El SNE promueve un curso de formación sobre bioconstrucción, que alzará un centro educativo y de turismo en Zubiri

El Servicio Navarro de Empleo (SNE) ha abierto el plazo de inscripción en un nuevo curso de formación para el empleo sobre bioconstrucción. La acción formativa se ejecutará con la metodología de “aprender haciendo” y permitirá alzar en Zubiri el edificio principal de un centro educativo y de turismo activo que dos jóvenes emprendedores de 28 años van a poner en marcha en el Valle de Esteribar.

La formación tendrá una duración de 482 horas y será impartida por profesorado de referencia estatal. Con 20 plazas disponibles, se desarrollará entre el 1 de junio y el 9 de septiembre. El curso está especialmente dirigido a personas preferentemente desempleadas con experiencia en el sector de la construcción.

El objetivo es que el alumnado adquiera los conocimientos necesarios para construir un edificio completo, desde los cimientos hasta el tejado, aplicando los principios de la bioconstrucción. El próximo 16 de mayo está prevista una charla informativa para las personas interesadas.

Ambas iniciativas, el curso y el proyecto ‘Agotzenea’, han sido presentadas este miércoles en rueda de prensa en Zubiri por Paz Fernández, directora gerente del SNE; los emprendedores Urtzi Arrieta y Ander Magallón; Ibon Mimentza, director gerente de Cederna Garalur; y el arquitecto Iñaki Urkia.

La directora gerente del SNE ha puesto en valor cómo el trabajo en red del sistema de empleo de Navarra (SNE y Cederna Garalur) ha permitido “impulsar y apoyar una iniciativa que no solo tendrá impacto económico en la zona, sino que también aspira a sensibilizar y a formar sobre bioconstrucción y sostenibilidad”.

‘Agotzenea’ es un proyecto de autoempleo impulsado por dos emprendedores de Zubiri, Urtzi Arrieta (educador social de formación) y Ander Magallón (delineante), que han constituido, Mikrokooperativa Etxeko, cuyo objetivo es construir en el Pirineo navarro un espacio de referencia en bioconstrucción, ecologismo y sostenibilidad para ofrecer una “experiencia única” a nivel educativo a través de cursos y talleres sobre bioconstrucción, agricultura orgánica y silvicultura (cuidado y explotación de bosques), respondiendo a la creciente demanda en formación de este tipo.

De manera complementaria, sus responsables han previsto ofrecer actividades de ocio y turísticas, así como de investigación y divulgación. Tiene previsto abrir su escuela-taller-alojamiento en primavera de 2019.

La bioconstrucción se basa en el uso de materiales de origen natural y local, como piedra, madera, cal, paja y adobe, de tal forma que alguna de las partes del edificio puede contener materiales vivos. En 2017, el SNE ya promovió el primer curso sobre esta modalidad constructiva impartido en España, construyendo un edificio en forma de caracol en Lizaso. Se trataba del primer curso de bioconstrucción en el marco del Sistema de Formación Profesional para el Empleo.

Referencia en sostenibilidad

En concreto, ‘Agotzenea’ estará ubicado en kilómetro 1 de la carretera a Leranotz, en término municipal de Zubiri, bajo el monte Murelu.

La estancia tiene en proyecto un espacio central del servicios, otro diáfano para las prácticas de talleres y otros usos, una huerta educativa y productiva, un espacio para animales domésticos y para gestión de residuos, un parque de energías renovables, un parking y seis casetas de entre 20 y 30m2 que posibilitarán el alojamiento en un entorno natural de bosque. Todo ello, hecho con materiales naturales y técnicas respetuosas con el medio ambiente.

Culminado el proyecto, Agotzenea dispondrá de tres parcelas situadas en Esteribar que en su totalidad ocuparán una superficie de 27.000 metros cuadrados de los cuales 11.098,74 metros cuadrados son pasto y 15.880,27 metros cuadrados son forestal. Arrieta y Magallón, ofrecerán también la posibilidad de gestionar visitas con escolares u otros grupos de interés, así como la opción de alquiler íntegramente el espacio para la realización de jornadas, conferencias o convenciones.

Jornada de Arquitectura ecológica y salud

En esta jornada se presenta un repaso por los diferentes aspectos relacionados con la bioconstrucción, el hábitat saludable y los nuevos modelos colaborativos de viviendas. Las y los participantes de estas jornadas son especialistas y profesionales de reconocido prestigio y comprometidos con una arquitectura y una construcción respetuosa con el planeta.

10.30 h
Presentación de la Jornada. 
Toni Marín y Sonia Hdez-Montaño

11.00 a 11.45 h
Ejemplos de obras de bioconstrucción. Sonia Hdez-Montaño Bou. Arquitecta, de Arquitectura Sana.

11.45 a 12.30 h
Naturaleza y arquitectura. Toni Solanas. Arquitecto, miembro de BaM.

12.30 a 13.15 h
Claves para vivir en una casa sana. Elisabet Silvestre. Bióloga, experta en biohabitabilitad, autora de “Vivir sin tóxicos”.

13.15 a 14.30 h
Cohousing, covivienda, vivienda colaborativa. Dinamiza Toni Marín. Participan: Toni Solanas de la Cooperativa La Pera, Representant de Sostre Cívic, Representant de La Borda, Lis Figueres y Esther Zamora de La Xarxaire, Cooperativa d’habitatges de la Barceloneta, Analía González de Bioconstruimos Barcelona.

14.45 h
Descanso

15.30 a 16.30 h
Bioconstrucción en tu casa. Apostamos por el confort y la salud. Núria Valldeneu. Arquitecta, de Projecte ArBRe.

16.30 a 17.30 h
Dispositivos Electrónicos: móvil, wifi, antenas de telefonía… ¿cómo son las ondas que emiten? Carlos Sentmenat y Teresa Monleón de BIOHABITA!

17.30 a 18.30 h
Colaboración y bioconstrucción. Victoria Merchan y Bernat Brell. Arquitectos de BaM.

18.30 a 19.30 h
Experiencias de una persona electrosensible en espacios saludables. Nuria Giménez. Arquitecta Técnica.


Para asistir es conveniente realizar inscripción previa, aforo limitado, dirigirse a: gestión@ecohabitar.org. Asunto: Inscripción Jornada Arquitectura Ecológica y Salud.

Para obtener Certificado de Asistencia del Instituto Ecohabitar, por mail: 6 € donación. En este caso la entrada a la feria es gratuita.
Enviar datos personales a: gestión@ecohabitar.org.

Organiza

Patrocina

Colaboran

Cooperativa La Pera

Jornades de Permacultura i Educació Renaturalització d’espais educatius

Construyendo en RED. Biocultura Barcelona

Bioconstrucción, arquitectura para frenar el cambio climático

Alguien dijo, alguna vez, que la construcción del futuro sería bio. De alguna manera estamos asistiendo a esta confluencia en la que desde el sector convencional se implementan, cada vez más, los conceptos que la bioconstrucción viene contemplando desde sus inicios; gracias a la inquietud y la iniciativa de personas sensibles a los problemas medioambientales que sufre este planeta, que nos ha llevado a que se desarrolle una forma distinta de edificar, con unos principios éticos y de respeto al entorno que se habían perdido desde la revolución industrial.

Asistimos a esta nueva realidad en la que estos valores que promueve la bioconstrucción empiezan a no ser extraños para buena parte de la población; surgen nuevas empresas y profesionales que se comprometen a fabricar, comercializar y diseñar edificios eficientes, con una mínima huella ecológica y saludables. Read more

Encuentro de bioconstrucción de profesionales EBP2018

Es significativo que estemos ante un sector, la bioconstrucción, concebido e impulsado desde abajo hacia arriba, desde el esfuerzo personal de la gente de la calle y de las iniciativas de valientes emprendedores. El impulso, las pautas, los requisitos, las necesidades, los estándares y las innovaciones han salido desde esta energía, enfrentándose, muchas veces a unas administraciones conservadoras, reacias a evolucionar y flagrantemente conchabadas  con los dictados de los mercados, de las grandes corporaciones y del pensamiento único.

Han sido años de fallo/acierto, de pruebas y experimentos, de búsqueda en lo más profundo de la construcción tradicional y vernácula, materiales olvidados, ideas geniales y prácticas de personas que han sabido ver aquello que cumplía una de las premisas más importantes: respetar nuestro entorno y dejar este planeta lo mejor posible a las futuras generaciones a la hora de crear hábitats dignos para las personas. Que la construcción consuma más del 40% de la energía del planeta y que esos edificios perjudiquen la salud de las personas que los habitan, es algo insostenible y que debemos cambiar.

Ahora tenemos el reto de rediseñar lo que será la bioconstrucción del futuro y hay preguntas importantes que tenemos que hacernos para crear esta hoja de ruta: ¿Cómo preservar el espíritu intangible de autenticidad y de compromiso con la ecología, que ha dirigido hasta ahora este sector? ¿Confluirán en algún momento la arquitectura convencional y la bioarquitectura? ¿Seremos fagocitados por el capitalismo y el pensamiento único? ¿Realmente la sociedad se encamina hacia una nueva conciencia, un mayor control al consumo o a todo aquello que deteriora nuestro entorno?

Es evidente que las normas, las leyes y la conciencia de la sociedad han evolucionado. El cómo se edifica hoy en día, no tiene nada que ver a cómo se hacía hace 20 años en pleno boom inmobiliario. ¿Qué pasará dentro de otros 20 años?

Objetivo del encuentro

  • Plantear la situación del sector de la bioconstrucción y analizar su crecimiento
  • Definir el posicionamiento de la bioconstrucción ante los retos actuales (objetivos 2020, etc)
  • Identificar el potencial de la Bioconstrucción para contribuir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS de ONU)

Metodología

Para conseguir estos objetivos, trabajaremos con herramientas y técnicas facilitación e indagación grupal.

Algunas pautas a seguir

  • Alcanzar acuerdos consensuados
  • Diseñar una hoja de ruta para asumir los acuerdos.
  • Reflexionar hacia dónde va la bioconstrucción.
  • Confluencias con la arquitectura convencional.
  • El compromiso de la bioconstrucción contra el cambio climático.
  • Crear una estructura de conexión en el sector.
  • Ratificar los criterios de bioconstrucción.
  • Asumir los parámetros de medición del IEB.

Los sectores de bioconstrucción con los que consideramos importante contar en este primer Encuentro

  • Materiales
  • Arquitectura
  • Ingeniería
  • Bioconstrucción
  • Medio ambiente
  • Biología del hábitat
  • Gestión del agua
  • Gestión de la energía
  • Certificación

Grupos de trabajo (provisional)

  • Mitigación y adaptación al cambio climático
  • Eficiencia de los recursos
  • Ética profesional
  • Normativa, certificación
  • Ciclo de vida, Huella ecológica.
  • Paisaje y territorio
  • Salud y hábitat
  • Formación, empleo

    Lugar: se celebrará en Artieda, Navarra.


    Fecha: 14 a 16 de junio.
    Alojamiento y comidas en el mismo lugar: Proyecto Arterra Bizimodu. En Artieda, Navarra.

    Precio inscripción: 120 €. Alojamiento y dieta: 76 €. Para familias que asistan al Encuentro se cuenta con precios especiales (consultar).

    Inscripción: gestion@ecohabitar.org T 948 577 384


    Profesionales participantes (por orden de inscripción)

Profesional Empresa Sector Tel Web Población
Joaquín Edo Socyr impermeabilización y aislamiento 962 712 423 socyr@socyr.com Valencia
Iñaki Alonso Echeverria Satt Ecoarquitectura 914 094 633 http://satt.es/ Madrid
Manuel Rodríguez Construcciones Maroba Construcción 941 446 109 https://www.marobasl.es/ La Rioja
María Figols Instituto Español de Baubiologie Formación 974 341 243 https://www.marobasl.es/ Huesca
Ismael Caballero Ismana Ingeniería 918 911 864 http://ismana.es/ Madrid
Juan Abia Espacio Eco Materiales 678 125 876 http://espacioeco.es/  Madrid

 

Jornada de arquitectura ecológica y salud

Sábado 3 de marzo

En esta jornada se presenta un repaso por los diferentes aspectos relacionados con la bioconstrucción, el hábitat saludable y la movilidad urbana. Las y los participantes de estas jornadas son especialistas y profesionales de reconocido prestigio y comprometidos con una arquitectura y una construcción respetuosa con el planeta.

10.15 h. Presentación de la Jornada

10.30 h. Bioconstrucción, construir respetando la salud y el medio ambiente. Juan Bello Llorente. Profesor de formación profesional en Edificación y Obra Civil. Arquitecto técnico, colaborador de la revista EcoHabitar.

11.15 h. Construcción con paja

Carolina Martínez García. Arquitecta Técnica especializada en bioconstrucción.

12 h. Utilización de la tierra en la bioconstrucción. Guido Alfonso Tomasini. Bioconstructor. 

12.45 h. Construcción sostenible con madera. María Portela Barral. Investigadora de la USC plataforma de ingeniería de la madera estructural. Ingeniera de montes.

13.30 h. Movilidad sostenible en bicicleta. Francisco García Campo. Especialista en movilidad urbana en bicicleta.

14.15 h. Formación para la bioconstrucción: colaboración Portugal – Galicia. Carlos Miranda, Ingeniero Civil. Luis Ferreira, Arquitecto. Tecnicos superiores do CICCOPN – Centro de Formação Profissional da Indústria da Construção Civil e Obras Públicas do Norte. 

15 h. Cocinas y hornos solares en la escuela y en la casa. Juan Bello Llorente. Profesor de formación profesional en Edificación y Obra Civil. Arquitecto técnico.


Inscripción previa, aforo limitado, dirigirse a: gestión@ecohabitar.org. Asunto: Inscripción Jornada Arquitectura Ecológica y Salud.

Para obtener Certificado de Asistencia del Instituto Ecohabitar, por mail: 6 € donación. En este caso la entrada a la feria es gratuita.
Enviar datos personales a:  gestión@ecohabitar.org.

 

El diseño de la bioconstrucción del futuro

Es significativo, y está en el conocimiento de todas, que estamos ante un sector, la bioconstrucción, concebido e impulsado desde la base, desde el esfuerzo personal de la gente de la calle. El impulso, las pautas, los requisitos, las necesidades, los estándares y las innovaciones han salido desde esa energía, enfrentándose, muchas veces, a unas administraciones reacias a evolucionar y casadas con los dictados de los mercados y del pensamiento único. Read more

Acuerdo entre INTI y CAPC para fomentar la Bioconstrucción

La gestación de políticas públicas participativas es un desafío al que INTI, a través del sector Tecnologías Sustentables, se abocó desde su origen. En este sentido, el Colegio de Arquitectos de la Provincia de Córdoba (CAPC) se convirtió en un socio fundamental, relación que quedó plasmada en la reciente firma de un convenio para ratificar el modo de trabajo e impulsar las diversas iniciativas vinculadas a la bioconstrucción.

El documento establece cuatro líneas de trabajo concretas y simultáneas: la confección de un Manual de Bioarquitectura, un ciclo de formación para la producción del hábitat con sustentabilidad, la aplicación de sistemas de saneamiento ecológico descentralizado y un ciclo de desarrollo de conocimientos sobre energía solar térmica.

El manual incluirá, entre otros contenidos, la información sistematizada del Proyecto SUME –iniciativa interinstitucional y participativa para la construcción de un edificio con tecnologías naturales en INTI-Córdoba, el primer edificio institucional con estas características-, abarcando tanto las técnicas y materiales utilizados como la gestión asociada y planificación participativa. El objetivo es poner a disposición de la sociedad los conocimientos disponibles sobre la temática, con el aval y experticia técnica del INTI y el CAPC.

El ciclo de formación busca constituir un espacio de intercambio y creación entre todos los actores involucrados –públicos, privados, académicos, productivos y sociales– para la promoción de políticas públicas participativas en relación a un hábitat con una mirada sustentable, para lo cual es imprescindible formar actores locales, descentralizando el conocimiento. Por otro lado, el ciclo de desarrollo de conocimientos de energía solar térmica busca desarrollar las capacidades productivas en esa área cuya importancia es cada vez mayor, contribuyendo al desarrollo de la industria local y su consecuente oferta de bienes y servicios integrados, así como también la elección de las tecnologías más apropiadas para cada contexto.

El saneamiento sustentable, que es además otra de las líneas de trabajo de Tecnologías Sustentables, estará presente en este proyecto a través de la gestación de un espacio que desarrolle el saneamiento descentralizado -tecnología ya adoptada en varios hogares de la provincia-, y permita facilitar el acceso a sectores más amplios de la población a través de la transferencia tecnológica, capacitaciones, seguimiento institucional y apoyo a la producción local.

Proyecto SUME: Una iniciativa en crecimiento

El proyecto del Salón de Usos Múltiples Experimentales (SUME) consiste en la construcción conjunta de un edificio público funcional con materiales naturales regionales, cuyo desempeño será medido para incorporar información técnica al marco normativo nacional y nutrir el citado manual de Bioarquitectura. Este módulo, instalado en el centro de la ciudad de Córdoba, contempla un salón de capacitaciones y exposiciones; un comedor para los trabajadores del INTI; y un espacio demostrativo y pedagógico que visibilice tecnologías a alumnos de escuelas técnicas y universidades así como a profesionales y visitantes en general.

Esta iniciativa busca impulsar una alternativa tecnológica frente al cambio climático, la crisis energética y el acceso a la vivienda, problemáticas a las cuales se busca atender a través de la promoción de hábitats sustentables. De esta manera, la resolución de necesidades concretas se enmarca un proyecto de características innovadoras y de alto impacto territorial que busca impulsar la cadena forestoindustrial y formalizar la bioconstrucción en la zona centro del país.

Creciente interés por la construcción en madera en España

Tras la crisis económica de los últimos años, la construcción va recuperándose, siendo la construcción en madera la que más ha crecido y está creciendo en los últimos tiempos, tanto la construcción de viviendas como de edificios para cualquier tipo de uso. También han aumentado las remontas y las edificaciones verticales. La madera, como material natural, renovable y reutilizable, es uno de los protagonistas de la economía circular. 

Las edificaciones pasivas reducen las emisiones de carbono; son más eficientes en el consumo de energía; dependen muy poco de la red eléctrica; contribuyen a aumentar la concienciación ambiental y suponen un gran ahorro económico (entre un 75% y un 90% menos que una vivienda tradicional). Poco a poco este tipo de construcciones se van implementado. En la actualidad España está copiando los modelos de Europa de hace 40 años. La sociedad de hoy es cada vez más consciente de que hay que cuidar el medio ambiente.

Esta empresa está especializada en construcción industrializada de edificios de consumo energético nulo o casi nulo, con criterios de arquitectura bioclimática, pasiva y de máxima eficiencia energética, obligatorios para la edificación pública a finales de este mismo año.

Durante 2017 la compañía de edificación sostenible ha realizado numerosos proyectos, entre los que destacan la finalización de 2.000 m² de fachadas del Centro de Medicina Comparativa y Bioimagen de la Fundación Institut d’Investigació en Ciències de la Salut Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), el montaje en tan solo tres semanas de los 1.000 m² de estructura y envolvente del renovado Hotel-Balneario de Yémeda (Cuenca) o la certificación de su primera vivienda Passivhaus en Barcelona.

En la actualidad ARQUIMA cuenta con 25 proyectos en marcha, tanto de viviendas unifamiliares y plurifamiliares como de edificios de equipamientos públicos y privados.

El equipo de ARQUIMA, liderado por José Antonio González, está convencido de que “así como el acero fue el material del siglo XIX y el hormigón el material del siglo XX, la madera será el material del siglo XXI”.

ARQUIMA ofrece una alternativa respetuosa con el medio ambiente, con la salud de las personas y energéticamente eficiente para reducir el exceso de emisiones de CO2 en el planeta. El tipo de madera utilizado por ARQUIMA para la envolvente de los edificios es el abeto KVH certificado. ARQUIMA sólo utiliza materiales con una mínima huella de carbono, como la madera de bosques gestionados de manera sostenible y certificados con sellos PEFC (Programme for endorsement of Forest Certification Schemes) y FSC® (Forest Stewardship Council).

Las envolventes de los edificios se realizan completamente en la fábrica de ARQUIMA y se transportan los módulos en 2D en camiones hasta el lugar del montaje, donde, con la ayuda de una grúa se monta de manera rápida y limpia. Como las paredes llevan ya integradas las carpinterías exteriores y el revestimiento de fachada, el montaje es muy rápido y además la obra no necesita andamios y apenas genera residuos.

Este tipo de edificaciones aportan más rapidez de ejecución, más confort térmico y más calidad del aire interior. El coste económico constructivo puede ser ligeramente superior al de la construcción tradicional, pero se amortiza en pocos años ya que su ahorro energético es de hasta un 90% respecto a las construcciones tradicionales. El plazo de ejecución puede llegar a reducir en un 50% el plazo de una obra tradicional, y esto, en sectores como el hotelero o el de los promotores inmobiliarios, puede generar muchos beneficios.

Para más información:  www.arquima.net

Timber frame, sistema tradicional de entramado pesado de madera

 

“Timber frame, post & beam, oak framing” son las mismas denominaciones para un sistema de construcción tradicional de entramado pesado de madera. No hay que confundirlo con el entramado ligero, que en algunos países, también lleva el nombre timber frame.

Es un sistema integral de carpintería para construir estructuras y edificios de madera maciza, sin usar un solo clavo ni refuerzo de acero, 100% madera. Es la suma de un conjunto de uniones, ensamblajes y técnicas, desde una sencilla caja espiga hasta una compleja unión de 5 piezas, donde hay que tener en cuenta las fuerzas de compresión y tensión de la estructura.

Tras casi 2000 años de historia aún sigue desarrollándose

Como sistema es completo, y muestra precedentes de cómo construir con madera muy superiores a los métodos modernos que utilizamos hoy en día.

Utilizando maderas macizas como el roble, abeto Douglas, pino o castaño, con este sistema se puede realizar todo tipo de estructuras. La fuerza y la clave no sólo reside en las vigas y sus dimensiones, sino también en el conjunto de piezas, encajes y medidas realizadas por el carpintero para asegurar una estructura sólida e integral.

El conjunto forma una estructura de madera maciza que queda vista desde el interior y, a veces, desde el  exterior del edificio. Las maderas y las uniones están a la vista y son parte de la estética del edificio, normalmente se tratan con aceites naturales y ceras o, simplemente se deja sin tratar, en su forma natural; las vigas representan una gran obra de arte estructural.

Las técnicas que se usan para construir un “timber frame” prácticamente no han cambiado en muchos siglos, son sistemas de “layout” (trasposición) que siguen los mismos principios y reglas de construcción, la diferencia es que hoy hay máquinas eléctricas portátiles que facilitan una fabricación más rápida.

Cada madera se comporta de forma distinta, el diseñador y el carpintero tienen que ajustar sus técnicas y las uniones a la materia prima empleada, no sólo para dimensionar las vigas en relación a las fuerzas y cargas del edificio, sino también las uniones individuales y adecuar los cambios.

Históricamente utilizaban madera seca y madera verde, maderas con un nivel de humedad muy por encima del 20%. Actualmente, en Inglaterra, el sistema está basado casi exclusivamente en roble verde, sólo se utilizan piezas secas para fines específicos, donde el movimiento debe ser el mínimo o cuando las piezas son más finas y suelen moverse más. En EE.UU., y en otros países europeos, usan una combinación de las dos, depende de la estructura que estén trabajando. Se pueden conseguir vigas de grandes dimensiones, secadas en hornos al vacío, aunque lo más común es utilizar vigas en verde. En el caso de la madera verde, el carpintero y el diseñador tienen en cuenta las dilataciones previstas y toman medidas para mantener la fuerza de cada unión.

Lo más ecológico y natural es utilizar vigas verdes; los hornos de vapor para secar la madera usan grandes cantidades de energía, aun en este caso, resulta una opción sostenible y ecológica, puesto que estas estructuras durarán cientos de años.

Sistemas y métodos de timber framing

Hay varios sistemas, a veces se emplea una combinación de ellos en el mismo edificio. Cada sistema se ha desarrollado en una parte del mundo que, con el tiempo se han unido y fusionado.

Scribe rule

Es el sistema más antiguo, representa una estética natural. Consiste en organizar las vigas en forma de portones, armazones, o secciones de la casa, p.ej.: una pared. Se colocan unas sobre otras, se nivelan, se aploman y se marcan las intersecciones. Así se pueden incorporar vigas de cualquier tipo, curvadas o torcidas.

Lofting

También uno de los sistemas más antiguos y que hoy seguimos utilizando. El carpintero dibuja a escala real, en el suelo totalmente nivelado, la forma del armazón o sección que está fabricando. Después coloca cada viga sobre el dibujo, apoyándolas en bloques, unas sobre otras. Como en el scribing, se aploman las intersecciones y posiciones de cada viga para marcar cada unión. Se tiene en cuenta las imperfecciones de cada viga, el carpintero copia “scribes” el perfil de cada viga, con o sin imperfecciones, en la cara de la otra viga para realizar uniones exactas y naturales. Las maderas pueden ser irregulares, sin cepillar y con su propia forma.

Una estructura de roble en verde, estilo Ingles, fabricado a mano.

Square rule

Desarrollado en EE.UU., las vigas están organizadas en líneas de vigas comunes, es un sistema de producción, donde se fabrican todas las piezas a la vez, basado en la estandarización de las mismas. Es un sistema desarrollado en Nueva Inglaterra, que se puede utilizar en espacios pequeños y en interiores. Lo más probable es que existía un recurso de vigas más perfectas y más rectas de las disponibles en Europa.

El carpintero asume que, dentro de cada viga irregular hay una viga perfectamente escuadrada. En cada intersección entre viga y viga, en los puntos donde habrá uniones, se cepillan las vigas hasta llegar a una dimensión estándar. P.ej., entre las que se van a utilizar, de dimensiones aproximadas de 20×20 cm, existe una perfecta (y menor) de 19×19 cm. Así se pueden preparar todas las vigas en serie, aunque no se disponga de todo el material para la estructura. Es un proceso de medidas y cálculos donde el carpintero trabaja con sus dimensiones estándares.

Mill rule (una ramificación de square rule)

Este sistema es el más común en EE.UU., entre otros países. Las vigas generalmente llegan bien cepilladas a cuatro caras desde los aserraderos y las imperfecciones son mínimas; se analiza cada viga para ver si está a escuadra, repasando y cepillando cada punto de unión a mano para que quede perfectamente a escuadra. No se utiliza la estandarización y no hace falta cepillar todos los encuentros a una dimensión fija y uniforme, como en square rule.

Después, utilizamos un sistema de “layout”, marcamos las uniones y realizamos las piezas trabajando en milímetros como si fuera ebanistería, utilizando líneas de tinta y otros trucos que nos permiten incorporar vigas torcidas y curvadas.

Edificaciones enteras, pueden tener cientos de uniones y toritos de madera, asegurando cada unión.

 

Organización del trabajo

El carpintero, usando los planos como guía, selecciona las vigas clasificándolas. P.ej.,busca el “pith” el corazón de la viga, para ver cerca de qué cara de la viga está, así puede determinar donde se agrietará y posicionar la viga donde menor impacto visual exista. No evita las grietas, son naturales y hermosas, la madera es un material vivo e imperfecto, sólo intenta mantener la estética e integridad estructural. Hace lo mismo con los nudos y la posición de las uniones.

En este proceso selecciona cada una, las organiza en grupos y las marca, busca las mejores características, las formas del grano etc., de las caras visibles, e intenta colocar estas caras en las habitaciones de uso frecuente o más visible pensando en la estética de cada habitación.

Después, marca todas las uniones de la estructura con uno o varios de los sistemas de “layout” (trasposición) ya indicados, el timber framer usa un sistema de numeración o categorización propio para indicar cada viga, su posición en la casa, el orden de montaje, etc.

Luego empieza el primer corte de la estructura, hoy utilizamos máquinas eléctricas para esta parte del trabajo, máquinas corrientes, sierras circulares, taladros etc. Hacemos los primeros “rough cuts”, p.ej., devastando las cajas y espiga.

Para acabar el trabajo, rematar cada unión con grandes formones de acero laminado y cepillos de mano, esta parte es muy importante para el carpintero, es tradicional y no ha cambiado en mil años. El formón debe estar y conservarse muy afilado. Los actuales, de fabricación en serie, no tienen esta calidad y hay pocos lugares que los fabriquen adecuados para “timber framing”.

Un timber framer limpiando una caja con su formón, tras el primer corte de la viga.

La CNC

Hay empresas en EE.UU. que emplean máquinas de control numérico para fabricar partes de la estructura, aún así, el carpintero tiene que hacer todo el proceso de diseño, selección y calificación de maderas,  las partes más elaboradas o aquellos elementos que la máquina no puede hacer.

CNC puede ser muy útil para trabajos muy repetitivos de edificios muy grandes.

Pero en cualquier caso el carpintero tiene que buscar la posición de cada unión en la viga para evitar nudos, formas raras en el grano y otros elementos que puedan debilitar la estructura, una maquina de CNC no puede hacerlo y no existe control sobre la integridad de la estructura final.

Fabricando a mano siempre es la primer opción, un proceso totalmente artesanal. Los ejemplos más atractivos de “timber frame” son los que incorporan piezas naturales y curvadas, aprovechándolo todo de la madera, las maquinas de CNC no pueden hacer esto y solo pueden trabajar con vigas procesadas y perfectas.

El montaje

Cuando la estructura está cortada y terminada se lija, limpia y se acaba con aceites naturales; dependiendo del taller la estructura se monta y el proceso de acabado final, se hace en obra.

Para montar el “timber frame” utilizaban palos de madera muy largos que llamaban “pikes”, cuerdas, caballos y muchísima gente para levantar secciones o “bents” de la casa entera. Hoy se levanta con grúas móviles o manipuladores telescópicos en secciones o pieza por pieza. Para estructuras pequeñas o con la gente necesaria, se puede hacer a mano utilizando poleas para evitar maquinaria. Hay que replantear el montaje cuando está en el proceso de diseño, todos los encajes tienen que ser analizados, muchos sólo tienen un trabajo específico de enganchar algunas piezas y uniones. En edificios rudimentarios no es complicado, pero cuando tenemos cubiertas de varias aguas puede ser bastante difícil de montar y hay que determinar la secuencia correcta.

Timber frame, estética, compatibilidad de interacción con otros materiales

Normalmente los edificios de timber frame los diseñan carpinteros o diseñadores especializados, que ya saben por la experiencia, lo que va a funcionar estética y estructuralmente.

Las vigas seleccionadas casi siempre son sobredimensionadas, uno de los aspectos más influyentes que marca la estética del sistema y permite que el edificio sea más robusto y duradero. Suelen ser más grandes que las que recomendaría un ingeniero. Un arquitecto puede diseñar un timber frame hermoso, pero después el diseñador/carpintero tendrá que revisarlo y asesorarle para efectuar los cambios necesarios. Cuando trabajan juntos desde el principio es cuando se llevan a cabo los mejores diseños.

El sistema puede adaptarse a formas contemporáneas. El hecho de que sistemas de “timber frame” parecidos se desarrollaran en la misma época, en distintas partes del mundo con su correspondiente arquitectura autóctona, nos muestra su flexibilidad y posibilidades.

Los mejores programas para diseñar timber frames son los de 3d; trabajar en 3d, es crucial para ver las interacciones de cada pieza, ayuda al carpintero a decidir si la unión es óptima, pudiendo evaluar los cambios necesarios. Este proceso de visualización permite al carpintero crear nuevas formas y modificar las uniones para acomodar nuevas estéticas y estilos de arquitectura. Se puede adaptar casi cualquier diseño.

Cimentaciones

Aunque es un sistema de entramado pesado, es más ligero que una casa de ladrillo. Las cargas no son uniformes, son puntuales y ofrece más opciones, además de la posibilidad de reducir hormigón. En Japón desarrollaron sistemas de cimentación sofisticados, p.ej., cimientos formados por piedras y grava de varios tamaños, que se compactan bajo cada pilar principal. Dentro de las piedras y grava, se coloca una piedra “maestra” donde se apoya el pilar. La forma de la piedra principal se traslada al pilar utilizando el método de “scribe”, esculpiéndola para que quede completamente encajada. En Japón existen templos, con más de 1000 años construidos con este sistema.

Otros sistemas que se adaptan a las normas actuales son los de “piers” o zapatas aisladas. El pilar principal se engancha en la zapata con una conexión de acero y la madera se separa del hormigón con una lámina asfáltica, chapa de cobre u otro material adecuado, para eliminar la capilaridad. El forjado de la casa estará elevado sobre el suelo, con aislante y barreras de humedad. Se utiliza menos cantidad de hormigón, por lo que resulta una solución económica.

Otro sistema ligero de hormigón es “rubble trench” (trinchera de grava) inventado por Frank Lloyd Wright. Se construyen trincheras poco profundas (dependiendo del suelo) en el perímetro de la estructura y se rellenan con grava compacta (tras instalar un sistema básico de drenaje). Encima se coloca una viga continua de hormigón de 30 cm x 20 cm, la estructura se monta sobre ella, la zapata de hormigón traslada las cargas a la piedra compacta y al subsuelo.

Cerramiento y revestimiento

Hay muchas formas de acabar una estructura “timber frame”. En EE.UU. existen bastantes ejemplos, con paredes de paja o mezclada con arcilla y encofrados (light straw clay).

El entramado ligero de madera facilita una construcción rápida y una fácil incorporación del aislante. Se utilizan viguetas de 100 mm ó 150 mm x 50 mm, entramadas cada 60 cm, en el exterior de la estructura, se pueden utilizar aislantes ecológicos como lana natural, celulosa o fibras de madera/cáñamo. Para conseguir un rendimiento óptimo y eliminar completamente los puentes térmicos, se puede cerrar con paneles de fibras de madera compuesta. Aparte de cómo acabemos las paredes externas, el sistema no restringe en ningún caso el diseño de una casa de bajo consumo energético.

Se tienen en cuenta desde el principio del proceso los detalles de la infraestructura, el sistema de fontanería, cables eléctricos etc., se pueden encajar por las vigas en algunas ocasiones, pero siempre es mejor que se instalen por los suelos y en cerramientos.

“Timber frame” es un sistema flexible, adaptable y consolidado que se ha forjado en el tiempo, totalmente compatible con la construcción ecológica actual y presenta una solución estética y éticamente superior a la construcción convencional.

Una solución moderna que proviene del pasado

Por muchas razones, el mundo de la construcción ha intentado, y sigue intentando, estandarizar la madera, con productos uniformes y compuestos como vigas laminadas, productos cuyas características se pueden calcular fácilmente.

Aunque estos productos comerciales son sostenibles hasta cierto punto y tienen su sitio en la construcción actual, no hay que castigar a un material como la madera por ser como es o por desconocimiento; utilizar un material como la madera, no sujeto a un proceso industrial, siempre es óptimo para el medio ambiente.

La madera maciza seca o verde que se emplea en estas estructuras no es estándar, se precisa de un cierto nivel de conocimiento para utilizarla adecuadamente, no debemos olvidar la madera maciza a favor de la estandarización. Ésta crea una multitud de productos comerciales, producidos en entornos industriales, uniformes, cuya mano de obra es poco especializada. Crear más productos comerciales y “soluciones” que necesitan menos mano de obra y eliminamos trabajos con alma, y esta eliminación de habilidades artesanales refuerza las divisiones en clases y posición social, cuando sólo estamos creando más trabajos en fábricas industriales y simplificando la mano de obra.

Este sistema apuesta por la mano de obra especializada, conocimientos antiguos y orgullo en el trabajo en vez de mecanización, procesos industriales y producción masiva. Se basa en otros valores, es un sistema natural fundamentado en el conocimiento directo de nuestros antepasados, en “cómo construir para siempre”.

Hay algo sereno y natural en un “timber frame”, son espacios especiales para vivir, es una forma de arquitectura humana que tiene sitio en nuestro futuro. Para construir de forma ecológica y sostenible, la respuesta no sólo se encuentra en los materiales que utilizamos, sino en cómo hacemos los trabajos que creamos y las gentes que lo hacen.

Historia

Se trata de una forma de construcción de madera tradicional con orígenes en Europa pre-medieval y que se desarrolla simultáneamente en China y Japón. Existen edificios en Inglaterra que cuentan con 900 años de antigüedad, todavía en uso. Westminster Hall, S XIII, es uno de los ejemplos más emblemáticos en el mundo. Nuestros antepasados desarrollaron un sistema íntegro de uniones de madera, para utilizar en todas los situaciones concebibles, un método para construir todo tipo de edificios y espacios.

En Inglaterra, la primera opción en madera era el roble (el “oak”), y los carpinteros que trabajaban con ella eran oak-wrights o literalmente “los que manipulan el roble”. Inglaterra tenía gran abundancia de roble y maderas nobles que no gestionaba adecuadamente.

En este sistema, estilo inglés, la vigas de las paredes perimetrales siempre estaban a la vista desde el exterior y desde el interior, los huecos entre las vigas se rellenaban con “wattle and daub” (mezclas de arcillas montadas sobre un entramado ligero de ramas pequeñas) y, finalmente, se acababa con mortero de cal.

Tras casi agotar la madera, construyendo flotas para dominar los océanos, empezaron a ser más ingeniosos, incorporando piezas imperfectas o curvadas, desarrollando nuevos métodos para utilizar estas vigas irregulares. Hoy, estos ejemplos nos parecen los más curiosos e interesantes.

Más tarde, los que emigraron a EE.UU., con los conocimientos de “timber framing”, encontraron bosques vírgenes, maderas largas y perfectas y el estilo de construcción y sus métodos evolucionaron. Estos sistemas se han fusionado y disponemos de una enorme gama de métodos, estilos y capacidades para construir, con esta técnica, cualquier edificio.

Es típico en este sistema, que las vigas estén sobredimensionadas, los carpinteros no tenían la capacidad para calcular las cargas, compresiones  y tensiones de la estructura. La única guía que tenían eran las estructuras de sus antepasados. Utilizaban y perfeccionaban las técnicas de sus antecesores, copiando los métodos, las uniones que funcionaban mejor y dimensionando las vigas como los maestros anteriores; se tardó siglos en desarrollar las técnicas y consolidar los sistemas. El proceso alcanzó su cumbre aproximadamente en el SXIII cuando se realizó Westminster Hall en Inglaterra, el nivel de conocimiento, tanto en el diseño como en la ejecución es asombroso. En Japón en esta misma época se alcanzó el cenit con la construcción de magníficos templos.

 

¿Te ha gustado este artículo?

Si es así tenemos que pedirte un pequeño favor. EcoHabitar es un proyecto independiente y constantemente estamos incluyendo artículos e información para que muchas lectoras y lectores como tú puedan estar al día sobre los temas que te interesan. Los ingresos por publicidad, una publicidad seleccionada entre empresas y profesionales comprometidos, no son suficientes para mantener este proyecto, y tampoco hemos colocado un muro de pago como hacen otras publicaciones.

Ayúdanos a ser independientes y a mantener este sitio en beneficio de todas y del planeta.

Aportación


Mas contenido

Crece el interés por el uso de la madera certificada en la Construcción, según FSC España

Una nueva técnica mejora la sostenibilidad de las estructuras de madera

El edificio de madera más alto del mundo

Premio de Humanidades y medio ambiente del ayuntamiento de Camargo a Natureskola

El Ayuntamiento de Camargo (Cantabria) entregó el pasado 15 de diciembre los premios del “22 Certamen de Humanidad y Medio”. A Natureskola nos han otorgado el segundo premio de la modalidad de Proyectos sostenibles en España, categoría Especial Sostenibilidad.

Natureskola es una asociación sin ánimo de lucro que desarrolla un proyecto para la educación ambiental, la soberanía alimentaria y la transformación social. Impulsa el cambio para la sostenibilidad desde lo local y pretende ser una referencia en la educación ambiental, cultivo ecológico, compostaje, alimentación sostenible, y transformación social. El proyecto está orientado a toda la sociedad en su conjunto. En un espacio experimental, Aula de la Naturaleza de Berriozar, acoge diferentes iniciativas y programas en torno a la huerta, el contacto con la naturaleza y la sostenibilidad. El espacio dispone de un edificio de bioconstrucción y energías renovables.

El proyecto se inició en el año 2014 cuando el Ayuntamiento de Berriozar cedió la gestión del Aula de la Naturaleza a la Cooperativa Sumaconcausa que, dos años más tarde, vio la necesidad de crear una asociación dentro de la cooperativa que se ocupara del proyecto.

Entre las actividades que realizan se encuentran: programa de sensibilización y formación en salud y medio ambiente (cursos, talleres y charlas), colaboración en el proyecto de promoción de hábitos saludables del Ayuntamiento de Berriozar, colaboración en programas educativos del Colegio Mendialdea de Berriozar tales como talleres de huerto educativo escolar, comedor saludable, y reciclaje de restos orgánicos para compostaje, programa de visitas guiadas dirigido a centros escolares y público en general en castellano, euskera y francés, jornadas de puertas abiertas, gestión de las huertas urbanas municipales de Berriozar…