Han pasado cinco años desde que EcoHabitar publicó un artículo sobre la calefacción geotérmica. Y la humanidad ya puede utilizar la avanzada tecnología petrolífera de sondeo a gran profundidad y […]

Geotermia, el futuro ha llegado

The K’silijan industrial plant uses geothermal energy in thHan pasado cinco años desde que EcoHabitar publicó un artículo sobre la calefacción geotérmica. Y la humanidad ya puede utilizar la avanzada tecnología petrolífera de sondeo a gran profundidad y crear, durante las 24 horas del día, el vapor de agua necesario para mover las turbinas eléctricas. El futuro será geotérmico, y el futuro ya ha llegado.

Todos lo sabemos, la elección de nuestros modelos energéticos es fundamental para el futuro de nuestro planeta. Dos tipos de energía coexisten: las energías fósiles (gas, petróleo, carbón…) por definición limitadas y fuentes de contaminación, y las energías renovables (agua, viento, sol, geotermia…) disponibles a voluntad y además ecológicas.

La energía geotérmica es la energía más universal, la de mayor rendimiento, la que menos contamina y también la más olvidada. El prestigioso Instituto de Tecnología de Massachussets concluyó, en un estudio realizado por 18 expertos, que el potencial de la geotérmica podría situarse en 100.000 veces el actual consumo de energía primaria. Este mismo organismo calcula que, con sólo un tercio de lo que cuesta una central nuclear destinado a centrales geotérmicas, se puede generar 100.000 MW de electricidad o el equivalente a cien centrales nucleares.

La calefacción geotérmica forma parte de la categoría de las renovables. Además del respeto por la naturaleza, la calefacción geotérmica ofrece una sencillez de uso y un confort térmico sin igual. Gracias a su modo de emisión por radiación, produce un calor suave y homogéneo en las habitaciones y a la vez sano, ya que evita la sequedad del aire y su saturación con iones positivos.

¿Qué es la calefacción geotérmica? 

La calefacción geotérmica no genera calor, ni combustión alguna, simplemente consiste en captar las calorías contenidas en el suelo del jardín. Luego, estas calorías atrapadas, son liberadas en forma de calefacción en el interior de la casa. La calefacción geotérmica es una solución 100% ecológica y totalmente invisible en el jardín.

¿Cuáles son las ventajas de la calefacción geotérmica? 

La calefacción geotérmica es una energía limpia e inagotable. Respeta la naturaleza y prepara un mundo mejor para nuestros hijos. La calefacción geotérmica es una energía económica que ahorra hasta el 75% de la factura en relación a una calefacción eléctrica clásica. La liberación de la energía atrapada se realiza mediante un suelo o pared radiante. Un auténtico confort térmico con un calor sano y suave por toda la casa, gracias a una regulación flexible y precisa. El sistema de captadores exteriores y de difusores interiores no degrada el aspecto estético del jardín y de la casa, ya que están enterrados y son invisibles a la vista.

¿Cómo funciona la calefacción geotérmica? 

El suelo es recalentado sin cesar por la acción conjugada del sol, de la lluvia y de los efectos del viento. Con la geotermia, el calor almacenado en el suelo es extraído mediante captadores exteriores, enterrados a 60 cm de profundidad, o por una sonda vertical enterrada a una gran profundidad bajo la superficie del jardín. Un fluido frigorígeno transporta las calorías recogidas del exterior hacia el interior de la vivienda. Un generador termodinámico aprovecha y convierte estas calorías, restituyéndolas en forma de calefacción al interior de la casa.

 

Este texto es solo un resumen del articulo completo publicado en "nº 21 EcoHabitar".
Compartir :TwitterFacebookGoogle+LinkedInStumbleUponEmail