Cultivar guisantes, habas, judías

Cosechar proteinas del huerto

Por: Editorial: La Fertilidad de la Tierra Ediciones

15.50

0 sobre 5

Hay existencias

Descripción del producto

96 Páginas
21 X 21 cm
Color, fotografías
Rústica con solapas

Edición 2016


Los guisantes, las habas, las judías, como leguminosas que son, tienen unas propiedades fabulosas.

Cultivarlas supone poder cosechar un alimento fresco y vital, rico en proteínas y en fibra para cuidar la salud, con una diversidad de sabores y texturas para confeccionar múltiples recetas y conservas. Además, los nódulos presentes en sus raíces fijan el nitrógeno del aire y lo transforman en un fertilizante natural que las nutre a la vez que enriquece la tierra.

De cada leguminosa existen variedades adaptadas a los diferentes climas, todas ellas fáciles de cultivar si se respeta su calendario de siembra. Sólo nos piden uno o dos binados, y un aporcado… perfectas para un huerto ecológico.

Guisantes, habas, judías…

¿Qué tienen en común estas conocidas plantas? A primera vista comparten algo muy fácil de observar: sus flores, que les han permitido ser clasificadas en la misma familia botánica. No obstante, también comparten otra cosa más fundamental, escondida en sus raíces …

En este libro descubriréis cómo estas singulares plantas enriquecen la tierra de vuestro huerto. Y cómo las leguminosas no se reducen a las especies que podéis cultivar en él. nosotros os presentamos brevemente aquellas que cubren millones de hectáreas de tierra de cultivo por todo el mundo: las llamadas leguminosas forrajeras (alfalfa, trébol, esparceta .. ) o las leguminosas «de grano» (lenteja, guisante, judía, soja. cacahuete… ). Un trocito de historia de la agricultura, pero de mucha actualidad, ya que tras el secreto de las leguminosas se encuentran la fertilización, los abonos nitrogenados, el petróleo ..

El huerto y el planeta

No resulta fácil establecer un nexo entre el hecho de sembrar una semilla (y reproducirla, como os enseñaré) de haba, de guisante, de judía, etc.. y lo que pasa cada día en nuestra vieja Tierra, pero lo cierto es que ese nexo existe. Lo mismo que existe una relación directa entre vuestra salud y el consumo de leguminosas que, como veremos, son buenas para nuestro cuerpo.

Por ello, cultivar y comer leguminosas regularmente es un gran gesto en favor del planeta. Es a la vez un medio eficaz de enriquecer la tierra del huerto y bueno para la salud.

Este libro se ha escrito e ilustrado ante todo para que tengáis ganas de cultivar habas, guisantes, tirabeques o bisaltos. judías verdes o alubias, y también garbanzos, ofreciéndoos los trucos para que tengáis éxito. Treinta años de horticultura ayudan a dominar algunos cultivos hortícolas. y gracias a la destreza del fotógrafo pueden desencadenar la alquimia de la pedagogía; o al menos eso es lo que nosotros esperamos.


Índice

Introducción

Guisantes, habas, judías… Son leguminosas

Un poco de botánica
Una flor mariposa
Una gran familia
Y detrás de esa flor, el nitrógeno

El secreto de las leguminosas
En el corazón del misterio: los nódulos
El nitrógeno del aire: una fuente inagotable
La simbiosis que permite obtener el N2
De crucial importancia para la agricultura
Una fábrica de abonos en miniatura y natural
Un insospechado diálogo subterráneo
Un lenguaje sutil por medio de señales gaseosas
No entorpezcáis este hermoso mecanismo natural

Las leguminosas y la agricultura
Leguminosas de grano: en cualquier parte del mundo
Leguminosas forrajeras
Leguminosas y agricultura ecológica
¿Menos petróleo = más leguminosas?

Cultivo de leguminosas en el huerto
Plantas de granos tiernos o secos y también plantas de flor
Dos procedencias distintas

Las rotaciones, o cómo proveer de nitrógeno a las demás hortalizas del huerto
Aportad el nitrógeno con las rotaciones
¿Cómo lo hacemos?

Leguminosas y salud
Una fuente de proteínas sin igual
La magnífica asociación leguminosas / cereales
Ricas en fibra. minerales y vitaminas
… pero pobres en grasas
Sus virtudes desconocidas
Leguminosas + cereales = bueno para la salud, y también para el gusto
¿Y los cereales en el huerto?

Leguminosas todo el año

Trabajar en función del clima
Leguminosas adaptadas a cada zona
El perfil tipo de vuestra ubicación geográfica
Repartid vuestras cosechas
Producid legumbres secas
Tres calendarios orientativos para vuestras siembras escalonadas
Escalonad vuestras siembras

Las habas

Los guisantes (de grano y tirabeques)

Las judías

Los garbanzos

Las otras leguminosas del huerto

Semillas fáciles de obtener por uno mismo

¿Por qué obtener nuestras propias semillas?
Para mantener la biodiversidad
Para ahorrar (un poquito)
Para favorecer los intercambios
Para tener plantas adaptadas

Cómo tener éxito en la obtención de semillas
Sembrad pronto en su temporada
Cosechad
Conservad

Las habas

Los guisantes

Las judías

Los garbanzos

Anexos
Glosario
Casas de semillas ecológicas con variedades de leguminosas

Índice

Información adicional

Peso 0.350 kg
Dimensiones 21 x 0.7 x 21 cm

Reviews

There are no reviews yet!

Be the first to write a review

*