Formación sobre la Herramienta VERDE-GBCe

gbce_verdeGreen Building Council España (GBCe), externaliza parte de su programa de formación para que la Herramienta VERDE-GBCe pueda llegar a un público más variado y numeroso. Para ello la asociación está suscribiendo convenios de colaboración con distintas entidades, públicas y privadas, para que puedan incluir en sus programas formativos a esta herramienta que mide y certifica la sostenibilidad de los edificios.

Para Gerardo Wadel, responsable de Formación de la entidad, “ha quedado demostrado que hay gran interés en la Herramienta VERDE-GBCe, lo que ha provocado que la asociación, a través de sus técnicos de formación, certificación, etc.,  interactúe con un gran número de personas. Se ha creído conveniente que esto se realice en colaboración con Colegios Profesionales, Universidades y Fundaciones, con el objetivo de poder brindar una atención personalizada y continua. Esta colaboración permite, además, reducir el coste para quienes se quieren formar como Expertos en VERDE-GBCe (conocimiento profundo del sistema) o Evaluadores Acreditados VERDE-GBCe (conocimiento profundo del sistema y capacidad de certificar)”.

Hasta el momento, la Universidad Politécnica de Madrid, el CEU San Pablo y la Universidad Europea de Madrid ya han firmado los convenios que les acreditan como formadores en VERDE-GBCe y el Colegio de Aparejadores de Barcelona ha comenzado las tareas de capacitación de 15 evaluadores acreditados en dos ediciones de su máster. “Son unos convenios de gran interés, creo que representan el espíritu de colaboración que GBCe se ha planteado tener con las instituciones de formación, con la capacidad educativa instalada en el sector de la edificación con la cual nuestra asociación no compite, sino que se complementa”, ha manifestado Gerardo Wadel.

La Universidad Europea de Madrid implanta el curso este año por primera vez, mientras que, por su parte, el CEU ya formó el año pasado a siete evaluadores. Dos de ellos, Félix Aramburu y Sandra Baraño, ya están evaluando un edificio (Edificio Dotacional Polivalente de Alta Eficiencia Energética en  Madarcos) para su certificación.

Además, estos acuerdos de colaboración permitirán fortalecer la oferta formativa de estas instituciones, aportándoles visión, conocimiento, experiencia y herramientas de GBCe, además del contacto de la asociación con los agentes del sector. Los convenios, específicamente, ponen en marcha el desarrollo de contenidos de cursos y la impartición de módulos teórico-prácticos sobre VERDE-GBCe. La asociación ofrece el reconocimiento de calidad de formación ofrecida y la homologación de agentes del sector en distintos niveles y capacidades, en el ámbito de la sostenibilidad en la edificación.

Además de los convenios firmados, GBCe sigue trabajando en nuevos convenios de colaboración. Según el responsable de Formación de GBCe a estas entidades sólo se les pide “un compromiso, demostrado en su trayectoria y sus actividades, con el impulso al cambio ambiental en el sector de la edificación. Unos contenidos, en la formación que imparten, que capaciten a quienes los reciben para actuar activamente en ese cambio. Y unos niveles de calidad, en los técnicos que imparten los módulos sobre VERDE, que demuestren su dominio de la metodología y proceso de certificación así como su experiencia en la docencia de grado o posgrado en nivel universitario o similar.”

VERDE-GBCe es el sistema de certificación de calidad ambiental de edificios que más evaluadores formados tiene en España. Y que, en el último año, ha duplicado la superficie de edificios en proceso de certificación. GBC España ha formado ya a más de 140 personas en el uso de esta herramienta que permite convertirse en profesionales de prestigio en el ámbito de la asesoría medioambiental y de la edificación sostenible.


 

Más info: gbce.es

Se multiplica por cinco el número de metros cuadrados evaluados con VERDE de GBCe

gbce_verdeVERDEGBCe, la herramienta de certificación de edificios de Green Building Council España (GBCe), sigue creciendo. A lo largo de 2014 y en estos primeros meses de 2015, el número de metros cuadrados evaluados con esta herramienta se ha quintuplicado lo que supone un crecimiento exponencial.

Para Paula Rivas, responsable de Certificación de GBCE, este crecimiento se justifica en “la labor de difusión realizada por la Asociación explicando las ventajas de esta herramienta, que se vio acrecentada con la celebración del Congreso Mundial de Edificación Sostenible que fue un escenario ideal para enseñar nuestro trabajo. A este hecho hay que sumar el fantástico trabajo realizado por los Evaluadores Acreditados, que son la mejor carta de presentación de la herramienta”.

Solo en 2014 se registraron cerca de 100.000 metros cuadrados de los cuales se certificaron más de la mitad. VERDEGBCe está preparada para la certificación de edificios de usos diversos: Viviendas, Logística, Oficinas, Hoteles, etc. De hecho el mayor crecimiento se ha producido en edificios residenciales de viviendas y centros educativos.

Entre los últimos edificios registrados destaca el edificio de Oficinas para la Tesorería de la Seguridad Social en Mollet del Vallés (Barcelona), la cuarta fase de la escuela de Matemáticas e Informática de la Universidad de La Rioja o la sede de la Mutua Universal en Logroño.

“Esa es una de las ventajas de VERDEGBCe”, explica Rivas, “existen diferentes versiones de acuerdo a la tipología del edificio, lo que garantiza que en cada uno de los casos se valora la sostenibilidad de acuerdo a los parámetros exigidos por el inmueble y el uso que se haga de él”.

Para la responsable de Certificación de GBCe, 2015 será también un buen año para la herramienta, “estamos creciendo a un ritmo muy potente y estable. El que crezca el número de edificios registrados es muy positivo, ya que casi con toda seguridad, en un futuro cercano serán edificios certificados con VERDEGBCe”.

GBC España ha formado a más de 140 personas en el uso de esta herramienta que permite convertirse en profesionales de prestigio en el ámbito de la asesoría medioambiental y de la edificación sostenible.


Más info:  gbce.es

SOFIAS : herramienta para cuantificar los indicadores medioambientales

certificacion

El plan estratégico europeo, está marcando directrices hacia la disminución del consumo de energía en la edificación. De hecho, en la Directiva Europea 2010/31/UE se considera los edificios de consumo de energía casi cero una meta a conseguir en 2020.

Esta Directiva, conjuntamente con la Directiva 2012/27/UE, hace un fuerte hincapié en la puesta en marcha de acciones en materia de eficiencia energética en la edificación buscando disminuir el consumo de energía durante la fase de uso de un edificio.

Pero no solo se debe fijar la mirada en la fase de uso del edificio, sino que hay que ampliar la visión al cálculo global de la energía embebida en el edificio, puesto que los compromisos establecidos en base a la disminución de gases efecto invernadero, hacen patente la necesidad de una apuesta por materiales de bajo impacto, sin olvidar que la huella de carbono de la edificación/materiales de construcción está alcanzando valores insostenibles1,2.

Todas estas tendencias y estrategias, han creado la necesidad de instrumentos adecuados y testados para conseguir un sistema de medición que ayude a los profesionales del diseño de edificios a dar un enfoque diferente a la composición de los edificios, siendo capaces de obtener un enfoque global de todo lo que representa el edificio; para recoger este enfoque, se utiliza la metodología del ACV.

Objetivo

El objetivo del proyecto SOFIAS (Software de Funciones Integradas para una Arquitectura Sostenible)3 es el diseño y desarrollo de un prototipo experimental de software para asistir a los profesionales del sector en el diseño y rehabilitación de edificios con un menor consumo de energía, menores emisiones de GEI, y menor impacto medioambiental a lo largo de todo su ciclo de vida. Para ello, la herramienta diseñada combina las funciones de evaluación, asistencia al diseño ecológico, y la emisión de un certificado medioambiental. Para elaborar la metodología de cálculo de la herramienta, el proyecto ha considerado las normativas y metodologías existentes relativas a la evaluación de los impactos ambientales producidos por los edificios durante todo su ciclo de vida útil (ISO 14040 y 14044, ISO 14025, CEN TC 350, ISO 14067), así como los resultados previos obtenidos en otros proyectos de investigación, como el Proyecto Singular Estratégico CÍCLOPE (2009-10) y el proyecto Interreg SUDOE EnerBuiLCA (2011-12).

La selección de criterios sostenibles y el estándar Minergie® en España

Hoy en día los promotores audaces ya han pasado de plantearse si quieren un edificio sostenible, a preguntarse de qué manera pueden obtener el edificio más sostenible posible, según sus necesidades. Qué herramienta, qué arquitecto, o bien qué certificación les garantiza la mejor solución, no son preguntas fáciles de responder ya que es necesario evaluarlas en cada proyecto, y en cada una de las vertientes del proyecto: ubicación, mercado, uso, tipología, presupuesto, etc.

Aunque la construcción durable está poco avanzada dentro del mercado español, existen ramas que están más desarrolladas que otras. La eficiencia energética a través de la orientación del edificio y las características de la envolvente, ya están integradas en el Código Técnico de la Edificación (CTE). Pero otros criterios como la huella ecológica del edificio, o el criterio de toxicidad de los materiales, como tantos otros, son apenas conocidos por los profesionales del sector. El campo de la construcción es tan complejo que existen numerosos aspectos de impactos que aún no han sido suficientemente investigados por la ciencia, como por ejemplo los campos electromagnéticos; queda claro que todavía faltan por analizar e integrar algunos criterios sobre conceptos de sostenibilidad.

Edificio plurifamiliar Brunnenhof, Zürich, 2007, Gigon + Guyer Arquitectos, Certificado Z-004-ECO, Minergie-ECO.

Edificio plurifamiliar Brunnenhof, Zürich, 2007, Gigon + Guyer Arquitectos, Certificado Z-004-ECO, Minergie-ECO.

Un estándar de construcción sostenible es el Minergie

Minergie se creo en el año 1994 y en pocos años se encuentra omnipresente en el mercado Suizo y, a día de hoy ya cuenta con unos 25.000 edificios certificados. El estándar Minergie es gestionado por una asociación sin ánimo de lucro desde Suiza; los cantones también apoyan el sistema y se han involucrado hasta a tal punto, que las certificaciones sencillas se efectúan a través de los departamentos de construcción de cada cantón. Aunque es un estándar voluntario, cada vez más es exigido por muchos ayuntamientos para sus obras públicas, por promotores grandes y privados que son los que están en primer rango en número de certificaciones. En el resto del mundo aun no está muy extendido, pero ahora con la nueva estrategia de expansión de Minergie pronto cambiará la situación. Se está trabajando para crear una empresa de Minergie Internacional para poder atender mejor a las solicitudes de Europa y de todo el mundo, que están llegando a la oficina técnica de Suiza. Los países fronterizos a Suiza ya tienen más de 400 edificios certificados, la mayoría de ellos en el Principado Lichtenstein y en Francia. En la Península Ibérica actualmente existen dos edificios certificados. El primer edificio se trata de la Casa Vita, un edificio prototipo unifamiliar de la constructora de madera Egoin, situado en Natxitua, País Vasco. El segundo edificio es la residencia de estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura del Vallés, aunque solo está certificado de manera provisional, ya que está a la espera de cubrir el atrio.

minergie_Página_1_Imagen_0005

Cabe señalar que este estándar, conjuntamente con las formaciones que ofrece la asociación Minergie, ha tenido y tiene un papel importante en la divulgación del conocimiento de la construcción sostenible en Suiza. Desde su creación ha provocado cambios en la industria del sector de la construcción y ha motivado que la normativa energética de la construcción sea más exigente. Como resultado, un despacho de arquitectos con una sensibilización en la construcción durable, es capaz de planificar una obra sencilla sin la necesidad de expertos; en proyectos más grandes sí es necesario un experto o, al menos, un ingeniero de instalaciones formado en la línea.

demanda energetica

 

¿En qué consisten las características del estándar?

El estándar, antes de todo, define un edificio de muy bajo consumo energético; por eso y por criterios específicos, el confort para los usuarios es excelente. Las medidas pasivas para obtener el estándar son: un buen aislamiento térmico, la minimización de puentes térmicos, una compacidad alta del volumen del edificio, así como el aprovechamiento de la radiación solar; por eso se debe respetar la orientación y las oberturas acristaladas, para así poder almacenar ganancias térmicas solares en invierno a través de masa activa con inercia térmica alta.

Para un buen comportamiento en verano, una buena protección solar es primordial, muchas veces se elige domotizada, sobre todo en terciarios. Estas medidas se complementan con instalaciones eficientes y eficaces, de las cuales las bombas de calor son las más utilizadas  conjuntamente con redes de distribución de temperatura baja, habitualmente por suelos radiantes. Todas estas medidas no servirían de nada si no se controlara la estanqueidad de la envolvente, una tarea que necesita mucha insistencia y una estricta supervisión en la ejecución de la obra. Para alcanzar una alta estanqueidad es necesario vigilar las posibles fugas de la envolvente; esto supone hermetizar de manera óptima las ventanas, las entregas de los marcos de las ventanas con el muro, y cualquier perforación o junta de la envolvente, sea por instalaciones u otros elementos. Para garantizar la calidad del aire interior, debido a la alta estanqueidad, Minergie exige una ventilación automatizada. Esta se suele conseguir con una ventilación forzada, aunque existen otros sistemas como extracción sencilla, extractores individuales con bombas de calor u oberturas automatizadas de las ventanas. El apoyo solar completa el sistema y permite reducir el consumo de energía.

Cualquier edificio Minergie tiene que cumplir todos estos criterios, y de una manera más estricta los edificios Minergie-P, que se puede considerar el equivalente al estándar alemán Passivhaus. Si uno quiere ir más allá, puede escoger otros certificados más extensos como Minergie-A o Minergie-ECO. El marco de este artículo solo permite una observación global del concepto de estas dos ampliaciones de la certificación Minergie.

La idea global del estándar Minergie-A se puede comparar con el edificio de cero energía/consumo casi nulo, que significa que la producción de la energía necesaria para su funcionamiento se debe producir in situ o debe proceder de la biomasa. La idea es de ser algo más permisivo a nivel de las calidades de la envolvente que los requerimientos de Minergie-P, pero en cambio, el edificio debe ser neutro a nivel de consumo. La energía que necesita se debe producir in situ; mediante el uso de la radiación solar incidente, sea con un sistema solar térmico o bien sea con un sistema fotovoltaico, habitualmente es la combinación de los dos. De esta manera se excluye automáticamente cualquier fuente de energía fósil y como resultado, las instalaciones son eléctricas, siendo habitual utilizar la bomba de calor para la generación de calor y frío. Una alternativa es el uso de la biomasa; pero debido a sus gases y partículas finas de la combustión, solo se permite cubrir un 15 kWh/m2año de la demanda de calefacción con biomasa. Como la meta es la reducción del uso de energía en el global del edificio, también se cuantifica la energía incorporada en los materiales de construcción (la huella ecológica de los materiales). El límite actual está definido a 50 kWh/m2año, que es un valor fácilmente alcanzable. El valor se refiere a un tiempo no absoluto, con la ventaja que diferencia la durabilidad de los diferentes elementos de un edificio y hace comparable el valor con las demandas energéticas del uso. Según la normativa Suiza se considera un ciclo de vida de 56 años para la estructura del edificio y 24 años para elementos complementarios.

En la versión Minergie-ECO se respetan los impactos de todos los materiales aplicados en la obra, tanto el que se refiere al impacto ambiental, como el que se refiere a la salud humana. A nivel de impacto se considera todo el ciclo de vida del edificio y en consecuencia los criterios están ordenados en: recursos, producción y deconstrucción. Los criterios que conciernan a la salud humana, valoran básicamente el tratamiento de la luz natural, la protección a nivel acústico y la calidad del aire interior. La justificación se realiza a través de un cuestionario en el cual basta contestar de manera afirmativa o negativa. La justificación de la energía incorporada sí que se debe calcular respetando las cantidades de cada material, tal y como se describe en el apartado sobre el Minergie-A. De los 235 criterios, deben realizarse dos terceras partes para cumplir los requisitos y poder certificar el edificio. Algunos criterios tienen un peso especial y su incumplimiento impide alcanzar el estándar. Un ejemplo son los productos con disolventes, de los cuales la pintura es la más importante. Ningún producto puede contener más de un 5% de disolventes, y obviamente si está libre de ellos aun mejor. Otro criterio de exclusión es la utilización del hormigón reciclado (mínimo un 50% de todo el hormigón utilizado tiene que ser reciclado). La libertad de escoger los criterios que son más fáciles en su cumplimiento, deja un cierto margen en el momento de proyectar. Pero no debemos dejarnos engañar, el cumplimiento de la certificación Minergie-ECO es un reto y su justificación es una labor importante. En conjunto es un estándar muy exigente, sino uno de los más difíciles de cumplir de todos los existentes en el mercado.

aptitud_minergie

Adaptación del Minergie

El Estado Español es el tercer país europeo en pérdidas energéticas a través de la envolvente de los edificios según un estudio de la Caixa Catalunya del año 2007, gráfica. Con este conocimiento no es necesario discutir la utilidad del concepto Minergie en la mayoría de las zonas climáticas, pero se debe cuestionar la traducción directa del concepto. Eso hace que Minergie Suiza esté en permanente adaptación, tanto a mejoras del sector de la construcción como a cambios normativos; Minergie España se deberá adaptar mediante la experiencia acumulada y los resultados obtenidos de los edificios construidos en todos los climas fuera de Suiza. En teoría ya existen algunas diferencias a observar; una de ellas es la ventilación controlada, un factor relevante a varios niveles en la realización de un proyecto; eso, en los países centro europeos, se soluciona habitualmente con una ventilación forzada con recuperador de calor. Esta solución, en las zonas costeras mediterráneas, tiene un rendimiento bajo ya que es menos eficaz con la disminución de la diferencia de temperatura exterior-interior. En estas situaciones otro sistema, como por ejemplo las ventanas automatizadas, puede ser una opción interesante. De esta manera se garantizan las renovaciones del aire interior y, es posible aprovechar la refrigeración nocturna con ventilación sin casi tener una energía implicada, ya que la demanda del ventilador se suprime. Las sombras es otro factor que se debe tener muy en cuenta, ya que para el aprovechamiento de la radiación solar habitualmente se realizan oberturas generosas a la orientación sur; que incluso en Suiza, particularmente en terciarios, provoca fácilmente sobrecalentamiento durante la época de verano. Más allá de esto, se puede concluir que las últimas tendencias en Suiza no siempre serán las mejores para otras zonas climáticas. En el caso de las instalaciones la solución más habitual es la utilización de una bomba de calor, muchas veces alimentada por una instalación de energía geotérmica. El coeficiente de rendimiento (COP) anual de la bomba de calor con la geotermia es sin duda muy elevado en Suiza, en comparación con el de aire-agua, o aire-aire. En cambio en zonas  costeras del mediterráneo la diferencia es mínima o inexistente y, como consecuencia la inversión de los pozos de geotermia normalmente  es obsoleta.

viviendas-minergie

Conclusión

Llegado a este punto del análisis, creo adecuado hacer una reflexión sobre lo escrito. Minergie es un estándar que se puede entender como un edificio de muy bajo consumo energético, siempre y cuando se aplique el estándar básico. Pero Minergie puede ser un estándar que permite llegar al súmmum de la sostenibilidad, si se escoge la versión Minergie-ECO. En Minergie no existen niveles de distinción, si se cumplen los requisitos se obtiene la certificación, pero con las versiones Minergie, Minergie-P, Minergie-A y Minergie-ECO se puede alcanzar el nivel que uno quiera en conceptos de sostenibilidad según la certificación que uno escoja. Minergie implica muchos conocimientos científicos, pero en general los aplica de una manera simplificada para poder facilitar el proceso de certificación. Parte del éxito del estándar se debe a este hecho.

Para cerrar el discurso es importante mencionar que actualmente fuera de Suiza solo se puede solicitar el estándar básico Minergie, aunque con la fundación de Minergie Internacional se prevé abrir el camino para todas las versiones. Otro criterio en proceso de estar definido es la justificación de la demanda de calefacción y de refrigeración. Minergie se apoya actualmente exclusivamente en la normativa suiza, y las justificaciones se deben realizar conforme a las normas SIA 380/1 y SIA 382/1. Por último, cabe mencionar los precios accesibles de las certificaciones Minergie, moviéndose en un rango entre 600-4.200 € para Minergie y 2.400-16.700 € para Minergie-ECO, según tamaño del edifico. Estos precios son válidos para Suiza, en el extranjero son más elevados y se requiere un presupuesto previo para cada proyecto hasta la consolidación de Minergie Internacional.


Por Daniel Tigges arquitecto FHBB, Suiza, Máster en Arquitectura Energía y Medio Ambiente UPC, Barcelona, daniel@tiggesarchitekt.ch

Campaña de crowdfunding del ecómetro

Hoy, 22 de septiembre, arranca una campaña de microfinanciación para la finalización de la Herramienta Ecómetro en la plataforma de crowdfunding Goteo.

El objetivo de la campaña de crowdfunding en Goteo es la recaudación de un capital entre 3.850€ mínimo y 5.600€ óptimo que será destinado a la finalización de la versión Beta de la Herramienta, con el objetivo de terminar una versión estable, y poder comenzar a medir proyectos reales.

El objetivo de la campaña es la finalización de la versión Beta de la Herramienta. El Ecómetro está dirigido a edificios de vivienda en España.

Un equipo de voluntarios lleva trabajando más de 3 años en el desarrollo de Ecómetro y necesitan un último empujón para terminar una versión estable y poder comenzar a medir proyectos reales.

Con esta campaña se prentende “destilar” el código de esta versión de Ecómetro, para que sirva como base de muchos Ecómetros: Ecómetro oficina, Ecómetro vivienda Chile, Ecómetro hoteles,….

La campaña de Goteo está estructurada en dos fases. Si se consigue el presupuesto mínimo se destinará a paquetizar Ecómetro, para que cualquiera pueda instalarlo en su servidor y personalizarlo con los parámetros e indicadores característicos desde una perspectiva personal y local de la ecología.

Si se alcanza el nivel de financiación óptimo, se avanzará en del desarrollo de la herramienta implementando otras funcionalidades. Las principales funcionalidades que se se pretende incluir son: un sistema de GESTIÓN Y EDICIÓN DE CONTENIDO de la herramienta y un sistema de FEEDBACK, que permite a cualquier visitante enviar un mensaje reportando un problema o una sugerencia.

Ecómetro es una herramienta para la valoración y certificación medioambiental de los proyectos de construcción y diseño, que pretende aportar información medioambiental de las construcciones, tanto desde el punto de vista de la generación de un hábitat saludable para las personas, como valorando la complejidad y transformaciones que se producen sobre el medio.

El uso de la herramienta es gratuito. Se pretende brindar la posibilidad, a todas las personas interesadas, de valorar proyectos de pequeña envergadura, de adaptar el tipo de valoración y criterios, o tener una visión rápida y completa del análisis.

Ecómetro es una iniciativa de la Asociación Ecómetro, una asociación sin ánimo de lucro, interesada en el desarrollo de herramientas de diseño sostenible para edificación, en torno a la filosofía de lo abierto, libre y accesible.

El objetivo es desarrollar actividades que abren los procesos de definición de los criterios de ecología en los procesos de diseño y construcción de edificios, faciliten la participación entre diferentes agentes implicados y contribuyan al fortalecimiento del conocimiento libre.

Más información: https://goteo.org/project/ecometro

Los técnicos rechazan trabajos de certificación energética

certificacion_energeticaArquitectos e ingenieros han incorporado a su oferta de servicios la Certificación Energética de edificios, viviendas o locales en alquiler o venta, obligatoria desde 2013. En la actualidad, la gran competencia existente y la aparición de empresas intermediarias, que encarece el precio del servicio con comisiones, han provocado la caída de las tarifas de este servicio, por lo que los técnicos se ven obligados a rechazar muchos trabajos que no son rentables. Ante esta situación se ha desarrollado el software EasyCEx, que permite a los técnicos ser más competitivos al reducir significativamente su tiempo de dedicación por certificado generándoles una reducción de costes EasyCEx está formado por una app para dispositivos móviles, denominada iEasyCEx y un sistema en la nube dispone en www.easycex.com

Manuel Romero, director de la empresa desarrolladora, ETRES Consultores, asegura que “los trabajos de certificación muchas veces llegan a través de empresas intermediarias con remuneraciones realmente bajas que no cubren el tiempo dedicado. Estos no son rentables y el técnico acaba rechazándolos”.

Además añade que, “desarrollamos la aplicación como una herramienta interna para nuestros técnicos. Tras un año de uso interno, hemos comprobado que permite reducir el tiempo que normalmente se destina a partes tediosas del trabajo. El resultado es una reducción de los costes, lo que permite al técnico ser más competitivo”.

La aplicación puede utilizarse mediante un iPad sin conexión a internet, permitiendo al usuario desplazarse al inmueble con su dispositivo móvil para realizar la toma de datos, y evitar así la anotación manual. Tampoco será necesario introducir los datos obtenidos en el programa de cálculo CE3x, ya que la aplicación convierte directamente la toma de datos  en un fichero .CEX. Para ello, la app sube a la nube la toma de datos introducida con el iPad y se retoma en una segunda fase a través de la aplicación web situada en www.easycex.com, donde podrá seguir con el trabajo.

El técnico, que tiene que elaborar una gran cantidad de documentos complementaros para cumplir con el contenido mínimo del Certificado Energético exigido por la normativa, también podrá obtenerlos a través de la aplicación. Entre ellos se encuentran: el anexo de pruebas y comprobaciones realizadas, el documento con información detallada para el propietario, las actuaciones a emprender para poner llevar a cabo las recomendaciones y el cumplimiento de requisitos medioambientales, así como la Etiqueta Energética. Estos, son algunos de los documentos mínimos que el técnico ha de incluir en el certificado energético para evitar sanciones de entre 300€ y 600€ establecidas por la administración.

La empresa ha puesto a disposición de los usuarios un tutorial que explica el funcionamiento de la app, situado en la web www.easycex.com.

La app iEasyCEx está disponible de forma gratuita en el App Store para su descarga en iPads y también en la web www.easycex.com para el resto de dispositivos y ordenadores.

El FSC como oportunidad para frenar la deforestación en los trópicos

El Sello de Certificación Forestal celebra su 20.o aniversario en Sevilla

En los últimos 20 años se han realizado importantes avances para proteger los bosques del mundo, pero los bosques tropicales siguen siendo un desafío

Sevilla, 8 de septiembre de 2014.  «Estamos orgullosos de lo que hemos logrado en los últimos 20 años. Hemos recorrido un largo camino, pero podemos lograr aún más. Y los bosques del mundo necesitan eso». Esta declaración fue hecha por Kim Carstensen, director general del Forest Stewardship Council (FSC) antes de la celebración oficial del 20.o aniversario de la organización, en su Asamblea General trienal en Sevilla, España que se celebra esta semana.

El FSC fue fundado en 1994, después de que la Cumbre de la Tierra en Río de Janeiro no lograra abordar el problema de la deforestación. Desde la Cumbre de Río, el mundo ha perdido un 7 % de su masa forestal. Si bien en algunos países de las regiones templadas las tasas de deforestación se han estabilizado, o incluso revertido, la pérdida de masa forestal sigue siendo un reto importante, especialmente en las regiones tropicales donde la influencia del FSC sigue siendo limitada.

«Se necesitan muchas herramientas para prevenir la deforestación en los países con bosques tropicales. Una de estas herramientas es la certificación», explicó Carstensen.

«Actualmente tenemos 20 millones de hectáreas certificadas en los países tropicales productores de madera, y alrededor del 10 % del total de bosques certificados FSC se encuentra en los trópicos. Esto no es ni de lejos suficiente. Pero sí sabemos que esos 20 millones de hectáreas están siendo gestionados de manera ambientalmente adecuada, socialmente beneficiosa y económicamente viable. Tenemos que trabajar para aumentar sustancialmente esos 20 millones de hectáreas».

 Las razones de esta deforestación tuvieron poco que ver con los bosques tropicales. La deforestación tropical fue causada principalmente por la conversión de las selvas para el cultivo del aceite de palma, el pastoreo del ganado, la producción de soja y todo tipo de otras actividades agrícolas. El debilitamiento de la gobernanza y los frecuentes conflictos en muchos países con bosques tropicales también fueron los responsables de la deforestación. Al  principio el establecimiento de plantaciones fue relevante en algunos casos, pero FSC está desarrollando ciertos avances prometedores hacia enfoques más sostenibles, donde la certificación desempeña un papel importante.

Tras 20 años de existencia, el FSC es la certificación más sólida del mundo, en términos de alcance global, de solidez de los criterios de certificación y de cantidad de empresas que participan en el sistema. Hay más de 180 millones de hectáreas certificadas FSC. La organización trabaja con 150 000 pequeños propietarios de todo el mundo, y está trabajando cada vez más con los grupos indígenas que viven en los bosques certificados o en sus alrededores. Recientemente, el FSC formó el Comité Permanente de los Pueblos Indígenas para asegurar que los indígenas puedan expresar su opinión sobre el modo en que se gestionan los bosques.

 La Asamblea General es la máxima entidad de toma de decisiones del FSC, donde los miembros proponen, debaten y votan sobre la política que guía a la organización. Como una democracia dirigida por sus miembros, el FSC es único entre los sistemas de certificación forestal.

 La Asamblea Mundial 2014 de FSC cuenta con el patrocinio de las empresas Ence, Tetra Pak, IKEA y Sig Combibloc, entre otras. Se podrá seguir la actualidad de la Asamblea Mundial de FSC a través de la página web http://ga2014.fsc.org/fsc20, el perfil de Facebook, la cuenta de Twitter (@FSC_Spain) y mediante el hashtag #FSCGA y #FSC20YEARS

Primera norma mundial sobre la Huella de Agua

La Organización Internacional de Normalización (ISO) ha aprobado la primera norma internacional sobre la Huella de Agua, la ISO 14046, que establece los principios, requisitos y directrices para una correcta evaluación de la huella de agua de productos, procesos y organizaciones, a partir del análisis de su ciclo de vida.

El principal objetivo de esta norma es evaluar los impactos ambientales de las actividades de las organizaciones sobre el agua, favoreciendo la mejora en la gestión de este recurso escaso. Está previsto que la norma ISO 14046, que es de carácter certificable por tercera parte independiente, se publique en julio o agosto. La norma, una vez traducida al español por el grupo de trabajo internacional de traducción de ISO, en el que AENOR desempeña la secretaría, será previsiblemente adoptada al catálogo español de normas técnicas.

El documento ha sido aprobado en el plenario del comité técnico internacional sobre Gestión Ambiental ISO/TC 207, tras 4 años de trabajo. En su elaboración, han participado unos 40 expertos de una veintena de países. El comité ISO/TC 207 es el responsable del desarrollo de las principales normas mundiales de gestión ambiental, como la ISO 14001, actualmente en fase de revisión.

Los expertos españoles han participado en la elaboración de esta norma internacional, a través de AENOR, la entidad legalmente responsable del desarrollo de las normas técnicas en España. La Entidad lleva la voz de los expertos españoles a los foros de normalización internacionales en los que se elaboran normas técnicas en los que las organizaciones se juegan su competitividad.

Las normas técnicas contienen las buenas prácticas y el consenso del mercado respecto a la mejor forma de abordar procesos importantes para las organizaciones y para la sociedad en general. Las normas se elaboran con la participación de las partes implicadas en cada caso y son fruto del consenso, estando al alcance de todos.

Esta norma ha suscitado desde un principio gran interés en organizaciones, gobiernos y otras partes implicadas, debido a la creciente demanda de agua a nivel mundial, así como a su progresiva escasez y pérdida de calidad, lo que convierte a la gestión de este recurso en una de las temáticas centrales del Desarrollo Sostenible.

Entre otras ventajas, la huella de agua ayudará a evaluar la magnitud de los posibles impactos ambientales relacionados con el agua a través de distintos indicadores. Además, permitirá identificar las oportunidades de reducir los posibles impactos relacionados con el agua asociados a productos en distintas etapas del ciclo de vida, así como a procesos y organizaciones.

Actualmente, se está trabajando en la norma ISO/TR 14073 que contendrá ejemplos ilustrativos de la aplicación de la norma ISO 14046.

Más info: www.aenor.es  

Ecómetro. Sistema de certificación ambiental. 16 de mayo

taller_ecometro

El Ecómetro es un sistema de valoración medio ambiental para la certificación ecológica de los edificios.El ecómetro utiliza el lenguaje del análisis de ciclo de vida (ACV) para cuantificar los impactos sobre las principales áreas de protección: Recursos, Ecosistemas y Salud humana.

El ecómetro es una herramienta de código abierto para la medición y lectura transversal de la ecología en el proceso de diseño, construcción y uso de los edificios, que cuantifica tanto los impactos sobre la Tierra, como sobre los ecosistemas y la salud humana.

No es un sello verde, no es una medalla, ni es un premio, es simplemente una declaración que comunica los resultados de los impactos para poder actuar.

 Objetivo: Aprender los conceptos en los que se basa el ecómetro.

Durante el curso se desarrollará las nociones básicas del proceso de gestión, metodología y desarrollo de la herramienta denominada Ecometro Vivienda. Actualmente la herramienta está en su versión “alfa”, por lo que el curso está enfocado para la participación en el desarrollo de la herramienta y su conocimiento para posteriormente poder ser técnico en la aplicación de la metodología y una posterior certificación. Esta herramienta ha sido desarrollada por un grupo técnico perteneciente a la Asociación Ecómetro.

 Programa:

Fecha: viernes, 16 de mayo

Horario: 9:45 – 14:00

Duración: 1 día – 4 horas

Contenido:

 Módulo 1. Introducción

  • – ¿Son necesarias las certificaciones?
  • – Mapa de certificaciones internacionales

     

    •  Leed
    • Passivhause
    • Bream
    • Cener
    • Código técnico
    • Mienergy
  • – Open source y software libre

 

Módulo 2. Herramienta de diseño

  • – Desing Thinking
  • – Construcción del equipo
  • – Desarrollo del mapa de aproximación:
  • – Análisis del lugar
  • – Análisis del programa

 

Módulo 3. Análisis de ciclo de vida

  • – Introducción al ACV
  • – Impactos ambientales
  • – Normativa sobre ACV
  • – Fases de un ACV. Metodología.
  • – Bases de datos de ACV

 

Módulo 4. Criterios de evaluación

  • – Los materiales y la bioconstrucción
  • – El diseño bioclimático
  • – Las energías renovables
  • – La gestión del agua
  • – La relación con el entorno

 

Módulo 5. Análisis de resultados

  • – Ficha general
  • – Visualización
  • – Certificación

 

Perfil del alumno

Estudiantes y profesionales de arquitectura, interiorismo,  ingenieros, y ciencias ambientales.

Mínimo  alumnos: 10*

Fecha límite de inscripción: 11 de mayo.

*El curso puede cambiar de fechas o cancelarse si no se llega al mínimo de alumnos establecido.

Duración:  1día – 4 horas.

Lugar:  C/Líria Nº14 Bajo Izq. Valencia

Precio: 70€

Más info: http://www.institutoecohabitar.org/curso/ecometrovlc01/

Jornadas de Bioconstrucción en la Escuela de Arquitectura de Madrid (vídeos)

La asociación Cayrel organizó unas Jornadas de Bioconstrucción en la Escuela de Arquitectura de Madrid, los días 12, 13, 19 y 20 de febrero de 2014. Se habló de la bioconstrucción a partir de la experiencia de los ponentes en este campo. Ponencias muy interesantes entre las que destacamos las de Luis Maldonado, el CIAT, Iñaki Alonso de Ecohabitar, Tienes tierra tienes casa y MQL Arquitectos, Ana Agustí, Julian Salas.

Iñaki Alonso  (Instituto EcoHabitar). «Ecómetro»

 

Ana Agustí (asociación Cayrel): »Introducción a la bioconstrucción»

 

Julián Salas (curso cooperación UPM): »Construyendo con y para los sin vivienda»

 

Asociación Terrachidia: »Aprendiendo de la tradición: la experiencia de Terrachidia en el oasis de M’Hamid»

 

Luis Maldonado: «Técnicas tradicionales de construcción con tierra. Innovación y aplicaciones actuales»

 

Alberto (MQL): «Experiencia en arquitectura bioclimática y bioconstrucción»

 

PEC arquitectura: «Bioconstrucción, de la investigación a la práctica»

 

Fernando Vela: «CIAT – Centro de Investigación de Arquitectura Tradicional»

 

Enlace con Cayrel: http://www.cayrel.com/


La asociación Cayrel es una asociación de alumnos de la Escuela de Arquitectura de Madrid que organiza campos de trabajo desde el verano de 1995. Esta asociación comenzó como un grupo de amigos atraídos por la restauración y la rehabilitación, con ganas de llevar a la práctica los conocimientos teóricos de la carrera. A partir de entonces, Cayrel se ha desarrollado como un espacio donde convivir, colaborar, trabajar en grupo, involucrarse con un proyecto y, sobre todo, divertirse.
Los objetivos de Cayrel (antes Nostra Domus) son conocer, respetar y mantener nuestra cultura y nuestro pasado a través de la Arquitectura. Por este motivo, nuestra labor se centra fundamentalmente en los campos de trabajo, en los que restauramos o rehabilitamos un edificio con valor histórico, artístico o social.
En este proceso realizamos tareas y aprendemos a compartir, a conocer los alrededores de la obra y a vivir con lo esencial. También intentamos entablar amistades, tanto con los integrantes del grupo como con los habitantes del lugar.
En definitiva, se trata de una experiencia total de convivencia que resulta enriquecedora en todos los ámbitos, desde el profesional al personal.