Fujy: tecnología y ecología

fachadasurA unos cuarenta kilómetros de Madrid, en la urbanización El Alcor 2 del municipio de El Escorial, se ha inaugurado, el 22 de junio de este año, el primer proyecto piloto de la firma FUJY, Arquitectura por Naturaleza.

La idea nace hace 5 años en base a muchos objetivos de carácter medioambiental y arquitectónico. Pero una de las principales metas propuestas desde su nacimiento fue y es la de buscar la integración de la empresa privada, de las organizaciones sin ánimo de lucro, de las instituciones públicas y de las universidades y escuelas profesionales en proyectos de sostenibilidad. Es decir, convertir el concepto de sostenibilidad (en este caso en la arquitectura) en sinónimo de investigación. Y además, hacer propuestas sostenibles reales y aplicables gracias a la selectiva participación empresarial.

Estas razones llevaron al equipo de FUJY, liderado por el arquitecto italiano Luca Lancini, a buscar una parcela en la que se pudiera construir un primer proyecto piloto involucrando los tres sectores en un proceso de diálogo horizontal y sinérgico hacia un objetivo común. La parcela escogida, de unos mil y pico metros,  permitió por su favorable orientación Norte-Sur y por el hecho de lindar al Sur con el parque natural de la urbanización, desarrollar una vivienda bioclimática actual, que integrara tecnologías y sistemas de vanguardia desde los puntos de vistas morfológico y funcional.

La construcción, de forma rectangular alargada y  compuesta de planta baja más uno, se desarrolla en sentido Este-Oeste de forma que más del 65% de las fachadas se orientan hacia el Sur y el Norte aprovechando la posibilidad de controlar la radiación solar y garantizar la ventilación cruzada de los espacios. En la planta baja, a la que se accede por medio de una pasarela de madera para eliminar posibles barreras arquitectónicas, se han distribuido las estancias diurnas, la cocina, la lavandería, una habitación doble y  un baño adaptado. En la planta primera encontramos otras dos habitaciones, un baño común, los invernaderos de todas las estancias y la gran terraza cubierta de la habitación suite que se proyectó como un piso dentro de la vivienda para permitir el uso selectivo de sólo unos pocos metros en el caso de uso intermitente tipo “fin de semana” de la construcción con el consecuente ahorro que representa.

 

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *