Las metas climáticas son realistas con edificios energéticamente eficientes

Si se pueden alcanzar la metas climáticas globales, depende esencialmente del sector de la construcción. Más de un tercio de todo el consumo de energía a nivel mundial proviene del funcionamiento de los edificios. Al mismo tiempo, ya existen soluciones comprobadas con las cuales éste consumo puede ser reducido en alrededor de un noventa porciento. Cómo ésto se logra, será presentado por expertos de la «International Passive House Association» éste miércoles en el marco de la COP21 en la ciudad de París.

«Las energías renovables son absolutamente esenciales para la protección del clima, sin embargo una mejor eficiencia ofrece incluso aún, un mayor potencial», comenta Dr. Wolfgang Feist, Director del Passive House Institute. Feist construyó hace cerca de 25 años, la primera Casa Pasiva del mundo. Todavía hoy, ésta casa adosada en Darmstadt (Alemania) consume noventa porciento menos energía que un edificio convencional. Y un sinnúmero de otros ejemplos han confirmado la confiabilidad de estos ahorros: Hoy en día existen cientos de miles de edificios con el estándar Casa Pasiva alrededor del mundo.

El principio fundamental detrás del estándar Casa Pasiva es relativamente simple: Las pérdidas de calor son consistentemente evitadas con el fin de reducir el consumo de energía y las consecuentes emisiones de C02 – El principio funciona al contrario en veranos muy calientes y en zonas climáticas cálidas. Debido a la excelente calidad de la envolvente del edificio, la temperatura interior permanece constante de una manera natural. Simultáneamente, un sistema de ventilación con recuperación de energía suministra aire de una óptima calidad.

Cómo el estándar Casa Pasiva contribuye a alcanzar las metas climáticas globales será mostrado en detalle por la «International Passive House Association (iPHA)» en la zona de conferencias «La Galerie» en la COP21 en la ciudad de París. Entre otras cosas, serán presentadas soluciones representativas para nuevos edificios y reacondicionamientos de diferentes partes del mundo, en una lecture session el día 2 de diciembre desde las 16:30 hasta las 17:15 horas. Construcción energéticamente eficiente será un tema clave en la COP21 en París durante «Buildings Day» el día 3 de diciembre. Dentro de este marco, la «Global Alliance for Buildings and Construction» esta planeada para ser lanzada.

Más info: www.passivehouse-international.org

Rehabilitación ecológica pasiva en Mallorca

mallorcaRehabilitación de alta eficiencia energética de una antigua vivienda entre medianeras, siguiendo criterios de bioconstrucción. 

El encargo consistía en devolverle la vida a una antigua casa de piedra entre medianeras situada en el casco antiguo de Santanyí, un pueblo del Plà de Mallorca. Los clientes son una pareja (ella maestra y él pintor) con hijos pequeños que querían mudarse de Madrid a la isla atraídos por el clima, la tranquilidad y la buena vida que ofrece el lugar. Además de vivienda permanente, el programa incluía un estudio de pintura y una eventual sala de exposiciones. La voluntad de los propietarios era hacer los cambios mínimos y necesarios para mejorar la funcionalidad del edificio y aumentar la flexibilidad de uso de algunos espacios auxiliares, permitiendo obtener diferentes grados de privacidad abriendo o cerrando la casa al exterior según las necesidades. La segunda prioridad era invertir en sistemas pasivos de climatización e intentar alcanzar el máximo de eficiencia energética posible utilizando técnicas y materiales de bioconstrucción.

Nuevo proyecto de casa pasiva en el que interviene Biohaus

biohaus
El 11 de julio pasado, se iniciaron las obras del montaje de la estructura y aislamiento de la 4ª Casa Pasiva en la que interviene BIOHAUS con sus materiales.

La edificación se ubica en la llanada alavesa, en su población Trokóniz. Se trata de una vivienda unifamiliar que recibe el nombre SBAY-HOUSE y que va a ser construida bajo los criterios del Instituto Alemán Passivhaus.

Con esta, son ya cuatro las intervenciones de BIOHAUS en este tipo de edificios de consumo de energía casi nulo, tras las tres anteriores: Casa Arias en el valle del Roncal (Navarra), Entreencinas en Villanueva de Pría (Asturias), ambas ya certificadas por el Instituto alemán y, la tercera Casa Arkarats en Azkona (Navarra) en proceso de certificación.

La participación de BIOHAUS ha estado enfocada a:

  • la estructura, con sistemas constructivos con madera, ya sea con el sistema de entramado ligero (Casa Arias y Arkarats) o con el de madera maciza contalaminada (BSP o CLT).
  • el aislamiento, con diferentes productos; desde la fibra de madera de GUTEX, tanto para cubiertas como para fachadas, la celulosa a granel BIOCELL, o el corcho de AMORIM.
  • el control de estanqueidad con las  láminas y sistemas de Pro clima.
  • las ventanas de alto rendimiento de GAULHOFER.

Este estándar de construcción pasivo ha sido el elegido por la CE para su norma a aplicar en toda la construcción europea a partir del 2020, donde se han fijado los objetivos de reducción de emisiones de CO2 del 20% con relación a los correspondientes al Protocolo de Kioto.

Aplicar la tecnología existente a día de hoy en el sector de la construcción es un reto difícil, pero absolutamente necesario, dado que este representa más de un tercio de las emisiones de CO2. Los otros dos tercios, correspondientes a la Industria y la Automoción vienen, desde ya hace mucho tiempo, implementando todos los avances que la tecnología actual pone a su disposición.

Hoy en día nadie se extraña, a la hora de comprar un electrodoméstico o un coche, que estos se nos presenten con unos indicativos de consumo y contaminación, sin embargo, muy poca gente tiene conocimiento de lo que representa su vivienda como elemento contaminante.

Esperamos que esto se vea corregido con la entrada en vigor de la Certificación Energética de Edificios (CEE) de obligado cumplimiento.

La labor que tanto las instituciones públicas como la de todos los implicados en esta área de responsabilidad social, va a ser dura y difícil pero la necesidad obliga y manda.

Casa pasiva bio Entreencinas

bioconstruccion y pasivhausSe trata de una casa pasiva construida según criterios de bioconstrucción, resultado de la búsqueda de una vivienda autosuficiente en cuyo diseño se integran, por un lado, los conceptos de eficiencia energética del estándar Passivhaus y la arquitectura bioclimática, que garantizan un edificio de consumo de energía casi nulo, y por otro, los principios de bioconstrucción, que exigen el uso de materiales y sistemas constructivos de bajo impacto ambiental.

La casa se ubica en los alrededores de Villanueva de Pría, en el concejo de Llanes (Asturias) y forma parte de un proyecto que incluye otras 3 viviendas unifamiliares. El hecho de ser un proyecto a la vez individual y colectivo obliga a considerar dos etapas claramente diferenciadas en su desarrollo: en la primera se trabaja en el conjunto de las parcelas para, a continuación, estudiar en detalle cada vivienda. Por ello, comenzamos estudiando el clima y la topografía, para así poder cumplir las premisas fundamentales de la propuesta: respetar la escala del entorno e integrar las viviendas en el paisaje, y buscar el máximo aprovechamiento de los recursos naturales del clima y con ello un menor consumo energético. Los resultados, necesariamente muy resumidos y generales, se describen a continuación.

Puente Fráncfort / Vitoria-Gasteiz / Fráncfort – escuelas pasivas – un sueño hecho realidad

Como parte del Ciclo de casas pasivas y en el marco de Vitoria-Gasteiz Capital Verde Europea 2012, se ha celebrado el pasado jueves día 21 en el Palacio de Congresos Europa de Vitoria Gasteiz la presentación de la exposición sobre escuelas pasivas. Se presentaron ejemplos de escuelas y parvularios de alta calidad arquitectónica, todos construidos según el estándar Passivhaus en la ciudad de Frankfurt, considerada como capital mundial de este estándar.

ENERGIEHAUS y ARKE arquitectos, con la colaboración del Ayuntamiento, la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP) y la delegación de Álava del Colegio de Arquitectos (COAVN) presentaron el pasado jueves, día 21 ante el publico la exposición sobre escuelas pasivas en Frankfurt.

Desde hace cinco años, el ayuntamiento de Fráncfort ha establecido el estándar Passivhaus como referencia para las obras públicas de la ciudad. Este estándar se considera como sello más riguroso a nivel internacional de edificios de consumo casi nulo.

En los últimos 10 años se han creado más de 800 viviendas de obra nueva y de rehabilitación, y una veintena de escuelas siguiendo el modelo de edificación pasiva.

Mientras que en otros lugares aún ponen reparos, los ciudadanos de Frankfurt siguen el lema: “el que no construya hoy casas pasivas, que luego no busque culpables…”, y que, dentro de pocos años, asuma el disgusto que se le avecina en vista de la evolución al alza del precio de la energía.” (Extracto de un artículo de Dr. Werner Neumann, Agencia de Energía de Frankfurt).

Javier Crespo, presidente de la Plataforma PEP, comenta: “Esta exposición sobre EDIFICIOS EDUCATIVOS en Fráncfort pretende poner de manifiesto la posibilidad de que los edificios que vayan a ser ocupados por personas, niños principalmente, muy sensibles a la calidad del aire interior, sean construidos de acuerdo al estándar Passivhaus».

Micheel Wassouf, director de ENERGIEHAUS, consultoría especializada en edificios pasivos, afirma que “gracias a la relación estrecha con la ciudad de Fráncfort a través de los viajes Passivhaus que organiza su empresa anualmente, se han establecido contactos con el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz para seguir un intercambio estrecho entre los políticos de ambos ciudades.”

Un detalle de la exposición sobre escuelas pasivas en Fráncfort

Una de las próximas actividades del CICLO de CASAS PASIVAS en VITORIA-GASTEIZ será el viaje Passivhaus en octubre que ofrecerá la posibilidad de visitar en directo algunas de las obras presentadas en la exposición.

Fuente: www.energiehaus.es

El 97,5% del hielo resistió al calor de verano en la Apuesta del Cubo de Hielo en Vitoria-Gasteiz, Green Capital 2012

El equipo de la Apuesta del cubo de Hielo, Vitoria-Gasteiz. Fuente: Departamento de prensa, Ayuntamiento de Vitoria

Más de 500 ciudadanos apostaron en la Apuesta del Cubo de Hielo que finalizó el pasado jueves, día 21 de junio, con un resultado relevador después de haber estado expuestos 1000 litros helados durante una semana al sol en una caja superaislada siguiendo las normas del estándar Passivhaus para el aislamiento de edificios.

Por tercera vez Energiehaus, la consultoría especializada en el desarrollo de edificios de bajo consumo energético, organizó una Apuesta del Cubo de hielo, este año para el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz como actividad programada en la Semana de la Energía Sostenible en Vitoria- Gasteiz. Con los colaboradores ARKE arquitectos de Vitoria, la Plataforma de Edificación Passivhaus (PEP), la delegación de Álava del Colegio de Arquitectos (COAVN) y Farhaus celebraron el pasado jueves, día 21 de junio la clausura de la Apuesta del Cubo de Hielo en la Plaza General Loma de Vitoria. Después de haber estado expuesto durante una semana al sol, el cubo de hielo fue desmantelado de la caja superaislada que le protegía durante este tiempo.

Los espectadores del evento quedaron impresionados por el excelente estado en el que se hallaba el cubo de hielo, aparentemente indiferente al calor que había hecho en Vitoria desde el 15 al 21 de junio. Solo se habían convertido en agua líquida 25 litros de los 1000 litros, por lo que un 97,5 por ciento del hielo se había conservado en estado sólido. La temperatura en el interior de la caja se había mantenido en 0,2° durante toda la semana, cuando en el exterior las temperaturas alcanzaron hasta 28,5°1. Con este espectacular resultado ha quedado demostrada la alta eficiencia del aislamiento térmico y de la alta hermeticidad al aire que caracteriza la construcción según los estándares PASSIVHAUS utilizada para esta apuesta. Una construcción de este tipo puede contribuir a que las estancias en nuestros edificios no sólo permanezcan caldeadas en invierno, sino que también se puedan mantener frescas en verano, sin tener que recurrir a la instalación de aire acondicionado, y así contribuir al ahorro de energía eléctrica y de emisiones de CO2, gas responsable del cambio climático.

El destape del Cubo de Hielo, fuente: Jokin Martinez

La caja protectora se caracteriza por contar con un altísimo grado de aislamiento térmico, de hasta 30 centímetros de espesor, en el que se han utilizando materiales suministradas por la empresa patrocinadora del evento: Sto Ibérica. La caja ha sido construida por la empresa Farhaus, según los requerimientos del estándar de construcción PASSIVHAUS.

A los asistentes del evento se les invitó a apostar por la cantidad de hielo intacto que quedaría al finalizar el experimento, después de haber estado expuesto a la intemperie durante una semana en el mes de junio. El proyecto logró que 523 ciudadanos participasen en esta apuesta. Una vecina de Vitoria acertó la cantidad exacta del hielo derretido, y ganó el premio de un fin de semana para 2 personas en una casa rural en Álava. La mayoría de los ciudadanos apostaron que de los 1000 litros helados, un mínimo de 900 permanecería en este estado, gracias a la caja construida según el estándar de bajo consumo energético Passivhaus.

Esta iniciativa también formó parte del Ciclo Casas Pasivas cuyo objetivo es dar a conocer a los ciudadanos las posibilidades del ahorro energético en la construcción dentro del marco del Capital Verde Europea 2012. Durante el verano de 2011 Energiehaus organizó en Barcelona dos apuestas del Cubo de Hielo con mucho éxito. “El mensaje del ahorro energético llega a un público muy amplio”, comenta Micheel Wassouf, director de ENERGIEHAUS, añadiendo que ya tienen otras ciudades interesadas en seguir con la carera de las apuestas.

Fuente: www.energiehaus.es