El cenit energético: ¿problema o solución? Una perspectiva permacultural (1ª parte)

MINOLTA DIGITAL CAMERAEl manejo de la energía, de cara al establecimiento de asentamientos humanos sostenibles ha sido, desde siempre, uno de los asuntos prioritarios de los que se ha ocupado la permacultura, reflejándose esto en el curso de certificado de diseño de permacultura, que tiene un módulo enteramente dedicado a este asunto. Para comprender la relevancia de la permacultura como metodología de diseño para construir un futuro sostenible realista, es muy importante examinar los escenarios energéticos frente a los cuales se encuentra nuestra sociedad hoy en día.

En los últimos meses los grandes medios de comunicación nacionales e internacionales han empezado a dar espacio a un tema que desde los años 90, sólo era objeto de debate en algunos círculos alternativos.

Los gemelos de los hidrocarburos: cambio climático y cenit energético

Se trata de la llegada del pico de producción global de los combustibles fósiles, el petróleo convencional* y el gas natural en primer lugar y las consecuencias que este evento pueda acarrear, a muy corto plazo, para el sistema de vida al que estamos acostumbrados. La disminución de la disponibilidad energética está considerada hoy en día un problema mucho más grave que el cambio climático ya que sus efectos, si las previsiones son ciertas, nos alcanzarán de manera impactante mucho antes que los efectos más graves del cambio climático.

¿Qué es el cenit o pico del petróleo?

Se dice que un yacimiento de petróleo convencional, ha alcanzado el pico de su máxima producción, después de haberse extraído la mitad de su capacidad total. A partir de ese momento el petróleo que queda es mucho más difícil y costoso, económica y energéticamente, de extraer.

Este comportamiento fue previsto por primera vez por K. M. Hubbert, un geólogo estadounidense, director del laboratorio de prospecciones de Shell que en 1956 estudió las curvas de descubrimientos y producción de petróleo en EE.UU. y concluyó que ese país alcanzaría el punto de máxima producción entre 1966 y 1972. Aunque en su época estas predicciones fueron ridiculizadas y olvidadas, la producción estadounidense alcanzó su máximo en 1970 y ha ido descendiendo año tras año. A pesar de las enormes inversiones y los avances técnicos aplicados desde entonces, su producción actual es inferior a la mitad de su máximo, una cantidad similar a la que producía en 1940.

Colin Campbell y otros geólogos independientes retirados, sacaron a la luz que los cálculos realizados anteriormente sobre la disponibilidad del petróleo eran pura basura. Aplicando técnicas similares para estimar el punto de máxima producción mundial, han deducido que  es muy probable que se haya alcanzado ya la máxima producción de petróleo convencional (la producción mundial está estancada desde 2000).

Esto indica que el concepto importante no es cuando terminará el petróleo sino cuando se llegará al punto de máxima producción global.

Otro mensaje importante que nos llega del trabajo de Hubbert, es que antes de que se produzca petróleo hay que encontrarlo. Es interesante observar el gráfico de la tendencia de la demanda de petróleo respecto a los descubrimientos de nuevos yacimientos. Es fácil ver que al aumento de la demanda (2,2% anual) no se está correspondiendo un aumento de los tamaños de los descubrimientos sino todo lo contrario, los nuevos yacimientos encontrados son cada vez más pequeños. No hay unanimidad pero, muchos analistas “realistas” sostienen que  el primer gran choque debido al aumento de la demanda y dificultad y alto coste del suministro de crudo, se verificará en tres años1.

bool(true)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *