Estrategias y acciones para la conservación de la arquitectura vernácula

Antaño, la economía tradicional de explotación y subsistencia en el ámbito de cada territorio, generaba su propia arquitectura vernácula a partir de los medios y materiales disponibles. El pragmatismo, la funcionalidad y la inmediatez subyacente en estas construcciones locales garantizaban su integración en el medio circundante.

El advenimiento de la industrialización o, cuando menos, del transporte motorizado, ha irrumpido de manera brutal en estos entornos antes idílicos de arquitectura tradicional con la introducción de nuevos materiales y sistemas constructivos de importación pero, sobre todo, de una nueva mentalidad que rechaza las construcciones tradicionales por asociarlas a la pobreza del pasado, y adopta con fervor la arquitectura importada, con independencia de su difícil integración en el entorno.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *