Huerta y limonada, clásicos renovados

Dicen que versionar buenas canciones viejas sirve para que lleguen a los jóvenes y no se olviden. La onda de recuperar cosas del pasado y de buscar satisfacción en algo hecho por uno mismo nos invita a volver a cultivar flores y verduras en cajas recicladas o en el jardín y a asomarnos desde la ciudad al paisaje del mundo rural.

Hablar de los problemas de la agricultura y su importancia para que los pueblos y su historia sigan vivos, sería salirnos del tema, aunque no está de más el recordar las dificultades, sobre todo de las pequeñas explotaciones, para mantenerse a flote y combinar economía y ecología. Los inmuebles pierden valor pero el terreno agrícola se vuelve caro pasando a grandes manos y las pequeñas ciudades en el campo sin subvencionespierden población, servicios, gremios y vida propia. Read more

Ciudadanos y consumidores: Le Village en Antony

Un nuevo concepto de supermercado solidario abierto a todos se está desarrollando en Antony al sur de París con la colaboración de ANDES, asociación nacional de tiendas solidarias, por un acceso a la alimentación digno y sin distinciones.

La antigua tienda Le Village acoge a los beneficiarios de la ayuda social para la alimentación. Pero una nueva organización en las ONGs del barrio obliga a la veintena de voluntarios de Cáritas de Le Village a ocuparse también del reparto de paquetes gratuitos del Banco de alimentos y a continuar con la venta de la tienda social. Para compaginar estas dos actividades, han evolucionado hacia un supermercado solidario. Los responsables decidieron seguir el ejemplo de las tiendas de Grenoble y Burdeos, donde se paga discretamente con una tarjeta de adhesión, ya sea sólo 1 euro, o lo correspondiente según las ayudas sociales en cada caso, o el 100% para el público en general. Los precios más baratos atraen a estudiantes, jubilados, desempleados y también a vecinos por la proximidad o el trato más directo. Además, se evita el despilfarro y las ganancias se invierten directamente. Read more

Jornadas de Transición Ciudadana en Francia

El 15 de octubre se clausuró la tercera edición de las Jornadas de Transición en Francia con mesas redondas sobre democracia en la Sorbona de París.

Unas 50.000 personas se han decidido a nadar contra corriente, 10.000 más que el año anterior, demostrando que aumenta el compromiso por el cambio ecológico, social y humano.

Durante seis semanas se han celebrado más de 300 actos por todo el país organizados por el Colectivo por una Transición Ciudadana, abarcando temas variados como agricultura ecológica, acceso digno a la alimentación, energías renovables, comercio equitable, financiación participativa y ética, trabajo, justicia, cultura de la paz, educación ciudadana  basada en la cooperación, salud, reciclaje, etc. Read more

A qué esperamos? 3.800.000 personas sin vivienda digna en Francia

„On Attend Quoi? A qué esperamos? para hacer del alojamiento una prioridad„ es el lema de la campaña lanzada por la fundación Abbe Pierre y que presenta la exposición fotográfica „ Retratos de la Francia mal alojada“, realizada por Sebastien Godefroy. Son veinte personas que ha encontrado en su viaje en bicicleta por todo el país durante el mes de julio. Del 12 de septiembre al 9 de octubre se asoman al ayuntamiento de París recordándonos que cada vez son más los afectados y que el alojamiento es un derecho constitucional.

En la región parisina explotan los precios. Los pueblos periféricos van perdiendo su manera de vida y arquitectura típica convirtiéndose en barrios monótonos. Una familia francesa se gasta un 25% de sus ingresos en vivienda y otro 25% en alimentación. Hoy tener un empleo ya no es garantía de poder costearse un alquiler, la cuarta parte de las personas sin techo trabaja en algo, pero sin domicilio ni dirección no hay ayudas sociales. Read more

La movilidad eléctrica es ecológica?

He de decir que me llevaron a ver desde la valla la carrera de Formula Eléctrica, que se celebró alrededor de Los Inválidos en París. Una nueva generación de pilotos, algunos con apellidos famosos en este deporte, conducen una nueva generación de coches. El tiempo se mantiene seco y la temperatura fresca conviene, según me explican, para que las baterías no se calienten demasiado. Durante la carrera deben cambiar de coche, ya que la carga no da para recorrer las 45 vueltas del circuito de 1,97 kilómetros, alcanzando los 200 km/h. Según los organizadores, al no emitir gases ni ruidos, los bebés siguen dormidos, este tipo de carreras se puede realizar en el centro de las ciudades. Parece que sirven de laboratorio para experimentar avances técnicos para los coches del futuro. Así, los bólidos que ganan hoy Las 24 horas de Le Mans aprovechan la técnica híbrida ultra-sofisticada que les permite recuperar energía en el frenado que potencia la aceleración a la salida de cada curva.

Un tren híbrido en China, patinetes, monopatines, motos, el tráfico se diversifica. La bicicleta „e“ se presenta como un modo de locomoción accesible a todas las edades y terrenos, además algunas ciudades incentivan su compra. En París, la flota de coches „ Autolib“ asciende a unos tres mil y se pueden alquilar tras abonarse al sistema. Al poder coger el vehículo en una de sus estaciones y aparcarlo en otra, se evita la polución provocada por la búsqueda de aparcamiento. Volvemos de pasar unos días en Turín, donde hay numerosos ejemplos de vehículos eléctricos e híbridos como autobuses urbanos, un mini-bus por la ruta turística, los coches de Correos pequeños y fáciles de aparcar. Además, como en numerosas ciudades, empresas de reparto de paquetes y de catering han optado por bicis de transporte y los agentes municipales pedalean por el casco antiguo.coche_electrico2

Pero, de dónde sale la electricidad y cómo llega a los usuarios? Cierto es que donde circulan no contaminan pero la producción de la electricidad puede ser más o menos contaminante en función de la energía primaria utilizada. En Francia un 80% es de origen nuclear. Lo ideal sería recargar las baterías con energías renovables de proximidad o de propia cosecha, por ejemplo de excedente de los edificios autosuficientes, en cuyos proyectos se puede incluir el consumo de vehículos. Un amigo me cuenta que en sus estudios de ingeniería en los años 80, ya trataban estos temas y que por aquel entonces parecía que todo iba a avanzar más deprisa.

La fabricación de baterías a escala industrial, la extracción de sus componentes y su reciclaje tienen un considerable impacto en la naturaleza. Quedan interrogantes como el mejorar la red de recarga o de intercambio. Una opción es el leasing de las baterías lo que permite al usuario disponer de la última tecnología y que el fabricante sea el que asume el riesgo técnico. Recuperar y producir electricidad al frenar, dotarles de placas solares, y de neumáticos más eficaces, circular por carreteras solares son avances que quizás llegarán.

La elección del coche menos contaminante no es fácil. Las listas que comparan datos de emisiones y de consumo según tipos de motores eléctricos, híbridos, híbridos enchufables, etc. son cada vez más complicadas y menos adaptadas a la realidad de un uso cotidiano. Esto puede provocar la perdida de confianza de los automovilistas en soluciones alternativas. Además, la media de polución de las gamas de coches mejoran con los modelos eléctricos. Según expertos hay una buena dosis de greenwashing en esta movilidad eléctrica porque el consumo de estos coches sigue siendo relativamente alto, sobre todo los de gran cilindrada y que nos pueden parecer ecológicos sin serlo del todo. Los Estados incentivan la compra de estos coches para proteger el medio ambiente, aunque los más críticos se plantean si no será una maniobra para aumentar la producción de automóviles en esta Europa en crisis, no dejarse escapar el mercado asiático y competir con el americano. A todo esto se añade el contexto geopolítico complicado de los países productores de petróleo y gas.

Aquí por el barrio estamos de obras para remodelar las aceras y prolongar el carril de bicicletas. Para hacer sitio acaban de talar unas 40 plataneras enormes a ambos lados de la carretera nacional que es a su vez, la calle principal con negocios y viviendas. Dicen que están en mal estado, causan alergias, son asimétricas, molestan. A cambio se plantarán unos 75 tilos y fresnos. La vida de estos vecinos verdes se acabó por ser incompatibles con la movilidad moderna. O con las normativas, o con el hecho de que no sabemos solucionar problemas de circulación y de urbanismo. Aunque ese es otro tema…

Rob Hopkins y La hora de la Transición

El tren de la transición procedente de GranBretaña hace escala en La REcyclerie, la antigua estación de Ornano en la Porte de Clignancourt al norte de París y convertida hoy en granja urbana-café-taller para ofrecernos una charla titulada “ La hora de la Transición“, organizada por UP-Café, movimiento social por el cambio.

La_REcyclerie1

La_REcyclerie2

La_REcyclerie3

A bordo llega un pasajero de primera categoría Rob Hopkins, cargado de relatos de su viaje durante estos últimos años por rincones en crisis que vuelven a resurgir gracias a la colaboración ciudadana, al apoyo a la economía local, a la agricultura en común y al reconocimiento de los valores sociales. Trae en su equipaje numerosos ejemplos y en el bolsillo billetes de moneda local con la foto de David Bowie. Empieza por lo buena que sabe la cerveza local, por si hay sed en el camino.

La_REcyclerie7

Nos cuenta cómo un pueblo disminuyó el tráfico por iniciativa propia de sus habitantes, sin esperar medidas del ayuntamiento y como los cajones para plantar verduras sirven de punto de encuentro entre los vecinos en una calle de Bruselas, donde antes nadie se paraba a charlar por ser un punto de prostitución. Cerca de Pasadena en California se reparan aparatos por técnicos voluntarios de la NASA ,!gratis! o casi, a cambio hay que sentarse y contar una historia. También habla de España, de Zarzalejos y del grato recuerdo de su visita al Mercado de la Esperanza en Santander, lleno de productos locales.

La_REcyclerie6

La_REcyclerie5

La_REcyclerie4

Rob Hopkins participa en la película “Demain“ (Mañana) de la popular actriz francesa y directora Mélanie Laurent y Cyril Dion, cofundador junto a Pierre Rahbi de Colibris, en la que cuentan experiencias de pioneros en agricultura, energía, economía, democracia, educación, con el fin de aportar salidas al mundo de mañana. “Demain” consiguió el premio César 2015 como mejor documental y se ha ganado la simpatía de los 800.000 espectadores que han pasado este invierno a verla. Sigue en cartelera.

demain

La REcyclerie comenzó a calentar motores en 2014 girando sus actividades en torno a las “3 erres“: reducir, reciclar y reutilizar, y apoyando a numerosos proyectos solidarios y culturales. Alberga además a la asociación encargada de la animación y a la empresa gerente del restaurante. Con motivo de la Eurocopa y bajo el lema “La Europa de los posibles, aportando soluciones“ este año dedican cada mes actividades a un país de Europa. Este mes en el panel de llegadas Gran Bretaña, España en junio y Francia en julio.

La_REcyclerie8