El Parlamento Europeo aboga por el ecodiseño y la gestión de recursos

obsolescencia-programada-codigo-nuevo

El Parlamento Europeo ha aprobado un informe para avanzar en el ámbito de la economía circular, cuyos objetivos son la utilización de los recursos naturales de manera más eficiente, el ecodiseño, menor dependencia de las importaciones de materias primas y creación de más empleo verde.

Un cambio que es calificado por Sirpa Pietikäinen como ‘sistémico’ que creará un nuevo ecosistema de negocios; aunque para ello, apunta necesitamos una ampliación del ámbito de aplicación de la Diretciva sobre diseño ecológico, una renovación de la Directiva sobre residuos y un enfoque especial en ciertas áreas como edificios sostenibles.

Hacia cero residuos

Según establecen los eurodiputados, los objetivos de reducción de residuos de la Unión Europea podrían conducir a la creación de hasta 180.000 empleos.  Además entre los objetivos establecidos se encuentra que la Unión Europea tenga una producción totalmente sostenible para el año 2050, para lo cual, ha de establecer objetivos vinculantes de regeneración de residuos en 2015.

Ecodiseño

Los eurodiputados instan a la Comisión a promover un enfoque de ciclo de vida a la política de producto y diseño ecológico. Esto debe incluir la revisión de la legislación ecodiseño a finales de 2016, con miras a ampliar su alcance y que abarque todos los grupos de productos. También piden a la Comisión definir los requisitos para criterios como la durabilidad, reparabilidad, reutilización y reciclaje y la elaboración de medidas para eliminar la obsolescencia programada.

El cambio sistémico en la gestión de recursos

Según los eurodiputados, para hacer uso de recursos sostenibles para el año 2050, la política de la UEdebe exigir una reducción del consumo de recursos a niveles sostenibles, un mayor uso de las energías renovables y la eliminación de las sustancias tóxicas, añaden.

Los indicadores de eficiencia de los recursos, el consumo de recursos de medición, incluyendo las importaciones y exportaciones, y su uso debe ser obligatorio a partir de 2018, dice el texto. Los eurodiputados piden un aumento en toda la UE la eficiencia de recursos meta del 30% para el año 2030 (a partir de 2014 los niveles), así como los objetivos individuales para cada Estado miembro.

Slow Bale Construction, construye a tu ritmo

slow-baleHace unas semanas tuve una grata sorpresa al recibir en casa a mi maestro en construcción con paja y tierra, el autor del libro “Entre Paille et Terre”, Tom Rivjen.

Tom, constructor intinerante de origen holandés, lleva más de dos décadas creando hogares con sus manos por casi todo el mundo. Con su estilo propio, su carisma y su afán de dar a conocer las virtudes de la paja y el barro, ha conseguido difundir y acercar este sistema constructivo poniéndolo al abasto de todo autoconstructor que quiera utilizar estos materiales: la paja y el barro. Su carácter le empuja a tocar y a sentir con sus manos, dar forma a sus obras, prescindiendo al máximo del uso de maquinaria y de materiales agresivos que no se pueden manipular directamente. Eso hace de sus obras un sitio silencioso, mucho más seguro y agradable.

Unos de los aspectos fascinantes de Tom es que a pesar de tener una gran experiencia profesional y haber colaborado en grandes proyectos arquitectónicos, siempre se ha decantado por una construcción a escala y en relación directa al autoconstructor, que participa, se involucra y se responsabiliza de la creación de su propio hogar.

Este pionero desarrolló hace años un sistema propio, denominado “Célula Bajo Tensión” (CBT) o en inglés “Cell Under Tension” (CUT), fruto de la combinación entre dos técnicas muy utilizadas: el sistema Nebraska (muros de carga de balas de paja) y el entramado de madera tan tradicional en Francia, país en el que desarrolla gran parte de su actividad profesional.

Dcal sale al mercado con sus tres primeros productos, 100% naturales, 100% innovadores

calDcal by Ciaries es un fabricante de productos para la construcción 100% naturales a base de cal aérea. Realizan todos el proceso, desde el horneado de la piedra caliza, el micronizado de la misma, el amasado, resposo, ensacado y venta de  productos finales específicos. Actualmente disponen de pasta de cal aérea envejecida un mínimo de 3 meses, morteros aptos para capas de fondo y morteros para capas de enlucido. Ambos los elaboran con la pasta de cal y le añaden la proporción de áridos calizos idónea para que no fisuren y tengan la adherencia adecuada para facilitar el trabajo del aplicador.

En breve sacaran a la venta los morteros para capas de enlucido en colores, con lo cual el aplicador no tendrá que preocuparse por si las mezclas con los pigmentos le salen iguales. 

En la fabricación usan maquinária industrial de última tecnología para elaborar productos al estilo mas tradicional, proporcionando a sus cliente el servicio que las obras requieren a día de hoy pero manteniendo los beneficios de los materiales de ayer.

Los productos que ofrecen es solo el inicio, en breve dispondran muchas novedades muy interesantes.

Los beneficios de las pastas y morteros de cal son infinitos! podéis mirar en su web: www.dcalnatural.com, son sorprendentes!

Tapial de corcho natural

tapial_corcho_natural

Proyecto de investigación que demuestra la mejora de las prestaciones térmicas del tapial a partir de la inclusión de virutas de corcho natural en la composición habitual de la tierra.

La necesidad de cambio que impera en muchos ámbitos de nuestra sociedad, entre ellos la arquitectura y la construcción, parece que empieza a obtener una importante respuesta positiva. La proliferación de iniciativas profesionales y educativas más conscientes, racionales y respetuosas, así lo demuestra. En este contexto, el trabajo que se presenta a continuación pretende aportar su grano de arena en la búsqueda de innovaciones y mejoras tecnológicas para una arquitectura contemporánea. Basándose en la recuperación de un sistema constructivo vernáculo: el tapial, aplicando mejoras tecnológicas eco, el corcho natural y corroborando sus características físicas con ensayos de laboratorio normalizados, se han obtenido resultados muy prometedores.

Contexto técnico

En las latitudes climáticas semejantes al territorio español, los muros de tapial como parte del envolvente de los edificios, pueden proporcionar una gran inercia térmica en las orientaciones sur, pero, por el contrario, son un gran puente térmico en las orientaciones norte.  Esta característica hace difícil dimensionar un elemento de tapial en orientación norte que cumpla los requisitos bioclimáticos básicos, así como las exigencias normativas de ahorro energético.

Por este motivo, y con el objetivo de proporcionar a la arquitectura contemporánea un nuevo material que a partir de un sistema constructivo vernáculo (el tapial) cumpla con los requisitos tecnológicos y normativos actuales, se desarrolló este trabajo de investigación. El proyecto se marcó el objetivo de verificar la hipótesis que la inclusión de virutas de corcho natural en la composición habitual de la tierra para construir tapial podía proporcionar una mejora significativa de las cualidades térmicas, sin que ello representara una disminución considerable de las otras características propias de este material y sistema constructivo.

Las pinturas de arcilla ecoclay al silicato, una respuesta saludable

 

Es emocionante atrapar colores de la naturaleza, las arcillas nos regalan colores variados para convertirlos en pintura y cuando nos rodeamos del color somos capaces de asociarlos a un lugar, a un momento en los que hemos pasado vivencias agradables.

Queremos que estas pinturas naturales las percibáis como diferentes, porque las arcillas con las que las hemos hecho han estado esperando 98 millones de años a que pensáramos qué hacer con ellas y qué mejor que formen parte de tu vida, tu hogar, y sean esa tercera piel que te abraza y protege.

 

 ¿Qué nos aportan las pinturas de arcilla ECOCLAY?

La coloración de ecoclaypaint, la aportan las arcillas que incorporamos a su composición y los pigmentos minerales

  • Altamente transpirable
  • Libre de aceites, disolventes y óxido de titanio
  • Libre de emisiones dañinas
  • Libre de olores
  • Altamente saludable, creadora de ambientes confortables
  • Minimiza la condensación y detiene el moho
  • Por su carácter básico, actúa como biocida
  • Es antiestática
  • Apta para alérgicos, asmáticos, SQM
  • Duradera, alto poder de cubrición
  • Fácilmente repintable
  • Ignífuga
  • No agrieta, no se descascarilla, no forma bolsas ni se hincha por efecto de la humedad
  • COVs

Más info: www.ecoclay.es

Nuevo blog de EMBARRO

embarroLa empresa hispanolusa de revocos de arcilla EMBARRO, ha puesto en marcha su nuevo blog en donde quieren conectar con todas las personas interesadas en el mundo de las aplicaciones con cal aérea y arcilla. Su intención, tal y como nos comentan a EcoHabitar, no es solo informar sobre sus actividades empresariales, sino también contribuir con contactos del mundo de la «bioconstrucción» y aplicaciones poco conocidas. Es el mencionado blog la empresa comenta sus recientes actividades, cursos, workshops, etc.

Las aplicaciones de la arcilla como revocos  interiores ha tenido estos últimos años un auge muy interesante en nuestro país, siendo una alternativa muy interesante debido a las grandes propiedades y ventajas que ofrecen estos productos: una gran calidad de acabado, su menor huella ecológica respecto a otros revocos, etc.

Enlace: http://www.embarroagenda.blogspot.pt

 

Impacto de los materiales de construcción, análisis de ciclo de vida

Tradicionalmente en el sector de la construcción se han utilizado materiales de carácter local tales como el ladrillo, la madera, el corcho, etc, lo que se traducía en unos costes energéticos e impactos ambientales reducidos.

Asimismo, existía una adaptación del diseño del edificio a las condiciones climáticas locales, lo que repercutía en una mayor calidad del edificio y un mayor confort térmico para los ocupantes. En la actualidad, el uso masivo de materiales de carácter global como el cemento, el aluminio, el hormigón, el PVC, etc, hacausado unincremento notable en los costes energéticos y medioambientales.

Según diversos estudios, la fabricación de los materiales precisos para construir un metro cuadrado de una edificación estándar puede suponer la inversión de una cantidad de energía equivalente a la producida por la combustión de más de 150 litros de gasolina. Cada metro cuadrado construido conllevaría una emisión media de 0,5 toneladas de dióxido de carbono y un consumo energético de 1600 kWh (que variaría en función del diseño del edificio) considerando solamente el impacto asociado a los materiales. La figura 1 muestra la contribución relativa de los principales materiales de construcción en las emisiones de CO2 asociadas a un metro cuadrado de un bloque de viviendas estándar, donde destaca el alto impacto de materiales comúnmente usados en los edificios como el acero, el cemento o la cerámica.

Metodología del Análisis de Ciclo de Vida

El Análisis de Ciclo de Vida (en adelante, ACV), es una de las metodologías más adecuadas para evaluar el impacto ambiental de cualquier tipo de producto o servicio, y, por tanto, puede aplicarse sobre un material o solución constructiva, o bien sobre un edificio o grupo de edificios.

Es obvio que existe una interacción entre todas las etapas de la vida de un edificio: diseño, construcción, uso, mantenimiento y disposición final del edificio. Por ello, una reducción de la inversión en la etapa de construcción puede conllevar un aumento de la inversión en las etapas de uso y mantenimiento del edificio.

En la actualidad, la metodología del ACV es aceptada como base sobre la que comparar materiales, componentes y servicios alternativos. La metodología de aplicación general está totalmente estandarizada a través de las normas UNE EN ISO 14040:2006 y UNE EN ISO 14044:2006, y consta de 4 fases interrelacionadas:

  • Definición de objetivos y del ámbito de aplicación.
  • Análisis de inventario, donde se cuantifican todos los flujos energéticos y materiales entrantes y salientes del sistema durante toda su vida útil, los cuales son extraídos o emitidos hacia el medioambiente.
  • Evaluación de los impactos, donde se realiza una clasificación y evaluación de los resultados del inventario, relacionando sus resultados con efectos ambientales observables por medio de un conjunto de categorías de impactos (energía primaria acumulada, potencial de calentamiento global, huella hídrica, etc.).
  • Interpretación, donde los resultados de las fases precedentes son evaluados juntos, en consonancia con los objetivos definidos en el estudio, para poder establecer las conclusiones y recomendaciones finales. Para ello se incluyen diversas técnicas como el análisis de sensibilidad sobre los datos utilizados, análisis de la relevancia de las etapas del proceso, análisis de escenarios alternativos, etc.

En el caso de los edificios, existe un estándar metodológico actualmente en proceso de desarrollo “Sustainability of construction works” del Comité Técnico 350 del Comité Europeo de Normalización (CEN/TC 350). Este estándar proporciona un método de cálculo basado en el ACV para evaluar el comportamiento medioambiental de un edificio y comunicar los resultados de dicha evaluación. Según este estándar, el sistema a analizar debe incluir las siguientes 4 etapas o subsistemas del edificio: producción, construcción, uso y disposición final.

La aplicación de la metodología de ACV en edificios conlleva innumerables ventajas  para el sector de la construcción: facilita la toma de decisiones por parte de las empresas de la construcción y organizaciones con vistas a la planificación de estrategias de ecoeficiencia en la edificación, la identificación de oportunidades para mejorar los impactos medioambientales en el sector de la construcción, considerando el ciclo de vida completo de los edificios, el establecimiento de prioridades para el diseño ecológico o la eco-rehabilitación de edificios, la selección adecuada de proveedores de materiales constructivos y equipos energéticos, el establecimiento de estrategias y políticas fiscales para gestionar los residuos de la construcción y el transporte de materiales, la definición de nuevos programas de I+D+i, etc.

No obstante, en la actualidad, existen diversas barreras y obstáculos a superar para conseguir una mayor aplicación del ACV en los edificios, entre los que cabe citar, los prejuicios existentes acerca de la complejidad del ACV y la precisión de sus resultados en función de las bases de datos o las aplicaciones informáticas utilizadas, las dificultades en la comprensión y aplicación de los resultados del ACV debido al escaso conocimiento de la metodología del ACV entre los agentes del sector, así como la falta de exigencias legislativas y la falta de incentivos, que conlleva una baja demanda para la realización de estudios de ACV en edificios.

 

análisis de ciclo de vida

Contribución de los materiales necesarios para la construcción de 1 m sobre las emisiones de CO2 asociadas a su fabricación. Fuente: Cuchí A, Wadel G, Lopez F, Sagrera A, 2007.

 

Impacto energético y medioambiental de los materiales de construcción

Desde una perspectiva de ciclo de vida, la reducción del impacto medioambiental de los edificios pasa por el uso de materiales renovables o reciclados de la biosfera, como la madera, las fibras animales o vegetales, las pinturas y barnices naturales, con bajo nivel de procesado industrial. En todos estos casos, la mayoría de la energía asociada a su producción proviene del sol, por lo que el consumo de energías no-renovables y las emisiones asociadas se reducen considerablemente.

Al analizar los distintos productos cerámicos (ladrillos, baldosas y tejas) se observa que, especialmente las baldosas cerámicas, tienen una gran energía incorporada, debido principalmente al elevado consumo de gas natural durante su cocción. Respecto a las distintas tipologías de ladrillos, el uso de ladrillos de arcilla aligerada y sobretodo de ladrillos silico-calcáreos conlleva una clara disminución de los impactos energéticos y ambientales.

Conviene destacar el potencial de disminución de impactos existente, en los productos cerámicos, asociado a una futura sustitución tecnológica de los actuales hornos de gas por modernos hornos de biomasa, que en realidad, supondría un retorno a los orígenes de la producción cerámica tradicional, caracterizada por su sostenibilidad, tanto en el ámbito socioeconómico como en el medioambiental.

En cuanto a los aislamientos, el impacto de los aislantes convencionales con alto nivel de procesado industrial -como el poliestireno o el poliuretano- es claramente superior al impacto de materiales naturales como el corcho, la fibra de madera y la lana de oveja, o reciclados como la fibra de celulosa.

Debido al uso cada vez más extendido de los tejidos sintéticos, la lana de oveja se ha convertido, para la sociedad actual, en un producto con un mercado cada vez más reducido, considerándose ya, en muchos casos, un “residuo” de difícil aprovechamiento. La creación de empresas productoras de lana de oveja como aislamiento térmico de los edificios permitiría convertir este “residuo” de nuestra época en una materia prima barata y abundante, que, además, contribuiría a un desarrollo sostenible y equilibrado de las áreas rurales.

Por otra parte, la obtención de corcho en los bosques y dehesas del Sur de Europa es una de las producciones más ecológicas que existen, ya que éste se extrae del árbol durante el verano cada 10 años, sin causar daños al árbol y manteniendo vivo un ecosistema de alto valor ecológico, que probablemente desaparecería por la roturación de tierras, en ausencia de aprovechamiento económico.

No obstante, actualmente existe una cierta inercia al uso de los aislantes convencionales, debido a la existencia de una red comercial más extendida y que, por tanto, conlleva un precio normalmente más bajo, unida al desconocimiento y, a veces, el escepticismo existente entre algunos diseñadores por otras soluciones mucho más respetuosas con el medio ambiente. Para cambiar esta situación se debería fomentar, desde las distintas Administraciones, el uso de materiales aislantes naturales y/o reciclados, que proporcionan un nivel de aislamiento y confort térmico en los edificios similar o incluso mayor, promoviendo la creación de una red comercial potente de aislantes ecológicos capaz de competir, en igualdad de condiciones, con los aislantes tradicionales.

Etapa Elementos incluidos
Producción del edificio Materias primas
Transporte
Fabricación
Construcción del edificio Transporte
Procesos on-site de construcción
Uso del edificio Mantenimiento
Reparación y reemplazo
Rehabilitación
Consumo de energía final: calefacción, refrigeración, ventilación, agua caliente sanitaria e iluminación
Consumo de agua
Disposición final del edificio Deconstrucción
Transporte
Reciclado / reutilización
Disposición final en vertedero / incineradora

En lo que respecta a los materiales basados en el cemento, la reducción de su impacto pasaría por apostar claramente por la sustitución de materiales convencionales y combustibles fósiles por materiales y combustibles alternativos para el proceso de fabricación del clínker. En la mayor parte de los países europeos, el porcentaje de uso de combustibles alternativos en la fabricación de clínker se sitúa por encima del 35% -llegando incluso hasta un 80% en el caso de Holanda-, mientras que en España este porcentaje se queda tan sólo en un 5%, presentando grandes diferencias entre las distintas Comunidades Autónomas.

El uso de combustibles alternativos en la industria cementera supondría una valorización energética de distintos tipos de residuos, que, de otra forma, acabarían en un vertedero o incineradora, ocasionando unos impactos medioambientales mucho más elevados. Esta valorización permitiría convertir residuos en recursos, contribuyendo a cerrar el ciclo de los materiales, concepto clave para alcanzar una verdadera ecología industrial.

Materiales compuestos de madera

Respecto a los materiales de construcción basados en la madera, en general presentan unos impactos reducidos, más cuanto menos procesado industrial requiera cada producto concreto. El balance en emisiones equivalentes de dióxido de carbono es casi neutro, debido al bajo procesado industrial y sería negativo (absorción neta de emisiones) en caso de que el fin de vida del producto fuese su reciclado o reutilización en vez de la incineración.

En el contexto actual donde se está promoviendo e invirtiendo grandes cantidades de dinero en la captura y confinamiento del CO2 en las plantas termoeléctricas, debe considerarse que el uso de madera estructural en los edificios conlleva, siempre que los procesos de tala sean sostenibles (lo que conlleva la plantación de un árbol nuevo por cada árbol talado), una captura previa de CO2 en los bosques y un almacenamiento de dicho CO2 durante toda la vida útil del edificio (50 años como mínimo), que además puede extenderse en caso de reutilización de la madera al final de la vida útil. Esto convierte a los edificios con estructura de madera en auténticos “almacenes de CO2” que, deberían ser promovidos desde las Administraciones.

Por todo ello, sería recomendable la modificación del actual marco normativo edificatorio con objeto de promover el diseño de edificios con estructura de madera en detrimento de las estructuras convencionales a base de hormigón armado, ya que, además de las claras ventajas medioambientales, las estructuras de madera ofrecen una mejor resistencia en caso de incendios.

A pesar de sus bajos impactos, los productos de madera presentan un cierto potencial de mejora, relacionado, sobretodo, con la sustitución de las resinas convencionales de urea-formaldehido y melamina-formaldehido por resinas naturales, que ofrezcan las mismas especificaciones técnicas en el producto final. La obtención de resinas naturales es uno de los oficios tradicionales que en muchas zonas se está extinguiendo. El empleo de nuevas técnicas de explotación resinera para su uso en los distintos productos de la madera, redundaría en una creación de empleo y de riqueza en las áreas rurales.

Racionalizar el uso e aluminio, acero y cobre

Finalmente, destacar que la disminución de los impactos en metales como el aluminio, acero o cobre, requiere además de una racionalización en su uso, un aumento de la producción de la industria secundaria del acero, aluminio y cobre en detrimento de la industria primaria. Esta industria contribuye al agotamiento de las reservas de hierro, bauxita y cobre y engloba procesos de alto impacto como la electrólisis y la piro/hidro-metalurgia. Desde las Administraciones se deberían establecer incentivos al desarrollo de la industria secundaria de estos productos, que contribuiría a aumentar su reciclaje, favoreciendo la transformación de residuos en recursos que contribuyen a preservar las reservas minerales del planeta.

En la actualidad, el derribo de los edificios al final de su vida útil hace que sea muy difícil separar los distintos materiales, acabando mayoritariamente en vertederos y/o incineradoras. Por ello, para que el reciclaje de los materiales de construcción sea posible, es necesario promover un cambio radical en el diseño de los edificios, de forma que se favorezca el desansamblaje de los materiales constructivos al final de su vida útil. Este importante cambio conceptual es ya una realidad en sectores como el del automóvil, donde la normativa vigente propicia que los fabricantes de automóviles diseñen los vehículos para facilitar el reciclado de sus distintos componentes a través de una adecuada selección de los materiales, cada vez más de origen reciclado, y técnicas de ensamblaje.

Conclusiones

Una edificación sostenible se debería caracterizar por un equilibrio mantenido entre la producción de materiales, su consumo para la construcción y/o rehabilitación de edificios y el uso de los recursos naturales necesarios. Para evitar que la producción de materiales afecte a los recursos naturales, es preciso promover el uso de las mejoras técnicas disponibles y la innovación en las plantas de producción, y sustituir, en la medida de lo posible, el uso de recursos naturales finitos por residuos generados en distintos procesos productivos, cerrando los ciclos de los productos, lo que supone apostar claramente por la reutilización y el reciclaje, y minimizando en cualquier caso el transporte de las materias primas y productos, promoviendo el uso de recursos disponibles en ámbitos locales.


Este artículo está basado en los resultados obtenidos en el marco de distintos proyectos de I+D pioneros en la aplicación del ACV en la edificación, en los que CIRCE participa activamente, conjuntamente con otros centros de investigación nacionales y europeos. Entre estos proyectos, caben destacar los siguientes:

  • ENSLIC “ENergy Saving through promotion of LIfe Cycle analysis in building”, co-financiado por la Comisión Europea, dentro del Intelligent Energy Programme (EIE/07/090/SI2.467609).
  • LoRe-LCA “Low Resource consumption buildings and constructions by use of LCA design and decision making”, co-financiado por la Comisión Europea, bajo 7th Framework Programme (FP7-ENV-2007-1 –nº 212531).
  • Proyecto Singular Estratégico CICLOPE “Análisis del impacto ambiental de los edificios a lo largo de su ciclo de vida en términos cuantificables de consumo energético y emisiones GEI asociadas”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación dentro del Plan Nacional de Investigación Científica, Desarrollo e Innovación Tecnológica 2008-2011 y Cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER (PSE-380000-2009-5).
  • Proyecto ACV-SC, “Análisis de ciclo de vida comparativo de distintas soluciones constructivas aplicables a edificios residenciales y terciarios”, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional FEDER (ENE2009-14714-C02-01).

Por Ignacio Zabalza Bribían, Sergio Días de Garayo, Alfonso Aranda Usón y Sabina Scarpellini
Fundación CIRCE – Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos
Centro Politécnico Superior Universidad de Zaragoza.


Te puede interesar:

Que es la bioconstrucción. Pautas y materiales

La guadua: una maravilla natural de grandes bondades

Desde hace 3.000 años en Japón y China, la guadua o bambú ha sido fuertemente relacionada con los principios del Feng-Shui, que sugieren armonía total en todas las cosas, armonía en el ambiente y el concierto entre el hombre y su medio.

Esta visión amplia e inteligente para valorar la guadua, les ha permitido encontrar en la especie un sinnúmero de posibilidades y ventajas aplicadas al campo industrial, con excelentes resultados económicos, enorme rentabilidad, amplio protagonismo de productos en los mercados internacionales y un desarrollo tecnológico efectivo para su procesamiento, tal vez el mejor del mundo.

Su uso es tan antiguo que, según el libro “Nuevas técnicas de construcción en Bambú “ (1978), en Ecuador se han encontrado improntas de bambú en construcciones que se estima tienen 9.500 años de antigüedad.

Propiedades de la guadua

Hallada en estado natural en Colombia, alcanza los 30 metros de altura y los 22 centímetros de diámetro y en este país se han identificado dos variedades que también son únicas: La Guadua angustifolia bicolor y Guadua angustifolia Nigra. La guadua es un bambú leñoso que pertenece a la familia de las gramíneas, taxonómicamente a las Poaceae de la cual existen realmente en el mundo cerca de 1.000 especies, 500 de ellas en América. De éstas, aproximadamente 20 conforman las especies prioritarias de bambú y dentro de ellas Colombia tiene una que posee las mejores propiedades físico-mecánicas del mundo y extraordinaria durabilidad: La Guadua angustifolia.

Esta especie está dotada y rodeada de condiciones que la hacen ideal para distintos campos de aprovechamiento, ya que se trata de un recurso sostenible y renovable porque se automultiplica vegetativamente, es decir, que no necesita de semilla para reproducirse como ocurre con algunas especies maderables. Tiene, además, alta velocidad de crecimiento, casi 11 cm de altura por día en la región cafetera y afirman que en sólo 6 meses puede lograr su altura total, hechos positivos si se tiene en cuenta que uno de los problemas planteados para la siembra de especies maderables de reforestación, es el tiempo extremadamente largo para la obtención de resultados.

Adicionalmente, la Guadua es un recurso abundante frente a otros recursos explotados forestalmente.

Esta condición también representa una enorme riqueza ambiental, ya que la guadua es un importante fijador de dióxido de carbono (CO2), hasta el punto de que su madera no libera a la atmósfera el gas retenido después de ser transformada en elemento o ser usada en construcción, sino que éste se queda fijo en las obras realizadas con ellas.

Tal particularidad llama la atención de los países industrializados que, según el Protocolo de Kyoto, debe disminuir la emisión de gases de efecto invernadero entre el año 2008 y el 2012. Estos países ven en la especie una alternativa que podría ayudar a resolver un inquietante problema global y que lo haría, tal vez, a costos más bajos que con otros procesos tecnológicos más complejos.

Protectora de los suelos

Siguiendo la misma línea ambiental, el bambú también evita la movilización de tierra y conserva efectivamente los suelos, de allí que su siembra resulte ideal en áreas propensas a deslizamientos, derrumbes y erosión, sin contar su gran capacidad para el almacenamiento de agua.

Los múltiples productos obtenidos con la guadua, así como sus casi 1.000 aplicaciones en la vida cotidiana, es otra de sus grandes fortalezas. La historia ha demostrado su excelente comportamiento estructural en grandes luces, su utilidad en sencillos cercos, en el campo industrial en preciosos productos como pisos o aglomerados, en el campo estético con magníficas piezas artesanales y utensilios domésticos y hasta como simple combustible. Sus propiedades mecánicas son en algunas cosas superiores al hierro. El bambú es de la familia de las gramíneas, no es una madera propiamente dicha, es madera con fibras y las fibras tienen calidades superiores al hierro, puede ser tan resistente como él, pero mucho más flexible y su costo es infinitamente menor.

A estas características se suma que la Guadua angustifolia posee propiedades estructurales sobresalientes, que no sólo superan a las de la mayoría de las maderas, sino que además pueden ser comparadas con las del acero y algunas fibras de alta tecnología, se afirma que la especie absorbe gran cantidad de energía, admite grandes niveles de flexión y que, por lo tanto, es ideal para levantar construcciones sismorresistentes, muy seguras y a costos muy bajos.

Adicionalmente, la industrialización de la guadua, según se señala, está ligada al concepto de sostenibilidad en la medida que dichos procesos pueden ser más sencillos, económicos y con productos muy competitivos. El concepto actual de durabilidad se consigue a costa de un alto consumo de energía, una cantidad exagerada de materia prima y de ineficientes procesos de fabricación. Afortunadamente la guadua tiene fibras naturales muy fuertes que permiten desarrollar productos industrializados, tales como aglomerados, laminados, pisos, paneles, esteras, pulpa y papel, es decir,  productos de alta calidad que se podrían ofrecer en el mercado nacional o internacional, compitiendo con el plástico, hierro y concreto.

Acero Vegetal  (propiedades mecánicas)

Sus propiedades mecánicas son en algunas cosas superiores al hierro. El bambú es de la familia gramínea, no es una madera propiamente dicha, es madera con fibras y las fibras tienen calidades superiores al hierro, puede ser tan resistente como él, pero mucho más flexible y su costo es infinitamente menor. Uno de los problemas actuales  sobre las características físico-mecánica de la guadua, es que la documentación de dichas investigaciones no se encuentra homologada; para tener un orden de magnitud y dada la seriedad y representatividad de los ensayos realizados por el “Instituto Alemán de Pruebas de Materiales de Construcción Civil de Stuttgart” en noviembre de 1999 para el pabellón ZERI de Colombia en ExpoHannover, en guadua variedad “macana” procedente de la zona cafetera, presentamos sus resultados advirtiendo que estos no corresponden a los límites sino a los de diseño:

  1. Comprensión. Sigma: 18 N/mm2, Lamda: 0, Módulo de Elasticidad: 18.400 N/mm2
  2. Tensión. Sigma 4 18 N/mm2, Módulo de Elasticidad: 19.000 N/mm2
  3. Flexión: Sigma 18 N/mm2, Módulo de Elasticidad: 17.900 N/mm2
  4. Cortante: Tau –sin cemento en el canuto- 1.1 n/mm2
  5. Peso Especifico: 790 Kg/m3.

Conclusión –y a manera comparativa- una varilla de hierro de 1 cm2 de sección –menos de 1/2”- resiste a la tracción 40 KN (Kilo Newtons); una guadua con una sección de 12 cm2 resiste 216 KN, por ello se le denomina “acero vegetal”. Recordemos que la guadua trabaja muy bien a la flexocomprensión y a la tracción, en éste último el problema es cómo sujetarla eficientemente; trabaja muy mal a la flexión y al aplastamiento perpendicular a su longitud; por consiguiente las estructuras de guadua deben calcularse como barras articuladas en los empates, pues en ninguno de estos nudos puede considerarse como una estructura aporticada o un empotramiento.

Construir con guadua

El uso del bambú no es nuevo. Simón Bolivar prohibió su tala para protegerlo. Alexander Von Humboldt también llego a hablar de sus beneficios. Pero lo más interesante es que no sólo sirve como el esqueleto “perfecto” para hacer viviendas, sino que es tan fácil de trabajar que se puede decir que parece plastilina, su uso se extiende hasta los límites de la creatividad.

En Costa Rica en el año 1988 no había guadua –había otras variedades de bambú- y a sólo 4 años de sembrada se construyeron 2.000 viviendas en éste material; el “Proyecto Nacional del Bambú” (PNB) se decidió a construir 7.200 casas de bambú a bajo costo.

En Bangladesh hay 15 millones de casas hechas de bambú.

Sembrando guadua, una variedad del bambú, podemos cosechar casas ecológicas de excelentes características sismorresistentes por su característica de “acero vegetal” liviano y muy flexible, un recurso natural renovable que a diferencia de las maderas que se cortan y hay que volverlas a sembrar, la guadua no se corta sino que se poda, taxonómicamente los bambúes pertenecen a la más primitiva, diversa y menos estudiada familia de las Poáceas (gramíneas), la denominada subfamilia Bambusoideae; de donde se desprende la variedad de la Bambusa Angustifolia Kunth o guadua; un verdadero dinosaurio del reino vegetal; no es una especie forestal (árbol), es una gramínea, es decir un pasto gigante de la misma familia del maíz, del arroz y del trigo; es la especie vegetal de más rápido crecimiento, puede crecer un promedio de 10 cm. diarios; a diferencia de los árboles maderables que requieren cerca de treinta (30) años para su aprovechamiento y su uso en la construcción. El pino, que es una de las especies forestales (árbol) de más rápido crecimiento, tarda 15 años para ser utilizado, la guadua se puede utilizar a los 4 años de sembrada, cuando ya está madura y es apta para su uso en construcción.

Hay que tener en cuenta que el buen diseño de una construcción y sus propiedades sismorresistentes, son el producto de la correcta aplicación de una serie de principios de diseño y construcción a saber:

  1. Forma regular
  2. Bajo peso
  3. Mayor rigidez
  4. Buena estabilidad
  5. Suelo firme y buena cimentación
  6. Estructura adecuada
  7. Materiales competentes
  8. Calidad en la construcción
  9. Capacidad de disipar energía
  10. Correcta fijación de acabados e instalaciones

Las fuerzas horizontales que generan un sismo son directamente proporcionales a la masa o peso de la construcción y a su altura o “centro de gravedad”; por consiguiente a mayor peso y altura, en caso de un sismo, hay más aceleración y mayores daños. Debido a su bajo peso, las construcciones con guadua presentan un excelente comportamiento frente a éstos. Veamos algunas cifras:

El peso de un muro de bahareque1 encementado está entre los 90 y 130 Kg/m2; un muro en bloque hueco de cemento pesa 250 Kg/m2 y si fuera de adobe estaría entre los 500 y 700 Kg/m2. Un entrepiso de madera pesa de 70 a 90 Kg/m2., frente a uno de viguetas y plaquetas de concreto armado que pesa 400 Kg/m2, una cubierta en teja galvanizada (zinc) pesa 20 Kg/m2 incluyendo las cerchas; uno de tejas de asbesto cemento pesa 30 Kg/m2 y si fuera en teja de barro pesaría 90Kg/m2.

Los sismos y terremotos confirman todos los años la falta de respeto a las buenas normas de construcción; las propiedades de materiales “fuertes” no garantizan necesariamente edificios fuertes, porque los ladrillos son inflexibles y tienen un serio problema por su alto peso específico: las modernas construcciones sismorresistentes de Kobe (Japón) cuando sucedió del terremoto de 1995 fueron demasiado rígidas para resistir las ondas de choque y fallaron. Las cañas de bambú o guadua en cambio son muy flexibles. El terremoto de enero de 2000 en el eje cafetero tumbó casi todos los edificios de ladrillo, además de distintas estructuras en concreto reforzado e incluso algunas casa de bahareque con bases podridas; aunque en general respondieron bastante bien; se hicieron muchos estudios para establecer las propiedades físico mecánicas de la Guadua y confirmaron que la resistencia a la tracción es comparable al “acero vegetal”, se resaltó la importancia  de protección por diseño, la protección contra todo tipo de humedad, los anclajes adecuados y evitar la triangulación demasiado rígida: también se requiere el establecimiento de normas especiales de construcción con la Guadua y se encuentra próxima a sanción presidencial en Colombia una Ley para ser adicionada a la Norma Sismorresistente vigente.

En 1995 se funda en Holanda la Enviromental Bamboo Foundation (EBF), su objetivo principal ha sido promover, en países en desarrollo, el uso de bambú, manteniendo el bosque como sustituto, introduciéndolo como material de construcción. Su sede se encuentra en Bali, Indonesia.

ConclusionesDefinitivamente el bambú representa una alternativa viable, económica y ecológica. El construir implica la educación como materia prima. De nada servirá invertir miles de millones de euros si nuestra gente no tiene conciencia ecológica. Es necesario, por no decir imperioso, promover un cambio profundo de actitud, buscando que nuestro país, y nuestros gobernantes, entiendan la necesidad de conservar el ambiente. De emprender desarrollos que contribuyan a preservar el ambiente para nuestros nietos.

Ojalá algún empresario visionario (y amante de nuestro mundo) o algún gobernante atípico, pueda tomar una iniciativa como ésta, no como bandera política, sino como un proyecto donde podamos sembrar bambú (guadua) hoy, para cosechar un país ecológico mañana.

Concluyendo, hay en la guadua un gran potencial para la solución de muchos problemas, en especial el de la vivienda y ello sin pasar por alto (especialmente con el bambú): alimentación, producción de etanol –alcohol- celulosa-fabricación del papel- carbón, usos medicinales, bosques protectores, “sumidero” de carbono, control de erosión, paisajístico y mucho más, encontramos en ésta, un recurso poco explotado y poco conocido en nuestro medio de manera técnica y masiva.


Artículo publicado en el nº 7 de EcoHabitar. Puedes conseguirlo aquí


Los autores son socios fundadores de La Anunciación, empresa dedicada al cultivo e importación de guadua.
Dr. Ferran, 14 – 08440 Cardedeu – Barcelona- Tel. 93 845 51 53
E-mail: david@laanunciacion.net – claudia@laanunciacion.net


 

Te puede interesar:

El CO2 derivado de la construcción y el papel captador del bambú Guadua como material alternativo

Casa de bambú que utiliza agua subterránea para su enfriamiento

Norna UNE de Bloque de Tierra Comprimida

bloquesDesde Diciembre de 2008 está publicada la Norma UNE 41410 con el título “Bloques de tierra comprimida para muros y tabiques. Definiciones, especificaciones y métodos de ensayo”. EcoHabitar ha hablado con algunas de las personas que han estado implicadas en el desarrollo del proyecto de la Norma, para conocer sus impresiones.

Hace 5 años se planteó como mejorar e incrementar la construcción con tierra en España y se llegó a la conclusión de que era necesario disponer de una normativa. Una de las mayores limitaciones, que el equipo creado desde el Departamento de Construcción y Vías Rurales, Escuela Técnica Superior de Ingenieros, que dirige Ignacio Cañas, encontró fue que estábamos ante un material no normalizado lo que dificultaba su uso, por ejemplo: los técnicos (arquitectos, arquitectos técnicos) no sabían qué valores deben incluir en sus cálculos, también que al no estar normalizado, las aseguradoras, no cubrían estos proyectos. Por esto, desde AENOR se comenzó a trabajar en la norma UNE BTC (Bloques de Tierra Comprimida).

En todo este proceso se han encontrado dificultades que, poco a poco, se han tenido que solventar. “Al no haber una producción estable de estos materiales no existía un mercado establecido, por lo que algunos sectores no eran partidarios de normalizar algo que no existía” comenta Ignacio. Ahí se dieron cuenta de que estaban ante un círculo vicioso que era menester romper. Otros factores fueron, la falta de fondos y la falta de personas capacitadas para trabajar con tierra.

Según Ignacio Cañas, impulsor de la iniciativa, se ha comenzado por el BTC (frente al tapial o el adobe) por ser el tipo de construcción con tierra del que se dispone de mayor documentación a nivel internacional y el más citado en los documentos generalistas dedicados a la tierra cruda. Posteriormente se desarrollarán las UNE de adobe y tapial y esperan poder desarrollar también la normativa para el uso de tierra vertida.

Para Ignacio, la Norma de BTC, es una herramienta que puede ser muy útil para encarar este sistema constructivo –“Dar un conocimiento y unos parámetros va a ayudar a conocer y a reflexionar sobre el material y buscar qué soluciones son las mas recomendables así como a impulsar su uso”.


 


La primera norma de tierra española

Por Ignacio Cañas Guerrero, Jaime Cid Falceto*

 

El panorama internacional de la normativa de edificación con tierra cruda es muy variado, existe normativa en países de muy diversa índole.

En España, disponemos de la norma UNE 41410: Bloques de tierra comprimida para muros y tabiques, que se puede adquirir en la dirección www.aenor.es. De la misma manera se está fomentando el uso de la construcción con tierra con la creación de una nueva red de investigación “Red construTIERRA” (www.construtierra.org), involucrando a profesionales de todo el país en la materia.

Para situar la norma UNE 41410 en su contexto, es interesante hacer una revisión de la normativa existente en tierra a nivel internacional. Para poder comprender de forma mas profunda la situación de esta norma es necesario  distinguir varios conceptos relacionados: norma,  norma experimental, código de buenas prácticas, reglamento, especificación técnica y documento normativo.

Norma nacional

Norma que es adoptada por un organismo nacional de normalización y puesta a disposición del público.

Norma experimental

Documento que es adoptado provisionalmente por un organismo de actividades normativas y puesto a disposición del público con el fin de obtener la experiencia necesaria de su aplicación, a partir de la cual se elaborará una norma.

Código de buena práctica

Documento que recomienda las prácticas o procedimientos para el diseño, fabricación, instalación, mantenimiento o utilización de equipos, estructuras o productos. Un código de buena práctica puede ser una norma, parte de una norma o independiente de una norma.

Reglamento

Documento que contiene reglas de carácter obligatorio y que es adoptado por una autoridad.

Especificación técnica

Documento que especifica los requisitos técnicos que debe satisfacer un producto, proceso o servicio.  Una especificación técnica debe indicar, cuando sea necesario, los procedimientos por medio de los cuales se puede determinar si los requisitos se cumplen. Una especificación técnica puede ser una norma, parte de una norma o independiente de una norma.

Documento normativo

Documento que proporciona reglas, instrucciones o características para las actividades o sus resultados. El término “documento normativo” es un término genérico que comprende documentos tales como normas, especificaciones técnicas, códigos de buena práctica y regulaciones.

Organismo Nacional de Normalización

Organismo de Normalización reconocido a nivel nacional que está habilitado para ser el miembro nacional de las organizaciones internacionales y regionales de Normalización. Tiene como principal función, en virtud de sus estatutos, la preparación, aprobación o adopción de normas que son puestas a disposición del público.

Para una descripción más detallada puede consultarse la norma UNE-EN 45020: Normalización y actividades relacionadas. Vocabulario general. Esta norma es la versión oficial, en español, de la Norma Europea EN 45020: 2006, que, a su vez, adopta la Guía ISO/IEC 2:2004.

En la práctica, cuando vamos a estudiar las normas, hay un grupo de trabajos que tratan de normalizar pero sin que estén emitidos por un organismo de normalización, a estos documentos les designaremos con el término genérico “Documento normativo”.

Marco de normativa europea (ver tabla)

En Europa son muy pocos los países que disponen de una normativa de tierra cruda, son Alemania, España, Francia, Italia, y Suiza.

Normativa española

Para corregir las deficiencias ante la falta de normativa de tierra, se han puesto en marcha dos mecanismos. Uno de ellos es el subcomité AEN/CTN 41 SC 10, de la Asociación Española de Normalización, cuyo objetivo es la creación de normativa. Otro de los mecanismos es la creación de una red de investigación en tierra “Red construTIERRA” (www.construtierra.org) para el fomento de la edificación con tierra.

La norma UNE 41410: Bloques de tierra comprimida para muros y tabiques. Definiciones, especificaciones y métodos de ensayo. Se elabora por la necesidad de caracterizar el material, es decir, describirlo y poder conocer las propiedades de la materia prima y los productos, así como el de los ensayos, por ser un instrumento necesario para los mismos.

*Departamento de Construcción y Vías Rurales, Escuela Técnica Superior de Ingenieros Agrónomos, Universidad Politécnica de Madrid.

 

Read more

Fabricación de cal hidráulica

cal_hidraulica1

Llevaba tiempo con ganas de conocer un poco más sobre esta cal hidráulica y sus productos derivados, y en cuanto tuve la oportunidad me acerqué hasta la fábrica que Cimpor tiene en Cabo Mondego, cerca de Figueira da Foz, en Portugal.

La primera sorpresa fue encontrar una fábrica “modernizada en la justa medida” y con unas condiciones naturales magníficas para la producción de una cal de primera calidad. Desde 1801 se extrae la roca de una cantera justo en la costa y allí mismo se fabrica la cal hidráulica NHL5. En aquellos primeros años empezó la producción con un sólo horno vertical. Actualmente trabajan indistintamente en 14 hornos, pudiendo producir cal hidráulica natural con diferentes características.

Nos recibió el Director de la fábrica, el Ingeniero Cardoso Neto, gran conocedor de la cal, de su trabajo y de “su” fábrica desde que en 1977 empezó a dirigirla. Me interesé, de entrada, en los aspectos ecológicos de todas las instalaciones y con satisfacción pude verificar que en todo el proceso, desde la cantera hasta el producto final, no se efectúa ningún vertido contaminante, ni emisión al mar, a la tierra o al aire. Me habló orgulloso, del costoso sistema de filtrado de la salida de gases de los hornos que cumplen ampliamente las normativas comunit, arias. El propietario de la fábrica es el grupo Cimpor, un gigante del cemento que opera en muchos países de Europa, África, América y Asia.

Cuando íbamos siguiendo  los pasos que recorre la materia prima, desde que llega de la cantera, hasta que se paletizan los sacos, me acordaba, inevitablemente, de la visita que hace unos años, gracias a mis amigos de Biomat, hice a otra cantera de cal hidráulica, en el sur de Francia. En aquella ocasión pude ver un material absolutamente dignificado tanto en las construcciones sostenibles, como en las de Rehabilitación del Patrimonio y me preguntaba cómo es posible que en España y Portugal podamos consumir semejantes cantidades de cemento Portland, cuando disponemos de un “cemento” natural como el que tenía ahora yo delante.

Las características de la roca caliza de esta cantera son magníficas para la producción de NHL5. Según me explicó el Ingeniero, el análisis realizado en la cantera periódicamente permite seleccionar la roca en función de su % de calcáreo y de las arcillas que le acompañan (silicatos y aluminatos) y con la regulación de la cantidad de combustible en el horno, se puede obtener una cal con mayor o menor resistencia, plasticidad, etc.

cal_hidraulica2

Básicamente, las cualidades que hacen tan especial a esta cal hidráulica son:

  • Alta plasticidad y adherencia ya que contiene 13 % de cal libre (valor médio de 2008-13,4 %, superior a los de la  NHL3,5). Esto favorece los trabajos de estabilización de suelos.
  • Gran resistencia a compresión a los 28 días 6 MPa (el valor medio en 2008 fue 7,3 MPa) e incluso puede llegar, en ocasiones, hasta 9,5 MPa (la Norma exige un mínimo de 5 MPa, que es la cifra que acompaña, en el nombre, a las siglas NHL, Nature Hidraulic Lime). Esto da unos óptimos resultados en las piezas prefabricadas como el bloque cannabric o para levantamiento de fábrica de cerámica, piedra, etc.
  • Una gran finura después de la molienda (finura Blaine > 7500 cm²/gr).
  • Buen comportamiento ante la humedad y mínima fisuración.

Fue también para mí una sorpresa la baja temperatura necesaria para la cocción (debido a la composición de esta roca): es inferior a los 1000 ºC. Siempre habría creído que era necesario sobrepasar  los 1.100º C, pero “esta es otra de las ventajas de esta cantera” – como bien me dijo el Ingeniero Cardoso. “Ahora mismo, por ejemplo, estamos fabricando cemento natural (NHL5), para un encargo en el que se  destaca el tema ambiental”.

De regreso a España, recordaba el ambiente de alguno de los rincones que había visitado ese día, como si estuvieran parados en el tiempo: el laboratorio (con auténticas reliquias entre sus aparatos de análisis), las oficinas, las gavetas sobre raíles con la piedra calcinada o el antiguo aparcamiento para bicicletas de los empleados; juntos todos esos testimonios del paso del tiempo, en ese mismo lugar. Parece que el cemento siempre ha estado a punto de desterrar a la cal hidráulica, pero el tiempo ha dado la razón a este material. “Vine a esta fábrica hace 30 años y ya decían que estaba a punto de cerrar. Hemos modernizado aquí toda nuestra producción y todavía seguimos sin darnos cuenta que tenemos una buena alternativa para los problemas que no nos puede resolver el cemento” fue lo último que me dijo Cardoso cuando, en la despedida, reflexionábamos sobre las enormes posibilidades de esta cal en el futuro.

Y el desarrollo de esta cal hidráulica, su proyección hacia un futuro más sostenible, lo encontré una semana después cuando fui a una de las fábricas de Pulmor que el Grupo Cimpor tiene en Galicia. Cuando la multinacional portuguesa adquirió el grupo Corporación Noroeste, éstos iniciaron los ensayos y la posterior producción de morteros a partir de la cal hidráulica de sus nuevos propietarios. Conscientes de las cualidades de esta cal como uno de los materiales de construcción por excelencia, en Pulmor aprovecharon la coyuntura para mejorar su aplicación y combinar sus propiedades tradicionales con la evolución y exigencias del mercado. De esta forma surgieron una serie de morteros de calidad, cuya composición se basa en una buena arena caliza y cal hidráulica natural, sin necesidad de recurrir al uso del cemento. A los morteros para enfoscado se sumaron los de revoco para acabado fino, los encintados en diferentes colores y ya se están estudiando nuevos productos con esta cal.

cal_hidraulica3NHL5+cañamiza

Este grupo gallego, con la marca Pulmor, produce más del 50% de los morteros secos para la construcción en el noroeste peninsular y esa experiencia les ha servido para desarrollar toda una familia de productos a base de NHL5. Si en el Cabo Mondego veía escenas de principios del s.XIX, en la planta que visité cerca de Santiago de Compostela, estaba el s.XXI. En esta planta, una  persona con 2 ordenadores controla una producción capaz de llegar a las 70 Tn/h de diferentes morteros, colas y otros productos para la construcción. Y la fábrica está preparada para duplicar estas cifras.

Mi experiencia en las obras, desde el momento en que se empezaron a comercializar los morteros de Pulmor, ha ido mejorando cada día. Los hemos probado en interiores y exteriores, sobre piedra, cerámica, paja o tierra. Donde estos morteros superan a los demás, es en la  proyección con máquina ya que la selección de arenas permite la mezcla con corcho y/o cañamiza sin perder adherencia, resistencia o plasticidad.

Pensando en el futuro tan prometedor que tiene esta cal, recuerdo de nuevo, aquella cantera de la costa atlántica y la fábrica que desde hace más de 200 años ha ido abriendo paso a este material natural, hasta nuestros días.