La nueva economía sustentable para las organizaciones del Siglo XXI

Como dice Jonathan Dawson, profesor de Economía para la Sostenibilidad del Schumacher College en el libro “Teacher´s Guide: Design for Sustainability”, “Una nueva economía no emergerá de los poderes económicos y del sistema capitalista, sino de abajo arriba, de las personas hacia sus comunidades, regiones y países; cuando estos aprendan a construir y tomen el control de la economía, cuando determinen realmente cuales son las formas de medir su propio bienestar; y aprendan a proteger los recursos naturales que la tierra nos ofrece por nuestro bien y el de las futuras generaciones”.

es que parece que economía y sostenibilidad son dos conceptos completamente antagónicos en la sociedad actual en la que vivimos. Pues bien, en este texto quiero demostrar que ambos no sólo pueden ir de la mano, si no que son totalmente complementarios e interdependientes.

Comencemos definiendo Sostenibilidad y Economía. Según las Naciones Unidad, Sostenibilidad es la capacidad de cubrir las necesidades de las generaciones actuales sin comprometer las necesidades de las generaciones futuras. Mientras que Economía procede del Griego “Oikos”, que significa: “cuidado o gestión de la casa”. Por lo tanto Economía y Sostenibilidad parecen, al menos en cuanto a definición, dos conceptos bastante similares, sobre todo si comprendemos que el cuidado de la casa se refiere al cuidado de nuestra casa, el planeta TIERRA. Así pues, para que el cuidado de la tierra ocurra, es necesario que gestionemos sus recursos de manera inteligente sin comprometer nuestra propia supervivencia y la de las personas que están por venir.

Ahora bien, parece casi una locura pensar que en los tiempos actuales en los que vivimos, economía y sostenibilidad puedan ir de la mano, sobre todo cuando hemos igualado el concepto de economía al concepto de dinero, volviéndose éste, además, dueño y señor de todo y de todos. Parece que el dinero ha pasado de ser un medio para el intercambio, al elemento central alrededor del cual se construyen y organizan las relaciones humanas.

Pues bien, esta realidad económica que parece tan obvia y que muchos aceptamos como única y posible, no es más que una “historia” reciente. Hoy en día asumimos que el dinero siempre ha funcionado de la misma manera. Nada más lejos de la realidad,  ya que por ejemplo, no fue hasta 1870 que el dólar americano se estableció como la única moneda nacional. Hasta esa fecha existían más de 7.000 monedas diferentes en circulación y se usaban miles de otros productos para el intercambio en ese país.

bool(true)

One thought on “La nueva economía sustentable para las organizaciones del Siglo XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *