La COP21 por la calle

Ayer por la mañana escucho en la radio la noticia que en Pekín se han suspendido las actividades escolares al aire libre por la polución tan alta. El respirar aire puro se vuelve complicado en muchas partes del planeta, vemos como la contaminación de una manera u otra nos afecta a todos.

Mientras los dirigentes continúan las negociaciones, muchos vecinos se movilizan para expresar su preocupación, sus propuestas, sus críticas a la espera de respuestas.

 Así la Coalition Climat 21 y Aternatiba organizaron en Montreuil una cumbre para la movilización de la sociedad civil en al que participaron unas 30.000 personas de todo el mundo. ONGs, sindicatos, asociaciones, enviaron a sus representantes, para pedir la financiación de la transición ecológica y social. Se compartieron conciertos, actos culturales, charlas, gastronomía regional, se aportaron ideas para la vida cotidiana y se mostró apoyo a pueblos en peligro. El cortejo multicolor  de todas las edades partió en bicicleta hacia el centro de París encabezados por un oso polar ciclista.

A través de sus paneles publicitarios  en la calle  de la empresa JDCecaux despierta las conciencias con carteles más o menos irónicos. Menos consumo, más reflexión.

La plataforma Place to B ofrece a la sociedad civil y mediática un marco en el café de St-Christopher’s Inn en París. Es un centro de trabajo de ambiente internacional, con conferencias, talleres, arte y diseño. Y a través de las ondas la comunidad va en aumento. En estos días el tema es la COP21 en todos sus aspectos y se oyen voces críticas preocupadas por si los acuerdos se quedarán cortos, si llega a tiempo la financiación,  si la lobbies otra vez saldrán ganando, si las grandes empresas no hacen lo suficiente, si falta educación en las escuelas, el reciclaje que no cala, el desperdicio de energía,etc. Un mapa del mundo realizado con plantas  decora una pared del café y nos recuerdan cuál es la meta : un planeta verde. Enfrente unas cintas de colores aportan un toque de optimismo. En cada una de ellas se puede escribir que tienes miedo  a perder por culpa del cambio climático y se colgarán en un árbol-maqueta. Para neutralizar el carbono emitido por este evento están colaborando con la reforestación de la selva amazónica en Perú. Stéphanie Bonet , cofundadora, nos cuenta a EcoHabitar que Treez se ocupa de la financiación a través de pulseras  de madera que ella misma ha preparado y que están en el bar cibernético a la venta. Con cada pulsera se planta un árbol y con un código puedes geololizarlo. Así se ayuda a los agricultores de la zona a cultivar cacao con los principios de la permacultura y a venderlo con etiqueta equitable.IMG_2047

A orillas del Sena recobra vida una ballena azul de 33 metros. La asociación „Un regalo para la Tierra „ presenta la reproducción de este mamífero tan grande y tan frágil por el estado de los océanos. Su objetivo es concienciarnos de adoptar hábitos responsables.

Pero por el estado de urgencia tras los atentados se ha suspendido la exposición audiovisual a su interior.

Ya que hablamos de agua, una antropóloga que ha dedicado su vida profesional a estudiar la influencia del agua en la vida del hombre, nos contaba con gran pena que en nuestra sociedad sólo se valora cuando falta y que con llamar al ayuntamiento, solucionamos el problema. Se quejaba de falta de concienciación ciudadana y de educación para niños.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *