La Unión Europea requiere la máxima eficiencia energética en los edificios para el año 2050

Los eurodiputados quieren la máxima eficiencia energética en los inmuebles de la UE en el año 2050 y, para ello, apuestan por la renovación de los edificios para reducir su consumo. El Pleno celebrado la semana pasada respaldó el acuerdo alcanzado en diciembre entre los negociadores del Parlamento Europeo y el Consejo.

La nueva legislación obliga a los estados miembros a desarrollar estrategias nacionales a largo plazo para la renovación de edificios tanto públicos como privados, con el objetivo de recortar su volumen de emisiones contaminantes entre un 80% y 85% en relación al nivel de 1990.

El texto salió adelante con 546 votos favorables, 35 en contra y 96 abstenciones.

Planes nacionales

Los planes nacionales para un parque inmobiliario descarbonizado en 2050 deberán incluir objetivos orientativos para 2030 y 2040. Harán falta indicadores de progreso cuantificable para verificar el cumplimiento de las estrategias nacionales.

Entre otros aspectos, la directiva introduce disposiciones para fomentar la movilidad eléctrica en los edificios nuevos y lo que son objeto de renovación, como la ubicación de al menos un punto de recarga en inmuebles con más de diez plazas de aparcamiento y la instalación de cableado para la recarga.

Herramientas inteligentes

También está prevista la creación de una herramienta, denominada indicador de inteligencia, para medir la capacidad de los edificios para mejorar su funcionamiento y su interacción con el sistema en función de las necesidades de sus ocupantes, reduciendo así el uso de energía.

La Comisión Europea deberá desarrollar esta idea antes del final de 2019.

Los edificios nuevos, y los renovados en los que se sustituyan los sistemas de calefacción, deberán contar con dispositivos automáticos para regular la temperatura.

Se endurecen también las normas sobre inspección de los sistemas de calefacción y refrigeración.

Próximos pasos

Una vez aprobado por el Consejo, la directiva revisada sobre eficiencia energética de los edificios será publicada en el Diario Oficial de la UE. Entrará en vigor 20 días después. Los países cuentan con 20 meses para trasladar los cambios a la legislación nacional.

Bendt Bendtsen (PPE, Dinamarca) consideró que la revisión de esta directiva es una señal clara del compromiso con los objetivos internacional de lucha contra el cambio climático y de la determinación de avanzar hacia la Unión Energética. “El sector de la construcción juega un papel clave. Ofrecemos certidumbre a los inversores de que la renovación de edificios es un área prioritaria”, destacó.

Ya disponibles nuevas ayudas públicas en 2018 para la eficiencia energética de edificios e instalaciones

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha lanzado un programa de ayudas, desde el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE), para la segunda convocatoria del programa de ayudas destinadas a proyectos de rehabilitación energética de edificios. La cuantía de estas ayudas se cifra en 125,6 millones de euros.

Entre los objetivos señalados para acceder a dichas ayudas, debemos señalar la importancia de fomentar la sostenibilidad y la eficiencia energética mediante acciones dirigidas a la reducción de las emisiones de CO2, como también la reducción del consumo energético en los edificios.

Entre las medidas de eficiencia energética, que promueven dichas ayudas, encontramos algunas como la mejora de la eficiencia energética de la envolvente térmica o la optimización en las instalaciones térmicas y de iluminación. También se estimula la sustitución de energía convencional por energía solar térmica y por energía geotérmica. En definitiva, cualquier medida de eficiencia energética es susceptible de implantarse en este contexto. Para ello, existen soluciones que permiten conocer y analizar las debilidades de nuestro consumo energético. De esta forma, podremos adoptar soluciones de optimización energética, como sistemas de telemedida o contadores inteligentes que nos permitan adoptar un consumo energético más responsable. Diversas empresas, como Linkener, ya proveen de este tipo de soluciones tecnológicas a sus clientes.

La finalidad es mejorar la calificación del certificado energético total de las instalaciones, con respecto a la calificación energética original del edificio. Y debe hacerlo, al menos, en una letra, dentro de la escala de emisiones de dióxido de carbono.

Entre las bases de las ayudas, se determina que pueden beneficiarse de estas ayudas los titulares de edificios destinados a cualquier uso, sea doméstico o empresarial. Independientemente de su personalidad jurídica, pública o privada.

También podrán beneficiarse las comunidades de propietarios, o agrupaciones de comunidades de propietarios de edificios residenciales. Y también podrán hacerlo las empresas explotadoras, arrendatarias o concesionarias de edificios. Por último, cabe destacar que podrán beneficiarse las empresas de servicios energéticos.

Condiciones para las ayudas

Todos estos posibles beneficiarios podrán percibir esta ayuda dineraria sin contraprestación en base a un criterio social, en función de su grado de eficiencia energética, y con un importe máximo de un 30% de la inversión.

Se detalla también que los beneficiarios podrán solicitar un anticipo, de hasta el 40% de la ayuda concedida. Dichas ayudas provienen del presupuesto de un programa del Fondo Nacional de Eficiencia Energética que, al mismo tiempo, es cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

Estas ayudas se inscriben dentro del marco del Plan Nacional de Acción de Eficiencia Energética 2014-2020.

Ventajas de adoptar medidas para la eficiencia energética

Cada vez más consumidores energéticos desean alcanzar la eficiencia en sus hogares y empresas. Un certificado energético de eficiencia es sinónimo de ahorro y rentabilidad. Por ello, gracias a estas ayudas, podemos implementar medidas sobre ámbitos tan diversos como el aislamiento térmico o la mejora de la calidad y confort interior. Además, es una forma de prevención y mantenimiento sobre nuestras instalaciones y equipamiento, debido al desgaste propio del paso de los años.

Y a ello, debemos añadir los beneficios de contribuir al cuidado del medio ambiente. De hecho, una de las claves de estas ayudas es alcanzar el objetivo de la reducción de nuestro consumo de energía para así frenar la emisión de CO2 a la atmósfera.

Todos aquellos interesados, podrán iniciar los trámites de solicitud mediante la aplicación informática de IDAE en, www.idae.es, desde el día 3 de febrero de 2018.

Proyecto solar de Autoconsumo Multifamiliar en Manhattan con 9.671 paneles

La isla de Manhattan, en Nueva York, contará en 2019 con la mayor instalación fotovoltaica de autoconsumo multirresidencial privada de Estados Unidos. El Proyecto Solar StuyTown, presentado el 8 de noviembre, consiste en un sistema de energía solar de 3,8 MW y 9.671 paneles que ocuparán unas 8,90 hectáreas y producirán energía suficiente para abastecer a más de 1.000 apartamentos anualmente.

StuyTown, es el complejo de apartamentos de alquiler más grande de Estados Unidos, con más de 11.200 viviendas multifamiliares en 56 edificios en unas 32,37 hectáreas en la zona este de Manhattan. Alberga a más de 27.000 neoyorquinos y representa el 1,7% de la población de Manhattan.

StuyTown Project Solar from StuyTown on Vimeo.

En StuyTown, se va a realizar un proyecto para abastecer de energía a más de 1.000 apartamentos anualmente de Manhattan (Nueva York). Se trata de la mayor instalación fotovoltaica de autoconsumo multirresidencial privada de Estados Unidos. El proyecto consiste en un sistema de energía solar de 3,8 MW y 9.671 paneles fotovoltaicos que ocuparán una superficie de unas 8,90 hectáreas en las azoteas de los edificios de la ciudad.

Una vez completado, la iniciativa StuyTown habrá triplicado la capacidad de generación de energía solar de Manhattan. La compañía de energía renovable, Onyx Renewable Partners, será la encargada de desarrollar la instalación del proyecto, que se espera que comience este invierno y se complete durante 2019.

Se espera que el proyecto reduzca aproximadamente 63.000 toneladas de emisiones de dióxido de carbono, comparable con retirar 12.000 automóviles de la circulación durante un año.

StuyTown es el primer edificio multifamiliar en Nueva York que ha recibido una certificación ENERGY STAR, obtenida durante tres años consecutivos por sus sofisticadas tecnologías de administración de energía. Otras iniciativas sostenibles en la propiedad incluyen la instalación de iluminación LED, intercambiadores de agua caliente de alta eficiencia, persianas para reducir la pérdida de calor y válvulas de regulación de agua doméstica, así como la incorporación de un sistema centralizado de edificios para controlar la calefacción y gestionar todas sus iniciativas sostenibles.

El proyecto ha sido presentado por las empresas Blackstone, a través de los fondos que administra en nombre de sus inversores inmobiliarios, e Ivanhoé Cambridge, una filial inmobiliaria de Caisse de dépôt et placement du Québec (CDPQ). El proyecto será administrado por StuyTown Property Services (SPS), la empresa de administración de propiedades de Stuyvesant Town y Peter Cooper Village.

Evolución de StuyTown

StuyTown lidera la posición en viviendas multifamiliares ecológicas, modernizando edificios y apartamentos para obtener la máxima eficiencia energética. Desde la introducción del compostaje hasta mejoras en iluminación, monitorización interna y más, StuyTown ha realizado importantes inversiones en los últimos 5 años para reducir la huella de carbono.

Desde 2011, ha habido una reducción del 6,8% en las emisiones de carbono, lo que significa un ahorro de más de 19 millones de euros en energía fósil. Esto es más o menos el mismo ahorro que 3.000 conductores que deciden ir en bicicleta o tomar el tren durante todo un año, o plantar un bosque de 400.000 árboles.

 

Actuaciones para la Sostenibilidad en StuyTown.

Una de las mejoras más eficientes ha sido la optimización del sistema de gestión de edificios en toda la propiedad, que permite a los ingenieros in situ supervisar y ajustar continuamente la calefacción, la refrigeración, la salida del garaje y más. Solo estos cambios han contribuido con más de 800.000 KWH de ahorro eléctrico, lo que equivale a 60 hogares que desconectan la electricidad durante todo un año.

La iluminación de todo el conjunto se ha actualizado, pasando de bombillas fluorescentes a LED. Este simple cambio resulta un ahorro eléctrico de más de 6 millones de KWH cada año. En 2016 también se han instalado lamas en los huecos de las escaleras y los elevadores para evitar la pérdida de calor durante el invierno. Además, la instalación de unidades combinadas de calor y energía (CHP) en la propiedad ayuda a subsidiar el agua caliente con electricidad, lo que permite a StuyTown producir estos servicios a un precio más económico.

La trituración de papel se realiza in situ cuatro veces al año, lo que brinda a los residentes acceso a un conveniente reciclaje a granel. Este programa trimestral produce más de diez toneladas de documentos triturados y reciclados de forma segura cada año.

Finalmente, StuyTown ha trabajado estrechamente con DSNY para introducir el compostaje en toda la propiedad. Cada edificio está equipado con un contenedor de compostaje que se vacía tres veces por semana. Más de 5 toneladas de compost se producen generalmente cada 2-3 días, lo que ayuda a que la ciudad de Nueva York reduzca el desperdicio de vertederos y alimente las plantaciones en toda la ciudad.

Por todas estas razones y más, StuyTown ha recibido la certificación ENERGY STAR durante 3 años consecutivos, convirtiéndola en la primera propiedad multifamiliar en Nueva York en recibir esta distinción.


Imágenes: https://www.stuytown.com

TRIBE, un videojuego que te enseña buenos hábitos energéticos en los edificios públicos

TRIBE es un videojuego de aprendizaje en el que los jugadores tendrán que mejorar la eficiencia energética de los edificios actuando sobre el comportamiento de sus usuarios. El objetivo final de esta iniciativa es contribuir a un cambio en los hábitos energéticos de los jugadores, promoviendo, un uso más racional de la energía, la electricidad, o el agua.

TRIBE es uno de los resultados del proyecto de investigación Training Behaviours Towards Energy Efficiency, financiado por la Comisión Europea en el programa Horizon 2020, y que coordina el centro de investigación español CIRCE. Adicionalmente el proyecto ha desarrollado una guía de 250 medidas de eficiencia energética, y un pack de herramientas para ayudar a las administraciones públicas en la gestión energética de sus edificios.

En cuanto al videojuego, ya se encuentra disponible para su descarga gratuita tanto para dispositivos Android como Apple. Toda la información sobre el mismo se puede consultar en la página web www.tribe2020.eu y en sus redes sociales.

La misión de los jugadores será la de reducir el consumo de energía de los edificios y las emisiones de CO2 asociadas, para lo que se valdrán de múltiples métodos. Tendrán el control sobre todos los consumos del edificio, como los equipos de iluminación, calefacción o ventilación, pudiendo encenderlos y apagarlos a su antojo o sustituirlos por otros más eficientes. También tendrán a su alcance el listado de 250 medidas de eficiencia energética mencionado, que podrán aplicar en sus edificios.

Sin embargo, en esta tarea tendrán que hacer frente al mayor de los retos: conseguir que los propios usuarios de los edificios cambien su comportamiento hacia uno más responsable en términos de energía, sin que su confort térmico y bienestar se vean perjudicados.

Los jugadores podrán ir observando el impacto de cada una de sus acciones, tanto en el estado de ánimo de estos usuarios como en su propio bolsillo, ya que ahorrando energía ahorrarán dinero. Además, conforme el usuario vaya mejorando su nivel de eficiencia, conseguirá acceso a nuevos equipos, medidas de ahorro de energía, edificios, etc.

Uno de los valores más destacables del videojuego reside en que su funcionamiento se basa en datos reales, ya que el motor de simulación se alimenta de la información real recogida en cinco edificios piloto que participan en el proyecto como demostradores. Se trata de dos edificios de oficinas, un colegio, una universidad y un bloque de viviendas, A través de una extensa campaña de monitorización con herramientas TICs, y de estudios psico-sociales en todos ellos, se ha definido el perfil de los usuarios y el impacto que las distintas medidas de eficiencia energética pueden ocasionar en estos edificios.

Con todo ello, el videojuego pretende concienciar sobre la importancia de hacer un uso eficiente de la energía, mostrando a los jugadores que sus propias acciones cotidianas influyen en el comportamiento energético de los edificios y que todos tenemos la posibilidad de hacer más por el medioambiente.

Level(s), nuevo Marco de la UE para mejorar la Sostenibilidad de los Edificios

La Comisión Europea ha puesto en marcha el 28 de septiembre la fase de prueba de Level(s), un nuevo marco de la UE para la sostenibilidad de los edificios que ayudará a transformar el sector de la construcción y que, además, es el primer instrumento de este tipo desarrollado para su uso en toda Europa.

Level(s) es el resultado de una amplia consulta con la industria y el sector público, y se centra en una serie de indicadores de rendimiento en diferentes ámbitos como las emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia en el uso de los recursos y el agua, y la salud y el bienestar. El objetivo es establecer un “lenguaje común” sobre lo que implica la construcción sostenible en la práctica, llevando el debate más allá del rendimiento energético.

Un lenguaje ecológico común

Level(s) es un marco de evaluación de código abierto elaborado por la Comisión Europea en estrecha colaboración con agentes clave como Skanska, Saint-Gobain, la Sustainable Building Alliance y los Green Building Councils.

Se han publicado dos informes técnicos orientativos como material de apoyo para la fase de prueba. El primer informe técnico ofrece una introducción a Level(s) y su funcionamiento, mientras que el segundo informe técnico contiene unas orientaciones detalladas sobre cómo hacer evaluaciones del rendimiento con Level(s). Asimismo, la Comisión organizará un taller sobre la fase de prueba de Level(s) en Bruselas el 4 de diciembre de 2017 para las organizaciones interesadas en participar.

Antecedentes

Level(s) se centra en los principales aspectos del rendimiento de un edificio y facilita el acceso a este campo para quienes deseen construir edificios más sostenibles. Entre tales aspectos se incluyen los siguientes: emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida del edificio, ciclos de vida de los materiales que sean circulares y eficientes desde el punto de vista de los recursos, uso eficiente de los recursos hídricos, espacios sanos y confortables, adaptación y resiliencia al cambio climático, y coste y valor del ciclo de vida completo del edificio. Cada uno de los indicadores de Level(s) se ha diseñado con el objetivo de vincular el impacto ambiental de un edificio a las prioridades de la UE en el ámbito de la economía circular. Además, el marco supone la ampliación efectiva de la agenda para el sector de la construcción con miras al refuerzo de la consecución de los objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

¿En qué consiste Level(s)?

Level(s) es un marco voluntario de información para mejorar la sostenibilidad de los edificios. Utilizando las normas existentes, Level(s) proporciona un enfoque de la UE para la evaluación del comportamiento medioambiental en el entorno construido.

El sector de la construcción es un gran consumidor de recursos en Europa. Utiliza alrededor de la mitad de todos los materiales extraídos, la mitad de toda la energía consumida y un tercio de toda el agua que se utiliza, y genera un tercio del total de residuos. Esta es la razón por la que la construcción es un objetivo clave de la política de la Comisión Europea para una economía circular, que consiste en un sistema económico regenerativo que reduce al mínimo el consumo de recursos y de energía.

Level(s) contribuye a la economía circular, ofreciendo un procedimiento por etapas para la evaluación del ciclo de vida.

El marco de Level(s) con sus indicadores tiene por objeto:

  • Sensibilizar al público en general, a los promotores y a los servicios de contratación pública ante la necesidad de disponer de edificios mejores y aumentar la demanda de estos.
  • Incrementar los conocimientos sobre la eficiencia del uso de los recursos en el entorno construido con el fin de apoyar una mejor toma de decisiones por parte de los diseñadores, arquitectos, promotores, empresas de construcción, fabricantes de productos de construcción, inversores y propietarios inmobiliarios.

Para cada indicador es posible un planteamiento «gradual», que permite a los usuarios pasar de unos métodos de cálculo más simples a otros más precisos y complejos, y ampliar la información.

¿A qué se refieren los indicadores?

Cada indicador se ha concebido para vincular el impacto de un edificio con las prioridades de sostenibilidad de la UE.

Cada indicador puede utilizarse para distintos tipos de evaluación del comportamiento, desde un nivel de base hasta un análisis del ciclo de vida (ACV) completo.

El punto de entrada a Level(s) son los indicadores de comportamiento comunes: el uso más sencillo y accesible de cada indicador. Level(s) establece unidades comunes de medida y metodologías básicas de cálculo, que pueden ser utilizadas por los profesionales de la construcción o en los sistemas de evaluación de edificios, las herramientas de notificación de los inversores y las iniciativas del sector público.

Para comparar el comportamiento ambiental de los edificios, a nivel de cartera o nacional, Level(s) ofrece la opción de una evaluación comparativa del comportamiento. Esta opción es adecuada para los profesionales de la construcción y para los propietarios de carteras inmobiliarias.

Para que los profesionales de la construcción que trabajan a un nivel más detallado mejoren el comportamiento y optimicen el comportamiento de diseño y el comportamiento del edificio según la construcción, la optimización del comportamiento de diseño representa la utilización más sutil de cada indicador. Con objeto de suprimir las diferencias entre el comportamiento de diseño, el comportamiento del edificio según la construcción y el comportamiento del edificio ocupado, los usuarios pueden informar sobre los indicadores en distintas fases de un proyecto:

  • fase de diseño (sobre la base de los cálculos),
  • fase de finalización (sobre la base de los planos según la construcción),
  • fase de finalización (sobre la base de los planos según la construcción),
  • fase posterior a la ocupación (sobre la base del comportamiento medido).

¿Por qué usar Level(s)?

Level(s) ayuda a los profesionales de la construcción y a sus clientes a identificar los ámbitos clave para la mejora del rendimiento ambiental. A fin de colmar las lagunas de rendimiento en materia de sostenibilidad entre el diseño, la obra definitiva y el edificio tras su ocupación, los indicadores de Level(s) pueden aplicarse en diferentes fases de un proyecto de construcción: diseño, ejecución, puesta en servicio y fase posterior a la ocupación. Por otra parte, Level(s) permite comparar el rendimiento de los edificios entre distintas carteras y emplazamientos.

Level(s) también puede utilizarse en el marco de los sistemas de evaluación y certificación a fin de:

  • garantizar que sus criterios reflejan las principales prioridades de la economía circular en Europa,
  • facilitar la comparación entre los datos y resultados de diferentes sistemas para la calificación del rendimiento de los edificios en materia de sostenibilidad.

Finalmente, Level(s) puede servir de instrumento informativo básico, con un enfoque por niveles para la evaluación del ciclo de vida.

Level(s) se centra en los aspectos más importantes del rendimiento de un edificio en materia de sostenibilidad y ofrece un punto de entrada sencillo a un ámbito que puede resultar muy complejo. Asimismo, Level(s) puede servir de base para que los usuarios hagan uso de sistemas e instrumentos de evaluación del rendimiento más sofisticados.

Inscripción para probar Level(s)

Tras más de dos años de trabajo, Level(s) está listo para someterse a ensayo desde el otoño de 2017. Las empresas, las asociaciones y las autoridades públicas están cordialmente invitadas a participar.

El período de ensayo durará dos años, y la Comisión Europea prestará apoyo técnico durante este proceso.

Level(s) se centra en los principales aspectos del comportamiento de los edificios, aportando un sencillo punto de entrada a lo que puede ser una tarea muy compleja. Al utilizar Level(s), los profesionales de la construcción y sus clientes pueden mejorar su comprensión de cómo afectan sus edificios al medio ambiente. Level(s) muestra cómo reducir el impacto ambiental y puede preparar a los usuarios para aplicar sistemas y herramientas de evaluación del comportamiento más exigentes.

Los participantes pueden optar por someter a ensayo el marco completo de Level(s), o solo determinadas partes de él. La información que arrojan los resultados de los ensayos ayudará a mejorar Level(s) antes de su publicación definitiva, a fin de garantizar que los indicadores y las directrices de utilización sean sólidos y puedan empezar a aplicarse.

Por último, si quiere asistir al taller sobre la fase de prueba que tendrá lugar en Bruselas en diciembre, envíe un correo electrónico a europe@worldgbc.org

La eficiencia energética será considerada como inversión desde la Unión Europea

La Oficina Europea de Estadística, Eurostat, ha publicado recientemente una nota aclaratoria que modifica el tratamiento dado a los Contratos de Rendimiento Energético (EPC por sus siglas en inglés). Hasta este momento, las inversiones en eficiencia energética soportaban una barrera a la hora de llevar a cabo inversiones desde el sector público. El total de la inversión inicial de estos contratos suponían un déficit, tanto del sector público como privado.

Respetar la contabilidad pública

Desde Eurostat, además de la nota informativa, publicarán a finales de año unas guías prácticas orientativas sobre interpretación de determinadas disposiciones del Sistema Europeo de Cuentas en lo relativo a Contratos EPC, dirigidas a los responsables de estadísticas con la intención de que como así declara Marianne Thyssen, comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral y responsable de Eurostat; sirvan para que “las administraciones públicas puedan invertir respetando plenamente los principios de contabilidad pública”

Reivindicación ganada desde España

Desde el pasado mes de abril, por iniciativa española, los ministros de Energía de España, Francia, Italia y Portugal vienen solicitando a la Comisión de Energía de la Unión Europa la eliminación en la legislación europea de todos los obstáculos a la inversión para la implantación de proyectos de eficiencia energética con objeto de poder así cumplir con los objetivos de reducción del consumo energético y de emisiones establecidos por la Unión Europea, especialmente si finalmente el Parlamento Europeo decide aumentar el objetivo de eficiencia energética, para 2030, hasta el 40%.

De hecho, este asunto lleva encima de la mesa desde que se planteara el Consejo Europeo de Energía y Clima, en octubre de 2014, y además se esté tratando en las negociaciones que están teniendo entre el Parlamento y la Comisión Europea sobre el ‘Paquete de Invierno’.
En España, esta noticia se ha recibido con gran satisfacción. Miguel Arias Cañete, Comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, comentaba que “Ahora será más fácil que escuelas, hospitales y otros edificios públicos – que representan más del 10% de los edificios de la Unión Europea- inviertan en eficiencia energética.” Además, agregó que “Las medidas de eficiencia energética también son un medio importante para combatir la pobreza energética, que esta Comisión se ha propuesto erradicar”.

Paso decisivo para la eficiencia energética

A partir de ahora, gracias a esta modificación, se consigue eliminar esta barrera a las inversiones a la eficiencia energética realizada en los Contratos de Rendimiento Energético, lo que supondrá un impulso para la realización de este tipo de proyectos y, por tanto, al cumplimiento de los objetivos de energía y clima de la Unión Europea.

Fuente: http://www.creara.es/

Comienza a nivel mundial la Green Building Week para reivindicar la misión de los edificios en la lucha contra el cambio climático

Green Building Council España (GBCe) se suma a la celebración de la World Green Building Week que, desde hoy y hasta el próximo 1 de octubre, tiene lugar en todo el mundo.

Miles de organizaciones, entidades, empresas, instituciones educativas, ongs y todo tipo de asociaciones se han sumado al reto de este año que bajo el eslogan #OurHeroIsZero (Nuestro héroe es Cero) hace referencia a los edificios de consumo de energía casi nula y a la visión que la sociedad tiene sobre ellos. Y es que, los edificios son a menudo vistos como los villanos del cambio climático, cuando en realidad también pueden ser los héroes.

Este año, la organización ha realizado una llamada a la acción para que cualquier profesional, entidad o empresa pueda sumarse a los eventos programados. También se ha programado el seminario online: “Héroes enmascarados: Una introducción a los edificios de consumo de energía casi nulo)” que tendrá lugar el miércoles 27 de septiembre, tanto a las 9 de la mañana como a las 6 de la tarde. Los interesados pueden registrarse aquí.

Todos los actos y eventos irán acompañados de una amplia campaña en Redes Sociales. La organización ha diseñado campaña de Tweets masivos programados para conseguir una mayor relevancia y visibilidad de esta semana conmemorativa, para la que se han fijado los hashtags #OurHeroIsZero y #WGBW2017

En España, la Green Building Week tuvo su pistoletazo de salida el pasado viernes con la celebración de un taller sobre edificación sostenible para niños “Urbakids” en el marco de la Feria Rehabita, organizada por el Ayuntamiento de Madrid e IFEMA.

A lo largo de toda esta semana se han programado una serie de actos y jornadas en distintos puntos de España que pueden consultarse en el siguiente enlace.

Abierto plazo solicitud Ayudas IDAE para proyectos municipales de Ahorro y Eficiencia Energética en Edificación

A partir de hoy, 18 de julio, los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes ya pueden solicitar las ayudas acogidas al Real Decreto 616/2017, de 16 de junio, por el que se regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

Estas subvenciones, por importe total de 336 millones de euros, se concederán por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020. Podrán ser beneficiarios de las ayudas los municipios o agrupaciones de municipios cuya población sea inferior a 20.000 habitantes, así como Ceuta y Melilla.

Para obtener la ayuda, los municipios deberán reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante la ejecución de proyectos singulares de ahorro y eficiencia energética (en edificación y en infraestructuras y servicios públicos), movilidad urbana sostenible (transporte urbano limpio, transporte colectivo,conexión urbana-rural, mejoras de red viaria, transporte ciclista y desarrollo de sistemas de suministro de energías limpias) y uso de energías renovables (para producción de electricidad y usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas).

Parlamento Europeo aprueba nuevo etiquetado sobre eficiencia energética

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un nuevo sistema de etiquetado para ayudar a los consumidores a escoger electrodomésticos más eficientes y reducir así tanto su consumo de electricidad como el importe de las facturas energéticas.

La Eurocámara respaldó en su sesión plenaria una nueva herramienta de clasificación que indica, de la A a la G, la eficiencia energética de los productos.

El texto que adopta esta medida salió adelante con 535 votos a favor, 46 en contra y 79 abstenciones.

De esa manera, los consumidores podrán elegir productos más eficientes, lo que les permitirá recortar el consumo y el importe que deben pagar por la factura de la luz, mientras que los fabricantes se verán alentados a innovar e invertir en productos de mayor eficiencia energética.

Tras la aprobación de esta medida, que sustituye al actual sistema de clasificación (A+, A++ y A+++), se pretende que las primeras etiquetas lleguen a las tiendas a finales de 2019.

La normativa precisa que la clasificación se revisará cuando el 30 % de los productos en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o cuando el 50 % esté en las franjas A y B.

Los productos llevarán las etiquetas adheridas y los consumidores podrán obtener más detalles a través de internet.

Además, la norma también establece que el fabricante deberá informar en caso de que exista alguna modificación en la clasificación de los productos que ya hayan sido vendidos.

Por su parte, la publicidad de los productos deberá incluir la clasificación energética y se realizarán campañas de información para explicar el nuevo sistema a los consumidores.

El texto expone que la Comisión Europea (CE) deberá crear una base de datos con información técnica para ayudar a las autoridades nacionales a evaluar el cumplimiento de la normativa, así como un portal en línea para el público general con información adicional sobre los productos.

El Ejecutivo comunitario deberá también fijar directrices para la aplicación del reglamento en relación a la evaluación de los productos e intercambio de información.

Según la CE, el nuevo sistema podría ahorrar 200.000 millones de kilovatios por hora, el equivalente al consumo energético anual de los países bálticos.

Dinamarca es el país de la UE donde el precio del kilovatio es más caro (30,88 céntimos de euro), mientras que en España el coste es de 21,85 céntimos, según los datos de 2016 que maneja la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Hungría y Bulgaria fueron los Estados miembros con el precio del kilovatio más bajo el año pasado, 11,14 y 9,56 céntimos de euro respectivamente.

Eficiencia energética: climatización, iluminación y equipos

Los edificios son unos de los elementos que suponen mayor consumo de energía primaria a nivel mundial y concretamente en España y Europa. Suponen aproximadamente un tercio del consumo total, por lo que la eficiencia energética en es clave para garantizar una sostenibilidad en los edificios a corto y medio plazo.

Un edificio requiere energía fundamentalmente para tres aspectos:

  • Climatización y agua caliente: pudiendo ser sólo para calefacción o para calefacción y refrigeración
  • Iluminación
  • Equipos

Para proporcionar una solución integral de eficiencia energética se deben abordar todos los puntos de consumo. La eficiencia energética es la relación que mide cuánta energía se aprovecha en forma de energía útil frente a la energía utilizada. Se expresa en forma de rendimiento. Por ejemplo, un equipo con un rendimiento lumínico (bombilla) del 85% convertirá en energía luminosa el 85% de la energía eléctrica consumida. A medida que usamos equipos con mayor eficiencia energética logramos mantener el mismo nivel de servicio y confort (iluminación, temperatura…) disminuyendo el consumo de energía.

Un aspecto previo y fundamental es la concepción y diseño de edificios que tengan la menor demanda de energía, de este modo necesitaremos menos energía útil en los mismos. Esto, combinado con equipos de alta eficiencia, permite reducir notablemente el consumo de energía. Por ejemplo, a nivel de climatización esto se consigue diseñando edificios con un alto nivel de aislamiento, que requieren poca energía para ser calentados o enfriados. En este caso requerimos menos energía útil (calor para el edificio), y si además usamos equipos eficientes, reducimos aún más el consumo de energía primaria.

En los edificios, para aportar una solución global de eficiencia energética se deben combinar varias estrategias y equipos, para lograr que actúen de forma integral y mejoren el comportamiento. Analizamos las soluciones más importantes para cada tipo de consumo de energía.

Climatización

El uso de equipos de calefacción de alta eficiencia, como por ejemplo las calderas de gas natural de condensación, reduce el consumo de combustible para producir el mismo calor, suponiendo un importante ahorro energético. Además, estos equipos se pueden combinar con energías renovables, como biomasa o energía solar.

Es importante utilizar además sistemas de control y regulación para adecuar las temperaturas a la ocupación real del edificio y además mantener un nivel de temperatura confortable, pero sin que suponga un derroche de energía. La ventilación del edificio es importante ya que supone la entrada de aire del exterior que debe de calentarse o enfriarse hasta alcanzar la temperatura deseada. En equipos de climatización la etiqueta energética (A, A+, A++…) sirve para clasificar su nivel de eficiencia energética y aunque supongan una inversión inicial mayor ahorraremos mucha energía en el medio plazo.

Iluminación

Se debe primar el uso de la iluminación natural, para disminuir la necesidad de uso de equipos de iluminación artificial y además es muy importante usar equipos de alta eficiencia energética. Las soluciones actuales de iluminación LED y los sistemas fluorescentes son muy eficientes y permiten obtener niveles muy buenos de iluminación con un bajo consumo de energía. El etiquetado energético de las lámparas permite también conocer su nivel de eficiencia energética, facilitando la elección al consumidor.

Equipos

Los equipos utilizados en los edificios, tanto a nivel laboral como doméstico, suponen un consumo energético elevado. Existe también un etiquetado energético que permite comparar niveles de eficiencia energética entre electrodomésticos, ordenadores y otros dispositivos corrientes. A medida que optemos por equipos con mejor etiquetado energético garantizamos que tenemos un buen servicio sin que exista un consumo elevado de energía, por lo que es importante fijarnos en estos detalles a la hora de comprar cualquier equipo.

Integrando todas las soluciones que hemos mencionado anteriormente podemos conseguir mantener nuestro nivel de calidad de vida y confort en los edificios y viviendas reduciendo notablemente el consumo de energía. Esto redunda en un importante ahorro económico, pero también en una disminución del consumo de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando a nivel global la situación ambiental, evitando el calentamiento global y haciendo las ciudades y edificios más sostenibles. Medidas de eficiencia energética similares deben adoptarse en el resto de sectores, como el transporte, la industria o la agricultura, lo que da lugar a un importante descenso en el consumo de energía.


Más info:

Diseño ecológico en la climatización

La Comisión Europea abre una consulta pública para la normativa de ahorro y eficiencia energética

Las metas climáticas son realistas con edificios energéticamente eficientes