Integridad a través de la arquitectura y las artes

escuela antroposfica

Escuela antroposófica. Foto © Petra Jebens-Zirkel


La asociación antroposófica  de Gran Bretaña invitó a varios profesionales de diferentes partes del mundo, para intercambiar experiencias y debatir cómo entendemos la «integridad».

El congreso se celebró en una aldea rural antroposófica a una hora de tren desde Londres, además de un corto viaje en taxi. Un lugar histórico e idílico, donde se han restaurando edificios antiguos y ejecutado nuevos con las pautas de Antroposofía.

Los 54 participantes de 18 diferentes países (desde Europa, Chile, Filipinas, Estados Unidas y Australia), en su mayoría arquitectos, estuvimos alojados en este lugar sublime, conviviendo en una atmósfera muy agradable, tranquila y con el personal del campus atendiéndonos muy amablemente.

A parte del intenso programa de varios talleres a elegir y de las conferencias, disfrutamos de unos ejercicios específicos de bailes y cantos.

taller en grupo

Un grupo de trabajo. Foto Petra Jebens-Zirkel

En los primeros dos días se trabajó a nivel práctico, con unas 15 personas en dos pequeños grupos: «Arquitectura de Rudolf Steiner: encontrar nuestra propia formación» y «Mirar al paisaje con ojos de los elementos«. Participé en el segundo grupo donde aprendimos a como entrar en un paisaje con el corazón abierto: en silencio, dibujando el estado de ánimo de la primera impresión («soft landing» = aterrizaje suave). En un proceso delicado de «entrar» cada vez con más detalle, para captar el sentido profundo del lugar, hicimos luego un dibujo de memoria del lugar para captar más intuitivamente la atmósfera y las energías existentes –dirigiendo las preguntas «¿quien eres?» y luego, absorbiendo el «genius loci» (el espíritu del lugar) para ver los diferentes aspectos del todo, «¿cómo puedo ayudarte o curarte?»– para poco a poco llegar a propuestas de una actuación arquitectónica de forma integral, y todo ello con un desarrollo dinámico en grupo.

elementos para vitalizar el recurrido del agua

Fuente Virvela: Foto © Petra Jebens-Zirkel


Las conferencias empezaron con Margaret Colquhound, bióloga de Escocia, «Integridad, un enfoque al ambiente«, que explicó el vínculo estructural de los seres humanos con el mundo de las plantas, de los animales, de la geología y del globo terráqueo, para entender nuestra interconexión con todo, haciendo hincapié en los importantes trabajos de Goethe cómo científico y artista.

Espen Tharaldsen, arquitecto antroposófico de Noruega, explicó en su charla «Muros que no son muros» la «cultura de las cajas blancas», como una pieza limpia de arquitectura, después de la primera guerra mundial. El estilo internacional nació cómo la necesidad de un espíritu nuevo y Steiner expresó el espíritu de la época («Zeitgeist») sin limites: el espacio parece que penetra los muros. Hoy experimentamos un espíritu parecido. La arquitectura convencional da contestaciones donde no hay preguntas, si preguntáramos primero nacerían resultados más acordes con el entorno y las necesidades verdaderas.

Peter Clegg, arquitecto de Londres, habló sobre «Integridad hacía la fluidez» y cómo podemos definir «integridad» y las limitaciones del espacio con un diseño basado en evidencias: el proceso convencional de construcción hoy está fragmentado –sin conexión– una mera mezcla de productos. La comunidad está fragmentado también y las personas podían ponerse para crear integridad.

Pieter van dee Ree, arquitecto de los Países Bajos, que participó antes en las jornadas de Graus y Lérida, intervinó con «Arquitectura orgánica: creando desde una nueva conciencia de integridad«. La arquitectura orgánica existe ya desde hace 100 años como una contestación a las necesidades del tiempo. El espacio interior y exterior se desarrolla al mismo tiempo. Las formas conllevan un significado profundo, fluyen en el espacio y permiten una experiencia interna.

conferencia sunand prasad

Un momento de la charla de Sunam Prasad. Foto © Petra Jebens-Zirkel

Sunam Prasad, arquitecto hindú domiciliado en Londres, conferenció sobre «La suma y las partes» subrayando que necesitamos una intención de investigar, preguntando las cuestiones fundamentales. En el proceso de diseño se descubre algo que está ya allí, no se añade nada, sino se destapa «la verdad». Edificios convencionales surgen de un proceso aditivo, compuestos de catálogos, se hace el edificio añadiendo diferentes especificaciones como un collage. A una arquitetura de la integridad se llega de una forma completamente diferente. Existe demasiada complejidad y podemos movernos a más simplicidad con resultados fenomenales.

Nicolas Pople, arquitecto ingles antroposofico habló sobre «Rudolf Steiner y arquitectura moderna» entendiendo la arquitectura cómo la síntesis del arte. Steiner intentó elevar la conciencia también en la arquitectura. Hay formas que mueven algo en el interior, en un movimiento o no-movimiento en un lenguaje de forma invisible.

Christopher Day, arquitecto ingles bien conocido por su libro «Places of the soul» («Lugares para el alma» , en breve se traducirá y editará por EcoHabitar) actualmente con una discapacidad fuerte –en silla de rueda y sin poder hablar–  nos iluminó con sus cortos pero precisos comentarios por escrito, sus sonrisas continuas y su gran humor. Dirigió un taller y presentó una documentación silenciosa de sus últimos trabajos. En el próximo número de EcoHabitar se publicará una entrevista silenciosa con este maestro tan extraordinario. Entiende la arquitectura como una conversión del lugar para habitantes en un viaje personal de aseveración de la idea a una escucha transpersonal. Busca siempre diseños consensuados, mirando y escuchando.

christopher day y su mujer y petra

La autora del artículo junto a Chritopher Day y se esposa. Foto © Petra Jebens-Zirkel

Representantes de diferentes países presentaron sus trabajos e investigaciones sobre «integridad» y la autora presentó varios edificios de arquitectura orgánica realizados en España.

Se presentaron los trabajos hechos de los arquitectos y artistas Erik Asmussen (Suecia), Imre Makovecz (Hungría), Rex Raab (Gran Bretaña y Alemania) y John Wilkes (Gran Bretaña ).

En los talleres se desarrollaron diversos aspectos de lo que puede significar «integridad»:

  • diseño y construcción de un observatorio de abejas, investigando sobre la arquitectura del animal y sus colmenas, ejerciendo geometrías parecidas
  • inquiriendo sobre el Goetheanum, edificio clave de la Antroposofía en Dornach, Suiza
  • agua saneada («healing water») con formas complejas dinámicas con rítmicas de fluido

El ultimo día hicimos una excursión para ver iniciativas varias de ejemplos de arquitectura orgánica.

Iba al congreso por el interés específico en arquitectura orgánica y volví con inspiraciones e impulsos diversos. En la integridad que buscamos hay esperanza y libertad, combinado con una apertura máxima, naciendo una nueva conciencia que aprendamos de estas actuaciones para crear edificios adecuados, bellos y saludables.

Petra Jebens-Zirkel, arquitecta, presidenta del IEB.

www.architecturesteiner.com

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *