de energía por unidad de masa. Desde el punto de vista del aprovechamiento energético, permite almacenar grandes cantidades de energía proveniente de cualquier fuente de energía primaria. Uno de los métodos más interesantes para producir hidrógeno es la electrólisis del agua, un proceso por el cual, mediante corriente eléctrica, se procede a disociar la molécula de agua y de este modo, obtener hidrógeno por un lado, y oxígeno por otro. De esta forma se logra almacenar enormes cantidades de energía eléctrica en forma de hidrógeno con una alta eficiencia. Los dispositivos utilizados para producir hidrógeno por electrolisis se llaman electrolizadores.

  • ¿Es una energía no contaminante?

La aplicación de fuentes de energía alternativas como la solar o la eólica en su punto de partida garantiza su respeto al medioambiente y bloquean las emisiones contaminantes.

  • ¿Podemos utilizar ya esta energía en España?

El objetivo de la Asociación Española del Hidrógeno es lograr su implantación en diferentes ámbitos, desde el doméstico hasta el transporte. Nuestro país cuenta ya con seis hidrogeneras en Sevilla, Puertollano, Albacete, Zaragoza y Huesca, y se prevé un mayor impulso en los próximos años amparado por el Marco de Acción Nacional (MAN) de Energías Alternativas para el Transporte.

  • Además de sostenible, ¿es económico?

Aunque en la actualidad el precio de los vehículos basados en esta tecnología son costosos, las empresas fabricantes remarcan que este se irá reduciendo a medida que se avance en su implantación y comercialización. Sirva como referencia que con sólo 4 Kg de hidrógeno se puede circular más de 500 km.

  • ¿Existe marco normativo al respecto?

Además del mencionado MAN, este se sostiene por la trasposición de la Directiva 2014/94/UE del Parlamento Europeo, que obliga a los Estados miembro a fijar la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos.

  • ¿Es seguro el uso del hidrógeno?

Tanto como cualquier otro combustible. De hecho, los vehículos de hidrógeno que ya se comercializan están homologados y han pasado todos los ensayos y pruebas de seguridad.

  • ¿Qué ventajas tiene su utilización?

El hidrógeno puede producirse a partir de diversas fuentes de energía primaria, lo que contribuye a romper con la dependencia hacia los recursos energéticos importados y por supuesto, la eliminación de emisiones que supone su utilización.

  • ¿Se limita el uso del hidrógeno al transporte? ¿Qué otros uso prácticos tiene?

El empleo más extendido está relacionado con el transporte, pero en varios países ya se utiliza para uso doméstico, un ejemplo de ellos es su uso en los sistemas de calefacción.

  • ¿Qué ventajas tiene el uso de vehículos de hidrógeno frente a otras alternativas?

La utilización de vehículos de hidrógeno supone un menor tiempo de repostaje y una mayor autonomía por lo que con la infraestructura adecuada puede suponer un modo de transporte sostenible para el futuro.

El desarrollo de la industria del hidrógeno se encuentra en un punto crucial. La unión de esfuerzos materializada a través de la AeH2 resulta clave para el impulso definitivo hacia la transformación energética y es, según su presidente, Javier Brey, “una necesidad común sobre la que descansa la responsabilidad de encontrar un futuro energéticamente sostenible y respetuoso con nuestro entorno”.

Sobre AeH2

La Asociación Española del Hidrógeno (AeH2) es una organización sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es fomentar el desarrollo de las tecnologías del hidrógeno como vector energético, e impulsar su utilización en aplicaciones industriales y comerciales. Se trata de una entidad que desde 2002 promueve tanto los beneficios medioambientales como el impulso industrial que, a largo plazo, se derivarían del uso del hidrógeno como portador de energía.

La AeH2 está formada por un grupo de empresas, instituciones públicas y privadas, y personas, que comparten su interés por alcanzar el fin principal de la asociación. Dentro de las iniciativas que promueve la AeH2 se encuentra la Plataforma Tecnológica Española del Hidrógeno y de las Pilas de Combustible (PTE HPC), un proyecto amparado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad (MEIC).

Jornada internacional de demostración de cocina solar

Actividad organizada por la asociación “Les Amis du Padre Himalaya” de Sorède en la que participaron especialistas de Francia, Alemania, Portugal y España.

El lugar elegido, conocido como Site Himalaya 1900, es una instalación con finalidad divulgativa en la que se encuentra una reproducción de un “pirelióforo” (el que traga el fuego del sol), un horno solar diseñado por el portugués Manuel António Gomes, más conocido como el padre Himalaya y experimentado en Sorède en el verano de 1900 consiguiendo una temperatura de 1100 grados. Una versión perfeccionada del pirelióforo fue premiada en la Exposición Universal de San Luis en 1904.

Durante la jornada se expusieron unos 50 hornos y cocinas solares con gran variedad de modelos, comerciales y autoconstruidos, con diversas preparaciones culinarias: paella, magret, bacalao, pistos de verduras, champiñones, pan, peras y manzanas asadas, bizcocho, magdalenas…
También se mostraron instrumentos didácticos sobre energía solar.

Tras un acto de presentación por parte del presidente de la asociación y el alcalde de Sorède, se impartieron las siguientes conferencias:

  • “Una década de experiencias dedicadas a la cocina solar con pasión y entusiasmo”, por Celestino Ruivo profesor del Instituto Superior de Ingeniería de la Universidad del Algarve (Faro, Portugal)
  • “Aplicación didáctica de los hornos y cocinas solares”, por Juan Bello, profesor del CIFP Someso (A Coruña, España)
  • “Aplicaciones industriales de los concentradores solares” por Régis Olivès, director de la Escuela de Ingenieros de Energías Renovables de la Universidad de Perpignan (Francia)
  • “Actividades educativas del Concurso Solar Padre Himalaya” por David Loureiro, especialista del Laboratorio Nacional de Energía y Geología (Amadora, Portugal)
  • “Módulo Bioclimático Experimental”, por Juan Bello, profesor del CIFP Someso (A Coruña, España)

Los miembros de la asociación APH realizaron varias demostraciones del funcionamiento del pirelióforo para alcanzar altas temperaturas como para quemar madera, fundir metales o rocas.

Entre participantes y visitantes se superó la cifra de trescientas personas que disfrutaron con las explicaciones, demostraciones y degustaciones realizadas.

Imágenes de la galería: http://himalaya.vefblog.net/

Más info: Blog de la Asociación “Les Amis du Padre Himalaya de Sorède” http://himalaya.vefblog.net/

PYLON NETWORK y Goiener S.Coop colaboran en una novedosa propuesta Europea para la descentralización de la energía y gobernanza cooperativa.

a cooperativa de energía del País Vasco está presentando un proyecto único, el primero de su tipo en Europa y uno de los más grandes escala mundial, impulsado por la tecnología blockchain: Pylon Network es una plataforma para el intercambio directo de electricidad verde – desde productores hasta consumidores – sin necesidad de intermediarios, utilizando el medidor inteligente METRON que premia la producción de electricidad verde con el objetivo de suavizar cualquier desequilibrio existente en los mecanismos de recompensa de los mercados energéticos tradicionales.

GoiEner siempre ha estado concentrando sus esfuerzos en difundir la adopción de Fuentes de Energía Renovables, educar a los consumidores sobre el impacto del desarrollo sostenible y potenciar la producción local (y el consumo) de los recursos y, por lo tanto, la creación de valor a nivel local.

Pylon Network ya está ejecutando simulaciones y una parte de los clientes de GoiEner participarán en la demostración piloto que está planeada comenzar el próximo Octubre de 2017 y que será financiada por una campaña de financiación que comenzará el 4 de Septiembe y estará dirigida por Klenergy. Durante esta campaña se venderán públicamente participaciones del proyecto en forma de “Tokens”. El objetivo es conseguir la cantidad de 3,8 M € para poder desarrollar el proyecto que incluye una serie de instalaciones de hardware (paneles solares, unidades de almacenamiento de energía y medidores inteligentes) dentro de la Red eléctrica española (clientes de GoiEner).

El equipo de coordinación detrás de Pylon Network es Klenergy: un equipo de ingenieros europeos que durante los últimos tres años han estado desarrollando tecnologías que apuntan a potenciar las tecnologías sostenibles y la generación de energía renovable, como la batería de hidrógeno estrella, Klenergy HELIOS, y el primer medidor inteligente disponible basado en la tecnología Blockchain – Klenergy METRON.

Más información en:• Web (descargar White Paper): www.pylon-network.org ;   https://www.goiener.com/• Twitter: @KlenergyTech