Morteros: ligantes, revestimientos y color en arquitectura parte 4ª.

Herramientas y consejosmateriales

Este capítulo pone fin al monográfico de morteros que hemos preparado. Teniendo una relación de cuales son las materias primas a emplear y que técnicas nos permiten, dependiendo de la composición y dosificación, únicamente nos queda relacionar qué herramientas necesitamos para utilizar estas argamasas y ofrecer algunos consejos.

De la amplia variedad de utensilios específicos para la aplicación de las distintas mezclas, hoy en día la relación de herramientas empleadas en obrase es muy limitada. Parece que ha perdido importancia el empleo de una talocha u otra y el uso masivo de la llana metálica ha dejado en el olvido la noble talocha de madera. Es necesario conocer en qué se diferencia una de otra y también, qué propiedades le concede a un revoco el empleo de la talocha que no la llana.

Una talocha se fabrica con madera, materia vegetal compuesta de microscópicas fibrillas que “peinan” el mortero al tendenlo y abren el poro de la masa.

Una llana metálica puede llegar a “quemar” la masa y no permitir la apertura de los poros.

Este es, simplemente un ejemplo de la importancia de utilizar la herramienta adecuada en cada proceso. Para facilitaros esta tarea, os relacionamos los distintos utensilios que necesitaréis en cada faceta del trabajo de: fabricación de materias, elaboración de las argamasas y aplicación de las distintas mezclas.

Herramientas

 Para el apagado de la cal

• De seguridad: mascarilla, botas, gafas y guantes.

• Batideras o removedores: para batir los terrones dentro de la balsa. Pueden ser de madera o metálicas y sus dimensiones dependerán de las de la balsa.

• Cruz: tiene forma de T, como un rastrillo sin  púas. Puede servir de batidera aunque se utiliza para amasar el yeso como batidera.

• Batidora eléctrica: sólo para el apagado en bidón.

• Palas: para remover la cal que se sedimenta en el fondo del centro de la balsa. Para su carga puede utilizarse una pala redonda.

• Paleta catalana: durante el apagado sirve para limpiar el cedazo.

• Bidones metálicos o de plástico con cierre hermético: para almacenar la cal.

Para confeccionar morteros y pastas 

• Cedazos, cribas y tamices: se utilizan para cribar la cal y los áridos. Están formados por un marco de madera de forma circular o rectangular con una tela metálica en el interior. Es recomendable disponer de distintos tamaños de malla: 0’8, 1’2, 2’5 para el árido / 0’21 para la cal / 0’141 para el pigmento y el jabón.

• Paila: bandeja metálica circular y de poco fondo empleada para calcinar  yeso o cal para estuco.

• Básculas y balanzas de precisión: para pesar los componentes de las masas.

• Artesas: de madera para el amasado del yeso. El estucador utiliza tres tamaños: la grande (de 24 litros cada media caja y empleada en trabajos nuevos), la mediana (de 12 litros cada media caja y empleada en restauración) y la pequeña (de 6 litros cada media caja y empleada en pequeños trabajos). En Cataluña se llama pastera. También se llama cuezo y sirve para la amasadura de pastas de yeso.

 
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *