El Gobierno elude reconocer la peligrosidad del radón

  • Pese a estar reconocido por la OMS como cancerígeno de tipo 1, Fomento emplea eufemismos como “concentraciones inadecuadas” en lugar de “peligrosas para la salud” y evita referirse a su radiactividad
  • El borrador contempla niveles de referencia de 300 Bq/m3, cuando tanto la OMS como el Consejo de Seguridad Nuclear español sitúan estos niveles en 100 Bq/m3
  • Siete meses después de agotarse el plazo impuesto por la UE a los estados miembro, España continúa sin un Plan Nacional contra el radón

El Ministerio de Fomento ha elaborado una propuesta de reforma del Código Técnico de la Edificación (CTE), que ha remitido a los distintos sectores implicados para que presentaran alegaciones al texto antes del 31 de julio. La Fundación para la Salud Geoambiental ha presentado distintas sugerencias de modificación en lo referente a las normas constructivas que deben proteger a la población de la exposición al radón en las viviendas de nueva construcción. La Fundación para la Salud Geoambiental alega que los nuevos límites que se contemplan para las concentraciones de radón en interiores, de 300 Bq/m3, son insuficientes para proteger la salud de las personas y que incluso podrían ser inconstitucionales.

Según el director de la Fundación para la Salud Geoambiental, José Miguel Rodríguez, el texto presentado por el Gobierno contiene “eufemismos inadmisibles para evitar reconocer la peligrosidad del radón, un gas radiactivo que, a día de hoy, constituye la segunda causa de cáncer de pulmón por detrás del tabaco”. El proyecto de Real Decreto presentado por Fomento, que modificará el Real Decreto 314/2006 de 17 de marzo, hace referencia a “concentraciones inadecuadas” de radón, cuando según la Fundación para la Salud Geoambiental en realidad debería decir “concentraciones peligrosas para la salud”. “Es como si en los paquetes de tabaco pusieran fumar es inadecuado para la salud”, explica Rodríguez.

No en vano la Organización Mundial para la Salud clasifica el radón como cancerígeno de tipo 1 y, en su publicación de 2015 Manual sobre el radón en interiores, recomienda entre sus principales conclusiones fijar niveles de referencia de 100 Bq/m3, bastante inferiores a lo que contempla el borrador de CTE. Según la OMS, no hay un valor umbral por debajo del cual no haya riesgo, y por cada 100 Bq/m3 que se incremente el nivel de referencia, el riesgo de cáncer de pulmón aumenta un 16%. “Por lo tanto, el borrador de CTE supone un nivel de riesgo 32% mayor que lo que recomienda la OMS”, subraya Rodríguez. El Consejo de Seguridad Nuclear español, en su Guía de Seguridad 11.2  publicada en enero de 2012, recoge también un nivel objetivo de 100 Bq/m3 en su punto 6, para viviendas de nueva construcción.

Norma contraria a derecho

Para Rodríguez, “si no cambian los criterios sobre radón incluidos en el borrador de CTE, podría considerarse como una norma contraria a derecho, puesto que la propia Constitución española reconoce el derecho a la salud y obliga a los poderes públicos a organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas”. Además, el director de la Fundación para la Salud Geoambiental considera que las medidas preventivas llegan tarde: “Hemos perdido la oportunidad de unas cuantas burbujas inmobiliarias donde se ha construido a diestro y siniestro sin la más mínima seguridad de las casas en cuanto al radón. Así, miles de personas han adquirido, en todos estos años, y aún hoy día, sus viviendas donde podrán estar respirando, sin saberlo, concentraciones cancerígenas de un gas radiactivo”, señala.

A esta situación se añade el hecho de que España continúe sin un Plan Nacional contra el radón, pese a que la Directiva 59/2103 EURATOM establecía como límite de plazo para ponerlo en marcha el 6 de febrero de 2018. Según José Miguel Rodríguez, “es una señal más de la poca consciencia que tiene el Gobierno sobre la nocividad de este gas radiactivo, pese a que es muy fácil de detectar, y minimizar las concentraciones en los espacios interiores es relativamente fácil y barato”. Seis meses después de transcurrir el plazo de la UE, el Ministerio de Sanidad todavía no ha presentado una propuesta o borrador de dicho plan, “ni se sabe cuándo lo hará”, zanja este experto.


Te puede interesar:

Europa exige leyes para controlar el radón en hogares y oficinas pero España hace oídos sordos

Cuando los árboles mueren, la salud también pueden sufrir

El estudio no puede probar causa y efecto, sino que apoya vínculo entre las personas y el medio ambiente.

Ya se trate de exuberantes palmeras o arboledas de pinos, la salud de los árboles en su vecindario podría influir en su salud física, sugirió un nuevo estudio.

Investigación del Servicio Forestal de los EE.UU. encontró que la pérdida de 100 millones de árboles en la Costa Este y en el Medio Oeste se asoció con un aumento en las muertes por enfermedad cardiaca y respiratoria inferior.

Aunque el estudio se suma a la evidencia existente de que la exposición al medio ambiente natural puede mejorar la salud, los investigadores señalaron que sus hallazgos no prueban una relación causal, por lo que la razón de la asociación entre los árboles y la salud humana no está clara.

Los investigadores examinaron la muerte demográfico, humano y de los datos recogidos de sanidad forestal 1990 y 2007 en casi 1.300 municipios distribuidos en 15 estados. Al hacerlo, vieron una diferencia en la salud humana entre las personas que viven en áreas infestadas por un escarabajo particular, conocido como el barrenador esmeralda del fresno, que mata los fresnos.

Ellos encontraron que los residentes en las zonas afectadas por este escarabajo tenía 15.000 muertes más generales de las enfermedades del corazón y 6.000 muertes más por la enfermedad respiratoria más baja que las personas que viven en otras áreas.

Los autores del estudio señalaron que había una asociación entre la pérdida de árboles y las tasas de mortalidad humanas, incluso después de tomar en cuenta a las personas de ingresos de, raza y nivel de educación.

“Hay una tendencia natural a ver nuestros resultados y concluir que, seguramente, las tasas de mortalidad más altas son causa de algunas variables de confusión, como el ingreso o la educación, y no la pérdida de árboles”, Geoffrey Donovan, un técnico forestal de investigación en el Pacífico del Servicio Forestal Northwest Research Station, dijo en un comunicado de prensa USDA Forest Service. “Pero vimos el mismo patrón repetido una y otra vez en los condados con maquillajes demográficas muy diferentes”.

El barrenador esmeralda del fresno fue descubierto en 2002 cerca de Detroit. El escarabajo ataca a todas las 22 especies de América del Norte ceniza y mata a la mayoría de los árboles que lo infesta.

El estudio fue publicado en la edición de febrero del American Journal of Preventive Medicine.

FUENTE: USDA Forest Service, news release, enero de 2013.

HealthDay

Publicado en : http://www.nlm.nih.gov

El mejor espacio de recreación es el que nos provee la Naturaleza

Foto Drew Anthony Smith

Foto Drew Anthony Smith

Estudios han demostrado que nuestro cuerpo y alma responden mejor cuando nos encontramos cerca de áreas verdes. Recientemente se encontró que a los niños les gustan más las zonas de juegos de madera y que asemejan escenarios naturales.

Aunque el homo sapiens salga de la Naturaleza, la Naturaleza no ha salido del interior del homo sapiens. Por algo se ha demostrado que nuestro cuerpo y alma responden mejor cuando nos encontramos cerca de áreas verdes.

Estudios han probado que la sola presencia de árboles y pasto reduce la agresión y violencia reportadas. También otro estudio encontró que las personas sometidas a pruebas estresantes, se recuperaban más rápido y de forma más completa cuando se les exponía después a ambientes natrales.

Ahora, un nuevo estudio de la Universidad de Tennessee examinó la influencia de las zonas de juego en la actitud y comportamiento de los niños. Por un lado las que son artificiales, construidas con metal y plástico, y por otro lado, los de estructuras de madera, rodeados de jardines y de otras características naturales.

Se encontró que a los niños les gustan más los patios naturales, crean una relación más cercana con ellos, los frecuentan casi el doble de tiempo y además realizan actividades más activas.

Esta podría ser una medida que contribuyera a la epidemia de obesidad y sedentarismo. Al menos eso afirma Dawn Coe, profesor en el Departamento de kinesiología de la Universidad de Tennessee: “Los patios y jardines naturales parecen ser una alternativa viable a las zonas de juegos tradicionales”. Además, es una buena forma de acercar a los niños a la Naturaleza y a que tengan una mayor interacción con ella.

Vía:  http://www.fastcoexist.com/1680816/the-best-playground-is-the-one-nature-provided

Incluso una exposición breve al ozono podría aumentar el riesgo de un ataque cardiaco letal, según un estudio

Ozon_hole_AntOzone

La contaminación atmosférica acaba con 40,000 a 50,000 vidas cada año en EE. UU.

Incluso la exposición a corto plazo a ozono a nivel de suelo, un dañino contaminante atmosférico, puede provocar cambios potencialmente letales en el sistema cardiovascular, muestra un estudio reciente del gobierno de EE. UU.

El ozono a nivel del suelo se crea cuando los contaminantes de las industrias, los vehículos, los disolventes químicos y las plantas eléctricas reaccionan a la luz del sol. Los niveles son más altos en los meses calientes del verano.

El estudio, que aparece en la edición del 25 de junio de la revista Circulation, "provee una explicación plausible para la relación entre la exposición aguda al ozono y la muerte", aseguró en un comunicado de prensa de la American Heart Association el autor líder del estudio Robert Devlin, científico principal del Laboratorio Nacional de Investigación sobre la Salud y los Efectos Ambientales de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) de EE. UU., en Research Triangle Park, Carolina del Norte.

La EPA calcula que entre 40,000 y 50,000 personas mueren cada año en Estados Unidos debido a la contaminación atmosférica, pero el mecanismo responsable de esas muertes no se comprende del todo.

Para el estudio, los investigadores expusieron a 23 voluntarios de 19 a 33 años a una dosis de dos horas de ozono, equivalente al estándar de ozono de ocho horas de la EPA de 0.076 partes por millón.

En un plazo de dos semanas, los participantes también fueron expuestos a aire limpio durante dos horas. Durante ambas exposiciones, los adultos jóvenes alternaron entre intervalos de 15 minutos de descanso y de montar en bicicleta estacionaria.

Aunque ninguno de los participantes se quejó de síntomas tras inhalar el ozono, las pruebas que se hicieron de inmediato tras la exposición revelaron que los jóvenes presentaban cambios vasculares serios inducidos por el ozono, en comparación con la exposición al aire limpio. Esos cambios incluían:

  • Un aumento en un marcador característico de la inflamación que podría desempeñar un papel clave en la enfermedad cardiaca.
  • Una capacidad reducida de disolver los coágulos sanguíneos que podrían bloquear las arterias.
  • Cambios en el ritmo cardiaco.

Los investigadores anotaron que esos cambios persistieron hasta la mañana tras la exposición al ozono. También apuntaron que los cambios fueron reversibles entre estos adultos jóvenes saludables.

Sin embargo, los investigadores dijeron que estudios anteriores han mostrado que otros contaminantes atmosféricos, como las minúsculas partículas aéreas conocidas como materia particulada, podrían relacionarse con la muerte en personas mayores con enfermedad cardiaca. Sugirieron que el ozono y la materia particulada tienen efectos similares, potencialmente letales.

Las personas pueden protegerse al reducir su exposición al ozono, aconsejaron los investigadores.

Pueden hacerlo al prestar atención a las alertas sobre la calidad del aire y limitar el tiempo que están activas al aire libre cuando la calidad del aire es mala, sugirieron.


Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: American Heart Association, news release, June 25, 2012. HealthDay

Relacionan la exposición prenatal a una sustancia química común en los hogares con el eczema

El ftalato de bencilo y butilo se usa en los suelos de vinilo y en la piel artificial
Los bebés nacidos a mujeres que se vieron expuestas a una sustancia química común en el hogar, el ftalato de bencilo y butilo (FBB), en el embarazo, están en mayor riesgo de eczema infantil, sugiere una investigación reciente.

El FBB se usa en los suelos de vinilo, la piel artificial y otros materiales, y puede ser liberado en el aire, apuntaron los investigadores.

“Aunque se sabe que los factores hereditarios, los alérgenos y la exposición al humo del tabaco contribuyen a la afección, nuestro estudio es el primero en mostrar que la exposición prenatal al FBB es un factor de riesgo”, señaló en un comunicado de prensa de la Universidad de Columbia, donde se llevó a cabo la investigación, el autor del estudio Allan Just, investigador postdoctoral de la Facultad de Salud Pública de la Universidad de Harvard.

Just y colegas del Centro de Salud Ambiental Infantil Columbia midieron las concentraciones de FBB en la orina durante el tercer trimestre del embarazo de más de 400 mujeres negras y dominicanas que vivían en la ciudad de Nueva York. Ninguna de las mujeres fumaba, y todas excepto una tenían evidencia de al menos cierta exposición al FBB.

Tras el nacimiento de sus bebés, se preguntó a las madres si sus hijos habían sido diagnosticados con eczema, una afección caracterizada por piel reseca, enrojecida y con picor en la cara, el cuero cabelludo, las manos o los pies.

Los hijos de las madres expuestas a las concentraciones más altas de la sustancia tenían 52 por ciento más probabilidades de desarrollar eczema para los dos años de edad.

Los investigadores no saben de qué forma el FBB podría provocar síntomas de eczema. Para determinar si las alergias podrían tener algo que ver, evaluaron tres alérgenos de interiores comunes en los niños: las cucarachas, los ácaros del polvo y los ratones. Los niños también se hicieron pruebas de una respuesta inmunitaria específica a los alérgenos.

Los investigadores anotaron que no hallaron una relación entre la exposición al FBB y las alergias.

“Sabemos que las alergias son un factor en algunos niños con eczema, pero nuestros datos sugieren que esto no sucede cuando el FBB tiene algo que ver”, señaló en el comunicado de prensa la autora principal del estudio, la Dra. Rachel Miller, profesora asociada de medicina y de ciencias de la salud ambiental del Hospital Presbiteriano de Nueva York y el Centro Médico de la Universidad de Columbia. “Sin embargo, son hallazgos importantes, dado que el eczema es una enfermedad común e incómoda en la niñez temprana”.

El estudio aparece en la edición en línea del 26 de junio de la revista Environmental Health Perspectives. Aunque el estudio halló una asociación entre la exposición prenatal al FBB y el eczema, no probó que la exposición a la sustancia provocara la afección cutánea.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre los ftalatos.

Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

Materiales ecológicos para los hogares y la salud de los que habitan

Los materiales ecológicos ayudan a conseguir un hábitat sano y ecológico y  un paso muy importante podría ser el de vivir en edificios construidos según las normas y criterios sostenibles establecidos. De hecho, cada vez más oímos el termino bioconstrucción.

También denominada arquitectura verde, sustentable o bio-arquitectura, este tipo de edificación logra minimizar el impacto ambiental de las construcciones favoreciendo un correcto uso de los recursos naturales y la calidad de vida de los habitantes. Para lograrlo, la arquitectura sostenible tiene en consideración todos los elementos que influyen en la construcción, las condiciones climáticas, hidrográfica y los ecosistemas del entorno en donde se quiere construir. La arquitectura sostenible intenta así obtener una reducción del consumo energético para todos los equipamientos de calefacción, refrigeración e iluminación. En general, podemos afirmar que se reduce y minimiza la huella ambiental de cada individuo. Es una forma de construir edificios en la que su finalidad no solo se rige a la construcción sino que además proponer un nuevo estilo de vida más sano en el ecosistema en lo que vivimos como elemento fundamental para una buena calidad de vida.

Para lograr esto, una buena elección de los materiales de construcción es fundamental, de hecho, hace muchos años que varios estudios afirman que materiales como por ejemplo, el amianto, la pintura con plomo, la madera impregnada con arsénico, el radón u otros son muy perjudiciales para la salud humana y pueden causar hasta cáncer de pulmón. Incluso el Real Decreto 1406 de 1989 consideraba el amianto como sustancia peligrosa, limitando su uso. En la Orden de 7 de diciembre de 2001 se ha prohibido su utilización, producción y comercialización y la de los productos que lo contengan. De hecho, el amianto ha sido considerado como tóxico y cancerígeno afirmando que puede causar cáncer u otros efectos graves para la salud. La arquitectura verde es de ayuda, ya que solo usa materiales biológicos; madera, arcilla, arenas, piedras y ladrillos ecológicos y naturales son un ejemplo de los que podrían ser utilizados.

En tema de piedras se comercian varios tipos, pero es fundamental asegurarse que estén certificadas como biológicas para estar seguros de alta cualidad. De hecho, el mercado italiano nos beneficia ya que son pioneros en la producción de piedras certificadas bio según las normas europeas UNI EN ISO. Esas piedras están totalmente liberadas de cualquiera emisión química y favorecen la salud de los que habitan en el edificio. Además no contienen resinas de ningún tipo y son transpirantes, lo que permite evitar la formación de humedad, mohos y de condensación. Esta piedra puede ser utilizada en los ambientes interiores como exteriores por el hecho de ser resistente a los agentes atmosféricos, al fuego y a la luz del sol. Es una piedra de peso y espesor mínimos, permitiendo un fácil uso y también un rápido y ecológico transporte desde un lugar a otro, reduciendo así también el impacto ambiental durante la construcción de los edificios y requiriendo un menor consume de energía en el transporte. Como ha afirmado también el famoso arquitecto Rafael De la Hoz “Si una vivienda pesa mucho es que es muy vieja […] no es causal que en España se hable de la ‘crisis del ladrillo’, sin duda el material más arcaico y tradicional que se usa en la construcción de viviendas”.

Resumiendo, para un nuevo estilo de vida más saludable, la arquitectura sostenible y los materiales ecológicos podrían (y tendrían) que ser la próxima elección para las nuevas inversiones inmobiliarias.

 

Un nuevo estudio demuestra los efectos transgeneracionales del BPA

transgenicos

Esto es lo que sugiere un estudio que será publicado en la revista Endocrinology y liderado por la bióloga Jennifer Wolstenholme (Universidad de Virginia, EE.UU.) que demuestra que las alteraciones de comportamiento social, en los ratones expuestos al BPA, persisten hasta la cuarta generación.

Los efectos transgeneracionales de los disruptores endocrinos, o alteradores hormonales, son bien conocidos desde finales de los años 90, pero se refieren principalmente al aumento del riesgo de cáncer y la reducción de la fertilidad.

Este estudio, es el primero en demostrar el carácter transgeneracional de los problemas de comportamiento debidos a la exposición a esta molécula en los ratones. Y esto, incluso a niveles muy bajos de exposición, comparables a los niveles de BPA a los que estamos expuestos la mayor parte de la población humana occidental.

El Bisfenol-A es usado principalmente para hacer plásticos. Productos que contienen plástico, basado en Bisfenol-A, han estado comercializándose durante mas de 50 años. Se usa para fabricar una gran variedad de productos comunes, incluyendo biberones, botellas de agua, latas de refresco en su recubrimiento interior, equipamiento deportivo, dispositivos médicos y dentales, sellantes, anteojos orgánicos, CDs y DVs y electrodomésticos varios.

El BPA está omnipresente, en el aire, el agua, en nuestra comida y en nuestros cuerpos, dijo Emilie Rissman, de la Universidad de Virginia y autora principal del estudio.

El 95% de las muestras de orina de los adultos estadounidenses, contenían niveles cuantificables de BPA.

Los principales afectados, son en su mayoría los bebés, tanto en su etapa embrionaria como en la de lactancia, pues es entonces cuando las hormonas tienen un papel fundamental.

 

Efectos sobre la salud

El aumento de los niveles de Bisfenol-A en la orina, se ha asociado con la disminución en la concentración espermática, disminución del recuento espermático total, disminución de la vitalidad espermática así como de su motilidad.

 

Respuesta gubernamental e industrial

En Canadá (primer país en calificar al BPA como sustancia tóxica), se ha informado a la población en general, que se ha concienciado del problema, y se prohibió inmediatamente su uso. Ante la imposibilidad de utilizar otro tipo de biberones pues, en el momento en el que fueron publicados los artículos y fueron dadas las conferencias, no existían en el mercado biberones sin BPA, se difundió entre la población la idea de que no se calentaran en el microondas los biberones, ni se utilizaran con líquidos calientes, ya que es cuando se liberan los tóxicos que más tarde alteran el funcionamiento normal del sistema hormonal.

El 1 de junio de 2011, la Unión Europea prohibió la venta de tetinas de plástico que lleven el componente bisfenol A (BPA), uniéndose así a los países que ya tienen legislación sobre este tema, como Canadá, Dinamarca, Suiza y algunos estados y ciudades de EE.UU. Argentina adoptó en Marzo de 2012 la medida de prohibir la fabricación, importación y comercialización de tetinas que contengan BPA, debido a que esta sustancia puede causar efectos tóxicos en los lactantes.

No será suficiente prohibir el bisfenol A (BPA) para que sus efectos sobre la población desaparezcan. Tendremos que esperar y esperar lo suficiente para que pasen varias generaciones.

Fuente: doctorhutchinson.blogspot.com.es

Dime donde duermes y te diré dónde te duele

El ser humano es sensible a los campos magnéticos terrestres. Científicos han encontrado en los tejidos humanos partículas (magnetita) que serían responsables de esta sensibilidad. Por su lado, la geobiología subraya el hecho de que una cama ubicada sobre una zona geopatógena (vena de agua subterránea, falla geológica, etc.) puede tener fuertes repercusiones sobre el estado de salud del durmiente que permanece allí durante largas horas. ¿Sería posible que hubiera una interacción entre la variación del campo geomagnético y la fisiología humana?

La geobiología estudia las relaciones entre los seres vivos y su entorno. Siendo que pasamos un tercio de nuestra jornada en la cama, el dormitorio es entonces un espacio vital que conviene preservar al máximo si queremos lograr un buen descanso, reponer nuestras energías y empezar el día llenos de vitalidad.

Muchos factores pueden acabar con una buena noche de sueño: la contaminación química del lugar, el ruido, la mala aislación térmica, la fuerte higrometría, la contaminación electromagnética artificial, etc., sin embargo, este estudio solo tomará en cuenta la medición del campo geomagnético* en el lugar que ocupa la cama, ya que presenta amplias variaciones en cortas distancias.

El ruido en los hospitales, un obstáculo para la curación de los pacientes

Aun cuando estén a bajo volumen, alarmas electrónicas, teléfonos y conversaciones pueden despertar a los ingresados. Según un estudio, eso dificulta su recuperación.

El informe, publicado en Annals of Internal Medicine, coincide con otro estudio anterior de este año que descubrió que los niveles de ruido en los hospitales pueden trepar hasta los 80 decibeles (dB), cercanos al de una sierra eléctrica.

“Ya es lo suficientemente estresante ser paciente en un hospital; y hay mucho barullo por la noche”, dijo Orfeu Buxton, neurocientífico del Hospital de Brigham y las Mujeres y de la Escuela de Medicina de Harvard, en Boston, quien dirigió el estudio.

Para medir cuán altos tienen que ser ciertos ruidos para despertar a las personas, Buxton y sus colegas monitorearon el sueño de 12 personas saludables mientras investigadores hacían ruido en la habitación donde dormían. Muchos de los sonidos fueron grabados de un hospital real, entre los que se incluían alarmas, personas hablando, aviones sobrevolando y un carro de lavandería pasando por el pasillo.

Durante la noche, los investigadores pasaron los ruidos de a uno por vez. Cada sonido primero fue pasado a un nivel de susurro y, si las ondas cerebrales de la persona parecían no responder, los expertos subían el nivel hasta que el “paciente” despertaba o hasta que el volumen llegaba a los 70 dB, que es aproximadamente el de un grito humano.

Los resultados mostraron que las alarmas y voces eran los ruidos más molestos a la hora de interrumpir el descanso, dijo Buxton. Incluso durante el sueño profundo, más de la mitad de las personas se despertó cuando la alarma sonaba a un nivel de susurro.

Del mismo modo, casi tres cuartos de los participantes se despertaron ante el sonido de personas conversando a nivel de susurro durante la etapa de sueño más liviana, indicó el equipo. Si bien las personas podían no recordar haberse despertado por los sonidos, solían sentirse menos descansadas al día siguiente, dijo Buxton.

El tránsito exterior, el sobrevuelo de un avión, el despegue de un helicóptero y el sonido de una descarga de inodoro fueron los ruidos que menos interrumpieron el sueño.

Todos los participantes eran personas saludables que no estaban internadas, por lo que para Ellenbogen es de esperar una molestia mayor en pacientes enfermos y hospitalizados.

Fuente: Reuters

El uso excesivo del teléfono móvil afecta al sueño de los jóvenes

radiación móvilLos adultos jóvenes que hacen un uso muy intenso de teléfonos móviles y ordenadores  tienen un riesgo mayor de sufrir trastornos del sueño, estrés y síntomas de afectación de su salud mental.

Sara Thomée y sus colegas de la Academia Sahlgrenska, de la Universidad de Gotemburgo, Suecia, han llevado a cabo cuatro diferentes estudios que incluyen la realización de cuestionarios a 4.100 jóvenes de 20-24 años y entrevistas a 32 jóvenes usuarios intensivos de este tipo de tecnología. Estos estudios revelan que el uso intensivo de los teléfonos móviles y ordenadores pueden vincularse al estrés, trastornos del sueño y síntomas depresivos.

Los datos obtenidos revelan que el uso intensivo del móvil está vinculado a un aumento en los problemas para dormir en los hombres y un aumento en los síntomas depresivos en hombres y mujeres. Utilizar regularmente el ordenador por la noche se asocia no sólo a problemas de sueño sino también con el estrés y los síntomas depresivos tanto en hombres como en mujeres. Utilizar intensivamente el móvil y el ordenador por la noche aumenta los riesgos de padecer estos problemas.

Sara Thomée, investigadora principal del estudio, señala que es necesario promover un uso más saludable  de estas tecnologías por parte de los jóvenes, es decir, hacer descansos, tomando tiempo para recuperarse después de un uso intensivo, y poner límites en la disponibilidad.

http://www.sciencedaily.com/releases/2012/06/120611134233.htm

University of Gothenburg (2012, June 11). ICT and mental health in young adults. Effects of computer and mobile phone use  on stress, sleep disturbances and symptoms of depression.