Europa premia a una cooperativa sevillana de arquitectura ecológica

La cooperativa sevillana Mazetas, fundada hace algo más de un año por cuatro jóvenes arquitectos, ha recibido en Chamonix-Mont Blanc el Premio Europeo al Empleo Juvenil 2011, otorgado por el Polo Europeo de Fundaciones de Economía Social (Pefondes). El galardón premia iniciativas empresariales realizadas por jóvenes que generen empleo estable y que operen dentro del marco de la economía social. Junto a Mazetas han sido premiadas cooperativas y empresas de Francia, Polonia y Bélgica.

Este premio europeo supone el reconocimiento a un proyecto cooperativo incipiente que apuesta por una forma distinta de hacer arquitectura y paisajismo basada en la gestión ecológica de los recursos y los residuos. Responden así a la exigencia de proporcionar nuevas relaciones entre la especie humana y el planeta, siendo éste un reto global que, para ellos, representa un camino tan largo como interesante y necesario. Para ello utilizan una metodología propia, el hábitat coaching, donde por medio de talleres y otras iniciativas formativas se ‘entrena’ a los usuarios en la autogestión del hábitat, fomentando la sostenibilidad medioambiental y la armónica relación entre lo construido por el ser humano y el entorno en el que se ubica.

Los proyectos que realiza Mazetas parten de la premisa de satisfacer el programa de necesidades de los usuarios con intervenciones que pongan en valor los recursos existentes, ya sean humanos, materiales, naturales o construidos. Se trata de responder a las condiciones del contexto con una arquitectura que posibilite un uso eficiente de la energía, el agua y los materiales, y que además permita cerrar los ciclos propios de la naturaleza en mayor grado, pudiendo convertir en muchas ocasiones los residuos generados en nuevos recursos a utilizar. En definitiva, se proponen estrategias para la gestión integral del metabolismo social dentro de los espacios en los que habitamos.

Se apuesta así por la cultura de lo permanente (permacultura), concebida como una síntesis de ecología, geografía, observación y diseño, que incorpora todos los aspectos de la cultura y el ambiente humano, urbano y rural, y sus impactos locales y globales. En este sentido, se entiende que la conservación y recuperación de valores y conocimientos ancestrales, así como de las tecnologías constructivas tradicionales, suponen una herramienta fundamental en cuanto al uso eficiente de los recursos en cada contexto, reinterpretándolos de modo que se adapten a las premisas y el lenguaje propios de la contemporaneidad.

El trabajo de Mazetas se desarrolla en base a cuatro líneas básicas de actuación:

  • Arquitectura ecológica, entendida como aquella que persigue un mayor equilibrio con su entorno, respetando las condiciones naturales de los ecosistemas y haciendo un uso sostenible de los recursos, de modo que se reduce así su impacto sobre el medioambiente y se mejora la calidad de vida de sus habitantes. Esta línea de trabajo se desarrolla en el ámbito del Diseño Bioclimático, la Bioconstrucción y la Gestión Metabólica de los Espacios Habitados.
  • Diseño del agua, convirtiendo este recuro básico para las personas y la naturaleza en elemento fundamental para el diseño de espacios habitables coherentes con su entorno. Se proponen estrategias para una gestión integral, eficiente y ecológica del agua a través de tecnologías que, imitando procesos naturales, satisfacen nuestras necesidades a la vez que suponen un aporte a la biodiversidad de su entorno.
  • Paisajismo y horticultura, integrando los ciclos que intervienen en nuestro entorno e interrelacionando el territorio con sus habitantes en búsqueda de un equilibrio. Se proponen soluciones prácticas y funcionales que se desarrollan dentro de un plan de acción que puede ser implementado y mantenido con el mínimo de recursos. Realizan así proyectos como el diseño integral de espacios exteriores, jardines comestibles y de vida silvestre, y los llamados dispositivos tecnovegetales, cuya variedad de funciones y escalas permite incorporar elementos como composteras o pequeños huertos en terrazas y balcones.
  • Gestión social del hábitat, donde se fomenta la formación en valores ambientales y la intervención respetuosa en los espacios cotidianos, planteando la generación de dinámicas que faciliten la participación de los diferentes actores y permitan la adquisición de capacidades por parte de los usuarios. Se proponen procesos participativos de diseño y gestión de espacios colectivos, de sus recursos y sus residuos, así como la construcción colectiva de huertos y jardines.

Estas cuatro líneas de trabajo confluyen constantemente en los proyectos que emprende Mazetas, complementándose para dar lugar a intervenciones integrales y complejas.

  • Diseño integral y de gestión del agua de una parcela en Las Pajanosas (Sevilla), con talleres de hábitat coaching dirigidos a sus usuarios. El proyecto recoge el diseño de la parcela a través de los principios de la permacultura, integrando todos los elementos existentes (vegetación, topografía, piscina naturalizada…) con aquellos que se construirán en el futuro (vivienda, zona de deportes, cobertizo, huerto, compostera, depósito de agua…). Además, se incorpora un sistema de swales que permitirá una correcta gestión de la escorrentía superficial, de modo que se aumente la infiltración y disminuya la erosión, favoreciendo además el riego de la vegetación local. El proceso incluye una planificación de talleres con los usuarios en los que se trabaja conjuntamente el diseño colectivo del espacio, partiendo de los deseos individuales para alcanzar el consenso en colaboración con los técnicos. También se construyen así algunas partes del sistema y se adquieren habilidades para la gestión y mantenimiento de la parcela. Las instalaciones para la captación, filtración y almacenamiento de aguas pluviales han sido así mismo diseñadas para su integración con el resto de elementos, permitiendo suplir la demanda de agua propia de la piscina y el riego del jardín, lo que supone un ahorro de al menos 30.000 l de agua al año.
  • Reforma de vivienda unifamiliar en bioconstrucción en Montequinto (Sevilla). La intención de los clientes es convertir progresivamente una vivienda convencional en una vivienda ecológica mediante soluciones que se adapten a los principios de bioconstrucción, permacultura y gestión eficiente de los recursos y residuos. La mejora de la eficiencia energética se ha alcanzado introduciendo soluciones de enfriamiento pasivo, como la ventilación cruzada, una cubierta en madera bien aislada y ventilada, el aprovechamiento de los patios, sistemas de sombras y un buen aislamiento térmico de la envolvente. La salubridad del edificio se ha mejorado sustituyendo, donde era posible, los materiales nocivos y degradados por materiales naturales y de procedencia local. Las nuevas estructuras murarias han sido realizadas con adobes, o bloques de tierra cruda, que garantizan un alto grado de aislamiento térmico además de una buena transpirabilidad. La cubierta inclinada y ventilada ha sido realizada con vigas de madera de castaño local no tratada y tablas de madera, incorporando un aislamiento térmico en corcho granulado del espesor necesario para garantizar un alto grado de aislamiento térmico y acústico. También los usuarios han realizado la autoconstrucción de algunos paños experimentales, como por ejemplo un cerramiento realizado con botellas de vidrio recicladas.
  • Instalación de un sistema de fitodepuración para el riego en la Huerta Carvajal (Cáceres). El proyecto ha consistido en la recuperación mediante técnicas tradicionales del vaso de un aljibe existente para la construcción de un humedal horizontal de flujo subsuperficial. Se realiza en él un proceso de fitodepuración de las aguas provenientes del Arroyo del Marco, en la ciudad de Cáceres, para abastecer el riego de los huertos sociales gestionados por la Universidad Popular en la tradicional zona productiva de la Huerta Carvajal. El proceso de limpieza de las aguas, en este caso con bajo nivel de contaminación, se realiza gracias a su paso por un sustrato de grava en el que se ha realizado una plantación de Carrizo, planta caracterizada por su capacidad de absorción de nutrientes y su resistencia a los cambios.

El trabajo de Mazetas va dirigido a la administración pública (proponiendo equipamientos e instalaciones con un escrupuloso respeto al medioambiente); a entidades de gestión colectiva (ofreciendo talleres formativosy otros proyectos de gestión social del hábitat a centros de Tercera Edad o de Salud, por ejemplo), asociaciones; bares y tiendas (con diseño de interiores desde un enfoque ecológico o proponiendo espacios de jardinería en terrazas) y, por supuesto, a particulares (como la reforma o construcción de viviendas).

La cooperativa, aparte de recibir este prestigioso galardón europeo, ya ha sido seleccionada por la Junta de Andalucía y la Federación Andaluza de Cooperativas para residir durante tres años en el CADE ‘Estrategias’, donde tienen en la actualidad su sede social (Alameda de Hércules, 32), obteniendo la calificación de ‘Proyecto I+E’ de la Consejería de Empleo.

Más información en la web http://mazetas.com

bool(true)

One thought on “Europa premia a una cooperativa sevillana de arquitectura ecológica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *