El barro como protagonista

Conjunto de 10 viviendas bioclimáticas en Palencia.

Plantearemos los temas describiendo lo que se hizo, los resultados que dió y cómo lo haríamos hoy si tuviéramos que hacerlo de nuevo. Somos conscientes de que esto es injusto y no considera los condicionantes de tiempo, dinero, capacidades, equipo humano, acceso a materiales y a información que marcaron esta obra y marcarían cualquier otra. Pero nos parece un ejercicio teórico necesario.

 

Revocos

En las paredes, tanto en interior como en exterior, se empleó un revoco de cal, arena y paja. Tras mojar el muro se aplicó una primera capa-enfoscado- en proporción de 4 de arena, 1 de cal, y un puñado de paja por cada palada de arena. A las 24 horas, tras mojar de nuevo el muro, se aplicó una segunda capa -enlucido- en proporción de 2 de arena por 1 de cal, y la paja correspondiente.

En el interior de tres de las casas se pulió la última capa con una llana de acero inoxidable, obteniendo un acabado como de estuco. En las casas restantes se fratasó con una llana de termoflex en líneas verticales para conseguir una textura más rugosa.

Los resultados fueron buenos salvo en una de las casas, que por error se enlució 1:1 y abrió, y en parte, en otras casas, en que no se mojaron suficientemente los muros y la adhesión no fue la debida. El mortero se hizo mezclando en seco hidróxido de cal con arena, para, a continuación, añadirle agua y paja. Hoy lo haríamos con óxido (cal viva), que apagaríamos en el sitio. Caso de usar hidróxido, lo dejaríamos mínimo 24 horas en remojo y lo mezclaríamos como pasta.

Cubiertas

Sobre la tarima pusimos Tyvek como impermeabilizante y como aislante empleamos barro, Arlita G-8 y paja, con un grosor aproximado de 8 cm. Sobre esto recibimos la teja con barro. Los resultados han sido buenos y los problemas de condensación que ha habido en algunas casas se han debido a una ventilación deficiente y no al sistema de cubierta.

Hoy añadiríamos más paja, seguramente cal y en lugar de poner el Tyvek entre el aislante y la tarima, lo pondríamos entre el aislante y la teja.

Calefacción

Se hicieron «glorias» (hipocausto) bajo las diez casas, con bóvedas de ladrillos huecos cogidos con yeso. El resultado, una vez corregida la altura de las chimeneas, que se mostró insuficiente para crear tiro (hubo que levantarlas 35 cm.) ha sido óptimo. En el único caso que hoy actuaríamos diferente es en una de las casas, en que se instaló una estufa económica, y hoy buscaríamos una solución integrada, seguramente moveríamos la económica al medio de la casa y haríamos una trébede detrás, con la sala de estar en el área elevada. (Una trébede es una gloria de medio piso)

Solados

Para los solados se contrató a una cuadrilla de un pueblo cercano. Sobre las bóvedas de las glorias se echó tierra, luego se hizo una solera de 8 cm., sin mallazo, con cal, arena y paja y sobre ella se colocó la baldosa de barro con mortero de cemento en dos de las casas y con cemento-cola en las restantes por conveniencia y por no discutir. En 9 de las casas se dejo un rectángulo frente a la entrada como decoración, en el interior del cual se pusieron las baldosas a cartabón (45°).
Los resultados fueron buenos excepto allí donde los embaldosadores se esmeraron poco.

Los alicatados se hicieron sobre Pladur a recomendación de los arquitectos como solución a los problemas de humedad y adhesión. Hoy habríamos puesto la baldosa sobre el muro directamente con pegamento de escayola. En tres de las casas se optó por no alicatar ni en cocina ni en baño. Aplicamos una pintura micro-mortero de cemento blanco con resinas, de la casa Sika, impermeable y transpirable. El resultado es inmejorable.

Intentamos conseguir cemento-cola ecológico, hicimos mil llamadas, mandamos mil correos, al final por error o por poca profesionalidad de los distribuidores, no pudo ser y lo hicimos con lo que teníamos.

Fontanería

La instalación se hizo toda en cobre y en exterior (es una mala idea empotrar tuberías en una casa de tierra). Los desagües se colocaron de PPR. El elegir no poner PVC nos causó muchos problemas y al final se pudieron solucionar gracias al buen hacer de los fontaneros y a la seriedad del distribuidor de PPR en Madrid. El coste superior del material se compensó con la facilidad y rapidez de colocación.

En una de las casas se planteó un sistema de baño-ducha realmente atrevido. Es el que se aprecia en las fotos y fue posible gracias al empecinamiento de los propietarios, que buscaron las piezas por toda España, y a los fontaneros, que les divirtió la idea y cooperaron. El agua del lavamanos cae a la cisterna (a la que hubo que hacerle una tapa de madera) y de allí, al bajar la palanca, va al inodoro turco. Las dificultades vinieron por el rebosadero interno de la cisterna, costó encontrar uno con tanto caudal, y el inodoro turco, que al ser poca la caida, tenía que repartir bien el agua. No es un sistema para todo el mundo pero funciona de maravilla y los propietarios están orgullosos.

Electricidad

Para la instalación eléctrica buscamos cableado y tubos sin PVC ni halogenados y cable apantallado para la general enterrada. Contactamos con dos proveedores en Madrid, tomaron nuestros datos repetidas veces, hablamos con delegados y jefecillos cada tres o cuatro días durante unas semanas al ver que no recibíamos nada. Al final ni mandaron un comercial, ni una carta, ni correo, ni fax, ni una llamada, y bajo la presión del final de obra se puso lo que los electricistas tenían a mano.
La instalación se hizo íntegra detrás del rodapié del piso superior. De allí se sacaron los cables, vistos, tanto hacia arriba como hacia abajo. En cuatro de las casas se eligió poner cable trenzado con aisladores y piezas cerámicas, esta opción resultó tres veces más cara que la normal, pero los propietarios parecen satisfechos. Para obtener la licencia hubo que poner regletas de PVC sobre el cable, pero eso también está ya solucionado.

Pinturas y tratamiento

Contactamos con los dos distribuidores de pinturas que conocíamos entonces, Livos y Biofa.
El catálogo de Livos es a una sola tinta, verde, sobre blanco. El de Biofa es aún más aburrido, si cabe. Bochornoso. Hace sólo unos días recibimos el catálogo de AURO, a todo color y con información suficiente. Habrá que irse poniendo las pilas.

De Biofa compramos cera para tratar la tarima del suelo del piso superior, y de Livos compramos pintura mural, aceite endurecedor y cera líquida para baldosa de barro. Todos los productos satisfactorios, estos dos últimos excelentes. También compramos lasura para ventanas Livos para proteger de UV la madera, pero aún no hemos podido apreciar los resultados. Caso aparte fue la lasura mural de Livos. El catálogo no incluía colores, así que llamamos a atención al consumidor (no era ni 900 ni 902) y nos informaron que miráramos la página web de Livos en alemán. Allí tras leer una advertencia de que los colores que veíamos podían estar falseados por el monitor, elegimos un color. Una vez llegado el color no gustó a nadie. A nuestro entender, primero la empresa debería enviar catálogos en color con los colores que venden realmente, los números de atención al consumidor deberían ser gratuitos o, al menos 902, y en un caso así de compra ciega deberían ofrecer la devolución íntegra del importe sin más, en lugar de una advertencia que no lleva a ningún sitio.

Para rematar la faena, el trozo de muro que pintamos con lasura+agua+ligante en las proporciones indicadas, resultó ser el único muro en el total de las casas en que se observó condensación, demostrando que la permeabilidad de la mezcla es deficiente. Al final no se empleó lasura en las casas.

En una de las casas se dejó sin enlucir el piso superior, y se encaló directamente sobre los bloques de tierra compactada. El resultado fue bueno pero la pared mancha. Hoy partiríamos de óxido, en lugar de hidróxido, como hicimos, y añadiríamos aceite de linaza crudo y sal a la mezcla.

El resultado más espectacular se produjo con sulfato de hierro. Y el más barato, con 250 ptas. pintamos todo el piso inferior de una casa. Disolvimos en agua entre un 5 y un 10 % de sulfato, dependiendo de la porosidad del muro. Los resultados se aprecian a los 10, 15 minutos de aplicado, cuando se oxida con el aire.

A los muros interiores, en todas las casas, dimos silicato potásico, que conseguimos puro, en polvo y muy bien de precio a través de un mayorista de productos químicos.

Detalles

Las casas, que hace poco más de un año eran todas iguales, se van personalizando más cada día que pasa. No es el objeto de este artículo hablar de decoración, pero sí creemos interesante remarcar unas tendencias comunes para abordar el condicionante del espacio (tres de las casas tienen 42 mt. útiles, las otras siete apenas 35).

La escalera. El aprovechamiento del hueco de la escalera ha sido, en algunos casos, espectacular. Como en el caso de la cama y librero que empezó con la idea. En otra casa se hizo, pero con la cama puesta transversalmente, en otras casas se ha usado el espacio para armario, estantes o almacenamiento.

Uso de mobiliario colgante y plegable. El objetivo parece ser despejar el suelo. El zuncho de madera y las vigas son el lugar más sencillo para clavar y se está empleando. Los muebles plegables, abatibles, multiposición, se eligieron en muchas casas y se les está dando uso. Pedimos el catálogo Häfele de piezas de baño, cocina, bisagras, puertas, rieles, etc. Y nos abrió los ojos a posibilidades que en el momento en que estábamos eran demasiado radicales. Lo recomendamos sin dudar para cualquiera que se plantee dinamizar un espacio o esté diseñando una casa pequeña. Con nosotros han tenido un servicio impecable.

Mobiliario en esquina. Sólo se hizo en una de las casas, en que el fregadero y el escritorio están aprovechando lo que hubieran sido rincones muertos. Creemos que no se hizo en más casas porque es más difícil adaptar los muebles y piezas a esquinas. El fregadero se hizo de obra y el escritorio se llevó a cortar al ebanista del pueblo de al lado.
Nichos. Se hicieron demasiados pocos nichos. Los arquitectos pusieron pegas a todo lo que fuera tocar los muros, a pesar de que se hicieron de 49 cm. en lugar de los 30 que proponían ellos, y a pesar de que todos los palomares de Tierra de Campos atestiguaran de su solidez. En una misma casa se hicieron cuatro nichos, se atravesó la pared para conectar la chimenea de la económica a la chimenea de la gloria, se agujereó la pared para esconder una botella de coñac para la posteridad, y se hizo una ventana con arco junto a una esquina (ésta se tuvo que ocultar de los arquitectos hasta el final de obra). Una oportunidad perdida para las demás casas.

Dos detalles más de los acabados me parecen dignos de mención:
Las fresqueras. En nueve de las diez casas se hizo una fresquera en la cara norte, con un muro delgado con dos aperturas y con las puertas aisladas. Suplen perfectamente a una nevera sin su ruido ni aparatosidad.

El último detalle destacable es un muro medianero de una casa, entre la cocina y el baño, que por no emplear Pladur, se hizo con un entramado de madera y se rellenaron los huecos con paja que se sumergía en yeso líquido y se colocaba contra una plancha de contrachapado clavado al otro lado del entramado. Después se enlució por ambos lados con yeso con una llana de termoflex, para conseguir un acabado más orgánico, con curvas.

Concluyendo, se podrían haber hecho las cosas de mil maneras, seguramente mejor que como se hizo, pero así se hizo en este caso. Por aquí ha pasado mucha gente, unos con reproches por lo que se hizo o por lo que se dejó de hacer, otros con ideas «geniales» sobre lo que se podría haber hecho. Qué alivio sería para los propietarios, y que bueno para la bioconstrucción en España que todas esas energías se canalizaran hacia algún otro lugar y se hiciera algo realmente mejor, que elevara el listón que se ha dejado, en verdad, alto en este pueblecito de Tierra de Campos.

Ficha técnica
Fecha de ejecución: Junio 1999 – Septiembre 2001
Superficie: 7 viviendas de 35 m2 y 3 de 42 m2 (útiles)
Precio m2: 160.000 ptas.
Nivel de calidad: Bueno
Técnicos: Francisco Valbuena, Ma Jesús González y Jorge Silva- Arquit.
José Ma Sastre – Aparejador
Eric Gómez – Arquitecto «de factum»
Progr. de necesidades: Ocho viviendas permanentes, dos de turismo rural.
Energías alternativas: A.C.S. mediante acumuladores con paneles solares y fotovoltaica con venta y compra a la red.
Sistemas de ahorro energético: Paredes de gran masa térmica, invernadero adosado en la cara sur, acristalamiento con climalit.
Aislamientos: De Arlita en cubierta
Estructura: Cimentación de hormigón ciclópeo. Zócalo de piedra acomodada. Muros de carga de tapial, adobe y BTC. Forjados y zuncho de madera y tejado castellano.
Materiales: Pavimentos de barro cocido, tuberías de polipropileno y cobre, impermeabilización con Tyvek en tejados, teja árabe recuperada, tratamientos y pinturas naturales.

© Mateu Ortoneda y EcoHabitar 2002

bool(true)

5 thoughts on “El barro como protagonista

  1. Hola Mateu,

    Acabo de leer tu artículo. Incluye toda la información. fontaneria, pintura, yesos y otros son parte muy importante del mantenimiento de las comunidades. Usted mencionó el tema correcto. Deberíamos contratar a una persona bien entrenada o empresa para hacer este trabajo.

  2. 160.000 pesetas, es decir 1.000 euros el metro cuadrado….en total 35 mil euros finales?¿(las de 35 metros)

    no hay mas costes?¿

    gracias

  3. Enhorabuena por vuestro proyecto!!
    Una duda:
    El sistema de calefacción por creación de glorias no me queda claro. ¿Dónde se ubica el hogar ?¿podrías poner alguna foto de la ejecución o de los planos?
    Muchas gracias y un saludo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *