La Comisión Europea abre una consulta pública para la normativa de ahorro y eficiencia energética

Desde el pasado 25 de noviembre y hasta el próximo 29 de enero, la Comisión Europea ha puesto a disposición pública una página donde todo aquél que quiera pueda opinar sobre la Directiva de Ahorro y Eficiencia Energética, que ya entró en vigor en diciembre de 2012. Con esta normativa la Unión Europea pretende alcanzar su objetivo del 20% de eficiencia energética para 2020.

Quedan tan sólo unas pocas semanas para que se cierre la consulta pública que la Comisión Europea ha abierto para conocer la opinión de los europeos sobre las reglas y normativas de ahorro de energía que se pusieron en marcha en diciembre de 2012.

En virtud de esta Directiva, todos los países de la UE están obligados a utilizar la energía de una manera más eficiente en todas las etapas de la cadena de su producción, desde el consumo energético a su consumo final. Además, los países miembros estaban obligados a transponer las disposiciones de la Directiva en su legislación nacional como fecha tope el 5 de junio de 2014.

La consulta pública estará abierta hasta el 29 de enero próximo, una oportunidad de dar la opinión sobre la Directiva de Eficiencia Energética de la UE.

Directiva de Eficiencia Energética

La Directiva de Eficiencia Energética establece medidas vinculantes para ayudar a la UE a alcanzar su objetivo de eficiencia energética del 20% para el año 2020. Incluye medidas como, por ejemplo, exigir a los gobiernos nacionales que lleven a cabo renovaciones de eficiencia energética en al menos el 3% de los edificios de su propiedad y que se realice todos los años, y una provisión para las grandes empresas que deben realizar auditorías energéticas regularmente.

No hay que olvidar que en octubre de 2014, el Consejo Europeo acordó un objetivo para la UE de ahorrar al menos un 27% de energía en 2030 y pidió a la Comisión que revise el objetivo para el año 2020, “teniendo en cuenta ese nivel de 30% para la UE”. Por otra parte, uno de los objetivos clave de la Unión Energética Europea es considerar la eficiencia energética como fuente de energía en su propio derecho. Algunas de las actuales normas de la UE sobre la eficiencia energética, por lo tanto, tienen que ser evaluadas y, en su caso, actualizadas, dado estos nuevos objetivos y desarrollos.

Medidas específicas

Entre las medidas que los países miembros deben incluir, está el garantizar un ahorro importante de energía para los consumidores y la industria por igual. Por ejemplo:

  • Los distribuidores de energía o empresas minoristas de venta de energía tienen que lograr un ahorro del 1,5% de energía por año a través de la implementación de medidas de eficiencia energética.
  • Los países miembros pueden optar a conseguir el mismo nivel de ahorro a través de otros medios, como la mejora de la eficiencia de los sistemas de calefacción, instalación de ventanas de doble acristalamiento aislante o techos.
  • El sector público debería incorporar las medidas de eficiencia energética en edificios, productos y servicios.
  • Todos los años, los gobiernos nacionales llevarán a cabo renovaciones de eficiencia energética en al menos el 3% de los edificios de su propiedad según la ocupación por superficie.
  • Empoderar a los consumidores de energía para que gestionen mejor su consumo. Esto incluye el acceso fácil y gratuito a los datos sobre el consumo mediante contadores individuales.
  • Los incentivos nacionales para que las PYME realicen auditorías energéticas, ya que las grandes empresas deberán hacer auditorías de su consumo de energía para que se pueda identificar maneras de reducirlo.
  • Y por último, monitoreo de los niveles de eficiencia en nuevas instalaciones de generación de energía.
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *