Masia de Can Monner

Masia Can MonnerVivienda unifamiliar en St. Llorenç Savall, Vallès Occidental, Barcelona.

Joan llegó al estudio de parte de unos buenos amigos, quería un arquitecto ecológico para hacer su hogar, e integrar en el proyecto una serie de elementos característicos de viejas masias, rescatados del olvido por él mismo durante años, y una lista de otras antigüedades singulares reutilizadas, como pilares de hierro fundido, viejas vigas de madera para reciclar en las carpinterías, sobretodo y lo más importante, su particular “museo de tinajas”. Joan y familia van a montar una granja de hierbas aromáticas, caballos y su huertito biológico.

Ahí empezó el encargo, diseñando desde pequeños elementos, con el concepto integral de la bioconstrucción; que cuadraba con lo que él traía para “colocar” en la casa. Un puzle desconexo de piedras para montar arcos!!! Que no pertenecían originalmente al mismo arco!!!! Unos restos de partidas de piedra de marés mallorquín para colocar en “alguna pared”… que quede bien!

El proyecto, como se puede imaginar, fue a la par divertido y loco. Hasta el punto que, de repente, aparecieron en la obra unas vigas encaballadas de 5,5 m, para cubrir la nave agrícola que ya tenía los cimientos para una estructura de 6,0 metros de luz… ja!,… Pues estaban desmontando una vieja nave de textil en Terrassa y al pasar por ahí, se compró unas cuantas tijeras dignas de un museo de historia industrial de Cataluña…

Para el arquitecto, esta parte de colocar elementos rescatados era algo estimulante en el proyecto, no debían ser el centro de atracción, sino simplemente recolocarlos en una obra nueva, pero, por otro lado, el hecho de construir de nueva planta un edificio “típico” medieval no era cómodo.

Una vez aceptado que así era como él y su familia querían vivir, nos adentrarnos en el conocimiento de las tipologías ancestrales de la casa rural catalana: un edificio de tres cuerpos estructurales, normalmente a dos aguas, con el cuerpo central más alto. Y añadida a esta definición formal, la definición de su uso: Un espacio agrícola prácticamente autosuficiente…, esta segunda característica encajaba perfectamente en la matriz ideológica de nuestro estudio de arquitectura: proyectos de autosuficiencia como desarrollo ecológico sostenible.

Otro punto relevante del proyecto es la propuesta integral del uso del agua: doméstico, agroforestal y de piscina, recirculado y biodepurado; así como autosuficiencia en energía térmica, con un programa de gestión agroforestal completo: bosque, huerta, frutales, hierbas y herbívoros… y como dirían Robert Venturi o Christopher Alexander, una propuesta kirsch de la cultura catalana intemporal. Sin saberlo, Joan tiende a la permacultura.

 

bool(true)

2 thoughts on “Masia de Can Monner

  1. HOLA.
    No le falta razón a Isabel.
    Proyectos muy ecológicos,bioconstrucción y materiales reciclados pero que al final suman un pastón.Quien se lo puede permitir?Los de siempre y el ciudadano de a pie se queda con las ganas.El que decide vivir de forma autosuficiente,ser autoconstructor y hacer realidad su propio proyecto lo primero que necesita es un montón de dinero para comprar el terreno o la casa,más dinero para la burocracia y permisos,arquitecto…Al final resulta practicamente imposible y mientras tanto casas que se caen,terrenos yermos,bosques llenos de maleza,pueblos que desaparecen.Deberíamos empezar a pedir cambios en las normativas,exigir viabilidad a todos los núcleos pertenecientes al patrimonio y que ahora están abandonados y abocados al olvido,exigir a los propietarios de grandes extensiones que las cuiden o si no que las cedan,evitar que las casas se caigan dando oportunidad a los que verdaderamente están interesados.En definitiva,llegar a acuerdos para evitar el abandono y para poder realizar proyectos de vida.Desde los Ayuntamientos facilitar en lo posible estas iniciativas pensando que a largo plazo el beneficio va a ser mayor ya que se fijará población,se crearán microeconomias,cuidaremos la biodiversidad,disminuira el riesgo de incendio… y no pensando en el dinero rápido y facil que no trae más que especulación e insostenibilidad.
    Patrimonio hay más que suficiente,hace falta crear redes cooperativistas,involucrar a las administraciones,cambiar el paisaje periurbano… y hacerles ver que su modelo ya está caduco y que hace falta un cambio inmediato que no tiene que pasar exclusivamente por tener o no tener dinero.

  2. Esta muy bien, pero con dinero todo esta muy bien. Para el resto siempre nos quedara comprar un contenedor y vivir ahi. Por mucho que nos guste el campo, las masias, la vida autosuficiente, etc. Nos tendremos que conformar con un water seco hecho con palets que te puedas encontrar. Luz de placas de segunda mano en el mejor de los casos o como toda la vida con velas. Vamos que me gustaria que se escribiesen articulos de gente que de verdad tiene merito su proyecto, aunque no sea tan bonito y espectacular. Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *