La humedad y eflorescencias salinas en los edificios

eflorescencias en superficieSin lugar a dudas, la causa de alteración más importante en morteros y revestimientos murales es la humedad. La presencia de agua en sus diversas formas, juega un papel importante en el deterioro físico, químico y biológico de obras de fábrica, materiales cerámicos y pétreos.

Las infiltraciones de agua y los altos contenidos de humedad de los muros o cerramientos de las edificaciones, son causa y en ocasiones actúan como potenciador de muchos deterioros (ataques biológicos y alteraciones debidas a reacciones químicas producidas por la presencia del agua), a los que sólo prestando atención será posible impedir o reducir la formación de florescencias salinas.

Las repetidas infiltraciones de agua conducen a una concentración de los iones solubles en las zonas de evaporación produciendo diferentes cristalizaciones salinas. Estas cristalizaciones son sólidos cristalinos (solubles o no en agua) que se forman debido a fenómenos de migración y evaporación de agua. Para que se produzcan las florescencias es necesaria la presencia de tres fenómenos:

  1. Que alguno de los materiales usados en la construcción contenga sales en disolución.
  2. La presencia de humedad en la construcción. Las más habituales suelen ser la humedad infiltrada y aquella que se produce por capilaridad, aunque se pueden producir por algún otro factor (accidental, condensación intersticial, de obra).
  3. Transporte de las sales a través de los muros hasta que se produce la recristalización. Esta recristalización puede suceder en la superficie o en el interior del muro, dependiendo de la naturaleza de las sales, de la porosidad de los materiales y de las condiciones de evaporación.

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *