Proyecto Urobia

ESTANQUE Y CASA 300 pppCuando hace once años, Marién y Javier, se unieron en el maravilloso acto de crear una nueva vida, no sabían que también había nacido algo que entraría a formar parte de su misión en esta vida: Urobia, Parque Ecológico de Ocio Educativo.

Meciendo o amamantando en los brazos a su primera hija, de unas pocas semanas, a Javier y a Marién les surgió la idea de “crear una escuela alternativa”. Poco después bautizaron a este proyecto como “ojo de agua”. Y comenzó un periodo de investigación teórica, “no sobre educación, también en psicología, biología, neurología, epistemología (John Holt, Rebeca Wild, Alice Miller, Claudio Naranjo, Daniel Greenberg, Arthur Koestler, Gregory Bateson, Fritjof Capra, Rupert Sheldrake, David Bohm, Jiddu Khrisnamurti, Humberto Maturana)”. Los libros, revistas, contactos y las visitas a experiencias con décadas de vida en diversos lugares del planeta, se agolpaban. Esta investigación era, sobre todo, eminentemente práctica, “¿qué y cómo hacer cuando lloraba?, ¿debemos dormir con ella?, ¿cómo transportarla? ¿cómo cuidar, en definitiva, de esta frágil vida a nuestro cargo?”. Fruto de este proceso empezaron a surgir las respuestas… y más preguntas. “Al poco tiempo aparecieron en nuestras vidas Mauricio y Rebeca Wild, conocimos en vivo la experiencia del Pesta en Tumbaco (Ecuador) y aprendimos la importancia de respetar los procesos de vida, y ya que lo que nosotros buscábamos no era hacer una escuela alternativa, sino crear un entorno en el que nuestras hijas y los hijos de otras parejas, pudieran crecer a su propio ritmo, que su experiencia de vivir la infancia fuera plena, que la curiosidad inagotable que desplegaban de bebés, se mantuviera incólume, que tuvieran la oportunidad de vivir la vida aquí y ahora, tal como quizá sólo los niños saben hacer, no hipotecando su vida presente por un futuro que aún no existe. Crear un ambiente en el que el sentir, el pensar y el hacer, estén en sintonía, resuenen y se amplifiquen mutuamente. La idea de escuela y de ambientes para niños que  predominan en nuestra civilización están, a nuestro juicio, muy lejos de ese punto, basados en el condicionamiento externo y en la lógica productiva de una sociedad industrializada que en el pasado ha resultado útil  al desarrollo de la humanidad, pero que en este momento histórico ya es obsoleta“.

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *