Nuevas técnicas en la fabricación de tableros aislantes de fibra de madera

Los tableros aislantes de fibra de madera son, desde hace ya muchos años, un recurso habitual  en Europa central y Escandinavia  para aislar viviendas y otro tipo de edificios. La empresa alemana Gutex,  ubicada en la Selva Negra es, por ejemplo, uno de los más antiguos fabricantes de este material,  con más de 75 años de experiencia.

En un principio, no eran razones ecológicas las que movían a la fabricación de estos tableros, sino el aprovechamiento lógico de los residuos de la industria forestal, abundantes en aquella zona. Estos tableros resultaban muy útiles para el aislamiento de las viviendas, protegiéndolas así de los largos e intensos inviernos del sur de Alemania. Nadie pensaba entonces en materiales aislantes sintéticos o de fibra mineral.

Este material, hoy día tan apreciado no sólo en los países de origen sino también en Italia, España o Portugal, tenía en sus comienzos un sencillo proceso de fabricación.En una especie de molino y con ayuda de vapor de agua, se desfibraba la madera troceada, procedente de los recortes  de las serrerías. Se añadía agua para activar la lignina de la madera y se formaba una pasta que se vertía en unos marcos de madera con una malla en la parte inferior, por donde evacuaba el agua sobrante y  se dejaban secar al aire, apilando los marcos uno encima del otro. Una vez seco, se obtenía un tablero blando de fibra de madera del tamaño del marco del molde, las fibras quedaban unidas por el aglutinante, que como biopolímero, supone la lignina. Para poder satisfacer la creciente demanda de este material, se procedió al secado de los tableros en  hornos. A continuación, se inició la clásica fabricación industrial en cadena. El secado de una  cada vez mayor producción de tableros obligaron a su vez a la construcción de hornos cada vez más grandes, hasta  6 alturas y 50 m. de longitud.

Escrito por Stefan Natke constructor de estructuras de madera y gerente de Biohaus Goierri S.L.

Contenido relacionado

La casita octogonal A primeros de 2004 decidimos construir esta casita de apenas 30 m2. Era lo que teníamos: tiempo y dinero para hacer.  Teníamos, además, mucho material...
Las viviendas revocadas con tierra ofrecen un clim... El revoco con barro es bueno para la acústica, no es refractor, es acogedor, reducen la radiación electromagnética, ideal para una instalación de pare...
Casa de paja en Mallorca Vivienda pionera en Mallorca construida con balas de paja, madera, arcilla y cal, que ayudan a crear un ambiente interior lleno de luz y tranquilidad....
Aprendiendo timber framing con Joshua Thornton En 2010 nos encontrábamos en Mas Franch, un proyecto de transformación social y ecológica en la Garrotxa, en el Norte de la provincia de Girona. Estuv...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *