Sembrar Abonos Verdes

Por una huerta sana y productiva

Por: Editorial: La Fertilidad de la Tierra Ediciones

15.50

0 sobre 5

Agotado

Descripción del producto

96 Páginas
21 X 21 cm
Color, fotografías
Rústica con solapas

Edición 2016


Los abonos verdes son los mejores aliados de quien cultiva un huerto. Mejoran, nutren y protegen la tierra de forma natural y sin esfuerzo. Con su masa vegetal la protegen de la compactación, de la erosión y de la mineralización, a la vez que compiten y frenan el crecimiento de las hierbas no deseadas.

Gracias a sus robustas raíces, la facelia, la mostaza, el centeno, la veza… descompactan y mullen la tierra; una vez segadas, le aportarán materia orgánica que podremos incorporar superficialmente. Se pueden sembrar tanto en primavera como en otoño, en función de nuestras necesidades y de la fauna auxiliar polinizadora que deseemos atraer gracias a su floración.

En la Naturaleza, salvo raras excepciones como las zonas áridas, no existen tierras desnudas. En todas partes la tierra está cubierta o bien por plantas vivas, o por restos vegetales como las hojas muertas en el bosque o las hierbas secas en las praderas. Por tanto, ¿por qué dejamos la tierra desnuda en el huerto? Hacer un huerto ecológico, ¿no es ante todo inspirarse en la Naturaleza?

Dejando la tierra desnuda el horticultor se expone a multitud de problemas: erosión, compactación, desecamiento, formación de una «costra estructural por la lluvia» que reduce la infiltración del agua y estorba la nascencia de los cultivos … En resumen, que comporta numerosos fenómenos que no favorecen la vida de la tierra ni la obtención de una buena estructura. La primera acción de un horticultor debe ser por tanto proteger la tierra.

Cultivar abonos verdes antes o después de un cultivo, o entre dos cultivos, permite proteger rápidamente la tierra. Esta cobertura vegetal, que actúa como un empajado, protege la superficie de la tierra de las lluvias fuertes y de la erosión provocada por la escorrentía o el viento. El agua en vez de caer directamente sobre la tierra, con el riesgo de que se forme una costra estructural poco permeable al aire, y por tanto poco favorable al desarrollo de la vida de la tierra, resbala suavemente a lo largo de las plantas y se infiltra lentamente en la tierra.

Cubrir la tierra también permite limitar las variaciones de temperatura y de humedad, creando una zona tampón que favorece la actividad de los seres vivos de la tierra (lombrices, bacterias, hongos…), que suelen entrar en letargo o disminuyen su actividad en un medio demasiado seco o demasiado frío. Y el mantenimiento de la vida en la tierra es uno de los pilares de la agricultura ecológica. De hecho, no sólo las famosas lombrices, sino todo el conjunto de microorganismos de la tierra, juegan un papel esencial en el reciclado de la materia orgánica y su transformación en minerales asimilables por las plantas.

Los abonos verdes poseen claras ventajas para ser empleados como cobertura vegetal de la tierra son poco exigentes en agua y minerales, presentan una fácil germinación y un rápido crecimiento, y pueden producir mucha biomasa que permitirá una buena alimentación de los seres vivos de la tierra cuando sean incorporados a la misma. Se pueden sembrar en cualquier tipo de tierra desarrollándose en periodos bisagra relativamente cortos; a principios de primavera; a mitad de verano entre dos cultivos; o al final del verano, antes de las heladas invernales.


Índice

Introducción

5 buenas razones para emplear abonos verdes

Proteger la tierra

Una defensa contra las inclemencias climáticas
Un ‘techo’ para los organismos que viven en la tierra
Sus claras ventajas
Empajar o sembrar abonos verdes

Favorecer la vida de la tierra y fertilizarla

Un ‘carburante’ para los organismos vivos
Una fertilización natural
¿Abonos verdes o compost?
Valiosos fijadores de minerales
Leguminosas, ortiga, consuelda. Unos abonos vedes excepcionales

Mullir la tierra

Moticultor no, ¡por favor!
Dejad que las raíces trabajen por vosotros
El trabajo con una horca de doble mango y los abonos vedes: dos técnicas complementarias
Desherbar
Escardar, binar, acolchar, abonos verdes. 1001 formas de desherbar

Atraer a los auxiliares

Mis aliados sírfidos
Sin abejas no hay calabacines
… y sin flores no hay abejas

9 abonos verdes a fondo

Mostaza
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Facelia
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Avena
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Alfalfa
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Esparceta
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Trigo sarraceno
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Veza
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Centeno
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Trébol blanco y trébol violeta
Características, cultivo, utilización, principales ventajas, principales inconvenientes

Los objetivos de cada abono verde

Lo primero: determinar el tipo de tierra de nuestro huerto

¿Es más arcillosa, arenosa o limosa?
El test del churrito
El test de la sedimentación

¿Qué quiero conseguir en mi huerto?

Descompactar la tierra

Centeno y veza, el dúo estelar del otoño
La mostaza en primavera

Proteger la tierra

Un abrigo invernal para tierras ligeras
¿Y para las tierras ligeras arcillosas?

Preparar el futuro huerto

Plantas vivaces para mullir y fertilizar la tierra
Dividir para cultivar mejor
Trigo sarraceno para desherbar

Abonar nuestro huerto

Dejar paso a los jóvenes
Las leguminosas, mejor en otoño
Prevenir el lixiviado
Trucos del hortelano

Atraer a los auxiliares

Distribución general del polen
¡Adiós plagas!

Crear una reserva de biomasa vegetal

Manual de uso de los abonos verdes

Las épocas de los abonos verdes

Los abonos verdes de primavera

Planificad bien vuestras siembras
Los vemos crecer. pero no mucho

Los abonos verdes de otoño

Una buena solución en las regiones en las que la primavera es corta
En la práctica

Métodos de cultivo de abonos verdes

Como cultivo secundario
Como cultivo intermedio

Material necesario

En primavera: sembrad abonos verdes de primavera

Preparación de la tierra
Siembra
Mantenimiento
Arrancado y enterrado

En primavera: arrancad los abonos verdes sensibles a las heladas

Arrancado y enterrado
Otra opción: utilizarlos en el compostaje

En primavera: ¿qué hacer con los abonos verdes de otoño que no se hielan?

En verano: sembrad abonos verdes entre los cultivos de invierno

La siembra
El riego
Control del abono verde

A finales de verano: sembrad abonos verdes bajo los cultivos altos

A finales de verano: sembrad abonos verdes alrededor de las calabazas

En otoño: cultivad abonos verdes de otoño

Cultivos perennes

Trampas en las que no debemos caer

Los errores de cultivo
Cuidado con las plagas

Ortiga y consuelda, unos abonos verdes diferentes a los demás

Las cualidades de cada una
¿Acolchar o hacer extracto fermentado?

 

Anexos

Direcciones útiles
Índice

 

 

 

Información adicional

Peso 0.350 kg
Dimensiones 21 x 0.7 x 21 cm

Reviews

There are no reviews yet!

Be the first to write a review

*