EPDM, techos verdes y CO2, cómo lograr un retorno energético menor

Un buen día pude ver unos datos del ITeC (Instituto Tecnológico de la construcción de Cataluña) sobre una cubierta invertida transitable con lámina de EPDM (cubierta verde), la valoración de sus emisiones de CO2 a la atmósfera rondaban los 137 kg/CO2/m2. Esto me preocupó, pero, si tenemos en cuenta los materiales utilizados en este elemento constructivo, de alguna forma es comprensible y lógica esta valoración sostenible.

La lámina de EPDM cuenta con una energía primaria incorporada muy elevada, con 126,50 MJ, esta lámina cuenta con una cifra de cantidad de energía incorporada mucho más elevada que la presente en el acero. Así que, sólo ella, genera una emisión de 18,67 KgCO2/m2. Algunas láminas similares como el Caucho-Butilo o el Neopreno tienen una energía incorporada ligeramente más baja y emiten una cantidad de CO2 ligeramente menor. (Ver gráfico 1)

Como no me gustaban algunos materiales contaminantes utilizados en el sistema constructivo nombrado por el ITeC realicé unos cambios en su diseño, siguiendo los criterios utilizados en bioconstrucción, logré reducir las emisiones de este tipo de cubierta invertida a 62 kg/CO2/m2.

Bien podríamos sumarle el CO2 generado en el obligado sobredimensionado de la estructura para su colocación, transporte y el mantenimiento futuro durante 100 años a los 62 kg KgCO2/m2 emitidos por nuestra cubierta verde con EPDM. Creo que la cantidad puede acercarse a los 70 kg CO2/m2.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *