¿Por qué ventilar?

ventilarHay distintos motivos por los que los edificios necesitan ventilarse. Uno de ellos es para eliminar olores, emanaciones de materiales propios del edificio o de los muebles  y útiles contenidos en su interior, ya que, actualmente en la mayoría de casos son contaminantes. Otro motivo para  ventilar  tiene que ver con los cambios de composición del aire producidos por la respiración de personas, animales y plantas. Estos, durante el proceso de respiración,  consumen oxígeno y añaden dióxido de carbono y vapor de agua al ambiente interior.

Como dato de referencia, una persona en estado de reposo en un minuto realiza unas 12 respiraciones, consumiendo 6 litros de aire, como resultado aporta al ambiente 40 gr de vapor de agua y 37 gr de CO2 en una hora. Los valores de humedad relativa recomendados oscilan entre un 40% y un 60%, y los de CO2 no deberían sobrepasar la 700 ppm según criterios de IBN. Con estos datos en una habitación hermética de 16 metros cuadrados y una altura de dos metros y medio una persona en estado de reposo con una humedad relativa del 50%, en una hora y media llegaría al 60%, y en tan solo media hora se sobrepasaría las 700 ppm de CO2 partiendo inicialmente de 400 ppm. En una casa estándar es fácil superar los 1500 ppm cuando en una misma habitación se reúnen varias personas. Para conseguir una concentración alrededor de los 700 ppm se requiere una renovación de aire importante.

Como ejemplo de la evolución del CO2 en una habitación con dos personas se aporta la gráfica 1 . Los valores han sido registrados durante dos días, está ocupada durante la noche, la primera la puerta de la habitación se encontraba abierta y la segunda noche la puerta estaba cerrada. Se ve como con este simple detalle cómo cambia la concentración de CO2 a lo largo de la noche, en el primer caso se acerca a los 1500 ppm mientras que con la puerta cerrada se llega hasta los 3500 ppm.

 

¿Cómo ventilan las viviendas?

Viviendas anteriores al CTE.

Aunque la obligación de ventilar de forma continua por parte de la legislación es reciente, no significa que las viviendas anteriores a su aplicación no ventilasen. El grado de ventilación depende de la hermeticidad de los cerramientos y ventanas, así como de los hábitos de ventilación de sus ocupantes. El tipo de construcción que se realiza habitualmente ya tiene de por sí múltiples filtraciones en sus cerramientos, siendo las más habituales  a través de cajas de persianas, mecanismos de las cintas de persianas, falta de hermeticidad de las cámaras de aire, tubos de instalaciones que comunican el interior con el exterior y ventilaciones de gas.

bool(true)

2 thoughts on “¿Por qué ventilar?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *