32 toneladas de algas cubren este techo

Andrines House es una construcción construida alrededor de 1790 (no se sabe con precisión) ha sido restaurada. Podemos decir que es una de las construcciones más interesantes construida en Læsø (la isla más grande del estrecho del Kattegat, en el mar del Norte, perteneciente a Dinamarca, y está localizada a 19 km de la costa nordeste de la península de Jutlandia).

Se protegió en 1989 y ahora ha sido renovada respetando todos los detalles, incluyendo su nuevo techo compuesto por más de 30 toneladas de algas marina del tipo zostera y colocadas a modo tradicional que proporcionan un buen aislante al interior calor geotérmico.

Techo de algas

 

La durabilidad de un techo de algas

Debido a la alta concentración de sal en la zostera ésta no arde y tiene una vida útil muy larga. Un techo de algas suele durar normalmente unos 200 años, pero algunos han llegado a los 400.

A un precio de unas 5000 coronas danesas/ m2 (90 $ / m²) el costo de las algas es 4 veces más caro que el de la paja utilizada para techar en Dinamarca, pero ésta solo dura unos 30-40 años.

El proyecto de esta casa, ahora en venta (Adam Schnack), sirve como un recordatorio de un patrimonio cultural que, con el tiempo, ha ayudado a poner a Læsø en el mapa de la historia de la arquitectura.

Andrines House es la primera de una serie de restauraciones realizadas por el consejo cultural en cooperación con el estudio Erik Einar Holms. Se han incluido comodidades contemporáneas en la cabaña, aunque se respetan sus cualidades tradicionales.

En Ibiza era tradicional la utilización de posidonia como aislamiento en las cubiertas. Recientemente el proyecto de catorce viviendas de protección pública que lleva a cabo el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI) en la calle de Sant Jaume, en Sant Ferran de ses Roques, en Formentera la utilizó como aislante (ver noticia).

 

Te puede interesar:

El hombre de las torres y las cabañas

Informe: aislamientos ecológicos. Comparativa global

Por supuesto hay que elegir aislantes ecológicos y aunque todos tengan sus puntos débiles, destacan sobre todo sus grandes cualidades.

En primer lugar su buen balance medioambiental: los aislantes ecológicos tienen la ventaja, en la mayoría de los casos, de consumir poca energía en su fabricación, lo cual no es el caso de sus primos «convencionales» tales como el poliestireno y el poliuretano derivados de la industria petroquímica. También son más fáciles de reciclar y proceden de materias primas de origen vegetal o animal, que son renovables por naturaleza.

En segundo lugar, su durabilidad, que precisamente no es la característica principal de la lana de vidrio, la cual ofrece un bienestar mediocre en verano y, además no soporta la humedad.

Una vez elegida la versión ecológica del aislamiento, todavía tienes la posibilidad elegir entre dos tipos: el distribuido y revocado.

El aislamiento distribuido permite obtener una pared directamente aislante: en paredes de ladrillos (que, desgraciadamente, tienen una huella de carbono elevada), en balas de paja y fibras aglutinadas (tierra y paja, cáñamo y cal).

Del aislamiento revocado no se hablará en este artículo por cuestiones de espacio.

Las páginas siguientes están dedicadas al aislamiento distribuido, que permite fortalecer térmicamente las paredes poco o insuficientemente aisladas. Este aislamiento incluye apenas una decena de familias de materiales presentados en la tabla de resumen que está a continuación. Para un bajo consumo energético y un bienestar interior tanto en verano como en invierno, hay que prever un espesor consecuente. Un aislamiento de alto rendimiento, del tipo propuesto por el sello BBC Effinergie1, requiere de 26 a 40 cm de aislamiento en techo (R entre 6.5 y 10) y 13 a 22 cm en la pared (R 3,2 a 5,5), para los aislantes que tienen un lambda cerca de 0.040.

En España, la información sobre los efectos en la salud de los productos de construcción se ofrece a cuentagotas. Sabemos que el poliestireno emite humos tóxicos en caso de incendio y pentano durante la instalación; que las lanas minerales pueden causar afecciones dermatológicas importantes, por no mencionar el riesgo de asma, debido a los aglutinantes y además persisten las dudas sobre el potencial cancerígeno de sus fibras2. Sin embargo todavía no hay datos fiables o son insuficientes tanto para los aislamientos de origen mineral y sintético como para los ecológicos y su instalación, ya que también requieren tomar algunas precauciones.

En cuanto a los aislantes convencionales, su corte, manipulación e instalación generan polvo, que puede causar enfermedades respiratorias.

Se recomienda el uso de una máscara (clase de eficiencia P1, P2 o P3, CE, EN 149). Sobre todo porque las sales de boro, insecticidas ignífugos y fungicidas naturales, que se utiliza en algunas guatas de celulosa o lana de oveja, consideradas por mucho tiempo inofensivas, fueron clasificadas en noviembre de 2008 como neurotóxica, cuando se inhala.

Todavía no disponemos de datos de los valores de umbral, pero el principio de precaución invita a protegerse.

La barrera de vapor y el revestimiento exterior, debidamente instalado, evitará el contacto de estos  tóxicos, con los ocupantes de la casa.

Nuestros criterios para la comparación

Entre los criterios técnicos presentados en este primer cuadro, figura la lambda,(λ) que es un coeficiente de conductividad térmica (en W/mK), que proporciona información sobre la capacidad aislante de un material.

Cuanto menor es el lambda, mayor es su capacidad de aislamiento.

La mayoría de los aislantes tienen un lambda situado a unos 0.040.

Hay que tener cuidado con los documentos comerciales, que sólo indican «0.04» ya que el tercer dígito después del punto decimal es importante. Hemos decidido deliberadamente no tomar este criterio comparativo en las tablas de comparación de las páginas siguientes ya que los fabricantes, rara vez calculan el lambda de la misma manera.

Sin un método común, la comparación sería necesariamente parcial. Para comparar los espesores de las familias de aislamiento con un mismo rendimiento térmico, se optó por tomar una resistencia térmica, R (m 2 K/W) de 5, que corresponde a un buen aislamiento de las paredes. R se obtiene dividiendo el espesor de un material (en metros) por su lambda.

La capacidad higroscópica es la capacidad de un material para absorber el exceso de vapor de agua cuando el aire está demasiado húmedo y devolverlo cuando se seca.

El coeficiente de resistencia a la difusión del vapor de agua (µ), por su parte, indica la capacidad de un material para permitir la difusión de vapor de agua. Más µ, mayor será la resistencia y menor es el vapor de agua que puede pasar a través de la pared. Este valor (sin unidades) es interesante para componer la máxima  capacidad transpirable de la pared.

La resistencia al fuego se rige por Euroclases. La clase A se refiere a productos que contribuyen poco o nada al desarrollo del fuego. En cambio, en la clase F se encuentran los materiales sin ninguna característica contra la propagación del fuego.

El desfase de un material juega un papel importante en la confortabilidad de la vivienda en verano.

Representa el tiempo entre el momento en que la temperatura es más alta en el exterior y el momento en que es más alta en el interior. Se dará preferencia en las zonas de sobrecalentamiento estival a un aislamiento de la azotea con un desfase de al menos 10 horas, para que la ola de calor exterior del mediodía llegue al interior de la casa durante la noche.

Guía de implementación

Para llevar a cabo un buen aislamiento, se necesita un experto en la materia. Un buen aislante colocado descuidadamente no será más eficaz que un aislante malo. Y ahí es donde radica el problema en España, ya que los profesionales capacitados en la colocación de aislamiento térmico son escasos. Según un informe que el OPEN (Observatorio Permanente de la reconversión de vivienda) publicó en julio 2008, sólo el 8% de los hogares renovados en el 2006 consiguen «un nivel de rendimiento térmico ejemplar» .

Podemos concluir que el 92% restante son viviendas repletas de puentes térmicos o de defectos de estanqueidad al aire, los errores más comunes, o que el espesor del aislamiento es insuficiente.

Para evitar contratiempos lo mejor es contactar con el área de ahorro energético de su comunidad, o con distribuidores de materiales aislantes ecológicos; estas empresas están relacionadas con profesionales capacitados para hacer un buen aislamiento. También hay técnicas para comprobar en qué estado está su aislamiento, la termografía infrarroja es una de ellas, esta técnica permite fotografiar los puentes térmicos. Y para verificar la estanqueidad al aire, existe la prueba de soplador de puerta. Pero cuidado ¡ecológico o no, el aislamiento no lo es todo! Una pared es un conjunto: estructura, albañilería, revestimiento y sellado, todo ello juega un papel significativo en la calidad final del aislamiento.

Hacer clic para ampliar. © EcoHabitar y autores

 


1.- Sistema de certificación de aislamiento en Francia.

2.- 1987: OMS clasifica la lana de vidrio y la lana de roca como posibles cancerígenos en el grupo 2B.

1997: La Directiva de la UE del 05/12 clasifica a las fibras de aislamiento de lana de vidrio como posible carcinógeno pero insuficientemente evaluadas con la posibilidad de riesgos irreversibles.

2001: OMS reclasifica las lanas minerales en la categoría 3 o sea que no son clasificables en cuanto a su potencial cancerígeno en el hombre. Aparentemente los fabricantes han trabajado para  reducir la biopersistencia de las fibras.


Este articulo apareció en el número 30 de Ecohabitar.


 

Análisis del ciclo de vida: instrumentos para cuantificar los impactos medioambiemtales

Análisis del ciclo de vida: instrumentos para cuantificar los impactos medioambiemtales

Los análisis del ciclo de vida (ACV) son instrumentos científicos que permiten cuantificar los impactos medioambiemtales en un producto o en un servicio. Utilizados en la industria desde los años 80, sirven desde hace 10 años para evaluar el impacto de los materiales de construcción.

Un ACV ofrece información completa sobre muchos de los impactos ambientales y para que sus resultados sean comprensibles por todos, tenemos que encontrar una metodología para la simplificación.

Sin embargo, actualmente, el método varía dependiendo de los implicados, por lo que no siempre es fácil comparar los resultados. Tomemos el ejemplo de la «energía incorporada»: dependiendo de quien comunique el resultado del ACV, se tendrá o no en cuenta el transporte, la gestión al final de la vida, si se precisará o no que la energía de origen es renovable o no.

De hecho, para el mismo material el valor de “energía incorporada”puede variar de simple a doble. Del mismo modo para la gestión del fin de vida de los materiales; algunos expedientes estiman que la simple descarga en vertedero es suficiente y hay otros que optan por seleccionar y tratar de un modo separativo.

Metodología

Para comparar los balances de situación “de CO2” y “energía primaria no renovables» (energía incorporada), se utilizó una sola base de datos: IBO (Austria). Reconocida y utilizada en varios países, tiene la ventaja de haber sido ampliamente probada y de educar a un gran número de materiales de construcción. Cuando se dispone de datos, también se presentan los materiales y productos analizados por las iniciativas francesa (software EQUER, enchufes ESFD). Por último, para la comparación, el servicio prestado por cada aislante es el mismo:

1 m2 de aislamiento de R = 5 m2.K / W. Las densidades indicadas corresponden a los materiales estándar.

Diferenciamos cuatro grupos:

  1. Los grandes contribuyentes al efecto invernadero: los aislantes minerales y sintéticos densos.
  2. Los medios: los aislantes minerales y sintéticos poco densos.
  3. Los neutros: los materiales de origen biológico en paneles o rollos.
  4. Los sumideros de CO2: fibras vegetales densas.

De energía primaria

Hay tres grandes grupos de aislantes:

  1. Los «energéticos»: los aislantes densos y sintéticos.
  2. Los medios: los aislantes minerales, los aislantes sintéticos poco densos, los materiales «de origen biológico» (de origen vegetal o animal) en paneles o rollos.
  3. La primera clase: los materiales «de origen biológico» poco transformados.

En una evaluación más completa sería necesario incluir:

  • Agotamiento de recursos.
  • Fin de vida de los materiales (vertederos, valorización energética, reciclage, etc).
  • La toxicidad para la salud humana.
  • Varios contaminantes sobre los ecosistemas (acidificación, la destrucción de la capa de ozono, la eutrofización, etc).
  • Los criterios económicos y sociales (cursos de corta duración, la creación de empleo,etc).

Si integramos los distintos criterios se confirma como las mejores opciones los materiales vegetales y animales, o mínimamente procesados a partir de materiales reciclados.

 

 

Aislamiento de rellenado

Aislamiento “multifuncional”

1: Paneles de aislamiento al vacío – (190 kg/m3, λ = 0,008)

2: Paneles de poliestireno expandido – (17 kg/m3, λ = 0.035)

3: Lana de vidrio – Rollos (28 kg/m3, λ = 0,038)

4: Lana de roca (30 kg/m3, λ = 0,038)

5: Manta de fi bra de madera – Rollos (40 kg/m3, λ = 0,038)

6: Manta de de cáñamo – Rollos (30 kg/m3, λ = 0.040)

7: Manta de lino – Rollos (30 kg/m3, λ = 0.040)

8: Manta de lana de oveja – Rollos (kg/m3, λ = 0.040)

9: Celulosa – paneles (kg/m3, λ = 0.040)

10: Guata de celulosa insufl ada (55 kg/m3, λ = 0.040)

11: Perlita – a granel (85 kg/m3, λ = 0.050)

12: Cañamiza – a granel (110 kg/m3, λ = 0,048)

13: Poliuretano – Paneles (30 kg/m3, λ = 0,028)

14: Poliestireno extruido (a) – Paneles (30 kg/m3, λ = 0.035)

15: Lana de vidrio de alta defi nición – Paneles (80 kg/m3, λ = 0,039)

16: Lana de roca de alta defi nición – Paneles (130 kg/m3, λ = 0.040)

17: Vidrio celular – Paneles (120 kg/m3, λ = 0,045)

18: Placa de aislante mineral – Bloque (115 kg/m3, λ = 0,045)

19: Fibra de madera – Paneles (180 kg/m3, λ = 0.040)

20: Corcho expandido – Paneles (100 kg/m3, λ = 0,042)

21: Paja – Balas (100 kg/m3, λ = 0,056)

(a) sin agentes HFC

Fuentes:

EQUER: www.izuba.fr – ESFD ( fi chas de declaraciones medioambientales y sanitarias): www.inies.fr – IBO (Österreichisches Institut für Bauökologie und Baubiologie): www.ibo.at – INRA / ADEME y el Departamento de Agricultura: ACV para Cáñamo de hormigón.

ESFD: – 2: Knauf TTh33 Therm (17 kg/m3 = 0,033), 3: Isover Isoconfort 32 (28 kg/m3λ = 0,032); 4: Isover Alphalène 50 (50 kg/m3 = 0,035), 6: Isover Florapan (30 kg/m3 = 0,042); 13: Efi sol Efi green Duo (31 kg/m3 = 0,025); 16: Isover Panotoit Fibac 2 (140 kg/m3, = 0,039); 17: Pittsburgh Corning T4 compacto Foamglas (120 kg/m3 = 0,042)

 

Informe: Aislamientos ecológicos. Compativa global

Un edificio de hace 60 años en Pamplona “rejuvenece” con la fibra de madera Gutex

Por el N.O. de la ciudad de Pamplona nos recibe un barrio joven por su construcción recientellamado BUSTINTXURI-EUNTZETXIKI que nos lleva hasta la muralla que abre sus puertas a su casco viejo.

Allí ha estado siempre, y está, la estación del Ferrocarril de RENFE que dio su nombre a una de las calles que discurren de forma paralela a las vías, la calle Del Ferrocarril.En dicha calle, a principios de los años 50 del siglo pasado, fueron construidas las viviendas que son objeto de este comentario.

Todo el barrio creció a su alrededor quedando estos edificios como una isla,hasta que, por fin, le tocó el turno a este conjunto de viviendas y Comunidad de vecinos y Ayuntamiento pusieron todo su afán e interés en ponerlo al día.

Pero esa apuesta por poner al día al antiguo edificio, no solo contemplaba la mejora estética sino que, sobre todo, se enfocaba en la calidad de vida de sus ocupantes y se complementaba con la reducción del gasto en calefacción

Esta actualización ha convertido a ese antiguo edificio en uno de los mejores dotados en eficiencia y sostenibilidad de todo el barrio, por muy nuevo que este sea.

Todo el edificio ha quedado totalmente regenerado en toda su envolvente además de las mejoras internas y de sus locales comerciales.

  • Mejora de su cubierta, tanto en aislamiento como en protección de humedades y su nueva cubrición.
  • Nuevas fachadas: con sistema de fachada aislada en lasexteriores y ventilada en las interiores, con un sistema SATE, aislado y revestido.Ambos sistemas con niveles de espesores de aislamiento propios casi de un edificio de energía casi cero.
  • Nuevas ventanas y persianas con las mejores aportaciones que la tecnología actual ofrece.
  • Mejoras de accesibilidad y del registro de las instalaciones del edificio.

Desde Biohaus Goierri hemos trabajado codo con codo con su responsable técnico, Jon Iriarte, tanto en la realización del proyecto como de su ejecución, contagiados de su entusiasmo y profesionalidad para determinar los productos y sistemas: tanto de GUTEX -el fabricante alemán de aislamientos de fibra de madera-, como con Pro clima -para el control de las condensaciones-, buscando con ello conseguir la satisfacción y confort en la habitabilidad de sus residentes.

Todo ello ha configurado una de las intervenciones en rehabilitación más completas de las que hemos conocido hasta la fecha, lo que la hace merecedora de esta especial mención, al haber trabajado en todos los componentes más singulares del edificio.

 

Instalación de la fachada ventilado sobre la ibra de madera Gutex.

Instalación de la fachada ventilado sobre la ibra de madera Gutex.

 

image007

Resultado final de la intervención:

image001

Fachada original.

PRODUCTOS Y SISTEMAS BIOHAUS EMPLEADOS EN LA REHABILITACIÓN

  • FACHADAS:
    • Fachada ventilada.
      • Placa machihembrada GUTEX Multitherm de 100 mm de espesor con resistencia a la humedad, transpirable y con gran capacidad de aislamiento térmico invierno y verano así como a nivel acústico.
    • (patios comunales). Fachada con sistema de aislamiento revestido SATE.
      • Sistema SATE Thermowall de GUTEX.
        • Placa revocable en todas sus caras Thermowall, transpirable y de alta resistencia a compresión e impacto y de baja absorción temporal de agua según exigencias del CTE vigente.
        • Fijación mecánica con tacos de polipropileno.
        • Armazón con malla de fibra de vidrio.
        • Revestimientos con morteros transpirables de cal y alta protección humedad.
        • Acabado de pintura mineral con silicato.
        • Impermeabilización del forjado de cubierta con lámina SolitexMento 3000 Connect de Pro clima®.

Más info: www.biohaus.es

 

La exposición en Pamplona “Carrera de hielo” construida solo en madera

biohaus1

La exposición al público que en Pamplona se viene realizando, pretende demostrar las consecuencias de una construcción muy eficiente, en comparación con una poco eficiente y/o viceversa.

Para ello, BIOHAUS GOIERRI S.L. patrocinador del evento, en colaboración con el Dpto. Medio Ambientedel Ayuntamiento de Pamplona, ha facilitado a su organizador BAU PASSIVHAUS, materiales para la colocaciónen dos módulos que contienen en su interior 1m3 de hielo.

Ambos módulos de dimensiones idénticas, han sido construidos de igual manera, (estructura, ventanas y aislamiento son de madera) salvo en dos aspectos: el modelo eficiente (Modelo Passivhaus) dispone de un buen aislamiento (GUTEX Thermofibre) y de una ventana de altas prestaciones técnicas de la marca GAULHOFER.

Que un edificio aislado es más eficiente que otro que no lo está, resulta, a estas alturas, del todo conocido por el público en general.

bihaus2

Lo que si resulta curioso y posiblemente más novedoso, es que esta exposición se está haciendo en verano y que se toma, como material demostrador de la experiencia comparada, a un cubo de 1 m3 de hielo.

Es decir, se está poniendo a prueba la eficiencia del aislamiento desde la perspectiva funcional de impedir la entrada de calor.

Esto pone en evidencia uno de los valores de que disponen los aislamientos, además de la más normalmente conocida, la conducción del calor y que es,la capacidad de acumular el calor, o sea, de retenerlo.

En ello juegan dos cualidades de los materiales aislantes que son: la capacidad calorífica específica y la densidad,los cuales dan lugar a la capacidad térmica.

Poniendo en relación la conductividad con la capacidad térmica se puede calcular la velocidad a la que el calor va a atravesar el aislamiento.

Con los datos de conductividad y capacidad calorífica específica se obtiene además el tiempo que va a tardar en entrar el calor en la edificación, así como con qué grado de variación de la temperatura interior.

biohaus3

Estos valores de protección a la entrada del calor no son iguales, o similares, para todos los aislamientos.

Podemos decir, que si se hubiera construido el módulo instalado en la Plaza del Castillo de Pamplona, con otros aislantes, la entrada del calor de estos días de junio, hubiera incidido de forma muy diferente con el aislado con GUTEX Thermofibre, de manera que se hubiera producido un mayor deshielo.

Esta es una de las claras diferencias entre los materiales aislantes para la protección del calor en verano ofreciendo valores muy distintos.

Todo ello configura el verdadero “aislamiento térmico”.

Más info: www.biohaus.es

AislaNat, miembro de la Asociación Europea de Fabricantes de Aislante de Celulosa

 

Además de ser un referente en el mercado nacional, Aislantat está presente a nivel internacional. La empresa es socia fundadora de la Asociación Europea de Fabricantes de Aislante de Celulosa y participa anualmente en sus reuniones. La Asociación agrupa a empresas europeas fabricantes de aislante de celulosa y tiene como objetivo defender los intereses del sector en Europa, de las empresas asociadas en particular y dar a conocer las virtudes del aislante de celulosa.

Durante la reunión, se trabajó en profundidad sobre los tres aspectos fundamentales que diferencian a la celulosa de otros aislamientos: el ahorro energético asociado tanto a su proceso de fabricación como a su vida en obra, se trata de un material 100% ecológico y reciclado.

Próximos eventos

Por octavo año consecutivo, Aislanat participará el próximo mes de junio en la Feria Bioterra, una feria de los productos ecológicos, bioconstrucción, energías renovables y consumo responsable referente en el Norte del Estado.

También en el mes de junio, AislaNat expondrá en la primera edición de BioNavarra, la primera Feria de Productos Ecológicos de Pamplona. Se trata de un evento dirigido a todos los públicos, que pretende mostrar las alternativas que se nos ofrecen para una vida más saludable con productos de nuestro entorno y procedentes de todos los sectores.

Sobre AislaNat

AislaNat es un aislante de celulosa fabricado en Navarra. Realizado a partir de papel de periódico reciclado, es un aislante natural térmico y acústico para construcción. Tratado con minerales bóricos, posee propiedades ignífugas y antifúngicas.

Bioklima Nature, especialista en la fabricación y comercialización de materiales naturales para la construcción, crea Aislantes AislaNat en 2011, el no existir en el mercado nacional ningún fabricante de aislante de celulosa.

AislaNat es la única marca de aislante de celulosa fabricado en España. Este aislante es un producto utilizado desde hace setenta años en diferentes países del norte de Europa y EEUU, donde copa una importante cuota de mercado.

Antes de la puesta en marcha de la planta de producción de AislaNat en Navarra, el aislante de celulosa consumido en España provenía de la importación de países europeos, principalmente Alemania y Austria.

Info: www.bioklimanature.com

Posidonia como aislante en viviendas en Formentera

Ha que destacar La posidonia oceánica será utilizada como aislante en un proyecto de viviendas de protección pública oficial en Formentera.

El Gobierno invierte 1.510.697 euros construcción de la promoción de catorce viviendas de protección pública que lleva a cabo el Instituto Balear de la Vivienda (IBAVI) en la calle de Sant Jaume, en Sant Ferran de ses Roques, en Formentera.

Este proyecto, de gran demanda en la isla, se ofrece en régimen de alquiler y que contará con viviendas de dos dormitorios, con jardín o terraza.

Las obras comenzaron en el mes de mayo y se reanudarán en octubre cuando finalice la temporada turística.

En este primer mes, se han realizado los movimientos de tierras para preparar el terreno y se han empezado a hacer los cimientos. Durante el verano, se aprovechará para recolectar y secar los restos de posidonia oceánica, residuo que se utilizará como material de aislamiento térmico y acústico de las viviendas.

El uso de posidonia como material de construcción ha sido una de las medidas innovadoras que han merecido que el proyecto Life Reusing Posidonia haya sido premiado en varios certámenes de bioconstrucción y merecedor de financiación por parte de la Unión Europea mediante el programa Life+2012. En el marco de este programa europeo se ha obtenido una ayuda de 754.012 euros, importe que permite cubrir el 50% del presupuesto del proyecto, que incluye tanto la construcción como la monitorización de las viviendas.

Las otras medidas de carácter ambiental que han contribuido al reconocimiento de este proyecto son la reducción de hasta un 75% del consumo de energía durante su vida útil y de hasta un 60% del consumo de agua del inmueble, la disminución de hasta un 50% de las emisiones de CO2 durante el proceso de construcción, y de hasta un 50% de los residuos de obras.

Este proyecto ha sido elaborado íntegramente por el personal técnico del IBAVI y ha contado con la colaboración de la Dirección General de Medio Natural, Educación Ambiental y Cambio Climático para solicitar esta ayuda europea.

Premios Endesa 2012

Tenemos que destacar el reconocimientos que ha obtenido destaca también haber resultado finalista en los Premios Endesa 2012 a la Promoción Inmobiliaria más Sostenible, y en el concurso internacional de arquitectura bioclimática Bioarquitectura Mediterránea BAM012, en el que fue finalista en la categoría de Legislación y Certificación y nominado en las categorías de Territorio y Materiales.

Esta promoción es fruto del convenio de colaboración firmado en 2010 entre el IBAVI y el Consejo Insular de Formentera y se adecua a las normas subsidiarias del municipio, cumpliendo con las exigencias de protección derivadas de la declaración de Bien de Interés Cultural de la iglesia de Sant Ferran, cercana a futuras viviendas.

Las obras han sido adjudicadas a Ferrovial Agroman SA y tienen un plazo de ejecución previsto de dos años.


Más info:

Navarra aprueba un decreto de ayudas para la rehabilitación con suvbenciones de hasta el 40% para la mejora de la envolvente térmica

El nuevo decreto sobre actuaciones protegibles en materia de vivienda, aprobado en su sesión de por el Gobierno de Navarra reorganiza el sistema de ayudas, centrando el apoyo en las actuaciones de rehabilitación y en el alquiler protegido, aunque mantiene las subvenciones a la compra. La priorización de los solicitantes de menor renta constituye también un elemento clave del nuevo sistema.
La nueva normativa desarrolla la Ley Foral 10/2010, de Derecho a la vivienda en Navarra. El decreto armoniza la normativa existente en esta materia, regula los aspectos técnico-arquitectónicos y define un nuevo régimen de ayudas, con un mejor control del gasto para asegurar la sostenibilidad del sistema y garantizar que Navarra continúe siendo la región que más subvenciones a la vivienda concede en España.

 

Novedades introducidas por el nuevo decreto

Se introducen mejoras en los procedimientos y se establecen mecanismos para la reducción del stock pendiente de vivienda. Para ello se recupera la figura de la Vivienda Libre de Precio Limitado (VLL), y se plantea la adjudicación sin requisitos para aquellas viviendas protegidas declaradas vacantes hasta el 31 de diciembre de 2014. En el caso de las VPT y VPP deben estar calificadas provisionalmente, mientras que las VPO deben contar con la calificación definitiva. Además estas viviendas deberán ser residencia habitual y permanente.

En cuanto a rehabilitación, el futuro Informe de Evaluación de Edificios (IEE) debe ser la base sobre la que sustentar las ayudas y su priorización. Se incorpora un nuevo tipo de ayuda para la envolvente del edificio y se establecen nuevos requisitos para recibir ayudas individuales.

El nuevo decreto busca favorecer el alquiler protegido manteniendo las ayudas, pero además pretende ampliar la base de personas objeto de subvención, y establece ayudas para personas afectadas por procesos de desahucio.

 

Ayudas a la rehabilitación

En lo que se refiere a la rehabilitación, se configura el Informe de Evaluación de Edificios como la base para sustentar las ayudas y su priorización. Este documento será exigido para solicitar las ayudas, aunque su coste será subvencionado. En líneas generales, el nuevo decreto mantiene las ayudas, aunque en algunos casos se reducen las cuantías por vivienda ajustándolas a límites que habitualmente no se sobrepasan.

Concretamente, se conservan los porcentajes en los siguientes supuestos:

  • Áreas de rehabilitación preferente, viviendas unifamiliares o personas mayores.
  • Supresión de barreras arquitectónicas (instalación de ascensor). Se dedica también un mayor apoyo a las viviendas colectivas con bajo número de pisos (menos de 11).
  • Suplementos para familias numerosas (del 3%-6%)
  • Rehabilitación para alquiler a precio no superior al de VPO (del 11% al 40%)

Además, se crea una nueva ayuda para la mejora de la envolvente térmica que alcanza hasta el 40% del presupuesto y se conceden, por primera vez, suplementos de ayuda para jóvenes y víctimas de terrorismo o de violencia de género. Finalmente, la norma establece nuevos requisitos para recibir subvenciones individuales, como es la obligatoriedad de destinar la vivienda a residencia habitual y permanente, estar al corriente de las obligaciones tributarias, o no poseer otra vivienda o el 50% de parte alícuota.

 

Más info: www.navarra.es

Bioklima Nature presenta las ventajas de la guata de celulosa como aislante en edificaciones

20130505-julen-puncel-arandigoien-bioklima-natureBioklima Nature, empresa Navarra especializada en la fabricación y comercialización de aislantes naturales para la construcción, ha presentado las ventajas de la guata de celulosa en Ingurubide, el centro de recursos de Bilbao para la sostenibilidad en la rehabilitación de viviendas y edificios. La guata de celulosa, realizada a partir de papel de periódico reciclado tratado con minerales bóricos, es un aislante natural térmico y acústico, que posee propiedades ignífugas y antifúngicas.

Julen Puncel Arandigoien, responsable de Bioklima Nature revela que el empleo de guata de celulosa en la edificación empezó en Estados Unidos con la crisis de 1929, y en Europa a partir de la década de los años sesenta. Esta implantación en las últimas décadas posibilita garantizar que la celulosa de guata mantiene sus propiedades de aislamiento, contra el ruido e incendios durantes más de 50 años.

“Su aplicación limpia y fácil, y su precio competitivo,- señala Julen Puncel- se refleja en que para aislar con guata de celulosa una vivienda con una superficie de 80 m2, el trabajo se realiza en menos de un día, y con un presupuesto que ronda los 1.000 euros. Una inversión que se recupera en menos de tres años”.

La guata de celulosa es un aislamiento que garantiza un menor consumo energético. Su capacidad de desfase térmico, el tiempo que tarda en transmitir la temperatura de un lado a otro de su grosor, se sitúa entre ocho y 12 horas, lo que le sitúa por encima de otros materiales.

Bioklima Nature, que emplea a siete trabajadores, puso en marcha en 2012 la primera fábrica de guata de celulosa en España, localizada en Orikain (Navarra), tras invertir cerca de un millón de euros. Su producción es comercializada con la marca AislaNat.

Más info: www.aislantesaislanat.es

Las algas, un aislante ecológico en edificios inteligentes

130312Posidonia_oceanicaLos edificios emplean el 40% de la energía consumida en Europa y generan la tercera parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. Para reducir el carbono que genera la sociedad y aumentar su eficiencia energética será necesario contar con edificios inteligentes. Muchas propuestas nuevas de construcción incluyen tecnologías de refrigeración eficientes desde el punto de vista energético como los sistemas solares de calefacción, la producción combinada de calor y electricidad, las bombas de calor y el almacenamiento de energía térmica. Todas estas innovaciones ya existen en el mercado. Pero existe otra opción disponible y rentable: el aislamiento realizado con medios respetuosos para la naturaleza.

Para muchos habitantes de zonas costeras las algas varadas no son más que una inconveniencia. Pero ¿qué tienen que ver estas plantas con los edificios y su calefacción? Investigadores alemanes han descubierto que esta materia natural puede ejercer de aislante de edificios y junto a un equipo de colaboradores industriales han logrado convertirla en un material de aislamiento viable, tal y como explica el Servicio de Información Comunitario sobre Investigación y Desarrollo de la Comisión Europea.

Las playas del Mediterráneo se llenan durante otoño, invierno y primavera de pequeñas bolas de algas procedentes de la planta Posidonia oceánica. Aunque esta materia natural abundante y renovable se considera un residuo y acaba normalmente en el vertedero, podría resultar demasiado valiosa como para descartarla sin más. Las algas poseen una serie de características interesantes para la construcción, como por ejemplo el ser prácticamente ignífugas y resistentes al moho. Pueden utilizarse como material aislante sin necesidad de añadir sustancias químicas exógenas en los espacios entre las vigas de los techos y el interior de las paredes y amortiguan las condiciones ambientales al absorber y expulsar vapor de agua sin perder sus propiedades aislantes. Además, su bajo porcentaje de sal, entre 0,5 y 2 puntos, permite utilizarlas sin que provoquen problemas de descomposición.

No obstante, el proceso para convertir estas algas en un material de construcción no resulta sencillo debido a que antes es necesario eliminar la arena que las impregna, suelen adherirse a casi cualquier objeto, incluso entre ellas mismas, y tienden a aglutinarse durante su procesamiento y al esparcirlas en los espacios a aislar. El Instituto Fraunhofer de Tecnología Química (ICT), en colaboración con otros socios industriales, ha dado con métodos nuevos para convertir los restos de Posidonia en un material aislante viable. Los socios del proyecto se propusieron crear un material aislante que pudiera acoplarse o pulverizarse en su espacio de destino sin demasiadas complicaciones.

“Agitar las bolas de Posidonia es la manera ideal de lograr fibras de la mayor longitud posible sin arena”, explicó la Dra. Gudrun Grübe del Fraunhofer ICT. La separación meticulosa de las masas de algas lograda por la Dra. Grübe y su equipo garantiza una manera ideal de obtener fibras. Tras limpiarlas de arena llegan a la trituradora a través de una cinta transportadora que deposita en bolsas fibras de entre 1,5 y 2 centímetros.

El Instituto Fraunhofer de Física de la Construcción (IBP) en Holzkirchen (Alemania) descubrió que el material aislante desmadejado obtenido es capaz de almacenar una cantidad de energía considerable -2.502 julios por kilogramo kelvin (J/kgK)-, un 20% más que la madera o los productos derivados de ésta. Esta característica le permite mantener frescos los edificios durante periodos calurosos al protegerlos contra el calor durante las horas de luz. Los resultados de un análisis confirmaron la enrome capacidad aislante de las fibras de Posidonia. “Puede utilizarse en la construcción a una densidad lo suficientemente elevada como para que no se hunda por su propio peso. La densidad necesaria se determinó en el Instituto de Ensayo de Materiales MPA NRW de Dórtmund”, aclaró la Dra. Grübe. También se investigó la idoneidad de este material desde el punto de vista sanitario. Los resultados proporcionados por el Eco-INSTITUTE de Colonia desvelaron que no contiene materiales tóxicos o residuales, por lo que resulta especialmente indicada para alérgicos.

Otra ventaja de la Posidonia reside en que su procesado consume muy poca energía, por lo que resulta respetuoso con el medio ambiente. Las madejas de Posidonia se recogen a mano y se traen hasta Alemania por mar desde Túnez o por carretera desde Albania.

Las fibras han demostrado su idoneidad en varios proyectos de nueva construcción así como en renovaciones. Ya hay planes en marcha para desarrollar láminas sólidas y respetuosas con el medio ambiente a partir de este material para así generar un sistema completo de aislamiento de techos, fachadas, muros interiores y techos de sótanos. Investigadores del Instituto Fraunhofer continúan la investigación sobre este material. Además, la empresa NeptuTherm e.K. le ha dado nombre al nuevo material aislante y ya ha comenzado a publicitarlo y distribuirlo.