Level(s), nuevo Marco de la UE para mejorar la Sostenibilidad de los Edificios

La Comisión Europea ha puesto en marcha el 28 de septiembre la fase de prueba de Level(s), un nuevo marco de la UE para la sostenibilidad de los edificios que ayudará a transformar el sector de la construcción y que, además, es el primer instrumento de este tipo desarrollado para su uso en toda Europa.

Level(s) es el resultado de una amplia consulta con la industria y el sector público, y se centra en una serie de indicadores de rendimiento en diferentes ámbitos como las emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia en el uso de los recursos y el agua, y la salud y el bienestar. El objetivo es establecer un “lenguaje común” sobre lo que implica la construcción sostenible en la práctica, llevando el debate más allá del rendimiento energético.

Un lenguaje ecológico común

Level(s) es un marco de evaluación de código abierto elaborado por la Comisión Europea en estrecha colaboración con agentes clave como Skanska, Saint-Gobain, la Sustainable Building Alliance y los Green Building Councils.

Se han publicado dos informes técnicos orientativos como material de apoyo para la fase de prueba. El primer informe técnico ofrece una introducción a Level(s) y su funcionamiento, mientras que el segundo informe técnico contiene unas orientaciones detalladas sobre cómo hacer evaluaciones del rendimiento con Level(s). Asimismo, la Comisión organizará un taller sobre la fase de prueba de Level(s) en Bruselas el 4 de diciembre de 2017 para las organizaciones interesadas en participar.

Antecedentes

Level(s) se centra en los principales aspectos del rendimiento de un edificio y facilita el acceso a este campo para quienes deseen construir edificios más sostenibles. Entre tales aspectos se incluyen los siguientes: emisiones de gases de efecto invernadero a lo largo del ciclo de vida del edificio, ciclos de vida de los materiales que sean circulares y eficientes desde el punto de vista de los recursos, uso eficiente de los recursos hídricos, espacios sanos y confortables, adaptación y resiliencia al cambio climático, y coste y valor del ciclo de vida completo del edificio. Cada uno de los indicadores de Level(s) se ha diseñado con el objetivo de vincular el impacto ambiental de un edificio a las prioridades de la UE en el ámbito de la economía circular. Además, el marco supone la ampliación efectiva de la agenda para el sector de la construcción con miras al refuerzo de la consecución de los objetivo de desarrollo sostenible de las Naciones Unidas.

¿En qué consiste Level(s)?

Level(s) es un marco voluntario de información para mejorar la sostenibilidad de los edificios. Utilizando las normas existentes, Level(s) proporciona un enfoque de la UE para la evaluación del comportamiento medioambiental en el entorno construido.

El sector de la construcción es un gran consumidor de recursos en Europa. Utiliza alrededor de la mitad de todos los materiales extraídos, la mitad de toda la energía consumida y un tercio de toda el agua que se utiliza, y genera un tercio del total de residuos. Esta es la razón por la que la construcción es un objetivo clave de la política de la Comisión Europea para una economía circular, que consiste en un sistema económico regenerativo que reduce al mínimo el consumo de recursos y de energía.

Level(s) contribuye a la economía circular, ofreciendo un procedimiento por etapas para la evaluación del ciclo de vida.

El marco de Level(s) con sus indicadores tiene por objeto:

  • Sensibilizar al público en general, a los promotores y a los servicios de contratación pública ante la necesidad de disponer de edificios mejores y aumentar la demanda de estos.
  • Incrementar los conocimientos sobre la eficiencia del uso de los recursos en el entorno construido con el fin de apoyar una mejor toma de decisiones por parte de los diseñadores, arquitectos, promotores, empresas de construcción, fabricantes de productos de construcción, inversores y propietarios inmobiliarios.

Para cada indicador es posible un planteamiento «gradual», que permite a los usuarios pasar de unos métodos de cálculo más simples a otros más precisos y complejos, y ampliar la información.

¿A qué se refieren los indicadores?

Cada indicador se ha concebido para vincular el impacto de un edificio con las prioridades de sostenibilidad de la UE.

Cada indicador puede utilizarse para distintos tipos de evaluación del comportamiento, desde un nivel de base hasta un análisis del ciclo de vida (ACV) completo.

El punto de entrada a Level(s) son los indicadores de comportamiento comunes: el uso más sencillo y accesible de cada indicador. Level(s) establece unidades comunes de medida y metodologías básicas de cálculo, que pueden ser utilizadas por los profesionales de la construcción o en los sistemas de evaluación de edificios, las herramientas de notificación de los inversores y las iniciativas del sector público.

Para comparar el comportamiento ambiental de los edificios, a nivel de cartera o nacional, Level(s) ofrece la opción de una evaluación comparativa del comportamiento. Esta opción es adecuada para los profesionales de la construcción y para los propietarios de carteras inmobiliarias.

Para que los profesionales de la construcción que trabajan a un nivel más detallado mejoren el comportamiento y optimicen el comportamiento de diseño y el comportamiento del edificio según la construcción, la optimización del comportamiento de diseño representa la utilización más sutil de cada indicador. Con objeto de suprimir las diferencias entre el comportamiento de diseño, el comportamiento del edificio según la construcción y el comportamiento del edificio ocupado, los usuarios pueden informar sobre los indicadores en distintas fases de un proyecto:

  • fase de diseño (sobre la base de los cálculos),
  • fase de finalización (sobre la base de los planos según la construcción),
  • fase de finalización (sobre la base de los planos según la construcción),
  • fase posterior a la ocupación (sobre la base del comportamiento medido).

¿Por qué usar Level(s)?

Level(s) ayuda a los profesionales de la construcción y a sus clientes a identificar los ámbitos clave para la mejora del rendimiento ambiental. A fin de colmar las lagunas de rendimiento en materia de sostenibilidad entre el diseño, la obra definitiva y el edificio tras su ocupación, los indicadores de Level(s) pueden aplicarse en diferentes fases de un proyecto de construcción: diseño, ejecución, puesta en servicio y fase posterior a la ocupación. Por otra parte, Level(s) permite comparar el rendimiento de los edificios entre distintas carteras y emplazamientos.

Level(s) también puede utilizarse en el marco de los sistemas de evaluación y certificación a fin de:

  • garantizar que sus criterios reflejan las principales prioridades de la economía circular en Europa,
  • facilitar la comparación entre los datos y resultados de diferentes sistemas para la calificación del rendimiento de los edificios en materia de sostenibilidad.

Finalmente, Level(s) puede servir de instrumento informativo básico, con un enfoque por niveles para la evaluación del ciclo de vida.

Level(s) se centra en los aspectos más importantes del rendimiento de un edificio en materia de sostenibilidad y ofrece un punto de entrada sencillo a un ámbito que puede resultar muy complejo. Asimismo, Level(s) puede servir de base para que los usuarios hagan uso de sistemas e instrumentos de evaluación del rendimiento más sofisticados.

Inscripción para probar Level(s)

Tras más de dos años de trabajo, Level(s) está listo para someterse a ensayo desde el otoño de 2017. Las empresas, las asociaciones y las autoridades públicas están cordialmente invitadas a participar.

El período de ensayo durará dos años, y la Comisión Europea prestará apoyo técnico durante este proceso.

Level(s) se centra en los principales aspectos del comportamiento de los edificios, aportando un sencillo punto de entrada a lo que puede ser una tarea muy compleja. Al utilizar Level(s), los profesionales de la construcción y sus clientes pueden mejorar su comprensión de cómo afectan sus edificios al medio ambiente. Level(s) muestra cómo reducir el impacto ambiental y puede preparar a los usuarios para aplicar sistemas y herramientas de evaluación del comportamiento más exigentes.

Los participantes pueden optar por someter a ensayo el marco completo de Level(s), o solo determinadas partes de él. La información que arrojan los resultados de los ensayos ayudará a mejorar Level(s) antes de su publicación definitiva, a fin de garantizar que los indicadores y las directrices de utilización sean sólidos y puedan empezar a aplicarse.

Por último, si quiere asistir al taller sobre la fase de prueba que tendrá lugar en Bruselas en diciembre, envíe un correo electrónico a europe@worldgbc.org

La eficiencia energética será considerada como inversión desde la Unión Europea

La Oficina Europea de Estadística, Eurostat, ha publicado recientemente una nota aclaratoria que modifica el tratamiento dado a los Contratos de Rendimiento Energético (EPC por sus siglas en inglés). Hasta este momento, las inversiones en eficiencia energética soportaban una barrera a la hora de llevar a cabo inversiones desde el sector público. El total de la inversión inicial de estos contratos suponían un déficit, tanto del sector público como privado.

Respetar la contabilidad pública

Desde Eurostat, además de la nota informativa, publicarán a finales de año unas guías prácticas orientativas sobre interpretación de determinadas disposiciones del Sistema Europeo de Cuentas en lo relativo a Contratos EPC, dirigidas a los responsables de estadísticas con la intención de que como así declara Marianne Thyssen, comisaria de Empleo, Asuntos Sociales, Capacidades y Movilidad Laboral y responsable de Eurostat; sirvan para que “las administraciones públicas puedan invertir respetando plenamente los principios de contabilidad pública”

Reivindicación ganada desde España

Desde el pasado mes de abril, por iniciativa española, los ministros de Energía de España, Francia, Italia y Portugal vienen solicitando a la Comisión de Energía de la Unión Europa la eliminación en la legislación europea de todos los obstáculos a la inversión para la implantación de proyectos de eficiencia energética con objeto de poder así cumplir con los objetivos de reducción del consumo energético y de emisiones establecidos por la Unión Europea, especialmente si finalmente el Parlamento Europeo decide aumentar el objetivo de eficiencia energética, para 2030, hasta el 40%.

De hecho, este asunto lleva encima de la mesa desde que se planteara el Consejo Europeo de Energía y Clima, en octubre de 2014, y además se esté tratando en las negociaciones que están teniendo entre el Parlamento y la Comisión Europea sobre el ‘Paquete de Invierno’.
En España, esta noticia se ha recibido con gran satisfacción. Miguel Arias Cañete, Comisario europeo de Acción por el Clima y la Energía, comentaba que “Ahora será más fácil que escuelas, hospitales y otros edificios públicos – que representan más del 10% de los edificios de la Unión Europea- inviertan en eficiencia energética.” Además, agregó que “Las medidas de eficiencia energética también son un medio importante para combatir la pobreza energética, que esta Comisión se ha propuesto erradicar”.

Paso decisivo para la eficiencia energética

A partir de ahora, gracias a esta modificación, se consigue eliminar esta barrera a las inversiones a la eficiencia energética realizada en los Contratos de Rendimiento Energético, lo que supondrá un impulso para la realización de este tipo de proyectos y, por tanto, al cumplimiento de los objetivos de energía y clima de la Unión Europea.

Fuente: http://www.creara.es/

Comienza a nivel mundial la Green Building Week para reivindicar la misión de los edificios en la lucha contra el cambio climático

Green Building Council España (GBCe) se suma a la celebración de la World Green Building Week que, desde hoy y hasta el próximo 1 de octubre, tiene lugar en todo el mundo.

Miles de organizaciones, entidades, empresas, instituciones educativas, ongs y todo tipo de asociaciones se han sumado al reto de este año que bajo el eslogan #OurHeroIsZero (Nuestro héroe es Cero) hace referencia a los edificios de consumo de energía casi nula y a la visión que la sociedad tiene sobre ellos. Y es que, los edificios son a menudo vistos como los villanos del cambio climático, cuando en realidad también pueden ser los héroes.

Este año, la organización ha realizado una llamada a la acción para que cualquier profesional, entidad o empresa pueda sumarse a los eventos programados. También se ha programado el seminario online: “Héroes enmascarados: Una introducción a los edificios de consumo de energía casi nulo)” que tendrá lugar el miércoles 27 de septiembre, tanto a las 9 de la mañana como a las 6 de la tarde. Los interesados pueden registrarse aquí.

Todos los actos y eventos irán acompañados de una amplia campaña en Redes Sociales. La organización ha diseñado campaña de Tweets masivos programados para conseguir una mayor relevancia y visibilidad de esta semana conmemorativa, para la que se han fijado los hashtags #OurHeroIsZero y #WGBW2017

En España, la Green Building Week tuvo su pistoletazo de salida el pasado viernes con la celebración de un taller sobre edificación sostenible para niños “Urbakids” en el marco de la Feria Rehabita, organizada por el Ayuntamiento de Madrid e IFEMA.

A lo largo de toda esta semana se han programado una serie de actos y jornadas en distintos puntos de España que pueden consultarse en el siguiente enlace.

Abierto plazo solicitud Ayudas IDAE para proyectos municipales de Ahorro y Eficiencia Energética en Edificación

A partir de hoy, 18 de julio, los ayuntamientos de menos de 20.000 habitantes ya pueden solicitar las ayudas acogidas al Real Decreto 616/2017, de 16 de junio, por el que se regula la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares de entidades locales que favorezcan el paso a una economía baja en carbono.

Estas subvenciones, por importe total de 336 millones de euros, se concederán por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) en el marco del Programa operativo FEDER de crecimiento sostenible 2014-2020. Podrán ser beneficiarios de las ayudas los municipios o agrupaciones de municipios cuya población sea inferior a 20.000 habitantes, así como Ceuta y Melilla.

Para obtener la ayuda, los municipios deberán reducir las emisiones de dióxido de carbono mediante la ejecución de proyectos singulares de ahorro y eficiencia energética (en edificación y en infraestructuras y servicios públicos), movilidad urbana sostenible (transporte urbano limpio, transporte colectivo,conexión urbana-rural, mejoras de red viaria, transporte ciclista y desarrollo de sistemas de suministro de energías limpias) y uso de energías renovables (para producción de electricidad y usos térmicos en edificación y en infraestructuras públicas).

Parlamento Europeo aprueba nuevo etiquetado sobre eficiencia energética

El Parlamento Europeo (PE) aprobó hoy un nuevo sistema de etiquetado para ayudar a los consumidores a escoger electrodomésticos más eficientes y reducir así tanto su consumo de electricidad como el importe de las facturas energéticas.

La Eurocámara respaldó en su sesión plenaria una nueva herramienta de clasificación que indica, de la A a la G, la eficiencia energética de los productos.

El texto que adopta esta medida salió adelante con 535 votos a favor, 46 en contra y 79 abstenciones.

De esa manera, los consumidores podrán elegir productos más eficientes, lo que les permitirá recortar el consumo y el importe que deben pagar por la factura de la luz, mientras que los fabricantes se verán alentados a innovar e invertir en productos de mayor eficiencia energética.

Tras la aprobación de esta medida, que sustituye al actual sistema de clasificación (A+, A++ y A+++), se pretende que las primeras etiquetas lleguen a las tiendas a finales de 2019.

La normativa precisa que la clasificación se revisará cuando el 30 % de los productos en el mercado comunitario reciban la máxima clasificación (A) o cuando el 50 % esté en las franjas A y B.

Los productos llevarán las etiquetas adheridas y los consumidores podrán obtener más detalles a través de internet.

Además, la norma también establece que el fabricante deberá informar en caso de que exista alguna modificación en la clasificación de los productos que ya hayan sido vendidos.

Por su parte, la publicidad de los productos deberá incluir la clasificación energética y se realizarán campañas de información para explicar el nuevo sistema a los consumidores.

El texto expone que la Comisión Europea (CE) deberá crear una base de datos con información técnica para ayudar a las autoridades nacionales a evaluar el cumplimiento de la normativa, así como un portal en línea para el público general con información adicional sobre los productos.

El Ejecutivo comunitario deberá también fijar directrices para la aplicación del reglamento en relación a la evaluación de los productos e intercambio de información.

Según la CE, el nuevo sistema podría ahorrar 200.000 millones de kilovatios por hora, el equivalente al consumo energético anual de los países bálticos.

Dinamarca es el país de la UE donde el precio del kilovatio es más caro (30,88 céntimos de euro), mientras que en España el coste es de 21,85 céntimos, según los datos de 2016 que maneja la oficina de estadística comunitaria, Eurostat.

Hungría y Bulgaria fueron los Estados miembros con el precio del kilovatio más bajo el año pasado, 11,14 y 9,56 céntimos de euro respectivamente.

Eficiencia energética: climatización, iluminación y equipos

Los edificios son unos de los elementos que suponen mayor consumo de energía primaria a nivel mundial y concretamente en España y Europa. Suponen aproximadamente un tercio del consumo total, por lo que la eficiencia energética en es clave para garantizar una sostenibilidad en los edificios a corto y medio plazo.

Un edificio requiere energía fundamentalmente para tres aspectos:

  • Climatización y agua caliente: pudiendo ser sólo para calefacción o para calefacción y refrigeración
  • Iluminación
  • Equipos

Para proporcionar una solución integral de eficiencia energética se deben abordar todos los puntos de consumo. La eficiencia energética es la relación que mide cuánta energía se aprovecha en forma de energía útil frente a la energía utilizada. Se expresa en forma de rendimiento. Por ejemplo, un equipo con un rendimiento lumínico (bombilla) del 85% convertirá en energía luminosa el 85% de la energía eléctrica consumida. A medida que usamos equipos con mayor eficiencia energética logramos mantener el mismo nivel de servicio y confort (iluminación, temperatura…) disminuyendo el consumo de energía.

Un aspecto previo y fundamental es la concepción y diseño de edificios que tengan la menor demanda de energía, de este modo necesitaremos menos energía útil en los mismos. Esto, combinado con equipos de alta eficiencia, permite reducir notablemente el consumo de energía. Por ejemplo, a nivel de climatización esto se consigue diseñando edificios con un alto nivel de aislamiento, que requieren poca energía para ser calentados o enfriados. En este caso requerimos menos energía útil (calor para el edificio), y si además usamos equipos eficientes, reducimos aún más el consumo de energía primaria.

En los edificios, para aportar una solución global de eficiencia energética se deben combinar varias estrategias y equipos, para lograr que actúen de forma integral y mejoren el comportamiento. Analizamos las soluciones más importantes para cada tipo de consumo de energía.

Climatización

El uso de equipos de calefacción de alta eficiencia, como por ejemplo las calderas de gas natural de condensación, reduce el consumo de combustible para producir el mismo calor, suponiendo un importante ahorro energético. Además, estos equipos se pueden combinar con energías renovables, como biomasa o energía solar.

Es importante utilizar además sistemas de control y regulación para adecuar las temperaturas a la ocupación real del edificio y además mantener un nivel de temperatura confortable, pero sin que suponga un derroche de energía. La ventilación del edificio es importante ya que supone la entrada de aire del exterior que debe de calentarse o enfriarse hasta alcanzar la temperatura deseada. En equipos de climatización la etiqueta energética (A, A+, A++…) sirve para clasificar su nivel de eficiencia energética y aunque supongan una inversión inicial mayor ahorraremos mucha energía en el medio plazo.

Iluminación

Se debe primar el uso de la iluminación natural, para disminuir la necesidad de uso de equipos de iluminación artificial y además es muy importante usar equipos de alta eficiencia energética. Las soluciones actuales de iluminación LED y los sistemas fluorescentes son muy eficientes y permiten obtener niveles muy buenos de iluminación con un bajo consumo de energía. El etiquetado energético de las lámparas permite también conocer su nivel de eficiencia energética, facilitando la elección al consumidor.

Equipos

Los equipos utilizados en los edificios, tanto a nivel laboral como doméstico, suponen un consumo energético elevado. Existe también un etiquetado energético que permite comparar niveles de eficiencia energética entre electrodomésticos, ordenadores y otros dispositivos corrientes. A medida que optemos por equipos con mejor etiquetado energético garantizamos que tenemos un buen servicio sin que exista un consumo elevado de energía, por lo que es importante fijarnos en estos detalles a la hora de comprar cualquier equipo.

Integrando todas las soluciones que hemos mencionado anteriormente podemos conseguir mantener nuestro nivel de calidad de vida y confort en los edificios y viviendas reduciendo notablemente el consumo de energía. Esto redunda en un importante ahorro económico, pero también en una disminución del consumo de energía y de las emisiones de gases de efecto invernadero, mejorando a nivel global la situación ambiental, evitando el calentamiento global y haciendo las ciudades y edificios más sostenibles. Medidas de eficiencia energética similares deben adoptarse en el resto de sectores, como el transporte, la industria o la agricultura, lo que da lugar a un importante descenso en el consumo de energía.


Más info:

Diseño ecológico en la climatización

La Comisión Europea abre una consulta pública para la normativa de ahorro y eficiencia energética

Las metas climáticas son realistas con edificios energéticamente eficientes

Diseño ecológico en la climatización

El concepto de diseño ecológico en la edificación va tomando fuerza durante los últimos años hasta convertirse actualmente en un requisito en muchos casos, aportando mucho valor añadido a las construcciones y siendo un requisito indispensable para garantizar una sostenibilidad adecuada de los edificios. Ante este concepto de diseño ecológico habitualmente no se abordan todos los aspectos que deben englobarse para que se considere no sólo los materiales o la energía, sino el conjunto del edificio y su integración con el entorno.

Es importante mencionar que podremos considerar que es ecológico si logra una adecuada integración con el entorno y el medio ambiente, siendo por lo tanto un diseño relacionado con la sostenibilidad o la minimización de recursos energéticos, pero que va más allá. Estos términos son habitualmente mezclados y confundidos porque están habitualmente relacionados, pero deben analizarse cada uno con claridad e independencia. Los objetivos generales que podríamos definir para un diseño ecológico son:

  • utilizar materiales que sean naturales y no contaminantes, buscando el menor impacto en todo el ciclo de vida de la instalación
  • promover el ahorro energético en los edificios
  • utilizar energías renovables para el suministro de energía
  • reducir al máximo los impactos asociados a la construcción: esto debe englobar tanto el uso de recursos para la edificación, considerando como principal el suelo, y las emisiones producidas durante la vida útil de la edificación

Centrándonos en el uso de materiales deberemos, desde un punto de vista de diseño con el menor impacto, usar materiales que tengan un ciclo de vida con la menor huella de emisiones y de agua, tanto desde la fase de toma del material hasta su posible reciclaje o reutilización final.

El edificio debe de integrarse de forma idónea en el entorno, reduciendo su impacto visual, acústico y de emisiones, teniendo en cuenta que las emisiones engloban todos estos aspectos, como emisiones sonoras, gases, efluentes líquidos o contaminación electromagnética. Centrándonos en el principal aspecto de consumo de recursos durante la vida del edificio, el consumo energético, es clave identificar el binomio que regula el consumo durante toda la vida útil del edificio. El consumo de energía es el cociente entre la demanda y el rendimiento de los equipos utilizados para suplir esa demanda, térmica o eléctrica. Esto implica que la reducción del consumo de energía final puede lograrse mediante una menor demanda energética en el edificio, aumentando el rendimiento de las instalaciones o de forma conjunta. Se debe buscar una solución global durante toda la vida útil de la instalación, en todos los aspectos consumidores de energía, siendo habitual el no tener clara la necesidad de combinar dichos criterios de diseño. Analizando las principales demanda de energía en el edificio tendremos que:

  • refrigeración y climatización: se deben seguir criterios de disminución de la demanda energética mediante el análisis de la ubicación, factor de forma, materiales (mejorando el aislamiento y tratando de pasivizar al máximo el edificio respecto de las condiciones ambientales exteriores) y captación de energía gratuita. Esto puede lograrse mediante el uso de cerramientos de alta inercia térmica, sistemas de sombreamiento y ganancia solar activos o pasivos y ventilación controlada, entre otros. Una vez que se logrado un diseño que reduce al máximo la demanda de energía debemos plantear el sistema que con el mejor rendimiento y menores emisiones permita suplirla, para lo que debemos optar por soluciones basadas en equipos de alta eficiencia energética, como por ejemplo bombas de calor geotérmicas o aerotérmicas, alimentadas con energías renovables. Como ejemplo de diseño óptimo tendremos la alimentación con energía fotovoltaica de estos equipos que proporciona una solución basada en energías renovables pero tiene un impacto global en la sostenibilidad, al reducir, por ejemplo, las necesidades de construcción de centrales eléctricas remotas o de líneas de transmisión de energía eléctrica. Este diseño ecológico local tiene grandes ventajas globales sobre el medio ambiente, que es el objetivo que hemos fijado desde el primer momento.
  • iluminación: optando por un diseño que maximice el uso de la iluminación natural pero sin que repercuta de forma negativa en otros aspectos, como por ejemplo en un aumento excesivo de la demanda térmica para climatización, por excesiva radiación solar incidente en el interior del edificio. Una solución de compromiso buscará minimizar el consumo global de recursos, y una vez establecidas las necesidades de iluminación interior deberemos optar por equipos con altas eficiencias lumínicas, siendo el referente actual los equipos LED. Con este prisma de diseño global utilizaremos equipos que cuenten además con cantidades muy bajas o nulas de elementos altamente contaminantes (por ejemplo metales pesados) y que además sean reciclables, sin obsolescencia programada, y con una gran vida útil.

Todo esto demuestra que el concepto del diseño ecológico engloba todos los impactos asociados al edificio durante su fase de construcción, explotación y posterior desmantelamiento. Además de esto es muy importante asegurar una adecuada ventilación del edificio en caso de incendio para evitar que se produzcan intoxicaciones por inhalación de estos productos de combustión. Con este criterio lograremos que los edificios y sus entornos (ciudades) sean entornos placenteros para el habitante y que no pongan en compromiso el futuro del planeta.

Manual de Contratación Pública Ecológica

20161027-comision-europea-manual-compra-publica-verdeEl Manual de Contratación Ecológica de la Comisión Europea ha sido traducido a 23 idiomas europeos. Este documento constituye una guía práctica sobre la aplicación de la contratación pública ecológica (GPP) que expondrá cómo los órganos de contratación pueden utilizar las directivas de contratación.

Este manual, que llega a su tercera edición, analiza cómo las consideraciones medioambientales pueden incluirse en cada etapa del proceso de compra, proporcionando ejemplos prácticos extraídos de los compradores públicos de toda la UE. Estos estudios de casos exploran retos legislativos y administrativos, así como los detalles de ahorros concretos obtenidos por el paso a la CPE.

Así, este manual incluye edificios, servicios de alimentación y catering, vehículos de transporte por carretera o los productos que utilizan energía.

Terravita, camino de establecer un hito en la construcción sostenible

Can Tanca, la vivienda que Terravita está construyendo en Ibiza, está cerca de convertirse en una referencia mundial de la edificación sostenible. En la recta final de su construcción, la casa está en proceso de obtener los certificados Passivhaus Premium y BREEAM Excepcional, lo que la convertiría en el único edificio en el mundo con las máximas categorías de los estándares internacionales de eficiencia energética y sostenibilidad.

El certificado Passivhaus Premium, que actualmente solo poseen tres edificios en el mundo, acredita el escaso aporte de energía que necesita la vivienda para disfrutar de una temperatura confortable durante todo el año. También que es capaz de generar más energía – de origen renovable- de la que consume. Se estima que la casa de Can Tanca reduce en un 80% las necesidades de climatización respecto a otra de características similares, con el añadido de que esa baja demanda se cubre en su totalidad con la energía solar instalada.

Según una directiva europea (2010/31/UE) para el fomento de la eficiencia energética, los nuevos edificios deberán tener consumo de energía casi nulo a partir de 2020, dos años antes en el caso de los públicos. La vivienda de Terravita se anticipa así a la normativa que hará obligatoria este tipo de construcción en los próximos años para combatir el cambio climático.

Un aspecto a resaltar de la casa de Terravita es su alto nivel de hermeticidad, que evita el paso incontrolado de aire. El test de Blower Door, que mide este factor, arrojó un resultado de 0,25 renovaciones/ hora, muy por debajo de las 0,6 que exige el estándar de origen alemán.

La vivienda unifamiliar, de 210 m2 de superficie, consta de tres volúmenes diferenciados y una pérgola exterior con un punto de carga para coche eléctrico. Se distribuye en sala de estar, comedor y cocina en un solo espacio, tres dormitorios, dos baños, un estudio, distribuidor y sala técnica.

Sobre cimentación de hormigón armado, la estructura de Can Tanca es de entramado ligero de madera, a la que se han añadido aislamientos de fibra de madera –de hasta 30 centímetros de espesor- también incorporados en la cubierta y la fachada, terminada en revoco de cal. La carpintería exterior es de doble y triple acristalamiento.

En verano, las persianas exteriores y la vegetación la protegerán del calor. La ventilación natural nocturna, permitirá mantener la casa fresca. Para la climatización, cuando sea necesaria, se ha instalado un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperación de calor entálpica, una batería de frío y 14 m2 de techo refrescante. Se alimentará con aerotermia, energía renovable que además calentará el agua de la casa.

100×100 energía solar

Can Tanca está desconectada de la red eléctrica y de agua. Una instalación solar fotovoltaica, instalada sobre la cubierta, le permite ser autosuficiente en energía. De cara a garantizar el suministro de electricidad ininterrumpido, dispone de un sistema de acumulación capaz de abastecer a la vivienda incluso en los días poco soleados. La casa estará dotada asimismo de tecnología inteligente para automatizar y regular el gasto energético según las necesidades del momento. La vivienda también se autoabastece de agua mediante un sistema de recogida de aguas pluviales y de tratamiento.

Enfoque sostenible

Ideado como un proyecto pionero en sostenibilidad, desde su concepción, el proyecto de Terravita ha perseguido el objetivo de aunar el máximo ahorro energético y el menor impacto medioambiental, con un elevado nivel de confort interior en un espacio saludable. Todo esto dentro de un estilo acorde a la arquitectura tradicional ibicenca.

Por ello, además del Passivhaus Premium, la vivienda va camino de conseguir el certificado BREEAM Excepcional, la más alta de las cinco categorías en que se estructura el prestigioso estándar internacional, que avala la sostenibilidad en la edificación. BREEAM, de origen británico, evalúa los impactos en 10 áreas (gestión, salud y bienestar, energía, transporte, agua, materiales, residuos, uso ecológico del suelo, contaminación e innovación). Su análisis abarca todo el ciclo de vida del edificio desde su fase de diseño, la construcción y sus usos. 

Rapidez de ejecución

Otro aspecto a destacar es la rapidez en la ejecución del proyecto. En febrero comenzó la cimentación, mientras que la estructura de madera se empezó a montar a mediados de abril. Si se cumplen las previsiones de finalización, estimadas a mediados de septiembre, habrán pasado menos de 8 meses en total.

En palabras de Julian Watson Todd, Co-fundador de Terravita, Can Tanca responde a nuestro compromiso por una forma de construir que contribuya a alcanzar los retos climáticos globales. El sector de la construcción es responsable del 40% del consumo de energía y el 36% de emisiones de CO2 en la Unión Europea. Por eso, si queremos un planeta habitable, el futuro debe ir por este tipo de edificios de mínimo impacto ambiental”.


Terravita es una empresa especializada en el desarrollo integral de proyectos de construcciones bioclimáticas, energías renovables y paisajismo. Terravita, radicada en las Islas Baleares, promueve un tipo de arquitectura en equilibrio y armonía con el entorno. Viviendas que combinan un alto nivel de confort con el menor coste medioambiental posible, aprovechando los recursos disponibles en la fase de diseño y empleando materiales naturales y ecológicos para construir edificios energéticamente eficientes cuya escasa demanda de energía puede aportarse mediante fuentes renovables.

Más info: www.grupoterravita.com

 

La ciudad de Madrid toma la iniciativa para ahorrar energía en los centros escolares

Transformar el modelo energético partiendo de una ciudadanía informada y beneficiaria del ahorro que ella misma genera. Es la propuesta innovadora que ha conseguido transformar no desde arriba, sino desde abajo, y desde el ahorro consciente, municipios como Rubí, en Barcelona. La iniciativa Rubí Brilla convirtió en protagonista de las medidas que se debían tomar para ahorrar, a la ciudadanía del municipio. Los objetivos: ser más eficientes y lograr un modelo energético más democrático y sostenible.

Cómo se ha logrado este cambio en Rubí y cómo será posible ahora en la ciudad de Madrid es lo que se expondrá en la Jornada “Proyecto 50/50: Madrid Ahorra Energía”, que se celebra el próximo 13 de mayo en Medialab Prado, con la participación del alumnado y profesorado de los colegios de Rubí, los equipos de Rubí Brilla y Ecooolocal, los Ayuntamientos de Rubí y Madrid, y Ecooo, empresa de no lucro dedicada a la democratización de las energías renovables.

El proyecto 50/50 se enmarca en la iniciativa Ecooolocal, fruto del encuentro de dos experiencias innovadoras en el ámbito de la participación ciudadana en materia de energía: Ecooo y el proyecto Rubí Brilla. Juntas, están poniendo en marcha en otras ciudades y municipios los cambios estructurales necesarios que permitan “disfrutar de una vida digna sin sobrepasar los límites que nos impone la naturaleza”, y a partir de una ciudadanía empoderada.

cartel

La iniciativa Ecoolocal trasladada a los centros escolares a través del proyecto “50/50” tiene, además un valor pedagógico: toda la comunidad escolar decide y pone en marcha medidas de ahorro: eliminar puntos de luz innecesarios, aprender a regular la calefacción o programar el apagado y encendido de aparatos. Los “equipos energéticos” formados por alumnado, profesorado y personal de comedor, limpieza o conserjería de los colegios, centros deportivos y culturales han conseguido en Rubí transformar hábitos y reducir considerablemente el gasto en energía.

El nombre que se le da a este proyecto, “50/50” se debe precisamente en quela mitad del ahorro conseguido se invierte en nuevas medidas de eficiencia energética, y la otra mitad se dedica, mediante subvenciones directas, a lo que decida colectivamente la comunidad escolar. Cuánto más ahorro, más incentivo para seguir adelante en estos nuevos hábitos. Se trata de activar en la ciudadanía una cultura participativa, imprescindible para que los cambios en su entorno local perduren, más allá de los gobiernos de turno.

En la Jornada de presentación en Madrid del proyecto 50/50, que se celebra el 13 de mayo en MediaLab Prado, el propio alumnado y profesorado implicado en la puesta en marcha del proyecto en los centros escolares de Rubí contarán su experiencia práctica.

Participarán en la misma jornada Inés Sabanés Nadal, Delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid; y Ana María Martínez, Alcaldesa de Rubí, y Mario Sánchez-Herrero, coordinador de Ecooo, y Ángel Ruiz, responsable de Ecooolocal. Marta Morera, de la Oficina Rubí Brilla del Ayuntamiento de Rubí presentará el proyecto 50/50 como caso de éxito en el municipio de Rubí, junto a profesorado y alumnos de centros educativos de Rubí.

Convocatoria a medios

Fecha: viernes, 13 de mayo 2016
Hora: 11:00 h.
Lugar: Medialab Prado. Calle Alameda 15, 28014 Madrid

Participan: Inés Sabanés Nadal, Delegada del Área de Gobierno de Medioambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid; Ana María Martínez, Alceladesa de Rubí; Marta Morera, Oficina Rubí Brilla del Ayuntamiento de Rubí; Mario Sánchez-Herrero, coordinador de Ecooo, Ángel Ruiz, responsable de Ecooolocal; profesorado y alumnos de centros educativos de Rubí.

*El evento contará con Fila 0 de representantes de administraciones locales.

#MadridAhorraEnergía

Más información y entrevistas:
Lidia Ucher. Comunicación Ecooo. 91 294 00 94 // 606 11 30 55
lidiaucher@ecooo.es

Ecooolocal
EcoooLocal, una iniciativa que ha unido a Ecooo, empresa que promueve un cambio de modelo energético a través de la participación activa de la ciudadanía, con el proyecto Rubí Brilla, que en los últimos cuatro años ha colocado a la ciudad catalana como uno de los referentes municipales europeos de puesta en marcha de un nuevo modelo energético.

El proyecto EcoooLocal propone hacer las cosas de modo distinto. Supone colocar a los técnicos y empleados públicos y a la ciudadanía en el centro del análisis y de las medidas. Desde este planteamiento, el objetivo principal no es lograr reducciones ambiciosas en los consumos o las emisiones, sino conseguir difurndir los valores de la nueva cultura energética entre el mayor número posible de pesonas y a partir de ahí, que cada ciudadana y ciudadano adopten medidas concretas de ahorro y de fomento de las renovables.