“Entre Paja y Tierra” el nuevo libro de Tom Rijven

Entre Paja y Tierra, Tom Rijven

El primer libro de Tom Rijven es “Entre Paja y Tierra” y ha sido editado recientemente c¡por la editorial EcoHabitar.

Empezó su trabajo de constructor en Francia, como voluntario en una obra en 1984. Durante su vida ha trabajado en muchos lugares; es terapeuta especializado en kinesiología, pero decidió dedicarse a trabajar con la tierra y la paja. Tras aquel trabajo de voluntario el constructor le llamó para trabajar de nuevo con él y decidió aceptar.

Durante un año aprendió todas las técnicas propias de la construcción; tenía libertad para hacer lo que quisiera y eligió las dos técnicas con las que mejor se sentía, el tapial y la construcción con paja.

“Decidí trabajar cinco horas diarias. Fue difícil pues tenía mucho trabajo como kinesiólogo. Al final tuve que decidirme y me decanté por ser constructor”, comenta Tom.

Aquel año experimentó la técnica bajo tensión (CUT por sus siglas en inglés) y de french dip (chapuzón francés).

“Luego, por mi cuenta, hice construcciones con tierra-paja y con paja, y me di cuenta de las diferencias que existían entre las dos técnicas”, añade.

Fue consciente de que: “Con la tierra-paja había tres desventajas principales: es menos aislante, vulnerable al secado (tarda tres meses en secarse, lo que limita la temporada de construcción y en invierno no se puede trabajar), y la tercera es que se necesita una estructura, por lo que al final sale más caro. Por otra parte, la bala de paja es mejor aislamiento, se puede construir con ella durante todo el año y necesita menos estructura, por lo que es más económica”, argumenta Tom, para añadir: “De esta manera se minimiza el coste final, los materiales y el tiempo”.

La característica de la técnica de Tom, CUT, es que simplifica el proceso de construcción y el coste final.

“En Francia todos los carpinteros precisan de un seguro para la garantía decenal, por ejemplo, los montantes de mi muro de paja necesitaría ser de 5 x 25 cm, porque es el montante portante y mantiene los tornillos que aportan la compresión”, nos explica. Pero para su sistema CUT es suficiente 3 x 5 cm, porque la compresión que hace la bala también es portante.

Los carpinteros dicen que es el seguro quien decide, mientras que Tom dice que es la bala la que decide.

El sistema CUT

Tom explica el sistema CUT: “La primera construcción con balas de paja del mundo fue en Nebraska, EE.UU. Construyeron un edificio sin estructura de madera, llamado ahora sistema Nebraska, el muro es portante por la compresión, comprime desde arriba, pero el seguro no lo acepta, aún existiendo edificios desde 1900 como muestra de resistencia.

Tom ha utilizado este sistema de compresión modificando que comprime cada hilera de bajas de paja, resultando más estable que el Nebraska.

“En el sistema CUT el muro resiste mejor a la fuerza lateral, porque cada bala de paja es comprimida. Comprime horizontal y verticalmente, al cortar la cuerda se reparte la compresión de la bala, esta compresión horizontal actúa como arriostramiento. Es el único sistema en el que la bala tiene tres funciones para el muro: 1. Como portante. 2. Aislamiento, y 3. Como arriostramiento. Con el revoco, el muro, se puede convertir en un panel p.s.p*”.

El Flexágono

Una de sus mayores aportaciones a la bioconstrucción es el desarrollo del Flexágono: “Siempre he buscado el minimalismo. Después de dar la vuelta al mundo en bicicleta me di cuenta de que cuando viajas solo llevas tu mochila y lo que quieres es minimizar el peso. Salí de Ámsterdam con 26 kg en la mochila y volví con 12,5 kg. Viajando me he dado cuenta de que cada cosa puede tener varios usos o utilidades”.

Y esta idea la ha trasladado a la construcción, por ejemplo, en el Flexágono el sobrecimiento se construye con tres tablas de 3 cm, y algún separador de menor espesor. Es una técnica que usa menos materiales. Utilizando la idea de que la forma en “V” da la misma fuerza, la conexión de las esquinas es de un triángulo equilátero, cuando normalmente las conexiones son rectangulares.

Tom está viniendo a España con la idea de expandir su técnica y promocionar su libro Entre Paja y Tierra y considera: “Es un país con una buena tierra y tiene tradición en la construcción con tierra, además, al publicar los libros en castellano, no solo puedo llegar a la gente en España, también a Latinoamérica”.

Imparte cursos de formación para enseñar sus técnicas. Estos cursos se pueden hacer mediante intercambio, con voluntariado que aprende al mismo tiempo que se construye. Se trabajan 8 horas, como en una construcción normal. En tres semanas, el voluntariado y la propiedad, han aprendido a construir una casa desde los cimientos hasta el techo. “En tres semanas no se acaba la casa, pero se aprende cómo hacerla. Mi función es la de enseñar a construir, la propiedad es la responsable de la construcción, seguro, materiales, etc.”, y añade: “Quiero que las personas aprendan a trabajar de forma autónoma y responsable. Y, además, no se va a necesitar financiación externa, de bancos, debido al menor coste”.

Un sistema económico

Ha desarrollado esta forma de hexágono para construir muros por 250 ; considera que las ecoaldeas pueden funcionar como un banco de recursos; se pueden construir muros, guardarlos en un taller y luego venderlos. También pueden enseñar a construirlos. En su libro “Entre Paja y Tierra” cuanta todo el proceso.

Entre paja y tierra. Célula Bajo Tensión (CUT) para autoconstrucción. Portada

Le hemos preguntado como ve la bioconstrucción en Europa: “Bioconstruir significa usar los materiales disponibles asequibles, que son la paja y la tierra. Y no necesitan energía para producirlos, ya están disponibles. Hay otros materiales, como el cáñamo que es muy resistente, pero que se tiene que producir expresamente, en cambio la paja ya está en el proceso agrícola y la tierra, generalmente, está en cualquier lugar que se quiera construir”.

Si localizara otro producto de menor energía, todavía, que la paja, sin duda lo utilizaría. No utiliza la cal porque precisa de mucha energía para su fabricación. Considera que la tierra es preferible porque no necesita energía y la tenemos cerca.

Para concluir nos dice: “Ahora están saliendo leyes para la construcción con paja y eso está quitando la libertad de experimentar y de probar otras posibilidades”. 

*Calidad PRestretched panel.


Te puede interesar

Entre paja y tierra

Artículo aparecido en la revista nº 58. Puedes verla aquí

Reforma para una persona con SQM

Contenido relacionado

Barrio Ecológico “Valle Tucán”, Emboscada, Parag... Paraguay se ha convertido para muchos europeos en un sitio muy atractivo para vivir. Es un país políticamente estable, seguro, con un clima subtropica...
Covivienda con balas de paja Un proyecto pionero de una cooperativa de viviendas en Leeds, Inglaterra, ofrece una respuesta al dilema que enfrentan hoy muchas familias Españolas: ...
Estudio y análisis de la construcción con balas de... El campo de la construcción es uno de los que más consumo energético y emisiones de CO2 produce, de aquí el interés por la búsqueda de materiales y si...
Viviendas construidas con adobe, bambú, paja y tap... Las tipologías de distintas regiones de México y los materiales con los que se construyen —adobe, tapial, bambú, madera, entre otros— tienen a menudo ...
bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *