Pinturas de exteriores

exteriorLas pinturas de exteriores cumplen dos funciones importantes. Por un lado, protegen el edificio conservándolo. Por otro lado, las pinturas son una expresión de la personalidad y de la estética.

Con los efectos psicológicos y mentales de la pintura como composición estética y creadora se enfatiza y expresa la individualidad, que, sin embargo, debe integrarse en el escenario y en la comunidad. En esto consiste el desafío para el empleo creativo de las pinturas en exteriores – para personas que valoran la estética y la belleza y que se niegan a integrarse en la monotonía que todavía hoy caracteriza muchos lugares. Con algo de delicadeza se podrá lograr el propio gusto tomando en cuenta, a la vez, la estética de los edificios del entorno y el sentir del vecindario. La expresión alemana “mostrar colores” – lo que equivale a “mostrar las cartas” – es también una expresión de la propia personalidad y del desarrollo de la misma. El dicho alemán “¡Valentía para el color!” nos habla de la autenticidad y, también, de cierto riesgo a la hora de probar algo nuevo, algo desconocido.

A nivel colectivo, los colores se basan en experiencias humanas ancestrales. Junto con las experiencias personales concretas, estas experiencias ancestrales forman el estilo y el gusto personales. En el transcurso de los siglos, cambian y surgen nuevos estilos y gustos. Tal como ya lo dijo Goethe, “los colores son fuerzas independientes que desarrollan efectos muy específicos”.

El aspecto exterior de una casa es al mismo tiempo la presentación de sus habitantes hacia fuera; realmente es la cara que están mostrando al mundo.

bool(true)

One thought on “Pinturas de exteriores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *