Cohousing en Europa, convivir compartiendo espacios

Un palacio en el centro de Milán, una modesta granja del Báltico o una antigua guardería en Metzingen y con capital privado, se transforman en co-viviendas adaptadas a las necesidades de sus habitantes para ganar calidad de vida.

La idea surgió en Dinamarca a mediados de los años 60 con el arquitecto Jan Gudmand-Høyer. Es una alternativa cada vez más demandada que consigue ofrecer pisos asequibles en buenas zonas porque se reducen los metros de vivienda privada pero se complementan con zonas comunes. Estas casas están planificadas para reducir los gastos de energía y agua. Comparten además jardín, coches y bicicletas. Suelen ser edificios en desuso que contribuyen a dinamizar la zona. Read more

Entrepatios arranca con las obras del primer edificio ecológico en derecho de uso de Madrid

La cooperativa de vivienda ecosocial Entrepatios acaba de arrancar con las obras del primer edificio ecológico en derecho de uso de Madrid capital. El grupo de Las Carolinas, una de las tres promociones con las que cuenta en la actualidad Entrepatios, aspira a levantar un edificio con estructura de madera y demanda energética casi nula que contará con 17 viviendas y varios espacios comunes.

Construir un modelo inmobiliario alternativo que no permita la especulación, basado en criterios sociales y ambientales, constituye uno de los objetivos fundamentales de este proyecto, que cuenta con una segunda promoción que ya está diseñando otro edificio en Vallecas y una tercera a la búsqueda de solar. El edificio responde a los criterios de una arquitectura para mitigar el cambio climático, con niveles máximos de eficiencia energética.

Se trata del primer edifico de vivienda colectiva en derecho de uso en España que combina el estándar passivhaus de vivienda, la estructura de madera (madera laminada cruzada -CLT, por sus siglas en inglés) y la generación de energía fotovoltaica propia.

El solar se encuentra ubicado en el distrito de Usera, barrio de Orcasur, y en la zona llamada popularmente Las Carolinas. El pasado 28 de junio se firmó el acuerdo de financiación con Triodos Bank y Fiare Banca Ética por 3,3 millones de euros.

Iñaki Alonso, director del estudio arquitectónico que ha diseñado el edificio y cooperativista de Entrepatios, explica: “Desde sAt hemos diseñado un edificio dentro de las nuevas relaciones que pensamos que tener que establecer la arquitectura con las cuestiones sociales y medioambientales. Un edificio que no solo construya espacios, sino que también pueda construir estructuras sociales a través de una nueva relación entre lo privado y lo común”.

Para Belén Macías, cooperativista portavoz de Entrepatios, “el comienzo de la obra es un paso muy importante para nosotras. Se trata de ver como se concreta todo aquello en lo que hemos estado trabajando en los últimos anos y ver crecer un edificio en cuyo diseño hemos participado activamente. Además, mientras dure la obra nos vamos a seguir reuniendo para pensar en como hacemos realidad esa otra manera de vivir en la ciudad que pretendemos y como gestionarla de forma colectiva”.

Entrepatios

Dirección de obra de Entrepatios

La dirección y el seguimiento de obra lo realiza sAt, oficina de arquitectura social y ecológica, mientras que la dirección de ejecución y coordinación de seguridad la lleva a cabo Técnica ECO y la obra es ejecutada por la constructora GEOH, una empresa especializada en la construcción de viviendas bioclimáticas. Entrepatios también cuenta con el apoyo de Lógica’Eco, una gestora de iniciativas colectivas. Todas ellas son empresas pertenecientes al ámbito de la economía social, Mercado Social y SANNAS.

“Estamos ante la oportunidad de generar un referente físico de construcción de un edificio ecológico en derecho de uso. Es vital contar con experiencias reales que sirvan de motivación para que se puedan replicar futuras iniciativas que den lugar a un crecimiento de la propuesta. Que el proceso de obra se desarrolle correctamente también es condición para que la comunidad vea recompensado el gran esfuerzo personal que ha realizado con su participación en el proceso de diseño”, apunta Pablo Rodríguez, director de ejecución de la obra, de Técnica ECO.

Según Leo Bensadon, de Lógica ́Eco, “Entrepatios es un proyecto pionero en todos sus ámbitos, en el social, en el económico y en el medioambiental. Con respecto a este último, el inicio de las obras es un paso esencial para demostrar que podemos construir viviendas de forma ecológica en la ciudad. Un paso muy simbólico, que nos permite ver por fin como todas las ideas debatidas y decididas en grupo van tomando forma física. Y un escaparate para que otros grupos, dentro y fuera de Entrepatios, vean que es posible hacerlo”.

Por su parte, Penélope Retamal, de GEOH Grupo Inmobiliario, señala: “Desde el primer momento teníamos claro que era un proyecto del que queríamos formar parte. Nuestro objetivo ahora es ejecutar las obras en plazo y presupuesto para entregar un edificio que sea un hogar excepcional para 17 familias que han apostado por un modo de vida alternativo o 17 hogares para una gran familia, según se mire”.

Entrepatios pretende experimentar con otros modos de vivir en la ciudad que no permitan la especulación inmobiliaria, tengan en cuenta la sostenibilidad ambiental y creen comunidad. El derecho de uso es un modelo de gestión inmobiliaria alternativo al alquiler y la compra que permite disfrutar de una vivienda, así́ como participar en la toma de decisiones sobre ella y su diseño, pero sin llegar a adquirirla en propiedad: la propiedad del inmueble es de la cooperativa. Este modelo, más común en países del norte de Europa o Uruguay, puede ser indefinido en el tempo, transmitido y heredado.

Entrepatios

Sostenibilidad, feminismo y comunidad

El ecologismo es otro pilar de este proyecto. Entrepatios-Las Carolinas ha apostado por un edificio de energía casi nula (EECN) dentro del llamado estándar Passivhaus. El fundamento de esta forma de construcción es evitar las perdidas de calor y frio, de forma que las necesidades de climatización sean muy reducidas. Otras cuestiones también se han considerado importantes para la sostenibilidad ambiental del edificio. Es el caso de la minimización de la huella de carbono en el proceso de fabricación de los materiales. La producción de energía renovable será́ posible gracias a la instalación de paneles fotovoltaicos en el propio edificio.

Además se pretende gestionar mejor un recurso escaso como es el agua, recogiendo lluvia y usándola para el riego y con un doble circuito de tuberías para reutilizar las aguas grises en las cisternas y/o para riego. Por ultimo, se han incorporado materiales ecológicos, que en su fabricación tienen menos impacto ambiental, pueden ser reutilizables o integrarse en una economía circular

Otro de los objetivos de Entrepatios es construir comunidad de vecinas y vecinos y favorecer la vida en común y el apoyo mutuo. Desde una perspectiva feminista, se trata de reconocer que todo el mundo es interdependiente, y en función de esta premisa construir los espacios físicos y sociales que hagan de esa interdependencia algo justo y placentero.

Espacios comunes

Una de las características más relevantes del edificio es el diseño de los espacios comunes, entre los que destacan los locales de la planta baja y del ático, cuyos usos principales serán de salón de reuniones (con cocina), de gestión del grupo de consumo, actividades internas y abiertas al barrio, etc. Además, en la planta sótano existirá́ un local con un pequeño taller y un cuarto común de lavadoras. También contará con el pato interior, un pequeño espacio de vegetación en el ático y el parking para coches compartidos y 67 bicicletas.

La certificación del Ecómetro, que valora el impacto del edificio en todo el ciclo de vida y calcula su huella de carbono, sirve de guía para conseguir una construcción innovadora

Acuerdo de financiación para la promoción de las viviendas ecológicas Entrepatios Las Carolinas

El acuerdo de financiación de Entrepatios Las Carolinas, la primera promoción de viviendas ecológicas, bajo el modelo de derecho de uso en Madrid capital, ha sido firmado el 28 de junio. El proyecto contempla 17 viviendas ecológicas en régimen de cooperativa de cesión de derecho de uso en el distrito de Usera.

Las entidades firmantes del acuerdo de financiación han sido los bancos éticos Triodos Bank y Fiare Banca Etica, y la cooperativa Entrepatios Las Carolinas. La financiación de las entidades bancarias asciende a un total de 3.292.000 euros, aportando cada una el 50% de este montante.

Por su parte, la cooperativa ha contribuido al proyecto mediante la compra del suelo con fondos propios, lo que convierte a esta promoción en el primer proyecto de cohousing en suelo libre destinado a ser la vivienda habitual de sus socios, construido con criterios muy exigentes de sostenibilidad en Madrid.

La promoción de las viviendas ecológicas de Entrepatios Las Carolinas en Madrid apuesta por la bioconstrucción.

La promoción de las viviendas ecológicas de Entrepatios Las Carolinas en Madrid apuesta por la bioconstrucción.

Nuevo modelo

La cooperativa Entrepatios ha optado por un nuevo modelo, el régimen de cesión de derecho de uso, o cohousing, a través del cual la persona cooperativista adquiere el derecho de uso de la vivienda y los espacios comunes, mientras que la propiedad del inmueble es de la cooperativa. Además, este derecho de uso puede ser indefinido en el tiempo, transmitido y heredado.

Para adquirir este derecho de uso, cada miembro de la cooperativa ha realizado una aportación inicial, a la que suma una cuota de uso mensual no retribuible de alrededor de 700 euros por vivienda. Las viviendas tendrán una superficie de entre 60 y 80 m2 y contarán con casi 300 m2 de superficies comunes que incluyen comedor, patio interior, local de juegos y cubierta.

Viviendas ecológicas

Los miembros de la cooperativa Entrepatios Las Carolinas han optado por edificar con criterios de construcción ecológica, que les permite además disminuir la generación de emisiones, así como reducir los costes de suministros energéticos de sus hogares.

sAtt es el estudio de arquitectura responsable del diseño de la promoción que, junto con la participación de la cooperativa, ha apostado por un edificio de máxima eficiencia energética, lo que se define por un edificio de energía casi nula, además de introducir otras medidas como el uso de materiales ecológicos, la producción de energía renovable y la reutilización del agua.

El edificio ha sido diseñado con los criterios del estándar Passivhaus y contará con el certificado del Ecómetro Vivienda. Ambos sistemas recogen los criterios de ecología aplicada a la arquitectura más ambiciosos en los diferentes campos.

Materiales ecológicos y bioconstrucción

El edificio es de los primeros que se construye con estructura de madera (sistema CLT) en Madrid. La madera reduce notablemente la huella de carbono y agiliza su construcción.

Las condiciones de orientación y soleamiento de la parcela han favorecido la optimización del diseño bioclimático del edificio, maximiza la captación solar en invierno como calefacción pasiva y permite la protección solar en verano.

Las viviendas ecológicas tendrán un mínimo consumo de energía en climatización, viviendas certificadas A+, un alto grado de confort térmico y una elevada calidad del aire interior gracias a la ventilación mecánica controlada de doble flujo con recuperación de calor de la que disponen.

La construcción de Entrepatios Las Carolinas comenzará en las próximas semanas, y estará finalizada en un plazo estimado de 18 meses.

 

http://www.ecohabitar.org/una-nueva-forma-de-hacer-vivienda-ecologica-y-social-se-abre-paso-en-madrid/

Cohousing y Covivienda

Entrepatios, cooperativa de vivienda en derecho de uso de Madrid

Entrepatios estrena sitio web. En el nuevo portal ya se puede consultar información sobre sus tres promociones, el derecho de uso, la sostenibilidad ambiental, el proceso participativo del proyecto, su financiación ética o los relatos sobre todo el proceso de Entrepatios recogidos en una sección especial.

La cooperativa se encuentra en un momento crucial: está a punto de acometer la construcción de su primer edificio en Almendrales, en el barrio de Las Carolinas (Usera) y el grupo vallecano acaba de comprar un solar en Villa de Vallecas. Se trata de un proyecto pionero en la ciudad: el de las Carolinas será el primer edificio ecológico en derecho de uso de Madrid.

Tanto las 17 familias que se irán a vivir a Usera, como las diez vallecanas y las que conforman la tercera promoción a la búsqueda de suelo tienen un objetivo común: poner en práctica otras formas de vivir en la ciudad que no permitan la especulación inmobiliaria, tengan en cuenta la sostenibilidad ambiental y creen comunidad.

https://www.entrepatios.org/


 

Te puede interesar:

Acuerdo de financiación para la promoción de las viviendas ecológicas Entrepatios Las Carolinas

Cooperativa Entrepatios una forma de hacer vivienda ecológica

Cooperativa Entrepatios una forma de hacer vivienda ecológica

Ayer día 4 de junio, los socios y socias de la Cooperativa Entrepatios colocaron el cartel que informa de que, en su solar del distrito de Usera, muy pronto se levantará un edificio de 17 viviendas que será un modelo innovador por su carácter social y ecológico.

En un día simbólico en el que empezó a hacerse realidad una nueva forma de acceder a la vivienda, las familias que habitarán esta primera promoción de la cooperativa Entrepatios celebraron una Asamblea-Fiesta en el solar del madrileño barrio de Usera en el que van a construir su proyecto “Entrepatios-Las Carolinas”. Entre mayores y pequeños, limpiaron y decoraron su solar, guardaron en él objetos simbólicos, pintaron frases y palabras con sus sueños, y plantaron flores de papel hechas por los niños y niñas que allí habitarán. Todo ello mientras entablaban relación con los futuros vecinos y empezaban a participar en la vida del barrio.

Posteriormente se colocó el cartel informativo de la promoción, pendiente de licencia de construcción por parte del Ayuntamiento de Madrid. Y se celebró una Asamblea de la Cooperativa, en la que se aprobó la constitución de la segunda promoción de Entrepatios, que busca ya suelo en el barrio de Vallecas, para seguir construyendo vivienda en Madrid de otra manera.

Las tres grandes diferencias con respecto a la forma tradicional de construir vivienda, provienen del modelo de propiedad en régimen de derecho de uso – cohousing-(“el pilar económico”), de su diseño participativo y comunitario (“el pilar social”), y de su marcado carácter ecológico (“el pilar medioambiental”).

Muy pronto se levantará un edificio de 17 viviendas de la Cooperativa Entrepatios que será un modelo innovador por su carácter social y ecológico

El derecho de uso es un formato que rompe de forma radical con el modelo especulativo, dado que no existe la propiedad privada individual, sino que ésta reside en la Cooperativa, de modo que los vecinos y vecinas disfrutarán de un derecho de uso indefinido sobre su vivienda, pagando una cuota mensual reducida, y financiado con banca ética. Este modelo, que se extiende por Europa y América, tendrá su primer ejemplo en la ciudad de Madrid en el edificio de Entrepatios.

Durante todo el proceso, los miembros de la cooperativa toman todas las decisiones sobre el diseño de sus casas y de las zonas y servicios comunes, asesorados por profesionales de la arquitectura y la gestión como SATT y Lógica’eco, que les ayudan a conocer los pros y contras de cada decisión y ajustarlas de acuerdo al proyecto económico.

Además, el edificio de Entrepatios va a ser un referente de construcción ecológica, tanto por los conceptos de diseño y los materiales que se van a utilizar, como por la gestión del agua, la climatización y la producción de energía limpia.

Contacto para prensa: Leo Bensadón (leo.bensadon@logicaeco.es, 636-987-317)

Entrepatios el primer proyecto de vivienda en derecho de uso en Madrid.

La Cooperativa Entrepatios presenta su proyecto de vivienda en derecho de uso, que rompe con el modelo de desarrollo inmobiliario especulativo y que concede el protagonismo del proceso a la propia Cooperativa.

Nos complace invitarte al acto que tendrá lugar el próximo domingo 4 de junio a las 11.30 h.la Cooperativa Entrepatios presentará públicamente su proyecto de vivienda en régimen de derecho de uso. Será en el propio solar del distrito de Usera donde, dentro de unos meses, se levantará un edificio de 17 viviendas en el que vivirán los 31 adultos y los 19 niños y niñas que componen la Cooperativa.

Las personas que componen Entrepatios realizarán el acto simbólico de levantar conjuntamente el cartel informativo que anuncia que en ese solar se construirá un edificio de viviendas anclado sobre los tres pilares de la sostenibilidad en los que se apoya el proyecto: el social, el medioambiental y el económico.

Los dos primeros pilares, el social y el medioambiental, se basan en que los vecinos y vecinas son parte activa de todas las decisiones que afectan a la forma en que se construye su comunidad y porque se aplicarán criterios de bioconstrucción para que el edificio genere la menor huella ecológica.

Es en el pilar económico donde el proyecto rompe de forma radical con el modelo especulativo adoptando la modalidad de derecho de uso, que huye de la propiedad privada individual y donde la propiedad de las viviendas siempre reside en la Cooperativa, los vecinos y vecinas disfrutarán de un derecho de uso indefinido pagando una cuota mensual reducida y financiado con banca ética.

CONVOCATORIA:

Domingo 4 de junio de 2017. A las 11.30 h. 

Lugar: Solar en la calle González Feito, 19, distrito de Usera, Madrid. Mapa

Formato:

                                                   –       11.30 h. Posibilidad de entrevistas a socios y socias de la Cooperativa.

                                                   –       12.00 h. Levantamiento del Cartel.

Contacto para prensa: Nacho García Pedraza (i.garcia.pedraza@gmail.com, 661-511-033)


Te puede interesar:

Entrepatios, cooperativa de vivienda en derecho de uso de Madrid

Cohousing y Covivienda

Cohousing o covivienda es el nombre de un tipo de vivienda colaborativa que intenta superar la alienación producida por la compartimentación de la vivienda actual, en la que nadie conoce a sus vecinos y en la que no existe ningún sentido de la comunidad. Se caracteriza por la existencia de casas privadas con su cocina propia, salón comedor, etc., junto con amplios espacios y facilidades comunes. El espacio común suele incluir una casa común con cocina, salón comedor y salas multiusos, diversas facilidades recreativas, biblioteca, talleres, zonas verdes, espacios para los niños, etc.

Cómo están diseñados?

Normalmente, las comunidades Cohousing están diseñadas y gobernadas por los propios residentes y funcionan como un «vecindario intencional», es decir las personas son conscientes y se comprometen a vivir en una comunidad. El propio diseño físico, en el que todos participan, anima a que esto sea así y facilita el contacto social. La típica comunidad Cohousing está formada por unos 20 o 30 hogares familiares, distribuidas a lo largo de una calle peatonal o en torno a un patio abierto. Los residentes de un Cohousing llevan a cabo diferentes actividades comunes, como por ejemplo una o varias comidas comunales en la casa común.

Esta forma de vivienda comenzó en Dinamarca a finales de los años 60 y se extendió a Norte América a finales de los 80. Es en Estados Unidos y Canadá donde más se ha desarrollado esta forma de comunidad.

Una definición de Cohousing (Kathryn McCamant y Charles Durrett)

1. Proceso participativo

Todas las personas que forman parte de un Cohousing han participado en la planificación y diseño del desarrollo de la comunidad, de manera que ésta responde directamente a sus necesidades. Los proyectos iniciados y dirigidos por un promotor, sin que ninguno de los futuros residentes haya participado en la planificación del proyecto, pueden adquirir una forma inspirada en Cohousing, pero no son en ningún caso una comunidad Cohousing.

2. Diseño del lugar

El diseño físico de un Cohousing fortalece el sentido de la comunidad, a la vez que se mantiene la opción de la intimidad. Resulta sin duda díficil decir que significa exactamente «fortalecer el sentido comunitario», pero no se trata en cualquier caso de establecer una zona peatonal en el centro, mientras los coches se dejan en la periferia, sino que se trata de que todo el mundo se implique en la toma de decisiones, de crear un fuerte sentimiento comunitario, que puede ser facilitado por el diseño físico.

3. Casas privadas junto con espacios y facilidades comunes

Los espacios y facilidades comunes están pensados para el uso diario, llegando a ser la parte más importante de la comunidad. Incluyen normalmente una cocina y un comedor comunes, un área de recreo, un espacio para niños, habitaciones para invitados, así como jardines y otro tipo de amenidades. Cada familia dispone de su propia casa, con cocina incluida, pero comparte diversos servicios con el resto de la comunidad (sala de televisión, lavandería, etc.)

Tanto las labores de mantenimiento como las tareas administrativas y de toma de decisiones son asumidas por los propios residentes, que suelen organizarse en grupos de trabajo autónomos con puestas en común asamblearias.

5. Estructura no jerárquica y toma de decisiones asamblearia

En un Cohousing existen tareas directivas, pero no existen directores ni líderes. La comunidad no depende de una persona, aunque a veces puede existir una persona muy vigorosa que contribuye especialmente a que la comunidad arranque, y otra que se trabaja más que nadie el tema de la financiación, y otra que se encarga de que en las reuniones, alguien se haga cargo de los niños, y otra… Si en una comunidad hay un lider que determina la política a seguir unilateralmente, sin duda no es un Cohousing.

6. La comunidad no es la primera fuente de ingresos para los residentes

En un Cohousing no existe una economía común. Si todas las actividades económicas de los miembros son reguladas por la comunidad, quien determina también la forma de reparto de ingresos, estamos ante otro nivel de comunidad que va más allá de un Cohousing.

Cohousing en Leeds (Inglaterra). Construido con paneles prefabricados de balas de paja

Cohousing en Leeds (Inglaterra). Construido con paneles prefabricados de balas de paja

Sumario de características de un Cohousing

  • Casas y comunidad diseñadas y desarrolladas por los residentes (autoconstrucción posible)
  • Entorno apto para peatones y para pasear. Presencia mínima del automovil
  • Casas como cualquier otra casa, con todas las facilidades
  • Posibilidad de revender, de recuperar las inversiones realizadas y de obtener beneficios de la revalorización de la casa (en las condiciones establecidas por la comunidad)
  • Espacios comunes y zonas verdes, casa común y un amplio abanico de áreas recreativas y para actividades comunitarias
  • Mantenimiento y gobierno de los propietarios o de la asociación de condominio
  • Fuerte sentido comunitario y trabajo conjunto
  • Sistema de vigilancia vecinal
  • Consumo energético reducido, respeto por el entorno
  • Respeto de la intimidad
  • Las diferencias de edad y de formas de vida dan riqueza a la cultura comunitaria
  • Diversidad de precios, facilidades de acceso a la vivienda
  • «La educación de los niños es cosa de todo el pueblo». Un entorno que tiene en cuenta los niños contribuye a un desarrollo más sano y feliz y disminuye las tensiones con los padres
  • Evitar el aislamiento, animando a las personas que viven solas y a las personas mayores a que desarrollen un papel activo e importante en la comunidad
  • Cooperación, espíritu vecinal e independencia

¿Cómo es normalmente un Cohousing?

Las casas de un Cohousing se construyen normalmente en torno a una zona verde y peatonal. Las calles y los aparcamientos se diseñan especialmente para eliminar los coches del interior de la comunidad. Con esto no solo se consigue crear más áreas abiertas para recreación y ocio, sino que elimina el ruido del tráfico y la contaminación. Los niños pueden jugar en el exterior libremente y sin peligro.

¿Cómo son las casas?

Las casas se diseñan con cocina, dormitorios, estudio, baño, salón, etc., como cualquier otra casa. Normalmente, las casas de un Cohousing son ligeramente más pequeñas que las casas convencionales porque el espacio se utiliza de una manera más eficiente. A menudo, las casas tiene porches que contribuyen a aumentar el sentimiento vecinal de la comunidad.

¿Qué es la casa común?

La casa común es un edificio diseñado para ser el centro de la comunidad, utilizado por todos los residentes. La cocina de la casa común y las salas comunes permiten a la comunidad hacer fiestas y reuniones. La casa común es normalmente más grande con servicios e instalaciones que no existen en las casas individuales. Estos servicios incluyen:

  • instalaciones para el cuidado de los niños, espacio de juegos, biblioteca
  • lavandería, sala de música, gimnasio, piscina, gran porche
  • almacén, sala de reuniones, sala de televisión, sala multiusos
  • talleres artesanales
  • La zona verde pertenece también a la comunidad e incluye a menudo jardines, huertos, área para niños y zonas de paseo y de ocio.

¿Cómo se gobierna la comunidad?

Se crea una asociación de propietarios o de condominio, formada por todos los residentes, que asume la responsabilidad de dirección y mantenimiento de edificios y espacios comunes. Los residentes participan activamente en diversos grupos de trabajo. Se paga una tasa mensual que permite a la comunidad comprar los suministros necesarios o pagar por trabajos que requieren contratar a técnicos. Se elige asambleariamente una junta directiva formada por cargos rotatorios para evitar personalismos.

¿Cómo funciona la comunidad?

La experiencia de muchos Cohousings muestra que la participación activa de los residentes desde el inicio del proyecto contribuye a unir lazos y fortalecer el sentimiento comunitario. Construir una comunidad es un trabajo duro. Trabajar juntos y participar activamente en el desarrollo y proceso de diseño forja una comunidad fuerte y con buen funcionamiento. En Cohousing nadie está obligado a participar. Los residentes participan porque quieren, según el tiempo libre del que disponen, sus capacidades y sus deseos.

¿Qué hay del entorno?

En los Cohousings se promueve un diseño energéticamente eficiente y el uso de materiales de construcción eficientes. Algunos Cohousings utilizan fuentes renovables de energía o orientan las casas hacia el sur para ahorrar energía. El reciclaje está también integrado en estas comunidades.

¿Qué hay de la intimidad?

De la misma manera que los Cohousings ofrecen muchas oportunidades a los residentes para interactuar con los demás, se valora y respeta también el derecho individual a la intimidad. Entre otras cosas, las casas se construyen normalmente haciendo especial énfasis en establecer una barrera acústica en las paredes y por los tejados.

¿Qué hay de las familias con niños?

Se dice que «es cosa de todo el pueblo educar a un niño». Los Cohousings se comprometen en proporcionar un entorno seguro en el que los niños puedan vivir y crecer. En todo Cohousing existe una zona libre de coches, en la que los niños pueden jugar y ser vistos por los vecinos. Es usual que esta zona contenga un área de juegos, un parque para niños muy pequeños, etc. Además, la casa común suele contar con una guardería infantil, a cargo de los propios residentes, en la que los padres pueden dejar a los niños cuando van a trabajar y recogerlos a la vuelta, sabiendo que están a buen recaudo en un entorno familiar.

¿Qué hay de las personas solas y de los ancianos?

La gente que vive en un Cohousing intergeneracional tiene más fácil evitar el sentimiento de soledad que se apodera de muchas personas en las modernas ciudades. La posibilidad de participar en la comunidad y compartir conocimientos y experiencias vitales contribuye a aumentar la autoestima y el bienestar emocional. Los vecinos de un Cohousing se preocupan y apoyan a los enfermos o discapacitados.

Co-nflicto y Co-nfianza en el Co-housing

http://www.ecohabitar.org/una-nueva-forma-de-hacer-vivienda-ecologica-y-social-se-abre-paso-en-madrid/

Co-nflicto y Co-nfianza en el Co-housing

Quien quiera una docena de razones para vivir en un Cohousing, no tiene más que preguntar a Google. Cómo decidirse y llevarlo a cabo es más complicado de contestar. La buena noticia es que a lo largo del 2013 se han producido otra docena de experiencias de las que intuir algunas respuestas. Para encontrarse habitando un Cohousing deben darse muchas circunstancias, no todas igualmente complejas. Conviene empezar poniendo un poco de orden. Pero remito a anteriores artículos sobre el tema, al lector que precise una introducción2.

El Cohousing bebe de una serie de principios y propuestas alternativas anteriores

Da respuesta a la “la sed de comunidad” actual e histórica, que se puede definir como “un grupo de personas que ocupan un territorio común en el que establecen de manera participada sus reglas y costumbres”.  Introduce el concepto de corresponsabilidad que incluye las interacciones, interdependencias, colaboraciones, proyectos comunes, toma de decisiones conjunta, mantenimiento y gestión compartida en la comunidad. Diseña de manera participativa sus procesos definitorios, con intención ecológica y humanista. Read more

Covivienda con balas de paja

Un proyecto pionero de una cooperativa de viviendas en Leeds, Inglaterra, ofrece una respuesta al dilema que enfrentan hoy muchas familias Españolas: ¿Cómo encontrar una casa asequible, cómoda y sostenible en un entorno que fomenta la creación de comunidad?
El proyecto consiste en la construcción de 20 viviendas de bajo impacto ambiental con el innovador sistema ModCell® de paneles de balas de paja prefabricados.

Dice el refrán: «el que de joven no trabaja, de viejo duerme en la paja”. En diciembre del 2009 un grupo de personas en la ciudad de Leeds, Inglaterra, empezaron a trabajar para plantar cara a la escasez de viviendas asequibles y de bajo impacto ambiental. Fundaron LILAC, una cooperativa de vivienda que buscaba construir 20 hogares ecológicos con un innovador sistema constructivo de balas de paja.

Durante el 2012, estos jóvenes y no tan jóvenes, verán los resultados de más de 4 años de trabajo, cuando se terminará la construcción de la primera urbanización del mundo construida con paneles de balas de paja prefabricados. Un ejemplo, entre otros, que el acceso a una vivienda digna, saludable, y sostenible es posible en tiempos de desenfrenada especulación inmobiliaria y financiera. Un acceso a lo que no deja de ser un derecho básico, pero que se convierte en un sueño cada vez más lejano para millones de jóvenes españoles. Para LILAC, será la conclusión de un largo recorrido y un trabajo incesante para que de viejos, duerman en la paja.