Forestería análoga en el Mediterráneo

Años desenfrenados de tala y deforestación, han hecho que muchos de nuestros ecosistemas boscosos se encuentren amenazados. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), en el mundo se pierde una extensión de bosque y jungla del tamaño de Costa Rica al año, es decir unos 13 millones de hectáreas, lo que equivale a unas 35.000 ha/día, 1.500 ha/hora o 250 ha en los 10 minutos en que podrían necesitar para leer este artículo.
(FAO: http://www.fao.org/news/story/es/item/40893/icode/).

Estas son las conclusiones principales del estudio más completo realizado por la FAO hasta la fecha: ¨Evaluación de los recursos forestales mundiales 2010¨, con base en el estudio de 233 países y territorios.

Por lo general, cuando oímos hablar de un ecosistema amenazado, es habitual pensar en la destrucción o degradación de los bosques tropicales de Suramérica, Asia y África. Sin embargo, sorprendentemente y sin tener que mirar muy lejos, en España, es muy posible que estemos presenciando, con sólo mirar a través de la ventana de nuestro hogar u oficina, la degradación de un ecosistema que es parte integral de un ¨bioma mediterráneo¨.

El bioma mediterráneo en peligro

Según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), organización líder en la caracterización de especies y ambientes amenazados, el bioma del mediterráneo, es uno de los más amenazados del mundo. Las áreas con clima mediterráneo son raras y ocupan solamente el 2% de la superficie terrestre; sin embargo, su importancia deriva, en que albergan una elevada biodiversidad, alrededor del 20% de la flora mundial. Se ubican en los hemisferios norte y sur; en gran parte de California, centro de Chile, región del Cabo en Sudáfrica, suroeste de Australia y gran parte de la Península Ibérica y de Marruecos. Los biomas mediterráneos comparten un clima común semiárido, de veranos cálidos y secos, e inviernos templados y húmedos, y una de sus riquezas es la diversidad de sus ecosistemas: marino-costeros, de montaña, bosques, desierto, humedales, etc.
La Cuenca Mediterránea es reconocida como un punto caliente de biodiversidad: su extraordinaria flora alberga unas 15.000-25.000 especies, el 60% de las cuales son exclusivas de la región; cerca de un tercio de la fauna mediterránea es endémica. Las amenazas principales en el Mediterráneo incluyen la pérdida y la degradación de los hábitats, la polución, las sequías, la invasión por especies exóticas y  otras amenazas asociadas al hombre1. De aquí que sean necesarias medidas urgentes de conservación para desacelerar la pérdida de las especies nativas y recuperar la estabilidad de los ecosistemas.

Contenido relacionado

Reutilizar las aguas residuales de tu casa para cr... Las aguas residuales de una casa son: agua limpia + nutrientes + calor. ¿Porqué tirarlas cuando todas esas cosas son tan valiosas? Simplemente hay que...
Baño Seco de Humus de Lombriz de Flujo Continuo Desde 1996 el Instituto Argentino de Permacultura comenzó a investigar diversos modelos de baños secos a partir de lo cual empezaron a construir y dis...
Permanencia en la cultura tanto social como agríco... Segunda parte La Permacultura es un concepto que implica la práctica de poder pensar de una manera global, es decir, llegar a integrar datos e inform...
Trailer Documental “La Voz del Viento”... Excelente documental Jean Luc Danneyrolles, agricultor de la provenza francesa y Carlos Pons, documentalista español, en el que organizan un viaje par...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *