Aprobado reglamento para la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en la UE

El Consejo de la Unión Europea ha aprobado esta semana un reglamento sobre reducciones de las emisiones de gases de efecto invernadero. El Reglamento establece objetivos vinculantes de reducción de las emisiones para los Estados miembros en los sectores excluidos del ámbito de aplicación del régimen de comercio de derechos de emisión de la UE para el periodo 2021-2030.

Esta iniciativa acerca a la UE al cumplimiento de su compromiso sobre el clima, derivado del Acuerdo de París, de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 40% respecto de los niveles de 1990 de aquí a 2030.

Objetivos

El Reglamento tiene como fin velar para que el objetivo de la UE de reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 30% de aquí a 2030, con respecto a los niveles de 2005, se alcance en los sectores incluidos en el reparto del esfuerzo.

Entre ellos se incluyen la construcción, la agricultura (emisiones de gases distintas del CO₂), la gestión de residuos y el transporte (con exclusión del transporte aéreo y el transporte marítimo internacional).

Antecedentes y siguientes etapas

La Comisión Europea presentó su propuesta sobre reparto del esfuerzo en julio de 2016. Tras unos debates pormenorizados entre los ministros en tres sesiones del Consejo de Medio Ambiente, el Consejo alcanzó una orientación general el 13 de octubre de 2017 y la Presidencia estonia inició poco después negociaciones con el Parlamento Europeo.

Este proceso dio lugar a un acuerdo provisional el 21 de diciembre de 2017. Los representantes permanentes refrendaron el acuerdo el 17 de enero de 2018.

Tras la adopción formal de este acto legislativo esta semana, que supone el último paso del proceso, el Reglamento se publicará en el Diario Oficial y entrará en vigor 20 días después de su publicación.

Metodología para calcular el carbono total emitido por los edificios

1272364797_CO2footprint454x340.454x340RICS ha publicado una metodología para calcular el carbono total emitido por un edificio a lo largo de todo su ciclo de vida desde su construcción a hasta la demolición, conocido como "carbono incorporado" o "embebido".

La medida es un desarrollo crucial en el mundo de la contabilidad del carbono ya que el CO2 embebido se está convirtiendo cada vez más en una parte significativa de la carga global de carbono de los edificios. A menudo, en los edificio de masa térmica muy baja (edificios compuestos con materiales tales como ladrillo, hormigón, piedra y teja) los niveles de carbono embebidos alcanzan hasta el 70% del total del carbono, lo que reduce la energía operativa. Si en el momento del diseño y la construcción del edificio no se consideró el carbono incorporado, las emisiones de CO2 de este tipo de edificios podrían no llegar a ser positivas en más de 40 años.

Para los profesionales de la construcción, esta metodología proporciona una mejor comprensión de los impactos de las decisiones tomadas en la etapa de diseño y construcción para las emisiones de carbono a lo largo de toda vida de un edificio.

Al centrarse en los elementos que más carbono emiten, los aparejadores podrán prestar asesoramiento sobre las diferentes opciones de diseño, teniendo en cuenta las emisiones de carbono, así como el costo, para proponer las mejores y más equilibradas soluciones. Para ellos se convertirá en una herramienta vital reducir las emisiones de CO2 con el fin de combatir los efectos del cambio climático.

Descargar Methodology to Calculate Embodied Carbon, 1st edition
Más info: www.rics.org