Se trata de una vivienda unifamiliar, que se ha realizado para una familia con tres hijos, que ya viven desde hace más de un año en la casa. El emplazamiento […]

En el Pirineo de Huesca

Se trata de una vivienda unifamiliar, que se ha realizado para una familia con tres hijos, que ya viven desde hace más de un año en la casa.

El emplazamiento del edificio es el pequeño núcleo de Guasillo, municipio de Jaca (Huesca), donde han encontrado una finca en las afueras del pueblo con un tamaño de 935m2, un sitio ideal para vivir tranquilamente en un ambiente sano.
Las soluciones constructivas se han realizado con especial respeto a los sistemas que cuidan el medio ambiente. En la construcción se utilizaron materiales y sistemas constructivos tradicionales de la zona, utilizando materiales nobles como madera, piedra natural y ladrillos. Además se emplean sistemas de ahorro de agua y energías.
Se ha realizado un diseño bioclimático, utilizando energías renovables, buscando una orientación favorable hacia el Sol, para captar sus rayos gratuitos, que aportarán calor a la casa en invierno. La casa cuenta con un invernadero acristalado al sur, aprovechando parte del techo como terraza. Este invernadero tiene importancia no solo como habitación soleada durante los tiempos fríos, sino también dará la posibilidad para el cultivo biológico de hortalizas. Además funciona como calefacción en invierno, incluso durante las horas sin Sol debido a la acumulación en la masa pesada en pared y suelo.
Con el acristalamiento del invernadero de 50 m2, con una radiación aproximada de 3.500 kcal/m2/día (mínima desde noviembre hasta enero) y un rendimiento de 70%, se puede contar con una producción de energía de 120.000 kcal/día (140 KWh/día). Contando una temporada de 6 meses con necesidad de calefacción y 20 días de Sol despejado por mes, las previsiones anuales de ahorro de energía serán 15.000.000 Kcal (17.000 KWh).
En verano se desmontan las ventanas verticales de las partes de arriba y se fijan persianas flexibles en el techo. Este porche en sombra y con ventilación protege el interior del exceso de calor y con la creación de sombras y aperturas en el lado sur, se aprovechará la ventilación natural para refrescar la casa.
El invernadero se ha construido con postes de madera de pino negro del país.
El edificio es muy compacto a medias plantas y en dos alturas y tiene una superficie construida total de 293 m2. Las dimensiones y formas del edificio están basadas en el numero áureo (numero de oro), que se conoce desde tiempos remotos como la proporción armónica, representada en la naturaleza, el arte y la arquitectura antigua.
La estructura vertical es de muros de carga de distintos tipos, según sus orientaciones y las necesidades climatológicas, construido sobre zapatas corridas de hormigón armado, y  zunchados en cada forjado. Por necesidades estructurales (zona sísmica) se reforzaron las paredes con cuatro pilares que han unido los zunchos de los distintos niveles.
La pared exterior al sur es de mampostería de piedra natural e interiormente de ladrillo macizo de un pie de 30 cm de espesor en total.
Las paredes exteriores del oeste y este son de ladrillo térmico (Termoarcilla) de 24 cm de espesor y mampostería de piedra natural de 20 cm de espesor. La pared al norte cuenta además con un aislamiento térmico de placas de granulado de corcho natural expandido de 3 cm de espesor.
Las dos paredes maestras interiores al lado de la escalera son de ladrillo macizo de un pie de espesor, la pared entre los desniveles de medio pie.
Las divisiones interiores de la planta baja son de tabicón de ladrillo doble hueco.
La estructura horizontal de los forjados y de la cubierta es de vigas de madera de pino negro del país, que apoyan encima y están fijados por pletinas metálicas a los zunchos de hormigón armado. En los forjados se colocó una mezcla húmeda de granulado de corcho natural de 10 cm de espesor como aislamiento acústico.
La cubierta de tipo tradicional de dos aguas y en dos alturas, está formada por pares de madera, que apoyan encima de las paredes zunchadas y vigas maestras. El aislamiento térmico es de mezcla húmeda de granulado de corcho natural de 15 cm de espesor y la cubrición de teja cerámica mixta en tono de las tierras del entorno.
El alero, que está formado por canetes de madera, es ancho para impedir que entre el Sol del verano y para proteger la carpintería contra las precipitaciones.
Las chimeneas tradicionales se adaptan bien a las de la zona.
El primer tramo de la escalera en la planta semisótano es de obra, con un acabado de mamperlán de madera de roble y baldosa de barro cocido. El resto de la escalera  es de madera de pino negro del país, al igual que toda la carpintería, los dinteles y la tarima del suelo de las habitaciones.
Las lunas de carpintería en general son térmicos de 4-12-4, los cristales del invernadero son simples.
El tratamiento de toda la madera a la intemperie y la del cuarto del baño es de dos  manos de sal de bórax, una mano de aceite de linaza y otras dos de aceites naturales con resinas (cade y colofonia). La madera interior se ha terminado con aceite de linaza.
Se ha instalado una fuente de calor, la calefacción de apoyo que entra en funcionamiento solamente en los días nublados de invierno. Es una cocina económica calefactora en la cocina con un fuego de leña muy bien aprovechado, para cocinar y hornear, calefacción, y calentamiento de agua, de 26.000 kcal/h. En las habitaciones se quería instalar una calefacción por radiadores de rodapié, que garanticen mayor cantidad de calor por radiación, pero aún no hemos encontrado este sistema en España. Por eso se optó por radiadores de hierro fundido.
Se suministra la energía necesaria de tipo eléctrico al igual que el agua potable por la red pública. Todos los cables se han elegido sin PVC o halógenos, están dispuestos en forma de estrella, y los cables con corriente alterna son blindados para evitar radiaciones eléctricas y electromagnéticas. Está previsto además instalar un desconector de red que desconecta el suministro interno una vez que se apaga el último aparato o lámpara y vuelve a conectarla en el momento de encenderlos.
Toda la instalación eléctrica al igual que la armadura de la estructura de hormigón está conectada a tomas de tierra para una eficaz protección.
Existe un aljibe de 20.000 litros debajo de una glorieta para el agua de riego.
El agua caliente se produce por dos colectores solares de 2 m2 cada uno de superficie que están instalados en el tejadillo encima del balcón. Se pone en funcionamiento durante las épocas calientes, y por un serpentín en la cocina económica durante el invierno. El agua caliente del colector y de la cocina van a un depósito de agua caliente de 500 litros en la planta semisótano (bomba).
Los tubos de la calefacción son de cobre, los del agua de polietileno reticulado.
Se colocó en los lados este, norte y oeste de la base de cimentación, los tubos de drenaje de 16 cm de diámetro, que se han conectado a la red de los desagües. Se ha rellenado con gravas y se ha impermeabilizado con lámina de butilo.
Los desagües desembocan por tubos de polipropileno a la red pública, que sin embargo aún no cuenta con una depuradora – como la mayoría de pueblos incluso ciudades de Aragón.
La mampostería de piedra natural se ha rejuntado con mortero de cal hidráulica con añadido de pigmentos de tierra natural.
Se han realizado todos los enfoscados interiores de las paredes en una proporción de 1 de cal, 1 de cal hidráulica y 8 de arena.
Los pavimentos de la planta baja y de los baños son de baldosas de barro cocido tratados con aceite de linaza y cera de abeja. El invernadero está pavimentado con laja de piedra natural.
El alicatado es de poca altura, alrededor del fregadero, de los lavabos, de la ducha y de la bañera.
Las pinturas interiores son naturales con acuarela (Biofa).
Se ha levantado la obra en un año. El equipo de gremios ha trabajado muy bien en conjunto. Sobre todo el constructor de la zona, que realizó por primera vez una casa de bioconstrucción, se adaptó perfectamente a las exigencias particulares de los dueños y del equipo técnico, siempre respetuoso. El dueño es electricista, él mismo realizó todas las instalaciones de electricidad, fontanería y calefacción, con muy buenos resultados. La dueña realizó todos los trabajos de pintura (madera y paredes). En todas las obras salen dificultades de todo tipo. Siempre hay momentos por parte de los propietarios de mucho cansancio, agobio y frustración. El trabajo fundamental en la realización de una obra es el equilibrio mental. Pero al final, cuando las familias están viviendo en la casa nueva todas estas dificultades se transforman en madurez de vida.

Ficha técnicnica
Uso: Vivienda permanente para una familia de 5 personas
Fecha proyecto: Abril 1.999
Comienzo obra: Octubre 1.999
Final de obra: Octubre 2.000
Superficie construída total: 293 m2
Precio total:  27 millones
Clima y ubicación: zona urbana de un pueblo pequeño del Pirineo, a 890 m de altitud, inviernos fríos con heladas, pero muy soleados. Veranos calientes, vientos frecuentes, precipitaciones en otoño y primavera de unos 550 litros/m2 – aunque notamos el cambio climático también por aquí: cambios bruscos de temperaturas, heladas tardanas, tormentas en otoño, precipitaciones extremadamente fuertes…
Materiales: Varios tipos de ladrillo, piedra, madera, tubos y mangueras sin PVC, los de saneamiento de polipropileno…
Coeficiente térmico global:  0,59 (W/m2ºC)
Construcción: Zapata corrida de hormigón armado, la armadura conectada a la toma de tierra; muros de carga de ladrillo térmico y mampostería de piedra natural; pilares de hormigón armado como refuerzo (zona sísmica); madera de pino del país para las estructuras horizontales de forjados y cubiertas, y para el invernadero pino negro del país…
Diseño: Petra Jebens, arquitecta.

© Petra Jebens-Zirkel, arquitecta y EcoHabitar 2002

Compartir :Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInShare on StumbleUponEmail this to someone