Aislamiento textil reciclado en un proyecto que lidera Koopera

El aislamiento textil es uno de los que podemos considerar ecológicos y reciclados. En los últimos meses, en colaboración con empresas especializadas en la construcción y en la fabricación de materiales no tejidos, Koopera ha liderado un proyecto de economía circular que permitirá recuperar, en 5 años, 600 toneladas de textil de algodón post-consumo y darle una segunda vida en la forma de paneles aislantes para la construcción. El trabajo, realizado en colaboración con la empresa técnica Rener, y con Triturats La CanyaLogrotex y RMT, permite aprovechar un residuo textil post-consumo que suele terminar en vertedero o incineradora.

Este proyecto ha sido subvencionado por Ihobe, Sociedad Pública adscrita al Departamento de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, en la convocatoria de proyectos de demostración de economía circular.

Resultados del material

El material ha conseguido unos resultados muy buenos en el apartado de comportamiento acústico y térmico, y el trabajo se centra ahora en mejorar su comportamiento ante el fuego. Además, el análisis económico realizado confirma que el producto podría comercializarse con un precio competitivo en el mercado, comparable con los costes de la competencia, pero con el valor añadido para la construcción sostenible de que ha sido desarrollado bajo los principios de la economía circular, contribuyendo a la prevención de residuos y proporcionando una segunda vida al textil post-consumo.

El proyecto para recuperar prendas a través de procesos innovadores de reciclaje es además, junto a las tiendas Koopera Store, una de las vías con las que Koopera Cáritas contribuye a la economía social y a la generación de empleo.

Tiendas Koopera Store

Así, la donación de prendas de miles de personas en los territorios donde está presente ha permitido a Koopera recuperar cerca de 15.000 toneladas de ropa en lo que va de año. Muchas de las prendas son destinadas, a través de las 35 tiendas Koopera Store, a entregas sociales a personas con necesidades a través de Cáritas, en el marco de una tienda de moda donde pueden elegir lo que más necesitan. En ellas también se ponen a la venta las prendas de segunda mano a precios reducidos, fomentando y haciendo accesible la moda sostenible. De este modo, las compras de miles de personas en las tiendas Koopera Store apoyan este proyecto social y medioambiental y hacen posible la creación de empleo.

Aquellas prendas que no pueden ser reutilizadas, por su parte, son sometidas a distintos tratamientos y a proyectos innovadores de reciclaje como el destinado a la fabricación de paneles con materiales aislantes a través del residuo textil. Con todo ello, Koopera da empleo a más de 600 personas, el 55% de las cuales siguen procesos de inserción.